Mensajes profundo amor por él

Si quieres escribirle unas palabras bonitas a esa persona especial en tu vida, ¡nada mejor que estos mensajes de amor para un hombre que te voy a dejar aquí!. La mensajería por WhatsApp, Messenger o cualquier otra red social, o incluso la convencional que utiliza la telefonía móvil, es una herramienta muy útil para comunicarnos con las personas que queremos. No serás mi primer amor, pero sí la mejor de mis historias. Por un lado me gustas y por el otro ¡también! Olvídate de mariposas, ¡yo siento el zoológico entero cuando estoy contigo! Tengo mi sonrisa lista para cuando te vea. No te necesito, ¡te prefiero! Mensajes de amor para mi novio de aniversario. Me he enamorado 365 veces de ti. Mensajes cortos de amor para tu pareja. Empezamos este artículo con mensajes cortos para dedicar a tu pareja, con los cuales podrás expresar lo mucho que sientes por él/ella con breves frases de amor íntimas, cálidas y bonitas. Podrás usar la mayoría para cualquier ocasión, aunque si sigues leyendo encontrarás otros textos específicos para ocasiones concretas. Los mejores mensajes de amor para enviar por Whatsapp:: “No hay nada que me disguste de ti, te amo hasta cuando estoy enojado, me gustas hasta en las circunstancias menos favorables”.:: “Mi vida cambió desde el momento que descubrí la magia que hay en ti. Gracias por despertar este sentimiento tan profundo e inigualable”. Estos mensajes de amor y palabras románticas están acompañadas de frases que seguro sabrán como acariciar el corazón de aquel amor que hoy puede ser la razón de tu vida.. Si deseas hacérselo saber por medio de una carta que enaltezca su relación la cual los hace despertar cada mañana con una sonrisa de felicidad al saber que la persona que amamos está a nuestro lado, estas en el ... Si sé lo que es el amor, es por ti. Una cita de Hermann Hesse . Una de las mejores frases de amor para expresar tus sentimientos al primer amor de la vida. Si él / ella no es el primero, esta cita puede ayudarles a saber que son mucho mejores que su ex, lo que puede hacer que lo amen más. El sexo alivia la tensión. El amor lo causa. Mi amor por ti es más profundo que el más profundo de los océanos. Tome esta oportunidad para hacer que tu chico se sienta amado y apreciado. Elegir entre cualquiera de los anteriores mensajes que crees que va a hacer que él se sienta único y enviarlo a él de inmediato! Esperamos que hayan disfrutado de la lectura de este post. Tiernos mensajes de amor para compartir en Facebook:: “Amar de verdad es encontrar a alguien a quién desees hacer más feliz que a ti mismo”.:: “Aunque no puedas verlo, te aseguro que mi amor por ti no tiene límites, espero que lo sientas en cada segundo que vivimos amándonos”. ♡ El amor que siento por ti es tan hondo y profundo, que no necesito ni quiero a nadie más en mi vida, solo a ti, por siempre. ♡ De tu mano sigo hasta el final, donde nos lleve la vida, no importa donde sea, siempre que sea contigo. ♡ Quiero todos y cada uno de los segundos de todas tus horas... Compartir mensajes de amor bonitos para dedicar y conquistar a tu pareja en las redes sociales siempre será una hermosa idea, nunca dejes de ponerla en práctica. Frases de amor cortas para mi novio. Las mejores frases de amor para mi novio cortas y bonitas para enviarlas por whatsapp 💏, en ellas expresa todo lo que sientes por él.

Pensando lo viral en las redes sociales: ¿Lo viral se vuelve banal?

2020.08.03 02:42 Otro_engranaje Pensando lo viral en las redes sociales: ¿Lo viral se vuelve banal?

¡Buenas comunidad!, en esta ocasión traigo nuevamente un breve ensayo que compartiré por este medio y por mi blog (si les resulta más cómodo leerlo por allí).
En resumen: Hago foco sobre las tendencias y el fenómeno de la viralización, y de cómo lo que se viraliza tiende a volverse banal, sin importancia, incluso cuando lo que se viraliza es un asunto que demanda seriedad. Introduzco el pensamiento de Halsall McLuhan ("el medio es el mensaje"). Además cito a autores como Baudrillard y Guy Debor, cuyas tesis (El primero, con sus libros El sistema de los objetos y Cultura y Simulacro y, el segundo, con La Sociedad del espectáculo) proporcionan un marco teórico bastante interesante para abordar la situación.
El ensayo:
La viralización, la banalización…
La internet, tal cual la conocemos hoy, es una fuente casi inagotable de información. Las redes sociales, en el presente, son a su vez un instrumento de gran sofisticación al momento de recopilar y difundir cierto tipo de información. Ahora quizás no lo recordemos, pero en el año 2014 el boom de difusión del denominado “#IceBucketChallenge”, aquella campaña para concientizar y recaudar fondos para invertir en la investigación sobre la Esclerosis lateral amiotrófica, era (incluso un año después) el fenómeno global más multitudinario de la historia de las redes, con más de 17 millones de videos y 440 millones de visualizaciones sobre aquél reto [1]; o el meme “Harlem Shake”, en el año 2013, (esos vídeos dónde una persona bailaba sola en una habitación y de un momento a otro, la habitación explotaba de gente disfrazada haciendo movimientos bizarros con la canción característica de fondo) que llegó a recopilar algo así como 175 millones de visualizaciones ese año y unas tantas miles de versiones de un mismo vídeo [2] [3].
Lo viral, de acuerdo a la RAE, es en una primera acepción lo “perteneciente o relativo a los virus”, pero en el siglo XXI se sumó una nueva definición: “adj. Dicho de un mensaje o contenido: Que se difunde con gran rapidez en las redes sociales a través de internet” [4]. Los “fenómenos virales” son hoy moneda corriente. Año tras año vemos tendencias que van y vienen. Algunas, como el “Harlem Shake”, simples memes. Otros, como el “#IceBuketChallenge”, pretenden transmitir un mensaje más serio y profundo. Pero, sea de una u otra naturaleza, lo cierto es que lo viral, convertido en moda, suele ser pasajero; tiende a convertirse en banal, trivial o carente de sustancia. Si de un chiste se tratase, si fuese solo una broma, deja de causar gracia en cuanto pasa de moda; si el contenido se propusiese enviar un mensaje, o generar conciencia sobre un problema, lo hace, pero en cuanto se haya cumplido su período de expiración, el mensaje junto con el contenido es olvidado, sepultado en la memoria de un universo repleto de tendencias que no cesan de aparecer y desaparecer en cuestión de años, meses o incluso semanas, independientemente de que el problema haya sido o no resuelto.
Pero, acaso… ¿Será que la viralización en las redes sociales tiende a la banalización de aquello que se viraliza?, ¿es esto cierto, o es una idea de una mente pesimista?
Cuando el medio es el mensaje.
Los usos de las redes sociales son principalmente comerciales y publicitarios, aunque no puedan desprenderse totalmente de su valor como potenciales agentes de mediación social [5]
La anterior afirmación extraída de un artículo de los “Cuadernos de Información y Comunicación” (revista de la Universidad Complutense de Madrid), nos da a entender dos cosas: La primera, que las redes sociales, además de ser un espacio de “socialización” virtual, son un medio. La segunda, explícita, que los principales usos de este medio son “comerciales y publicitarios”, lo que no quita que sean agentes poderosos de “mediación social”. Pero en esencia, es un medio, y es por naturaleza un canal que no nos pone en contacto con lo inmediato, sino con una imagen (en lo que haremos hincapié más adelante).
Marshall McLuhan, filósofo canadiense del siglo XX, no llegó a presenciar el fenómeno de las redes sociales ni del Internet, pero no se equivocaba al enunciar lo siguiente: que “el medio es el mensaje”. Aquí el medio, entendido en un sentido más amplio, no es un simple canal pasivo por el cual se transporta el mensaje, sino que el medio es aquí un potencial modelador y controlador, en cierto sentido, no solo del mensaje obvio y evidente, sino del sentido que el medio mismo le da al mensaje atendiendo a las circunstancias en las que ese mensaje es transmitido (No es lo mismo invitar a unos amigos a compartir un almuerzo en mi casa mientras platicamos en un bar, a enviarles una carta en la que se los invite a almorzar. El segundo “medio” supone un encuentro más formal y ceremonial). Lo anterior,
… significa que las personas tienden a centrarse en lo obvio, que es el contenido, en brindarnos información valiosa, pero en el proceso, pierden en gran medida los cambios estructurales en sus asuntos que son introducidos de manera sutil o durante largos períodos de tiempo. A medida que los valores, las normas y las formas de hacer las cosas de la sociedad cambian debido a la tecnología, es entonces que las personas se dan cuenta de las implicaciones sociales del medio.[6]
Utilizando esta línea de pensamiento como fundamento, cabría preguntarnos entonces: ¿Qué “mensaje” transmiten las redes sociales como “medio”? En primera instancia, hay que identificar que las redes sociales son, al mismo tiempo, privadas y públicas. Esto es, cada usuario tiene su propio contenido “privado”, su propio “usuario” y accede a un determinado tipo de contenido que él (podemos o no estar de acuerdo en lo siguiente) elige. Pero al mismo tiempo, su usuario es “público” en la medida en la que está en contacto con otros usuarios; en la medida en que el contenido que publica, justamente, se hace público; en la medida en que el contenido que el usuario individual accede, es accesible para otros usuarios (quitando de la ecuación a las cuentas “privadas”, que no dejan de ser para un público restringido).
En segundo lugar, y tomando como modelo a las redes más influyentes (Instagram y Twitter), debemos hablar de la visualización del contenido y de los “mensajes” a los que el usuario accede. En el caso de Twitter, las publicaciones constan de 280 caracteres (siendo posible adjuntar un vídeo o una imagen) [7]; En Instagram, los pies de las fotos o imágenes (principal recurso de esta red social) no suelen exceder los 150 caracteres [8]. Los “mensajes” (el contenido de las publicaciones) tienden, de este modo, a ser espontáneos, impactantes y concisos. Por otra parte, esto le da la oportunidad al usuario a no detenerse mucho tiempo en un solo posteo, o una sola publicación, sino a visualizar más de una publicación, aunque esto es relativo, pues depende de la interacción que el usuario tenga con la/s publicación/es (esto es, si se detiene a comentarla o a leer los comentarios).
El hecho de que el medio sea el mensaje implica, además, que hace falta un contexto “para que podamos entender que el medio es el mensaje” [9]. El contexto, en este caso, si bien varía la situación en la que recibe el mensaje cada usuario (dónde, cuándo y cómo de la visualización de una publicación), no deja de formar parte de un universo común que es la red social (universo aparte, pero determinante a la vez). Las publicaciones, al ser en tiempo real (uno tiene acceso a ellas apenas publicadas), y al publicarse en un mismo espacio, suelen tener un impacto general. Pero la interpretación del mensaje de las comunicaciones puede variar de acuerdo al usuario en cuanto a su región de residencia y a las condiciones socio-económicas reales a las que esté sometido. Tenemos entonces un medio objetivo, pero una interpretación subjetiva.
Este medio objetivo (la red social) nos dice mucho del mensaje. En principio, como mencioné, se trata de un espacio público-privado, donde lo personal se mezcla con lo público, existiendo una interacción entre estos dos campos (el público y el privado). De momento, se torna casi indistinguible dónde empieza y dónde acaba lo público y lo privado. Por otra parte, el contenido (el mensaje de la publicación, siendo la publicación un medio dentro de otro medio, que es la red social), dijimos es por lo general breve e impactante, pero es también diverso. Esto quiere decir, tenemos una amplia variedad de contenido, pero todo este siendo de rápido consumo. El usuario tiene la posibilidad de acceder a más de una publicación (recordando, claro, que es relativo puesto a que también puede interactuar con una u otra publicación). Al batallar dentro de un campo de publicaciones tan vasto, la publicación tiene que ser llamativa, y exprimir al máximo los recursos a su disposición para atraer la mayor atención posible. A veces solo basta una buena reputación de quien la genera para que esta sea atractiva.
Otro detalle, que no debemos obviar, es el siguiente: el usuario no es un espectador pasivo. El usuario interactúa con las publicaciones y, además, crea sus propias publicaciones. De este modo, el usuario no es meramente un receptor, sino que al mismo tiempo es emisor. No solo esto. El usuario puede formar parte de la publicación; puede reproducir el mensaje; puede criticarlo abiertamente o, en fin, puede pasar de este.
Repasemos entonces, punto por punto, las características que hemos señalado anteriormente sobre el medio que analizamos (cabe destacar que no necesariamente es esto un decreto universal):
· El medio es un espacio público-privado.
· El medio tiene implicaciones objetivas (la “publicación”, la estructura misma de la red social, la inmediatez y la virtualidad) y subjetivas (situación social y económica real del usuario-sujeto).
· El sujeto-usuario puede interactuar con la publicación y con su contenido, así como con otros usuarios.
· El sujeto-usuario puede crear publicaciones, puede reproducir publicaciones o puede también compartir publicaciones que ha visto y puede así mismo criticarlas abiertamente.
Con esto podemos dar por supuesto lo siguiente: Al mezclarse lo público con lo privado; al mezclarse implicaciones objetivas y subjetivas y al haber una interacción entre los emisores y los receptores, EL MENSAJE (lo que se quería o pretendía transmitir) tiende a perderse, tiende a confundirse. El contenido específico corre un alto riesgo de deformarse.
Tendencia y mensaje vacío.
Si, entonces, lo que en primera instancia era el mensaje de una publicación corre el riesgo de deformarse en este proceso interactivo que propone la red social como medio, la viralización puede producirse tomando la forma de la publicación, pero no su contenido.
Un caso que, de hecho, fue el que me inspiró para redactar este breve ensayo, es el del actual reto “#ChallengeAccept” de Instagram, etiqueta que motivo a mujeres en todo el mundo a compartir una fotografía de ellas mismas en blanco y negro. Mientras que, por un lado, hay gente que piensa que se trata de una campaña sobre “mujeres que apoyan a mujeres”, desconociendo el por qué y la motivación de la misma, y acompañando las leyendas de las imágenes con frases de “apoyo” o “aliento” (como la modelo Cindy Crawford, que adjuntaba a su imagen en blanco y negro participante de la tendencia algo así como que le encantaba esa forma “sencilla” de elevarse unas a otras)[10], por otro lado, hay quienes afirman que #ChallengeAccept…
… surgió en Turquía, país donde la violencia machista se ha multiplicado de manera alarmante. Los crímenes contra las mujeres de aquel país este año se difundieron con fotos de las víctimas en blanco y negro y las fechas de nacimiento y muerte, y así nació la iniciativa.[11]
También se supone que la campaña es anterior a la iniciativa turca, desprendida de un discurso que la congresista norteamericana Alexandra Ocasio-Cortez hizo contra el machismo. Por el momento, el sentido de tales publicaciones sigue siendo difuso.
Se trata, en este caso, de un fenómeno relativamente viral que ha sido banalizado; se trata de publicaciones masivas carentes de un sentido o una sustancia (en este caso particular). ¿Por qué sucede esto?
La imagen, lo espectacular y el producto.
Lo he citado en un anterior ensayo (El amor, con etiquetas.), y lo volveré a citar aquí. Es Guy Debord quien, con su modelo de “la sociedad del espectáculo”, a mi parecer, da en el clavo. Hasta ahora venimos hablando de medios, de mensajes, de mensajes banalizados… pero todo esto dentro del marco de un universo particular: Las redes sociales. Y es que las redes sociales –como lo ha sido la televisión masiva a finales del siglo XX– son, en esencia, una representación de lo real, de lo inmediato. Tal como sentencia el filósofo citado:
El espectáculo no puede ser comprendido como el abuso de un mundo de la visión o como el producto de las técnicas de difusión masiva de imágenes. Se trata más bien de una Weltanschauung devenida efectiva, materialmente traducida. Es una visión del mundo que se ha objetivado.[12]
El espectáculo, como modelo de lo real, acaba desplazando a lo verdaderamente real. El espectáculo se torna realidad en cuanto configura a la realidad misma. En este sentido, las redes sociales constituyen un mundo del espectáculo. Las publicaciones no son la realidad, pero nos dan una imagen de ello. Pero la red social es un universo interactivo, donde el usuario es un ente participativo dentro de este mundo “espectacular”. En este sentido, el usuario, a razón de la vida cotidiana en sociedad, construye en este espacio una “identidad”, pero una identidad dentro del espectáculo. Baudrillard, filósofo de pensamientos similares a los de Guy Debord (él no habla de “espectáculo”, sino de “hiperrealidad” y de simulación. Su obra Cultura y Simulacro profundiza en la cuestión), habla al respecto de estas identidades.
Somos, en este sentido, ser para otros (bastardillas mías) y no solo por la teatralidad propia de la vida social, sino porque la mirada del otro nos constituye, en ella y por ella nos reconocemos. La construcción de nuestra identidad tiene lugar desde la alteridad, desde la mirada del otro que me objetiva, que me convierte en espectáculo.[13]
Así vistas las cosas, el individuo no se compenetra al 100% con el contenido de los mensajes; el usuario no interactúa enteramente con la publicación y con su mensaje. El usuario, a través de esta interacción, construye su identidad espectacular. Una tendencia surge, de acuerdo a este proceso, para ser consumida por los usuarios. Los usuarios pueden consumirla de manera pasiva; pueden reproducir la tendencia y ser al mismo tiempo parte de la tendencia. Este consumo no consiste en “tener”, sino en “parecer”. Es lo que me hace como identidad espectacular. La forma es el mensaje en sí mismo, y el contenido se debilita (de esto no se deduce que toda publicación sea una imagen carente de sustancia). El ejemplo más evidente es la tendencia del #ChallengeAccept, dónde la forma del contenido (las imágenes en blanco y negro, las leyendas de “apoyo” a la comunidad femenina) es más importante que el contenido en sí (cuya naturaleza es, por muchos seguidores de la tendencia, incomprendida).
Lo viral y la lógica de la moda.
El usuario, entonces, consume contenidos; consume publicaciones; consume espectáculo y a su vez, se produce él mismo dentro de un espectáculo, que es la red social. Cuando una tendencia o un contenido se viraliza, no se sigue inmediatamente su banalización. Su banalización es tal en el momento en que el contenido no se viraliza por su sustancia, sino por su forma.
Por otro lado, un contenido es viral cuando está de moda. Y la lógica de la moda es la lógica de la obsolescencia. Así:
… capitalismo y moda se retroalimentan. Ambos son el motor del deseo que se expresa y satisface consumiendo; ambos ponen en acción emociones y pasiones muy particulares […]. Ninguno de los dos conoce el reposo, avanzan según un movimiento cíclico no-racional, que no supone un progreso. En palabras de J. Baudrillard: “No hay un progreso continuo en esos ámbitos: la moda es arbitraria, pasajera, cíclica y no añade nada a las cualidades intrínsecas del individuo”.[14]
La moda está destinada a ser sustituida por otra moda. Pero no muere, desaparece. Justamente nadie se detiene a llorar por una “moda muerta”, justamente, por el hecho de que nunca una moda muere: la moda es sustituida por una nueva, de un momento a otro, en la que nos vemos obligados a depositar nuestra atención.
Las tendencias virales, de este modo, es justamente por su naturaleza intrínseca que están destinadas a aparecer y desaparecer constantemente. Son un objeto de consumo, un espectáculo, una experiencia que se agota. Su contenido no suele pasar de la mera forma, y las formas son fáciles de sustituir pues, justamente, son formas. Esta lógica, de una frivolidad considerable, no es nueva en lo absoluto. ¿Por qué frivolidad? Pues, porque, así como la lógica de moda es aplicada a un producto, también es aplicada a problemáticas sociales reales: El #IceBucketChallenge es un ejemplo de ello. La campaña no fue poca cosa: se estima que 115 millones de dólares se donaron a la Asociación para la Esclerosis lateral amiotrófica solo en la primera semana, y a raíz de la trascendencia del reto. Pero, al final, en el mismo artículo de la cadena BBC, se deja en evidencia el efecto de lo pasajero típico de una moda:
Ammar Al-Chalabi, profesor de neurología y genética de enfermedades complejas en la universidad londinense King´s College London, cree que existe el riesgo de que el público crea que estas enfermedades ya no necesitan más dinero.
Más bien es lo opuesto. "Necesitamos un desafío de la cubeta continuo", dijo.[15]
Cómo bien dije, no se trata de un fenómeno nuevo y típico de las redes sociales de internet. South Park, una caricatura satírica y bizarra estadounidense, tiene un episodio que hace un llamado de atención al fenómeno de las problemáticas sociales como modas, titulado en el español: Problema de Amígdalas (13-04-2009). En el capítulo, Eric Cartman, uno de los protagonistas, contrae el SIDA accidentalmente mientras le quitan las amígdalas en una cirugía. En un intento desesperado por conseguir apoyo de sus amigos y de la comunidad, Cartman fracasa puesto que ahora es el Cáncer la enfermedad que más atención social demanda y que más sensibiliza a las personas. El capítulo es una exageración de una problemática real de principios de siglo y finales del siglo pasado (ver Historia: Nivel 1. Netflix. Capítulo 9: El SIDA).
Conclusiones generales.
Podríamos ser fatalistas y decir que todo lo viral se convierte ineludiblemente en algo banal. Pero no es así. El caso del #IceBuckettChallenge, nos deja un lado positivo (la gran recaudación que genero el “movimiento virtual”, que de otra forma hubiese sido difícil concertarla), y un lado negativo (pasada la moda, las masas creemos que pasó el problema).
Sí sostengo lo que he mencionado en una sección de este breve ensayo: que la banalización es tal en el momento en el cuál el fenómeno o el contenido de lo viral es tomado en su forma, y no en su sustancia (Como en el caso del #ChallengeAccept en Instagram), o sea, importa la publicación en su forma estética y viral como una manera de parecer, y la reproducimos siempre y cuando al mismo tiempo contribuye en la construcción de nuestra identidad espectacular.
Cuando se trata de una problemática que se viraliza, siempre podremos solidarizarnos si esa solidaridad no implica una responsabilidad. Cuando no hay responsabilidad, no hay un vínculo con la problemática. Cuando no hay un vínculo con la problemática, el sujeto nunca llegó a conocerla realmente, sino que solo conoció su representación-espectáculo.

[1] (3-08-2015): “A un año del #IceBucketChallenge, ¿qué se ha logrado?”, BBC, Mundo, Salud. En línea: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150803_salud_aniversario_icebucjetchallenge_esclerosis_ig
[2] (18-02-2013): “’Harlem Shake’: el baile ridículo que arrasa la Red”. El Mundo España, Medios. En línea: https://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/18/comunicacion/1361217707.html
[3] Zeichner, N. (15-02-2013): “FADER Explains: Harlem Shake”, The Fader, Music. En línea: https://www.thefader.com/2013/02/15/fader-explains-harlem-shake/
[4] RAE (Real Academia Española): “viral”. En línea: https://dle.rae.es/viral
[5] Caldevilla Domínguez, D.; Barrientos Báez, A.; Parra López, E. (2020). Horizontes del mundo digital: de la simulación y la banalización de la experiencia, a un uso social, ecológico e innovador de la Sociedad Red, en CIC. Cuadernos de Información y Comunicación 25, 269-277.
[6] (Rev. 13-04-2020): “El medio es el mensaje”. Wikipedia. Wiki. En línea: https://es.wikipedia.org/wiki/El_medio_es_el_mensaje
[7] Rubal Thomsen, M. (27-09-2017): “Twitter amplía la extensión de sus mensajes a 280 caracteres”. La Vanguardia. España. En línea: https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20170927/431590709836/twitter-amplia-limite-280-caracteres.html#:~:text=Twitter%20dobla%20el%20espacio%20para,de%20ampliaci%C3%B3n%20con%20algunas%20lenguas.
[8] Jackson, D. (22-05-2017): “Conoce tus límites: El largo ideal para cada post en redes sociales”. SproutSocial. SproutBlog. En línea: https://sproutsocial.com/insights/contador-de-caracteres-de-redes-sociales/
[9] Strate, Lance (2012). «El medio y el mensaje de McLuhan: La tecnología, extensión y amputación del ser humano». Infoamerica: Iberoamerican Communication Review 7. P.73. En línea: https://www.infoamerica.org/icn07_08/strate.pdf
[10] Lorenz, T. (28-07-2020): “#RetoAceptado: por qué algunas mujeres publican selfies en blanco y negro”. The New York Times. Estilos de vida. En línea: https://www.nytimes.com/es/2020/07/28/espanol/estilos-de-vida/reto-selfi-blanco-negro.html
[11] (30-07-2020): “Desafío aceptado, la convocatoria contra la violencia de género que acaparó las redes”. Página 12. Sociedad. En línea: https://www.pagina12.com.a281900-desafio-aceptado-la-convocatoria-contra-la-violencia-de-gene
[12] Debord, G. (1967): La sociedad del espectáculo. Imprenta Quattrocento. Santiago de Chile, p.9. En línea: http://www.observacionesfilosoficas.net/download/sociedadDebord.pdf
[13] Vásquez Rocca, A. (2007): “Baudrillard; Cultura, simulacro y régimen de mortandad en el Sistema de los objetos”. Eikasia: revista de filosofía, N.9, p.2 (pdf). En línea: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2247601
[14] Vázquez Rocca, A. Op. Cit., p.3 (pdf)
[15] (3-08-2015): “A un año del #IceBucketChallenge, ¿qué se ha logrado?”, BBC, Mundo, Salud. En línea: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150803_salud_aniversario_icebucjetchallenge_esclerosis_ig
submitted by Otro_engranaje to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2020.06.05 23:57 Eliancampos19 CULPA

Mi primer cuento que me animo a conocer publicar en internet, espero y les guste
CULPA
El olor a pólvora impregnó el aire. Al suceder el primer disparo, Luis vio un destello y después como un agujero rojo y profundo se formó en la frente de su maestra. El tiempo se hizo lento y una película de color rojo se sobrepuso a su visión. Su mano temblaba, pero aun así hacía un esfuerzo por sostener la pistola calibre 9mm. Juan uno de sus compañeros corrió hacia la puerta del salón, Luis con un movimiento rápido apuntó y disparó; la bala le dio justo en la espalda, penetrando piel y músculos para destrozar la espina dorsal de Juan. Sus demás compañeros se lanzaron pecho tierra para buscar refugio. Luis respiró hondo, embriagándose del olor a pólvora y carne quemada, en un éxtasis, dejándose llevar por la venganza de años de maltratos. Afuera del salón se encontraba lo que parecía ser un perro negro más grande de lo normal, que más parecía un coyote; tenía los ojos blancos, sin pupilas, mostraba sus afilados dientes. Continuó la masacre, Luis, apretando el mango del arma, fue hasta donde se encontraban Daniela, Lizbeth y Laura. Daniela rogó por su vida, mientras Laura y Lizbeth intentaban resguardarse con sus mochilas; Luis acertó tres disparos en la cabeza, después disparó dos veces a Laura en el cuerpo y una más a Daniela. Sacó de su bolsa otro cartucho y recargó, lo hizo de una manera perfecta. Prosiguió con Gerardo, con él, el trato fue especial, Lo agarró del pelo, jalándolo hacia arriba, quería ver sus ojos, forcejeó un poco, esquivó algunos rasguños, pero Luis le disparó en la sien, partes del cerebro salieron disparados junto a una mancha de sangre. El resto de sus compañeros corrían hacia afuera del salón. Luis vio lo que había hecho, El perro negro llegó hasta él. Era tiempo de terminar su obra, Puso el cañón en su boca, sintió el metal caliente y el sabor a hierro. Apretó el gatillo.
La alarma de su celular lo despertó, siempre se despertaba muy temprano para ir a la escuela. Vió hacia la ventana dándose cuenta que todavía estaba oscuro. Se levantó de su cama para ir al baño, después de orinar se miró en el espejo, se tocó la cicatriz que tenía debajo de la nariz, pasó sus dedos por su cabello negro. Él consideraba que si no fuera por esa cicatriz él sería más atractivo. Regresó a su habitación. Se vistió con el uniforme de la escuela, ese día era especial por lo tanto se sentía algo nervioso; de abajo de la cama sacó una caja de zapatos, cuando la abrió se encontró con una pistola Beretta 84 Fs junto a algunas balas de 9mm, la observó unos segundos, en trance.
Un ruido le llamó la atención, de una de las esquinas de su cuarto, se materializó un perro negro, era más grande que la mayoría, sus ojos carecían de pupilas, pero aun así sentía su mirada. Caminaba de una manera elegante, emanaba poder. Fue tanta la sorpresa, que se fue hacia atrás cayendo de sentón. Luis ya calmado se levantó.
-Siempre que apareces logras darme un susto. No era la primera vez que lo veía, llevaba meses observando esa supuesta alucinación. -Así… que será hoy.-La forma de hablar del perro era extraña, no movía su boca, pero la voz grave y con ritmo lento se escuchaba en la cabeza de Luis, como si la transmitiera de una manera telepática. -No lo sé-colocó el arma en la cama junto algunas balas; se sentó a un lado de ella. -Hoy… lo harás. -¿Cómo estás tan seguro?-le cuestionó Luis. -Yo lo se… porque debo saberlo. Conozco tu pasado, presente y futuro. Provengo de un lugar en donde no me rijo por tus leyes. -¿Otra dimensión, acaso? -Tu mente humana no podría entenderlo, solamente alcanzas hasta donde llega tu percepción de la realidad. -Estoy harto de tus metáforas, yo sé que no eres real.-Luis ya se había resignado a nunca conseguir respuestas concretas. Interpretaba eso como una señal de que todo era una mala jugada de su cerebro. Luis revisó su reloj, eran las 6 de la mañana, la entrada era a las 7:30 a la escuela. -Todavía tenemos tiempo para charlar. -¿Por quién… empezarías? -Por la maestra Evelyn,-Luis recordó cómo hace una semana su maestra se burló de él, a causa de una de las tantas bromas que le hacían sus compañeros, por la cicatriz a causa del labio leporino-Después continuaré con juan, el muy bastardo que me robó aquel ensayo. -Unos meses antes como parte de un concurso, Luis escribió un ensayo que le podría haber valido el premio. Cuando llegó el día de entregarlo, se dio cuenta que ya no estaba en su carpeta, la semana siguiente, dieron los resultados en los honores. Juan sorpresivamente había ganado el premio de primer lugar; cuando Luis logró leer el supuesto ensayo, se dio cuenta que era el suyo-Daniela, Laura y Liz serán las siguientes.-tres años de burlas habían sido suficientes “Medio pico, cara culo, deberías usar una bolsa, pero que cicatriz tan asquerosa”. Pero no solo eso, también una ocasión en la que Laura de una manera cruel había jugado con sus sentimientos. Luis apretó sus manos, hasta que sus nudillos se pusieron blancos. -¿Qué me dices de… Gerardo? -¿El que se hacía llamar mi amigo?-Luis lo pensó un momento, Fueron amigos por 6 años de la primaria y dos de la secundaria; hasta que un día, empezó a evitarlo e ignorarlo. Un día junto a otros sujetos lo golpearon en un parque hasta dejarlo casi inconsciente, repitiendo el mismo insulto: “fenómeno”, sin alguna razón aparente-Tendrá lo que se merece, todos tendrán lo que se merecen.
Tocaron a su puerta, un frío le recorrió su espalda, escondió la pistola en su mochila. Cuando abrió la puerta, esperaba encontrarse con su abuela, pero no fue así. Un niño de al menos 5 años vestido con una pijama blanca, entró a su cuarto corriendo. El gran perro le gruñó mientras caminaba hacia atrás. El niño se sentó en la cama; Luis frunció el ceño extrañado, le parecía muy familiar. <> -¿Quién eres? -Soy tu.-dijo el niño. Luis reconoció aquel rostro. Era el mismo pero 9 años más joven. -Fuck…-Dijo sorprendido. -No lo hagas, por favor. Antes de poder decir algo más, el perro negro se adelantó. -Él ya tomó su decisión.-subió a la cama de un salto, se acercó intimidante a Luis niño. -Nunca es tarde para retractarse-La voz de su yo joven a diferencia de la del perro, era lo que se podía esperar de un niño, pero a su vez tenía cierta pizca de sabiduría. El perro negro mostró sus dientes. -Yo he estado en el momento en que... lo ha hecho, acecho a los culpables sin importar cuando. El niño se paró en la cama, por un momento parecía ser mucho más alto. -Y yo soy la respuesta. -dirigió su mirada a Luis, quien seguía confuso-Sé que es difícil, pero debes escucharme, nuestra vida no ha sido fácil. Pero no estamos solos, siempre hay gente que nos quiere. Nuestra madre, los abuelos, tus compañeros de clase… no todo ha sido horrible. El perro gruñó mientras se acercaba lentamente. -No,-dijo Luis-te equivocas. -¿Recuerdas a nuestra madre? Los recuerdos llegaron a Luis, el mundo se fundió y aparecieron en sus ojos. Un día en que su madre y el visitaban el parque. -La amaba con todo… mi corazón,-El veía la escena con los ojos de su versión joven-Ella y yo, contra el mundo. Mi padre nos abandonó, nos quedamos solos... El mundo se distorsionó hasta volver al cuarto. -Pero…-continuó Luis, con lágrimas en los ojos-El cáncer se la llevó y dejó a su pequeño niño al cuidado de !UNOS ABUELOS QUE LO DEJARON IGUAL DE SOLO¡ ¿Por qué me torturan así? Tú-se dirigió al niño-con estos recuerdos y tú-dirigiéndose al perro negro-sembrando el odio en mí. Luis niño intentó acercársele, pero el perro negro se abalanzó, tumbándolo en el suelo, lo mordió en el cuello, haciendo correr sangre. -Ningún maldito día he sido feliz, siempre me he sentido como si todo el mundo me odiara, el bullying… tengo tanto odio… Luis niño desde las fauces del animal hizo un esfuerzo por hablar. -Allá afuera hay gente que no es como toda la que conoces, hay personas que van a apreciar lo que somos. -¿Y si es muy tarde para mí?... Los únicos recuerdos que tenía con sus abuelos, eran de ellos llegando con regalos caros, pero con un sentimiento de vacío; siempre buscó su apoyo sobre algún problema en la escuela, pero nunca lo encontró. Lo únicos recuerdos con su abuelo en especial eran las clases de disparo los sábados por la tarde en un campo de tiro, le enseñó a cargar, apuntar y disparar un arma. -Es para que defiendas nuestro hogar…-Dijo-Un hombre siempre debe saber usar un arma, mi padre me lo enseñó y su padre a él; por eso ahora es tu turno.
El perro soltó al niño de sus fauces, quien cayó como un saco de harina al piso. Caminó hacia la puerta del cuarto. Esta se abrió dejándole el camino libre. -¿A dónde vas?-preguntó Luis. -A cualquier lugar… En realidad nunca estoy en un solo lugar.-Dijo el perro deteniéndose. -Entonces… ¿Si eres real o solo una alucinación de mi mente? -¿Acaso importa de dónde provengo?-las palabras dejaron frío a Luis-ni siquiera importa quién sea yo. Lo único importante en este momento eres tú y lo que harás, solo ten por seguro que no eres el primero ni serás el último, asegúrate que el mensaje que vas a dejar, si sea el correcto, van a buscar culpables, y claro que los encontraran… pero no a los correctos. -¿A qué te refieres? -Los seres humanos siempre buscan culpables cuando no quieren aceptar sus responsabilidades, lo único que quieren es siempre salir limpios ante alguna situación que los pueda afectar. -¿Entonces lo que haré… no tendrá nada ninguna repercusión buena? ¿No evitará que otros niños como yo sufran? El perro salió de la habitación sin responder. Mientras que Luis niño seguía en el piso, con el cuello lleno de sangre. -No lo hagas… por favor.-Luis lo miró sorprendido-no es tarde… -Ya no es solo por venganza. Sé que verlos a ustedes no es normal, y eso me da a entender que ya es tarde para mí; debería estar con alguien que me esté ayudando, pero como siempre… estoy solo, siempre he estado solo. Luis se dejó caer al piso, su cabeza retumbaba de ideas. Las lágrimas caían sobre sus mejillas. Los recuerdos de años de abusos, de las bromas pesadas, las distintas salidas que intentó; buscó una en la escritura, pero lo sucedido con Juan le quitó todos los ánimos de continuar, así que la dejó; el canto fue otra de su “segunda salida” pero sus compañeros fueron los responsables de que lo abandonara. El caso con la Maestra Evelyn era de lo que más le dolía, creía que como era su maestra, al igual que los demás, tenían la responsabilidad de evitar ese tipo de abusos… Pero ese día, cuando se burló de aquella broma, con tal de quedar bien con el resto del salón… La furia de Luis fue incomparable, tanto así que se lastimó la palma de su mano con las uñas; ese suceso fue el que por fin rompió a Luis.
Luis niño se levantó, con un gran esfuerzo llegó hasta Luis y Lo abrazó. -Nuestra madre no quisiera esto para ti… para nosotros.
El mundo volvió a fundirse, a estirarse y entonces apareció ante sus ojos, el rostro de su madre. -Ven… vamos.-era como la recordaba, dulce que te causaba una sensación de paz. Ambos caminaron por el parque, las hojas de los árboles se movían suavemente junto al viento, el cantar de los pájaros y otros niños jugando a lo lejos. -Mama…-dijo Luis. -¿Que pasa hijo?- se detuvieron en medio de un camino de piedra rodeado de árboles. -Nunca me dejes solo… por favor. Su madre se detuvo, se hincó en una rodilla para estar a la altura de su hijo. -Nunca te dejare solo, cariño, sin importar cuando, el amor cruza el tiempo y el espacio… Luis había bloqueado esos recuerdos, no los podía recordar, se encontraban en uno de los lugares más oscuros del cerebro, hasta que por fin habían sido liberados.
Se fundieron en un abrazo, pocas habían sido las personas que realmente le demostraron cariño. -Eres especial, cielo, nunca lo olvides. El mundo se estiró y regresó a la habitación, Los dos Luis seguían abrazados, se separaron, Luis niño ya no tenía sangre en su cuello y las marcas de la mordida habían desaparecido. Cuando se levantaron, la voz de su abuela se escuchó desde el piso de abajo. -Ya vámonos, cielo, ¿Ya estás listo? tu abuelo ya encendió el coche. Luis con un nudo en la garganta no logró producir ninguna palabra. -Te esperamos afuera.-dijo su abuela. Pasó sus dedos por su cicatriz. -¿Lo harás?-preguntó Luis niño. Luis miró su mochila después la puerta y al final hacia la ventana, donde los primeros rayos de sol cruzaban las cortinas. Respiró hondo y dijo: -No lo sé… ¿Acaso importa si lo hago o no? Bob Gray
submitted by Eliancampos19 to u/Eliancampos19 [link] [comments]


2020.05.20 06:04 Neobiblismo La personalidad de los Discípulos de Jesucristo.

17) El conflicto y las pruebas de la vida.
El ser humano tiene la tendencia de vanagloriarse, o sea, jactarse de su actuar y valer por sus propios méritos y grandes logros. El conflicto precisamente nace del choque o colisión de derechos pretendidos por el ser humano, en su propia imaginación, sean derechos bien o mal fundamentados, pero creídos como válidos o verdaderos según su conveniencia e interés. Además de la construcción de sus conceptos y creencias personales, que se establecen formalmente para acatamiento de ciertos grupos o de la sociedad en general. Así surgen las guerras y luchas de poder sin sentido, porque la pretensión es la supremacía y el dominio comercial, económico, étnico, idiomático o lingüístico, militar, monetario, religioso, tecnológico y territorial. El dominante predominio cultural de avasallar a otros, con la dependencia por los bienes y servicios, en el caso de la competitividad y del enriquecimiento. Se provoca una adicción y esclavitud, considerada como indispensable para lograr lo que llaman la buena vida del acumulamiento, lujo, opulencia, ostentación y vanidad. La vida es considerada como superficial y a quienes la viven como personas superficiales. También esta vida se estima como final o última, sin importar una vida más allá de la presente, por consiguiente se desprecia la existencia de una resurrección. Se tiene en poco el ejemplo de Cristo en su obra de humildad, mansedumbre y sencillez, según su legado de obediencia a Dios para vida eterna. Impera en una sociedad sin Dios, la altivez, arrogancia, orgullo, prepotencia y soberbia, de la irracionalidad de una vida intensamente visceral, con emociones y sentimientos que surgen desde lo más profundo del propio capricho y terquedad de desobedecer a Dios. La Biblia dice:
“¿Y por qué nosotros peligramos á toda hora? Sí, por la gloria que en orden á vosotros tengo en Cristo Jesús Señor nuestro, cada día muero. Si como hombre batallé en Efeso contra las bestias, ¿qué me aprovecha? Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, que mañana moriremos. No erréis: las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen á Dios: para vergüenza vuestra hablo” (1 Corintios 15.30 al 34 – RVR1909).
Se menciona en el pasaje anterior que algunos no conocen a Dios, o que es lo mismo, no tienen el conocimiento celestial de Dios. Más adelante veremos en otro pasaje, como Jesús amonesta a Pedro en este sentido. Porque este discípulo trata de persuadir a Jesús para que no enfrente el conflicto y las pruebas de esta vida, apegado solamente a lo terrenal. Jesús reacciona y menciona a Satanás, como sinónimo de adversidad, y lo relaciona con la conciencia de las cuestiones de los seres humanos, pero con la inconsciencia y desconocimiento de las de Dios. Pedro al tratar de convencer a Jesús, desconoce con este acto el plan y propósito celestial de Dios Padre, se encuentra en una condición de quienes no se dan cuenta del alcance de sus acciones y propuestas, incongruente con la voluntad de Dios Padre el Creador.
En relación con el conflicto y las pruebas de la vida, anteriormente mencionamos el tema de la teoría del paradigma y la percepción. Entonces, ¿En pos de quien va la humanidad, a quién siguen con gran devoción en el primer lugar? Si no es a Jesucristo, es en vano. Si es a otro ser humano se llama antropocentrismo. Si es en pos de Jesucristo, el estudio de su obra y vida es la cristología y a Jesús como el Mesías celestial, Salvador y Señor es un cristocentrismo. La sociedad en general está evocada a la vida cotidiana del afán de una vida sin Cristo, quien verdaderamente le da sentido a la vida eterna. La sociedad se desinteresa de luchar por alcanzar o lograr una vida venidera que sea para vida eterna. Está aturdida y desorientada, con mucho ruido distractor, cortinas de humo que confunden y desvían de la verdadera atención en Jesucristo. La vida llamada muchas veces como vida secular, es un camuflaje para desechar la mención del nombre de Jesucristo, de manera que por lo general el mundo se avergüenza de hablar de Jesucristo, especialmente se descarta una vida entregada y de servicio al Hijo de Dios. En cierta ocasión Jesús dijo:
“Y comenzó á enseñarles, que convenía que el Hijo del hombre padeciese mucho, y ser reprobado de los ancianos, y de los príncipes de los sacerdotes, y de los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días. Y claramente decía esta palabra. Entonces Pedro le tomó, y le comenzó á reprender. Y él, volviéndose y mirando á sus discípulos, riñó á Pedro, diciendo: Apártate de mí, Satanás; porque no sabes las cosas que son de Dios, sino las que son de los hombres. Y llamando á la gente con sus discípulos, les dijo: Cualquiera que quisiere venir en pos de mí, niéguese á sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque el que quisiere salvar su vida, la perderá; y el que perdiere su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre, si granjeare todo el mundo, y pierde su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adulterina y pecadora, el Hijo del hombre se avergonzará también de él, cuando vendrá en la gloria de su Padre con los santos ángeles. También les dijo: De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios que viene con potencia” (Marcos 8.31 al 9.1 – RVR1909).
¿De qué le sirve al ser humano ganar todo el mundo si pierde la posibilidad de la vida eterna? Tampoco la vida eterna se compra con riquezas. Entonces, ¿qué significa tomar la cruz, negarse a sí mismo y seguir a Jesucristo? Primeramente, llegar a un acuerdo con Cristo, en otras palabras tomar una decisión y renunciar al desacuerdo, o sea, reconocer con sumo grado y respeto la dignidad, santidad y virtud de Jesucristo con exclusividad. Por ejemplo, en el mundo cristiano se inculcan muchas devociones: actos litúrgicos y celebraciones, creencias, días de la semana, imágenes, libros sagrados, líderes religiosos, personajes bíblicos o eclesiásticos. En este caso se presenta un conflicto cuando se sustituye la dedicación y el reconocimiento a la exclusividad de Jesucristo, por otro tipo de devoción al que se tiene fervor y manifestación externa de los sentimientos. Tomar la cruz de Cristo es que cualquier tipo de devoción sea solamente a Jesucristo, ya sea, por advocación, invocación o por vocación es a nuestro Señor, para gloria y honra de Dios Padre.
Aceptar el sufrimiento de Jesucristo en la lucha contra la corrupción y el pecado, es aceptar y reconocer sus principios y valores. No nos engañemos, el mundo estaría mejor si practicara y reconociera las enseñanzas y mensaje a plenitud de Jesucristo. La lucha por la defensa de los derechos de las causas consideradas como justas, son las de Jesucristo, demostrada con su muerte y resurrección, muchas veces la justicia humana es contraria y subversiva a la justicia de Dios. El enriquecimiento material de algunos significa que hay escases y empobrecimiento en otros. Este desequilibrio de ausencia del bien común y de la vida en comunidad, demostrado y practicado por Jesucristo, hace que impere un ateísmo entre los extremos. Sin tomar en cuenta a Dios, la violencia genera más violencia. La Biblia dice: “Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí. No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan que he menester; No sea que me harte, y te niegue, y diga, ¿Quién es Jehová? O no sea que siendo pobre, hurte, Y blasfeme el nombre de mi Dios” (Proverbios 30.8 al 9 – RVR1909).
El conflicto de subsistencia y las pruebas de la vida en lo material, es el siguiente: ¿Cómo podría la población mundial, actualmente con casi alrededor de ocho mil millones de personas, tener lo indispensable para subsistir? Además de la cooperación y solidaridad en la generación de fuentes de trabajo honesto y honrado. Entre los medios necesarios se encuentra la práctica del tributo a Dios o diezmo solidario. De manera que cada individuo de la población mundial, en la medida de lo posible, comparta de forma independiente y personal, la ayuda directa de la décima parte de sus ingresos permanentes. Así toda la población se ayuda mutuamente entre sí, en forma recíproca con cualquier conocido, familiar o vecino, que requiera de la asistencia alimentaria o económica, por encontrarse en la condición de entre los más necesitados. Es una práctica semanal, quincenal o mensual, en conformidad con la frecuencia o regularidad de los ingresos percibidos. La idea es que todos vivamos con lo necesario, sin llegar a los extremos de la miseria, con personas habitantes de calle o familias en extremo empobrecimiento. Aún quienes reciben la ayuda pueden apartar la décima parte del ingreso recibido para compartir con otros. Esto es semejante, en forma de analogía, al organizar una comida comunitaria o fraternal, donde todos los asistentes traen alguna colaboración de alimento preparado. Al final la comida compartida alcanza para todos los presentes y hasta sobra para llevar al domicilio de cada uno. Esta idea la establece Dios desde tiempos de la tribu de Leví, en el pueblo de Israel, porque los levitas participaban del servicio a Dios sin ser propietarios de tierras o terratenientes, como en el resto de las once tribus, donde se repartieron las tierras para trabajar y vivir. Los levitas solamente poseían pequeñas porciones de tierra exclusivamente para el domicilio.
Otro tipo de conflicto, en relación con la espiritualidad, es la escogencia o selección de alguna de las muchas organizaciones existentes, ya sean, congregacionales, denominacionales o eclesiásticas para participar o pertenecer fielmente. En el mundo todas estas organizaciones son necesarias para dar a conocer a Cristo. Cada agrupación es útil como primer paso en la transición de lo natural a lo espiritual, hasta completar el proceso de llegar al conocimiento celestial. Aunque advertimos acerca del fraccionamiento cristiano, con sus múltiples confesiones de fe, creencias y dogmas, muchas veces conflictivas, controversiales, discrepantes, disonantes y polémicas, con confabulación, complot e intriga. A pesar de esto, se considera su existencia como necesaria para llevar la palabra de Dios a todas partes, tener grupos y lugares físicos de congregación o reunión, una forma organizada de socializar espiritualmente y tener comunión con otras personas afines al cristianismo, promover el evangelio hasta lo último del planeta y dar a conocer a Jesucristo a todas las naciones, practicar el simbolismo del bautismo en la aceptación de Cristo como Señor y único Salvador, analizar y estudiar periódicamente la palabra de Dios en comunidad. Además de otras actividades relacionadas con el quehacer y movimiento eclesiástico. La distribución y publicación de literatura afín y la programación de información en sitios web.
También las organizaciones de grupos congregacionales, eclesiásticas y denominacionales, son necesarias para tener el apoyo de otras personas, a la hora de enfrentar el conflicto y las pruebas que ofrece el diario vivir, las comúnmente vicisitudes de la vida, tanto adversas como de prosperidad espiritual, sin olvidar la práctica de la consideración, empatía, equidad, justicia, respeto, solidaridad y transparencia, de forma clara, cristalina, limpia y pura. El establecimiento de grupos de estudio bíblico local, posibilita mejorar el comportamiento y conducta de sus integrantes. Esto contribuye a mejorar la sociedad, con el ejemplo, modelo y testimonio de vida en comunidad espiritual, contrario a las malas costumbres y los vicios. Lo que comúnmente se llama vida de mundanalidad, del mundo humano más que del mundo de Cristo: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del mundo. Y el mundo se pasa, y su concupiscencia; mas el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre” (1 Juan 1.15 al 17 – RVR1909).
La divulgación, promoción y práctica de los principios y valores de Jesucristo, permite a sus seguidores ser mejores personas, aunque parezca utopía la perfección de las personas. Jesús con su vida como humano demostró la capacidad y posibilidad de que otros humanos practiquen su enseñanza y mensaje, para caminar en obediencia en el proceso de la perfección en la cotidianidad. La historia cristiana del pasado, con sus guerras y masacres religiosas, de ninguna manera representa el ejemplo y modelo de vida de Jesucristo y la superación de las pruebas de la vida. Jesús dijo a sus adversarios, los que no creían en él:
“Y decíales: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo. Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados: porque si no creyereis que yo soy, en vuestros pecados moriréis. Y decíanle: ¿Tú quién eres? Entonces Jesús les dijo: El que al principio también os he dicho. Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros: mas el que me envió, es verdadero: y yo, lo que he oído de él, esto hablo en el mundo. Mas no entendieron que él les hablaba del Padre. Díjoles pues, Jesús: Cuando levantareis al Hijo del hombre, entonces entenderéis que yo soy, y que nada hago de mí mismo; mas como el Padre me enseñó, esto hablo. Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre; porque yo, lo que á él agrada, hago siempre” (Juan 8.23 al 29 – RVR1909).
submitted by Neobiblismo to u/Neobiblismo [link] [comments]


2020.05.20 04:00 Neobiblismo La personalidad de los Discípulos de Jesucristo.

39) La meditación, oración y reflexión, como preparación para el tiempo del fin.
Las personas muchas veces planean sus vidas en relación con el domicilio, estudio, familia, ocupación, trabajo, vacaciones, entre otros. En el caso de lo espiritual proyectado a lo celestial, la preparación para el tiempo del fin, es determinante en la misión del propósito y razón de ser de la persona en la vida presente, con la visión puesta en la condición futura deseada en la vida eterna. El tiempo del fin para una persona puede ser su duración de vida o longevidad, pero se podría cumplir con el fin del sistema mundial a la segunda venida de Jesucristo. Esto es indispensable para tener una coherencia adecuada, conveniente y correcta, en la espiritualidad correspondiente del ser humano, en armonía, conexión y sintonía, frente a la comunicación con Jesucristo como mediador ante Dios Padre. La barrera psicológica afecta y altera la transmisión emisor – receptor, en la codificación y decodificación del mensaje entre la humanidad como creación y Dios como su Creador. Por ejemplo, el distractor y ruido provocado por las costumbres y construcciones culturales que distancian al ser humano de Dios. Algunos tienen la creencia de vivir por vivir, sin necesidad de consagración y santificación a Jesucristo, por consiguiente el pensamiento de que ser santo es imposible o una utopía irrealizable. Sus vidas tienen una visión limitada, sin provisión más allá de esta vida, sin anhelar la salvación y vida eterna. No creen en la acción divina inherente a la trayectoria de vida de la experiencia humana.
En la crisis actual de la pandemia, se muestra una diversidad de factores mentales en las personas, que les imposibilita la comprensión y entendimiento con claridad del conocimiento, idea y plan de Dios. En el caso de la bondad, generosidad y solidaridad se contrasta con la altivez, egoísmo y prepotencia, como barrera de espiritualidad en la comunicación con Dios. Las personas espirituales son sensibles y poco apegadas a lo material del beneficio propio, pero espléndidas en ayudar y compartir para el bien común. Estas personas son proactivas que también aplica en lo espiritual, tienen la capacidad de iniciativa de anticipar y reaccionar a los hechos, con compromiso, decisión y responsabilidad. Se considera la proactividad como la actitud de mejorar y superar constantemente, cuando se mide las consecuencias y se actúa con la disposición de enfrentar cualquier situación, para resolver y aportar soluciones eficientes. Hay una relación con encontrar el sentido a la vida activa en la colaboración, cooperación, solidaridad y voluntariedad. La barrera del ofuscamiento en la comunicación efectiva, se presenta cuando hay un incremento de incertidumbre y preocupación, debido a la confusión de las ideas por la oscuridad de la razón, con la consecuente desorientación, equivocación y turbación. Se manifiesta mayormente a través de la irresolución y perplejidad de la duda de lo que se debe hacer en una determinada situación.
Es fundamental en estos casos potencializar la capacidad de saber escuchar y hacer. A nivel colectivo se presenta lo socio – emocional, que integra lo físico – mental del individuo con otros individuos en el ámbito de la sociedad. Se involucra lo que llaman el aprendizaje, educación y mejora continua, en cada persona y en la sociedad en general. Aunque hay una autonomía e independencia en la comprensión, compromiso y responsabilidad del ser humano, cada persona tiene una interdependencia con los demás, de igualdad en la correspondencia y reciprocidad. Esto se demuestra con la situación de la pandemia del COVID-19, donde se utiliza el aislamiento, cubrebocas y distanciamiento para evitar esparcir el contagio entre personas. El Coronavirus no discrimina a nadie y nos hace más iguales a todos los seres humanos como nunca antes visto. Lo socio – emocional nos ayuda a ser personas más colaborativas, cooperativas y serviciales, en nuestras interacciones cotidianas con otras personas, donde se requiere una mayor comunicación empática, para comprender las emociones ajenas y una auténtica identificación con los demás.
Nos renovamos y volvemos a Dios con decisión y obediencia, con la meditación cotidiana y piadosa de las Sagradas Escrituras, como alimento espiritual para nuestras vidas. Las mismas representan un sistema de principios y valores que nos centran, enfocan y ubican en Jesucristo, para salvación y vida eterna. Hay un arrepentimiento, conversión y resarcimiento, para volvernos al amor, fidelidad, lealtad y servicio a nuestro Señor. La naturaleza humana se cambia a espiritual mediante Cristo, para llevarnos al camino del conocimiento celestial, como enviado de Dios Padre. Esta meditación en la palabra de Dios, a través de Jesucristo, es una fuente de poder energética del Espíritu Santo, sumado a la práctica de la comunión en oración: “Y asimismo también el Espíritu ayuda nuestra flaqueza: porque qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos; sino que el mismo Espíritu pide por nosotros con gemidos indecibles. Mas el que escudriña los corazones, sabe cuál es el intento del Espíritu, porque conforme á la voluntad de Dios, demanda por los santos” (Romanos 8.26 al 27 – RVR1909). La paz interior y serenidad, sin turbación física, mental o moral, se logra con la meditación, oración y reflexión espiritual en Cristo. Porque la persona se enfoca en Jesucristo, como fuente de vida abundante para salvación y vida eterna, especialmente por la confianza, convicción y seguridad, de haber encontrado y saber que Cristo es a quien buscaba, para alcanzar el amor, esperanza y fe, especialmente la felicidad de ser parte del amor de Dios.
La salud físico – mental colectiva e individual es necesaria para una buena relación socio – emocional, con el resultado de un mejor control de la ansiedad y del estrés. Especialmente para prevenir ciertos niveles del desánimo y depresivos. El dolor social provocado por la pandemia, podría generar la aflicción y sentimiento de haber ofendido, primeramente a Dios y seguidamente al prójimo. Es un arrepentimiento y pesar de nuestras acciones, de la omisión del bien y de la práctica del mal. Por esta razón, siempre hemos afirmado que no basta con la dimensión de lo natural, es indispensable actuar y mirar la trascendencia hacia lo espiritual, tener muy en claro el compromiso con los principios, valores y virtudes de Jesucristo. Aquí es donde se hace indispensable la meditación, oración y reflexión, para una vida saludable, inclusive para adquirir consciencia de comer el tipo correcto de alimentos y lograr una armonía sana en el organismo. Ejercitar la paciencia, se fortalece y robustece una firme salud emocional. El desarrollo y disciplina mental, la exploración en profundidad de la Biblia, con pensamiento analítico y sentido crítico, el lenguaje claro, conciso y sobre todo respetuoso.
El Internet se complementa a la radio y televisión, como medios poderosos de transmisión de valores, especialmente el evangelio de Jesucristo hasta lo último de la tierra. La combinación del auge del Internet con el desarrollo del calentamiento global en proceso, contribuyen al cumplimiento profético previo de la segunda venida de Jesucristo. La historia de la humanidad en los últimos aproximadamente seis mil años, se dividen en la Edad de la Agricultura y Ganadería, la Edad Industrial y de Telecomunicaciones, la Edad del Calentamiento Global y próximamente la Edad Definitiva del Reino Celestial. Debido a la influencia global de las actividades humanas en el cambio del clima, especialmente por su afectación al medio ambiente, algunos alegan su origen antropogénico, desde el punto de vista geológico y en el sentido de las actividades de influencia humana en detrimento de las capas terrestres del planeta. Esta afectación mundial sumada a la concordancia con el tiempo del fin, hacen urgente el clamar e invocar el nombre de Jesucristo como mediador ante Dios Padre, para rogar por su ayuda e intervención.
La humanidad culturalmente y socialmente hace del cristianismo un estereotipo o estigma repulsivo, así es como revolucionariamente luchan contra otros tipos de discriminación, pero discriminan a Jesucristo para evadir todo compromiso y responsabilidad ante Dios Padre. Previo a la pandemia COVID-19 o SARS-CoV-2 en el año 2019, se propagó la persecución a los cristianos con violencias consideradas a nivel de genocidio. También una oleada de contagios en las legislaciones de muchos países, con la aprobación de leyes que promueven comportamientos y conductas anticristianas, conocidas como la cultura e ideología de la muerte. Cuando se persigue a la iglesia cristiana se persigue a Jesús mismo, tal fue el caso de Saulo conocido posteriormente como Pablo:
“Y Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al príncipe de los sacerdotes, Y demandó de él letras para Damasco á las sinagogas, para que si hallase algunos hombres ó mujeres de esta secta, los trajese presos á Jerusalem. Y yendo por el camino, aconteció que llegando cerca de Damasco, súbitamente le cercó un resplandor de luz del cielo; Y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Y él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y él dijo: Yo soy Jesús á quien tú persigues: dura cosa te es dar coces contra el aguijón” (Hechos 9.1 al 5 – RVR1909).
Se dice que sin finalizar la primera oleada del Coronavirus en el mundo, ya hay indicios de otras oleadas consecutivas de la pandemia. Posiblemente este virus COVID-19 va a ser más agresivo, esto implica mejorar tratamientos curativos y vacunas preventivas. Hay que esperar la evolución del mundo frente a este peligro sanitario, con las consecuencias económicas y psicosociales, en relación con el comportamiento y la conducta humana. La hipótesis o teoría es que Dios tiene el control de lo que sucede, porque la tendencia de las naciones es discriminar, excluir y marginar a Dios mediante las legislaciones y revoluciones culturales, llamadas libertarias y progresistas, confundidas muchas veces con la anarquía y libertinaje. Los acontecimientos mundiales constituyen un pronunciamiento de Dios, quien determinará su última palabra en el destino final del planeta, máxime porque según las Sagradas Escrituras estamos en el tiempo del fin. La evidencia que comprueba la validez de cualquier tesis, serán los hechos reales de los sucesos enfrentados por el planeta.
Hasta ahora los hechos demostrados por las corrientes gobernantes del mundo, es la falta de consagración, dedicación, reconocimiento y santificación a Jesucristo. De ninguna manera hay rendimiento de cuentas por el rumbo discriminatorio e intolerante hacia Jesucristo, especialmente la actitud despectiva a la sangre derramada por Cristo en su crucifixión: “¿Cuánto pensáis que será más digno de mayor castigo, el que hollare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del testamento, en la cual fué santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Sabemos quién es el que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará su pueblo. Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo” (Hebreos 10.29 al 31 – RVR1909).
Los principios y valores correctos arraigados en nuestro corazón y mente, desde la interioridad con fuerza y profundidad, se manifiestan y reflejan hacia lo externo con la coherencia de vivir una vida de integridad. Se logra la excelencia de vida consagrada a Dios. Esto produce la armonía, paz y santidad de bienestar y salud espiritual, con la trascendencia desde la dimensión natural a la dimensión espiritual. Se concluye que esta vida no es del todo vida, sino una transición temporal, limitada por espacio y tiempo, a la verdadera vida intemporal, la vida celestial y eterna. Por lo tanto, el objeto o propósito de la vida presente tiene relación con la meta de formar parte del séquito celestial. Lo que llaman elevarse por encima del plano animal, carnal, diabólico y terrenal: “Pero si tenéis envidia amarga y contención en vuestros corazones, no os gloriés, ni seáis mentirosos contra la verdad: Que esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrena, animal, diabólica. Porque donde hay envidia y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa” (Santiago 3.14 al 16 – RVR1909). El ser humano se aferra y apega a lo terrenal, mientras tanto, Jesucristo es quien representa el conocimiento celestial: “El que de arriba viene, sobre todos es: el que es de la tierra, terreno es, y cosas terrenas habla: el que viene del cielo, sobre todos es” (Juan 3.31 – RVR1909).
La humanidad desprecia al Hijo de Dios, se dice que de cada siete o casi ocho personas del mundo, solamente dos o a futuro tres se hacen llamar cristianos. Esto representa tan solo un veinticinco por ciento, o sea, la cuarta parte de la población mundial en la actualidad, proyectado hasta un treinta por ciento a futuro. La siguiente parábola de Jesús menciona ciertas proporciones entre creyentes y solo oyentes (el subrayado es nuestro): “Y él dijo: A vosotros es dado conocer los misterios del reino de Dios; mas á los otros por parábolas... Y los de junto al camino Y los de sobre la piedra... Y la que cayó entre las espinas, éstos son los que oyeron; mas yéndose, son ahogados de los cuidados y de las riquezas y de los pasatiempos de la vida, y no llevan fruto. Mas la que en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y llevan fruto en paciencia” (Lucas 8.10 al 15 - RVR1909). Lo que pasa es que la tendencia del humano es trastornar los caminos rectos del Señor: “Mas les resistía Elimas el encantador (que así se interpreta su nombre), procurando apartar de la fe al procónsul. Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, poniendo en él los ojos, Dijo: Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia, ¿no cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?” (Hechos 13.8 al 10 – RVR1909).
Inclusive se antepone la voz del mismo humano sin dar la gloria a Dios: “Y un día señalado, Herodes vestido de ropa real, se sentó en el tribunal, y arengóles. Y el pueblo aclamaba: Voz de Dios, y no de hombre. Y luego el ángel del Señor le hirió, por cuanto no dió la gloria á Dios; y espiró comido de gusanos” (Hechos 12.21 al 23 – RVR1909). Estas actitudes presentadas en individuos se generalizan en la sociedad mundial, basta con saber la información estadística de la persecución sufrida por los cristianos, a nivel de genocidio en todo el mundo actual. La dimensión espiritual y celestial requiere el empoderamiento en el Señor Jesucristo. La dimensión natural por sí misma, sin el poder de Dios de ninguna manera puede trascender finalmente a lo celestial. Solamente con el don de Dios podemos alcanzar perfección y santidad, con la debida coherencia en los principios y valores de Dios, en lo que se refiere a la vida como última instancia y de importancia suprema. La fuente que nos inspira y eleva es Jesucristo. La Biblia menciona lo siguiente: “Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, que piensas que el don de Dios se gane por dinero” (Hechos 8.20 – RVR1909). Se dice que fuimos seres celestiales que venimos al mundo a vivir una experiencia humana, de manera que ya hay un conocimiento previo, donde ningún ser humano queda impune de cualquier indecisión y desobediencia. En este sentido no hay acepción de personas para con Dios. La Biblia dice:
“Porque no hay acepción de personas para con Dios. Porque todos lo que sin ley pecaron, sin ley también perecerán; y todos los que en la ley pecaron, por la ley serán juzgados: Porque no los oidores de la ley son justos para con Dios, mas los hacedores de la ley serán justificados. Porque los Gentiles que no tienen ley, naturalmente haciendo lo que es de la ley, los tales, aunque no tengan ley, ellos son ley á sí mismos: Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio juntamente sus conciencias, y acusándose y también excusándose sus pensamientos unos con otros; En el día que juzgará el Señor lo encubierto de los hombres, conforme á mi evangelio, por Jesucristo” (Romanos 2.11 al 16 – RVR1909).
Jesucristo es quien le da capacidad, fe y sentido a la vida del justo. La Biblia hace referencia del justo, en alusión al ejercicio de la fe y justicia con exactitud y precisión. La práctica eficiente de la justicia en el justo maximiza el poder del resultado de la oración: “Confesaos vuestras faltas unos á otros, y rogad los unos por los otros, para que seáis sanos; la oración del justo, obrando eficazmente, puede mucho. Elías era hombre sujeto á semejantes pasiones que nosotros, y rogó con oración que no lloviese, y no llovió sobre la tierra en tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dió lluvia, y la tierra produjo su fruto” (Santiago 5.16 al 18 – RVR1909). La vida requiere un equilibrio con sabiduría, tener bien claro los principios y valores, con un compromiso y responsabilidad de practicar los mismos. La sabiduría consiste en el buen juicio y conocimiento profundo del temor a Dios: “Oirá el sabio, y aumentará el saber; Y el entendido adquirirá consejo; Para entender parábola y declaración; Palabras de sabios, y sus dichos oscuros. El principio de la sabiduría es el temor de Jehová: Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” (Proverbios 1.5 al 7 – RVR1909).
En el caso de la fe está ligada a la consciencia de la invocación del nombre de Dios. La fe es certeza, confianza, convicción y seguridad en Dios. La fe es comprender y entender a Dios, con el efecto de una respiración de serenidad y tranquilidad, sin turbación física o moral, debido a la confianza y creencia en Dios. La fe se ejerce con el corazón y la mente, implica la actitud, emoción y sentimientos. La fe integra la personalidad con el carácter y temperamento. La intensidad de la fe tiene relación con la fuerza de unir o ligar a Dios, originalmente influenciada por la religión. En relación con invocar el nombre de Dios, se establece que su representación está en el nombre de Jesucristo, el nombre del Hijo de Dios que está por sobre todo nombre entre los seres humanos. En las últimas décadas la tendencia mundial en muchas naciones es legislar en contra de la fe y la invocación del nombre de Dios. Legislaciones en proceso en el mundo, referente al aborto, cannabis recreativo, eutanasia, matrimonio igualitario, suicidio asistido, entre otros, están pendientes por la conmoción de la pandemia del coronavirus COVID-19 o SARS-CoV-2. Hay que esperar el destino final del planeta, en lo económico y psicosocial, especialmente en el comportamiento y la conducta. Además de la expectativa futura de la llegada de nuevas cepas, pandemias y virus más contagiosos y letales. Posiblemente la nueva normalidad social sea el imprescindible e indispensable temor a Dios, congruente con la imperante moral y buenas costumbres.
El ser humano en su relación directa con Dios, tiene una conexión consciente del conocimiento de lo que hace y piensa, en función de la obediencia, respeto, reverencia y sumisión, más relacionados con el temor a Dios. La consciencia es un medio de cohesión de energía, enlace y fuerza de atracción del ser humano con su Creador: “Pues el fin del mandamiento es la caridad nacida de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida: De lo cual distrayéndose algunos, se apartaron á vanas pláticas; Queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan, ni lo que afirman” (1 Timoteo 1.5 al 7 – RVR1909). Otro término que también aplica en lo espiritual es la sinergia, o sea, la acción conjunta para el logro de un fin común y un mismo resultado, hay un mayor alcance de la influencia en la unión del trabajo en equipo. Jesucristo es nuestro núcleo central, donde se agregan y adhieren fuertemente sus discípulos para formar un todo. Jesucristo es el proveedor del agua viva donde todos bebemos y saciamos nuestra sed espiritual, con la confianza y seguridad en la fuente de vida abundante. Ahora podemos ver a Jesucristo con una visión clara y sin ningún tipo de distorsión. En nuestro Señor podemos ver reflejado nuestro propio ser:
“Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Todo pámpano que en mí no lleva fruto, le quitará: y todo aquel que lleva fruto, le limpiará, para que lleve más fruto. Ya vosotros sois limpios por la palabra que os he hablado. Estad en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto de sí mismo, si no estuviere en la vid; así ni vosotros, si no estuviereis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos: el que está en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada podéis hacer. El que en mí no estuviere, será echado fuera como mal pámpano, y se secará; y los cogen, y los echan en el fuego, y arden. Si estuviereis en mí, y mis palabras estuvieren en vosotros, pedid todo lo que quisiereis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. Como el Padre me amó, también yo os he amado: estad en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, estaréis en mi amor; como yo también he guardado los mandamientos de mi Padre, y estoy en su amor. Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido” (Juan 15.1 al 11 – RVR1909).
La gracia y paz de nuestro Señor Jesucristo, el amor en Cristo Jesús, el amor de Dios Padre y su fuerza y poder del Espíritu Santo sea con vuestra intención de espíritu. Amén. Escrito y recopilación con amor por un servidor, Frederick Alberto Mora Quesada en https://www.neobiblismo.org/
submitted by Neobiblismo to u/Neobiblismo [link] [comments]


2020.05.12 00:58 DanteNathanael Mi experiencia con la dependencia emocional

Más que nada, escribo esto con la motivación de escribir la experiencia por la que he estado pasando, para ayudarme a mí a saber en qué punto me encuentro, y que si puedo hablar de algo así, y el nivel en que lo haga, para verificar mi progreso, pero también para proveer mi vida como un ejemplo si eso es algo en lo que ustedes tienen interés en o también han experimentado en su vida. Finalmente, no se trata de curar, ni de juzgar, solamente de demostrar que no estamos solos, y que si se puede, aunque muchas veces no sepamos ni por donde.
Creo que he estado así desde mi infancia. Nunca desarrolle por completo un sentido de valor propio, todo siempre dependía de la forma en la que otros me trataban. Como un niño mimado, que cualquier cosa que hiciera era una de las cosas más maravillosas que alguien haya visto, con una imaginación y un intelecto un poco raro, pues las personas se sorprendían y me querían mucho, al punto de sobreprotegerme y nunca alentarme a perseguir lo que realmente quería hacer. Supongo que empezó cuando quería tocaaprender música, y el apoyo fue mínimo porque según no había dinero y también porque "iba a desperdiciar mi vida."
Siendo alguien muy sensible y sentimental, pues todo eso me fue afectando más y más y más, hasta el punto que nada de lo que hacía me hacía sentir bien—de lo que realmente quería hacer—porque no configuraba con las expectativas que las personas tenían de mí. Y al no tener ese amor que tanto necesitaba, empecé a conformarme con hacer las cosas que ellos querían, con tal de recibir amor, pero eventualmente esto también me cansó y me volví muy cínico. Me empecé a mentir sobre mi vida, sobre que nadie me quería porque yo sí perseguía mis sueños, que era autentico, blablabla. Y también empezó a volverme muy cobarde, puesto que no contaba con el soporte de nadie si alguna vez caía o fallaba. . . . Y obviamente, también me empecé a resentir y querer venganza en contra del mundo, porque a uno de sus mejores niños lo había puesto en una vida deplorable para él. Sentía que nadie me comprendía, que nada de lo que hacía estaba bien . . . y por ello, todavía más, me volví más dependiente del amor y cariño que recibía, aunque fuera solo de una persona . . . y en ese momento descubrí lo que eran las relaciones.
Todas mis relaciones se pueden resumir en una singular historia: todo empieza bien, descubren que detrás de la fachada hay un niño amoroso, romántico y lleno de vida, lastimado y que quiere una relación. Con el paso del tiempo, mis miedos y resentimiento empiezan a brotar, ellas tratan de ayudarme, pero eventualmente la fuerza de esas emociones negativas es tanta que también las empieza a afectar, mezclándose con sus propios problemas, para terminar en un gran derrumbe invisible. Y el ciclo se repetía.
Desde la primer relación fallida (ahora son 4) me cansé de esto, pero no sabía por donde empezar. Y por esto empecé a obsesionarme con saber qué estaba pasando, y mis refugios fueron la filosofía, y eventualmente, la psicología. Pero volví a la mala costumbre de creer que los que estaban mal, los que me debían algo era el mundo, pero no era así, pues las personas son las personas y uno mismo es uno mismo. Y entonces, repetí el ciclo una y otra vez.
No fue hasta que terminó catastróficamente mi tercera relación, con Dariana, que decidí que ya era suficiente. Pero no tuve la fuerza suficiente para seguir con mi proceso, y de nuevo me hundí a depender de las personas. Me la pasaba días enteros queriendo que alguien me hablara. Empecé a considerar que mientras más bella fuera la persona, más valor como persona me estaba dando a mí, que mientras más dedicado fuera a alguien más, más valdría como persona. . . . Por su puesto que esto ultimo es verdad, pero si se hace por hacerlo, por gusto, no porque se espera obtener el amor que a uno mismo le hace falta. Y entre otras muchas creencias de gente pendeja que empezaba a creer en mi mente para justificar mi estado, para justificar mi dependencia emocional—la más cagada era esa de que "era un alma en pena, sin hogar, sin donde encajar, que estaba destinado a morir de amor, pues era lo mejor que hacía," JAJAJA.
Eventualmente me volví aún más cínico, no dependiendo de absolutamente nadie y haciendo lo que se me diera la gana, rechazando amor por todos lados y tratando de encontrar una solución a lo que quería hacer.
Y llegó sexto año . . . avanzado. Todas las vacaciones anteriores a entrar en el ciclo 2019-2020 me la pase casi sin hablar con nadie, más que jugando, escribiendo, llorando, recogiendo migajas de donde pudiera, pero realmente sin aprender nada, pero esto ultimo no lo sabía. Pero bueno, según yo ya estaba bien. Hasta me metí a una ETE, porque honestamente creía que podía, y si podía, todavía tenía tiempo de sobra, tiempo para sentirme miserable, lo cual no me gustaba para nada, pues necesitaba huir de mis emociones. . . . Y toda la historia que viene a continuación tendrá sentido al final. No se preocupen.
El punto que entré a sexto y me empecé a juntar con una de las únicas personas que conocía, Itzel. La verdad pensé que al entrar me quedaría solo un buen rato, pero estando en la puerta, me hablo y tomó de la mano, y pues me sentía muy bien, porque nunca había hablado con ella bien, nadamás nos conocíamos de vista, pero como en quinto estuve con Dariana todo el año, pues en ella me encerré, dejando incluso a mi grupo de amigos, los Tonas Brothers, a un lado. Dentro del salón, con mi ego hasta el cielo, un ego frágil y absolutamente dependiente, y empecé a instintivamente buscar chicas que me gustaran, incluso se las dije a Itzel. Jajaja. Y bueno, eran 2, C. y A., muy diferentes en personalidad, pero el mismo arquetipo de cuerpo por el que alguna razón tenía mucha atracción a. Eventualmente me decidí a querer decirle a la que más creía que me gustaba—que en realidad era la que más tenía contacto con—C. Pero no lo hice por un tiempo.
Después, de la nada, empecé a notar risas de una parte del salón, y note que venían del otro lado, por en medio . . . era Isaac y Ashley. En ese momento le dije a Itzel que me gustaría hablarles, porque me parecían lo más sinceros del salón, y también los más divertidos. Unos pocos días después fue que noté que con ellos estaba una chava que no había visto nunca antes, preciosísima . . . pero eso no fue lo que me llamó la atención. Había algo en ella que me llamaba la atención mucho más que en cualquier otro de mis simples caprichos físicos, y no sabía que era. De vez en cuando la buscaba en el salón, pero casi no la veía. Se convirtió en mi sueño, pero nunca creí que le gustaría. La veía demasiado preciosa, demasiado fuerte, demasiado brillante y feliz como para que se fijara en un mequetrefe como yo. Y por una parte, sentía que de alguna manera no estaba encajando ya con Itzel ni Fernanda . . . pero era porque mi necesidad, mi dependencia emocional, estaba empezando a nacer de nuevo. Y por la otra, Itzel me estaba diciendo que si yo me le declaraba a Camila, ella se le declararía a su crush. Como no tenía nada que perder, y pensaba que esta diosa nunca me iba siquiera a hablar, pues acepte.
En ese momento, no se qué fue primero, pero creo que hicimos equipos en Química, y yo siendo un total antisocial, no asistí a la clase en la que fueron hechos los equipos, así que me vi relegado a armar uno fuera de tiempo. En ellos se metió una amiga que ahora quiero mucho, Adally, el manitas y finalmente ella, Karla, mi sueño. . . . Obviamente mi emoción fue grande, pero realmente me relege a no querer demostrar que me interesaba, porque, para empezar, no sabía porqué me interesaba tanto. Claro, era una preciosura físicamente, se vestía bien poca madre y su personalidad irradiaba un aura bien chingona, pero no era solo eso . . . sabía que me gustaba por otra cosa más allá de su cuerpo, de lo que se podía ver. Y por la otra, Itzel y yo ya habíamos hecho esa intención. Y yo sin esperanza con ella, pues simplemente lo deje ir sin mucho. Pero mi corazón se seguía emocionando cuando hablaba con ella en esa clase, y solo era esa clase, y solo era una vez a la semana. Creo que hubo una semana en la que no hubo clase en el laboratorio, y estuve muy pinche triste porque wey, era el único momento que le podía hablar y estar cerca de ella. Aparte de todo, era muy linda conmigo, bromeábamos un poco. Recuerdo muy bien que nos dijimos que nos andaba del baño. Para cualquiera es una pendejada, pero para mí fue lo mejor de mi puta semana. Jajaja. También en mi cumpleaños, Karla me mandó un mensaje y estuve bien bien bien pinche feliz. Era lo único que necesitaba en mi vida.
Ash e Isaac iban en Italiano conmigo, y un día, de la nada, me hablaron. Como sabía que ellos estaban con Karla, y aparte porque me caían instintivamente bien, algo muy raro, pues me junte con ellos, aunque fue un poco incómodo al principio. Y me empecé a juntar con ellos un poco.
Y entonces empieza uno de los más grandes fiascos que he hecho en mi vida.
A Monse y a Itzel les mostré algo que estaba empezando a escribir, una carta. Había hablado un tanto de C. con ellas, también con Xally, porque pues no tenía nada mejor que hacer, la verdad, no era para nada wow. Al principio si fue para ella, pero con el paso de la pluma me dí cuenta de que en realidad no me gustaba. Lo único que me llamaba la atención era su cuerpo. Y pues así al chile que hueva. Pero después empecé a pensar en Karla, y uts, la pluma salio corriendo y tenía una carta lista en menos de 5 minutos. Aquí está una transcripción, con unas explicaciones entre corchetes.
"Fue creciendo poco a poco, criado en la obscuridad de mi inconsciencia, entre callejones y andenes en donde hacía tiempo no me asomaba. Al caminar el reloj, salió más y más a la luz, en las arteriales avenidas de mi percepción te encontrabas tú. Empecé a notar tu existencia. (Al principio ni la había notado, como ya mencioné.) Buscaba el veneno de tus ojos y de tu sonrisa sin realmente saber por qué. Creía que me habías gustado, encantado a mis sentidos. . . . (Química.)
"Buscaba . . . pensaba en acercarme a ti, pero no tenía una razón concreta. (Se supone que solo eramos equipo de química, ni amigos cercanos.) Después, note que tu presencia, para mí, era exactamente eso, tu presencia. La encarnación en la periferia de otro ser, de otra alma que por Poisson o Destino>! (aquí, Poisson se refiere a la probabilidad estadística de que en mi vida, en el recuadro de tiempo y espacio que habite a través de ella, Karla pudiera haber aterrizado . . . aunque, en realidad, debería de ser "Poisson y Destino," porque con Destino me refiero a aquello inconsciente en ambos que nos guió hasta ese punto en nuestra vida, pues las coincidencias no existen)!< había coincidió en espacio-tiempo mutuamente con la mía. No eres una idea, una vasija en la cual vaciar mis propias motivaciones y deseos,>! (al principio no lo era, pero después, se volvió evidente que sí)!< eres una imagen clara y táctil, una persona real que no necesito elevar a divinidad para poder apreciar que eres encantadora. (Tres dice lo contrario.)
"Quizás se note, (yo digo que sí, demasiado) que me pongo nervioso contigo, que no puedo sostener tu mirada y mi voz flaquea continuamente si de referirme a ti se trata—y ni hablar de las sonrisas estúpidas que se me dibujan y los brotes de sangre que dilatan los tejidos de mi cara. Lo cual no es tanto por cómo me siento hacía ti, si no en lo que sentirías si lo supieras. Por lo que considero este escrito un tipo de suicidio, una confesión de algo que para mí tiene los matices de un crimen . . . me entrego a salir de las sombras de mi silencio hacia los aluzamientos de tu consciencia, con el único propósito egoísta de no permanecer callado. (Ay, Dante. . . . Oh, esperen, ahí viene lo mejor:) E incluso lo hago cobárdemente, a través del lenguaje escrito, porque a) en persona me derretiría, b) se me olvidaría qué decir y c) no tengo que huir o esperar a que me escuches incómodamente. (Ja. Esto nadamás lo puse para hacerme sentir menos peor a mí mismo.)
"Pero si, C., me gustas. Y no he podido detenerme de decírselo a todos, (esto si es verdad, a muchos, en algún punto les mencioné algo de C., porque finalmente no estoy diciendo que no me gustaba, aunque fuera solo físicamente,) porque es más fácil hacer eso que decírtelo a ti, aunque no haya nada bueno en suprimir algo que disfruto sentir." (Aquí hablo de nuevo de Karla: era más fácil decirle a otra persona que me gusta que habérselo dicho a ella misma.)
Alguien alguna vez me dijo que cómo había podido escribirle eso a alguien que ni siquiera le hablaba. . . . Bueno, en vez de "C." pongan "Karla" y todo va a tener sentido. Por esta razón fue que le enseñe la carta a mis amigos. Era una confesión secreta, porque Karla era mi amiga, y no quería arruinar nuestra amistad con que me gustara. Me sentía estúpido, porque creía que no le gustaba, y después pensaba que me había gustado simplemente porque me había tratado bien y era dulce conmigo, o solamente por su cuerpo.
Pero luego, como todos saben, el 25 de octubre finalmente rompí el silencio y a todas mis amigas mujeres les dije que me estaba gustando Karla—Xally, Itzel, Monse. Al día siguiente fui con mi papá a Querétaro, y todo el trayecto me la pasé pensando en ella, hasta estaba de buenas, fotografíe todo, y a pesar de estar cansado, me quedé hablando con ella hasta las 2-3 de la mañana. Fue a la 1:21 del 27 de octubre del 2019 que la última vez que me enamoré empezó. . . . Nah, estoy exagerando, pero aquí va el porqué.
Con el paso del tiempo, noté que tenía la grandísima necesidad de solamente estar con Karla, hablar con Karla, lo que fuera. Me hice dependiente otra vez, pero esta vez ya no quería para nada eso. Estaba consciente que dentro de mí tenía que haber un proceso por el cual tendría que pasar, en el que no podría depender de ella, no podía sostenerme en ella, no tenía que sufrir por ella, y hasta cierto punto hasta alejarme de ella, porque me estaba volviendo lo que no quería, y no realmente por su culpa. Pero como siempre, los miedos empezaron a crecer dentro de mí . . . "pero que tal que se va con alguien más," "que tal que me odia por no estar listo" y, el mejor de todos, "no merezco su amor por el estado en el que estoy."
He hablado antes de esto, y de cómo a pesar de todo, merecemos amor, sin importar el estado en el que estemos. . . . Pero algo muy diferente es recibir este amor, especialmente cuando eres emocionalmente dependiente, pues para mí, solo la aprobación y el cariño de Karla me hacían sentir bien. Podía estar rodeado de personas maravillosas, amigos y familia, pero nada de ellos me llenaba tanto y me hacía sentir tan bien como que ella lo hiciera, que ella me lo diera.
Cuando empezó todo el pedo de los paros, nuestra relación tuvo un gran pico de felicidad, todo iba bien . . . hasta que sucedió que no pude mentirme más en cuanto a cómo me sentía, y el 14 de diciembre del 2019 le dije cómo me sentía realmente, con el propósito de dar a entender mi posición con respecto a todo lo que había venido ocultando. No fue para nada bueno. Mi dependencia emocional estaba a trote cuando dejamos de hablar tanto. Literal, los pensamiento de que no era suficiente, de que no estaba siendo lo suficiente amoroso, que simplemente no valía la pena como persona si Karla no estaba conmigo, se dispararon por meses, hasta que regresamos a la prepa. Entre tanto, no quería para nada enfrentarme a mis miedos, pues me estaban destrozando, no podía pasarme ni un minuto tranquilo, siempre tenía que estar haciendo algo, hablando con alguien, quería absolutamente destrozarme, suicidarme, todo era mejor que tener que enfrentarme solo a lo que me esperaba, y que estaba seguro tenía que hacer, para poder estar bien, y no depender de ella, y quizás, así arreglar nuestra relación. Todavía iba a Prepa 2 a la ETE, pero era demasiado cansado. Todos los días, el trayecto, el no tener mensajes largos con ella, el que la sintiera tan distante, me estaban absolutamente destruyendo. Ya no tenía a nadie para avisarle que ya había llegado, que ya esto, que ya aquello, mi humor se fue al carajo, y eventualmente deje de ir por completo. Me había ganado absolutamente todo.
Cuando entramos, trate de arreglar las cosas, pero para nada funcionó. Me super emputé y mandé absolutamente todo a la verga. Ese fía me fui a tomar y creo que me puse super mal. Tenía una amiga que use para no estar solo. Con el tiempo la empecé a querer, porque me parecía una buena persona, pero la única razón por la que le hable fue porque no podía conmigo mismo, necesitaba a alguien que me distrajera del hecho de que me la pasaba revisando todas las redes sociales de Karla, porque simplemente estaba tan desesperado, tan cansado de cómo me sentía, y trataba de alentarla, de que me dijera que me quería, y las veces que lo hizo, me sentía super bien, pero sabía que la forma en la que obtenía que Karla me dijera estas cosas no estaba bien. Entonces empecé a tomar más, de no ir a clases, de simplemente tratar de ignorarla, de superarla, porque yo simplemente, en mi dependencia emocional, creía que ya no me quería.
Obviamente todo esto era una mentira. Y es por eso que hablo tanto de ella en este tipo de post, y el porque digo que ella fue la que cambió mi vida.
Verán, que dependas emocionalmente de alguien no significa que no ames a esa persona, y viceversa, también no significa que realmente la ames. En mi caso, en realidad si la amo, y es por eso que empecé con todo esto. Desde cierto nivel, el amor siempre es un sacrificio, pues es un pacto . . . y ella también me amaba, en algún punto, algo que totalmente arruiné. Ella sabía que ninguno de los dos estaba listo para tener una relación, y dimos de lo mejor de nosotros, hasta que simplemente no pudimos más, y el rencor, la desesperación y la frustración nos llevaron a finalmente "romper lazos no oficialmente." ¿Y esto que tiene que ver? bueno, que simplemente, si no fuera por el haberle hecho tanto daño, el haberla decepcionado, mentido, acusado, etcétera, no tendría el propósito de cambiar, de simplemente dejarme de mamadas y seguir adelante, cueste lo que cueste.
Pero claro y por supuesto que tengo un chingo de miedos. Finalmente, pues la amo, ¿no? y cuando uno ama, uno es muy vulnerable, uno se imagina toda sarta de estupideces y le teme a muchas cosas reales, porque, a final de cuentas, nunca fuimos novios, todo era una promesa muy truculenta. Y ahora mucho menos, ella se puede ir en cualquier momento con otra persona, y no tendría absolutamente nada que reclamar, porque para empezar, fue mi culpa el no haberme preparado con anticipación para cuando llegará, el no haber sido sincero en cuanto a lo que estaba pasando, etcétera. Y es por eso que tenía tanto miedo siquiera de empezar todo el proceso. Pero pues ahora, como tal, no me queda de otra.
Y bueno, a todo esto, ¿qué es la dependencia emocional? Bueno, la verdad es que todos somos emocionalmente dependientes, pues todos queremos sentir algo, sea respeto, amor, temor, lo que sea—amor siendo uno de los principales. Pero los que están emocionalmente sanos reciben esas emociones de si mismos. Puede parecer no intuitivo, pero como la confianza, es una habilidad que puede ser trabajada en, adoptada y aprendida en cualquier punto de nuestras vidas. Y como tal, cada quien tiene una manera de alcanzar eso que se llama amor propio. Pero, ¿qué es el amor propio? Según Google, el amor propio es la "consideración y estima que una persona siente por ella misma y por la cual espera ser considerado y estimado por los demás." Siento que esperar aquí es algo muy sensible, pero hasta ahora es verdad. Y, entonces, ¿cómo es que uno desarrolla amor propio por si mismo?
Seguiré hablando de mi experiencia.
El amor propio es la habilidad para estar solo y funcionar solo. Esto significa saber cómo procesar todo de manera independiente si no se tiene a nadie cerca, el no perseguir placeres básicos, como hablarle a nuestros exes cuando nos sintamos solos, o refugiarnos en la bebida, o en la comida, o en la vida en si. Es encarar todo lo que se siente. hacerse responsable de ello y dejarlo ir. Es aceptar que a pesar de todo, uno es posible de recibir amor, y hasta que alguien lo haga, tenemos que dárnoslo nosotros mismos.
¿Cómo es que estoy construyendo mi amor propio? bueno, ocupándome de mí. La confianza es muy atractiva, esto es porque la confianza es un signo de amor propio en una área. Ahora imaginen amor propio en todas las áreas. Es por esto que muchos homosexuales llaman la atención de mujeres heterosexuales a pesar de que sea, a veces, fácil ver que los chavos son homosexuales, porque el salir adelante como algo que está visto mal socialmente, perseguido solamente por el cómo son y lo que hacen, necesita de mucho valor y aceptación propia. Esto es la clave, aceptarnos como somos. El problema viene cuando la aceptación de lo que somos nos hace encarar eso en lo que somos insuficientes. Pero, de nuevo, no olvidemos que no importa cómo estemos, somos merecedores de amor. Pero entonces significa darnos amor, y darnos amor es, inevitablemente, crecer. Cuando amamos algo nos encargamos de ello. Imaginemos a nuestra mascota, a quien la creemos inocente y merecedora de todo nuestro amor, y la cuidamos mucho más que a nosotros, le compramos comida, le hablamos, le decimos cuánto lo queremos, aunque a veces puede que se cagué por todos lados o se coma algo que no debiera. Y bueno, lo mismo es con nosotros. Amarnos significa saber lo que merecemos, lo que podemos tener, y encargarnos de lo que tenemos que hacer para vivir plenamente, "como merecemos:" es bañarse, hacer ejercicio, comer saludablemente y a horas iguales, dormir bien, no pensar cosas negativas de nosotros, no arrastrarnos por alguien que ya ni nos quiere, bailar, salir a la lluvia cuando llueva, lavarse la cara, peinarse, arreglar nuestra casa, aceptar regalos, dejar de perseguir cosas que solamente nos hacen odiarnos a nosotros mismos (como, por ejemplo, había días en los que me terminaba odiando, porque según yo no tenía nada que hacer y me puse a ver algo, pero terminé mucho más cansado que antes de hacerlo), y todo lo que se nos pueda ocurrir, la definición y lo que tenemos que hacer nuestra. Pero, empero, esto todo debe de ser soportado, basado en la premisa que también, dentro de nosotros, estamos trabajando en la manera en la que pensamos de nosotros mismos, y como tal, en las relaciones que tenemos con conceptos como "amor," "amistad," "valor," etcétera. Por ejemplo, una creencia de que "las relaciones son difíciles," está basado en el hecho de que antes puede que hayamos experimentado algo así, y simplemente lo aceptamos, porque nos veíamos como difíciles de mantener y complacer. Esto fue lo que paso con Karla. Al principio, yo no creía absolutamente nada negativo de ella, sin embargo, sobre todo esto, tenía la creencia de que "nadie me entiende, nadie me quiere y nunca me podrán perdonar . . ." ¿y qué fue lo que pasó? exactamente eso. Y no obstante, no solamente esa creencia se hizo más fuerte, también se empezaron a crear creencias especificas a ella, basadas en el comportamiento que, hasta cierto punto, YO estaba provocando.
Ahora, todo esto no significa que no vamos a hablar con nuestros amigos, conocer personas, salir, bailar, ser felices, así como tampoco que no vayamos a recaer otra vez. Lo único que significa es que vamos a dejar de depender de otras personas, y dejar, en el caso de las relaciones amorosas, no perseguirlas por un rato, darnos un respiro y la oportunidad de conocernos y mejorarnos. Finalmente, esto es lo que me impulsa, la certeza de que no importa cómo ni cuando, siempre y cuando complete lo que estoy haciendo, sin importar que extraño tanto a Karla, algún día podría casarme con ella, o con otra persona. Pero los beneficios de esto no solamente llegan hasta ahí, las relaciones en general, familiares, amigos, compañeros, extraños en la calle, mejoran increíblemente. Nos es posible ya hacer lo que queramos sin el que dirán, y realmente dedicarnos un tiempo para nosotros mismos, porque no es lo mismo estar solos que tener un momento a solas.
El día en el que escribo esto, subí una foto a mis redes, algo que en mi puta vida hago. Jajajaja. Pero tuve muchas dudas al hacerlo, porque para empezar, la foto me la tome así de la nada, casi despertando, y después, me dieron ganas de subirla. Mi primera duda fue de si lo hacía para llamar la atención, la cual pues obviamente no era la razón. Después, empecé a decir "bueno, quizás no sea mi intención llamar la atención, sin embargo lo voy a hacer, ¿realmente podré controlar mis instintos?" Y pues afortunadamente si. Digo, he contestado los mensajes con un sticker de Kirby dando florecitas, como en señal de gracias, pero a partir de ahí no he empezado como sabía que antes hubiera empezado, de "ay, no quieres ver más." Todo pendejo el vato. Y esto me tiene muy feliz, porque es como de "ahhh, no mames, pude en contra de mis mamadas para seguir mi camino limpiamente." Con esto quiero decir que . . . llevo no más de unos días así, poniéndome atención. Ha habido días en los que he llorado, me he enojado, no he podido para nada dormir bien, y sin embargo, todo esto lo acepto. Y por otra parte, ya me siento muy muy diferente de a cómo me sentía antes de empezar. Me llevo mucho mejor con mi familia (los que me conocen saben que no me llevo para nada bien con mi papá ni con su esposa . . . pues adivinen qué. JAJAJA), con mis amigos, con extraños en el internet, tengo más energía para hacer cosas de la escuela, escribir mis historias, hacer ejercicio, simplemente quererme, pues. Ahora imaginen si sigo así y sigo cavando profundo, descubriendo traumas de mi infancia y limpiando todo desde el principio. Ahhh. <3
Mientras escribo esto muchos pensamientos vienen a mi mente, pensamientos negativos y positivos. Ciertamente sigo teniendo miedo, y realmente que extraño muchísimo a Karla, pero por este amor que le tengo, que también poco a poco se está volviendo mío, es que sigo adelante y ningún día me dejo recaer en mis malos hábitos. Sea como sea, saldré mucho mejor de esto, no importa cuánto duela en algún momento. . . . Y espero que si alguno de ustedes también quiere intentarlo, tengan la seguridad de hacerlo. Ustedes son la mejor inversión que pueden hacer.
Por último, es por esto que conté la larguísima historia de cómo empezó todo con Karla y como es que para empezar oculté que me gustaba. Si hubiera tenido la seguridad y la no dependencia emocional, nada de todo lo que pasó hubiera pasado. Pero, finalmente, gracias a que pasó, es que ahora estoy en el camino en el que estoy, y por esto, muy aparte del amor, es que después de mi madre y de mi tía, le estoy agradecido con mi vida a ella, porque gracias a ellas 3 es que por fin desbloquee toda mi vida de la cárcel en la que la había puesto. Y también porque por mucho tiempo me acompaño, a pesar de que la acusaba de todo. Ella me cuido como no tienen idea en el momento más obscuro de mi vida. Y es por esto que finalmente, todo esto, todo lo que nazca de haber salido de mi depresión, de mi dependencia emocional, llevarán de algún modo su nombre, en esperanza de que alguien más crea en si mismo y no le tenga miedo al amor, ni a arriesgarse a cambiar hacia dentro, de volverse si mismo, por algo que quiere, por algo que ama.
PD: Disculpen si todo esta un poco desacomodado, estoy muy cansado porque no dormí bien, pero quería escribirlo de cualquier manera.
Edit: Ah, si. Me falto mencionar que la razón por la que estaba buscando quien me gustara y una relación no era, como alguien me dijo, por pura imágen y cuerpo, si no por recibir amor. También, pronto trataré de hablar más sobre el cómo obtener esa sensación de que también merecemos amor y cuidado, en la 2da lección de 12 Reglas para Vivir: cuida de ti mismo como si fueras alguien de quien estás encargado de.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.26 20:57 DanteNathanael Sal de Amanecer - Parte 1: Capitulo I.2

. . .así como ella, Aura disfruta de la manía de tener el Cielo abajo y todos los demás colores sobre Él—pues Arriba era lo único que tenía color aquella vez que lo vio llegar, estirándose expansivo desde el huevo de su lejanía, en el punto donde la atmósfera, azul en sus estratos más altos, verde en las alteradas vecinidades del sol cayendo en picada, se dejaba caer como un hilo en la boca de la cuna de cemento y varillas enmarcando el único camino a-falta-de-alas hacia ella desde la entrada de su calle. Era un vochito del 98', comprado recientemente—Aura descubriría después que la transacción había ocurrido a punta de pistola—en cuyos asientos había una clara división planar, pues atrás, un religioso espacio autosustentable habitaba, cuyo olor ni el Frío del ambiente circundante logró detenerle el paso hasta sus sensores ornitales: patinas cristalinas de vieja y derramada cerveza, pegándose a sus dedos como telarañas, con patrones de grietas radiales fáciles de imaginar habían sido diseñados por una artística arácnida emprendedora en su tiempo libre, atrapando colillas aquí y allá, fungiendo como cadáveres compartamentalizados para futuro consumo. Aura llego a jurar, tras una inspección detallada, que aquellas colillas muertas todavía palpitaban en intervalos aleatorios, pero discernibles—chupadas e inhaladas por el bencénico aire presente, fumándose a sí mismo, replicándose sin fin.
"¿Por qué tienes tantos periódicos aquí? No me puedo ni sentar, René. Hubieras limpiado el coche si sabías que ibas a venir por mí."
Grandes, blancas, italizadas y recostadas en un fondo rojo—Aura no dejaba, no podía, dejar de verlas.
"¿René?” dijo, sosteniendo en su mano la primera hoja de periódico de la pila a sus pies. “¿Enserio?" Husmeando sobre las superficies con mujeres casi desnudas, una por una, ignorando, tratando de ignorar, el factor más importante. . . .
"Fíjate bien, mami," Aura, al oír esto, instintivamente puso atención. "Ábrelos."
Y eso hizo Aura. Adentro había más portadas, de 6 a 17 por portada madre, dobladas, redobladas y colocadas con esmero y dedicación dentro de sí.
"Ahora sí creo que es por las fotos."
"Fíjate en los títulos. Allí está la razón, la magia."
No quiso verlos, tanto por no ceder, como porque René manejaba como si llevará una micro, echándose carreras con extraños y mentando madres sin discriminar, volteando cada vez que lo hacía hacia ella, con ojos de victoria, esperando su aprobación. Entre tanto jalón, al arrancar en contra de la luz roja sobre ellos, su mirada fue guiada por la inercia del momento hacia el suelo por un segundo, segundo suficiente para deslumbrar los garabatos que tanto había querido ignorar, haciéndose presentes en su orbe de interés, en su ojo mental.
Des-pan-zurrado: un panadero ambulante muere atropellado. Página 7.
Elektrificante: una falla eléctrica mata a 3 en un Elektra. Página 7.
Su pulcra madre: madre mata a su hijo mientras dormía por no lavar los trastes de la cena. Página 14.
Todas las portadas contenían mensajes parecidos. El Cielo y su azul cada vez más quemado fueron reemplazados por aquel rojo que permea cada página que va pasando. . . . Su primer beso, su vida desde ese momento, sellada bajo la luz de alto, llenándola de cenizas y firmando el contrato de engramación de todas las destilaciones de esos momentos dentro de su estructura de dendritas y fantasía sobre el proyecto de su Complejo de Amor. . . . Y nada de eso importaba para ella, ni para él. Entre ellos había 6 años de diferencia, pero, bien sabían, seguían siendo unos niños. Y no veían nada mal con ello.
"El reino de los cielos es de aquellos que son como niños, ma."
"Claro que sí, Aura, pero de aquellos que son como niños, no quienes se quedan siéndolo."
Aura no podía levantar su atención, sin importar donde colocara sus ojos, de la pila de terror de nuevo en el suelo—juegos de palabras tomados de la mano de la muerte, del morbo, con la tierra en la que el Mictlán desgarra a los muertos, la misma tierra que vino a dar soporte a los dos tipos de canales lacrimales de Aura, tapizando por debajo las pisadas de cada lágrima derramada por ella: un canal reforzado, apto para desembocar tragedia; otro moldeado a carcajadas, chistes malos y buenos, bromas entre amigos, coincidencias de la vida y de la muerte, de lo muerto, lo que nunca ha vivido, los objetos y los malentendidos, siempre reverbando la naturaleza vibratoria de la suave presencia sonora de la diversión, hasta redondear cada pared muscular y nerviosa en una retorcida mueca facial que muchos, quizás todos alrededor del mundo, podían tomar como una sonrisa, o mínimo alguna expresión de gozo, jovialidad o sana energía . . . pero sus lágrimas corren por ambos caminos, contaminándose entre sí, mezclando sentimientos para crear un tercero maldito.
"¿Segura que iremos ahí?"
"Que sí, René. ¿No que ya ibas a dejar de—"
"Si, si, está bien. . . . Diablos. Ya no te enojes."
"Ya van muchas veces que tratas de hacerme cambiar de opinión, ya no—"
"Es bien."
De regreso a casa no hablaron para nada, ni siquiera el nuevo integrante de la familia, su sonrisa lentamente borrándose desde que salieron del centro de adopción.
"¿No dijo Quemer que vendría?"
"Está trabajando, hubo una—" aunque Aura no lo veía, continuo sin darle importan-cia. "Una junta improvista."
"Genial, papá . . . Genial."
"Y dime, René, ¿cómo le pondrán al perrito?"
"Es perrita, papá."
"Oh, sí. Bueno, eso."
"Había pensado en Jamona," respondió René, "pero aquí, sus hermosos ojos, señor Lucifez—"
"Por favor, René: ya te he dicho que me llames Evan."
"Si, claro, disculpe. Señor Evan, creo que, por nuestra seguridad, le llamaremos cómo propuso Aura: Katherine."
"Katherine" fue deshaciéndose en las enzimas del lenguaje y la flojera en una contracción de 3 letras, que para los amigos y familiares de Aura era un tema sin importancia, sólo dando ocasionales suspiros de risa como bono en reuniones familiares, en donde se repetían las mismas historias, cada año un poco más desfiguradas, o en primeras introducciones, estuviera Kat presente o no. Pero para ella misma, era un tema muy delicado.
"¿Puedes creer que me lo deformaran a Kat? Esos malditos . . ."
"Excelente decisión, ¿no?" le respondió Oximoro, "por lo menos sabes lo que significa tu nombre. La otra vez me encontré a Carbono y a Papá Sismo en el parque detrás de la casa de Caguamo, y le pregunté si sabía lo que significaba mi nombre . . . Pues el maldito solamente se río y se fue a leerle a Sismo de nuevo."
"Lo ves, siempre es lo mismo contigo Oxi: nunca me escuchas."
Y los ladridos se empezaron a escuchar, pequeños y agudos, sacando de quicio a otros perros, gatos, aves . . . incluso llegando hasta los oídos de un par de cabras listas para ser llevadas a algún matadero casero, fuera para alimentar a una familia o para iniciar algún ritual, básicamente lo mismo en la gran escala de las cosas: sacrificios a los cuales parece que todos son conducidos sin importar las líneas por las que se llegue, chocando en un manojo de opciones que al final de día son lo mismo, una reducción que bien nos parece natural, pero sabemos que hay algo mal, algo enérgicamente desperdiciado en ello. . . .
Fueron los balidos los que parecían haber empezado todo. Los bulbos que la habían mantenido ahí, perdida en el ombligo del envolvente rango montañoso, en el elevado valle donde cada día parecía caer más profundo, habían dejado de funcionar por un momento. . . . ¿No crees, Aura, que el pasado sigue estando muy presente? ¿No puedes saborear al espíritu de la sal al recordar?
¿Y por qué habían hecho eso? ¿Por qué las telarañas eléctricas estratificadas una sobre la otra habían recibido el rojo? Bueno, lo mismo se pregunta ella, pegada al piso, ojos remando entre archivos de reinicio, tiempo corriendo en gravedad disminuida, tic-tic-toc-toc, sangre oxigenándose en los vestíbulos de un corazón claustrofóbico que hacía tiempo no había generado más que suspiros.
"Señorita Lucifez, ¿se encuentra bien?" preguntó el profesor, temeroso a acercarse.
"Aura, ¡Aura!"
Aura tomó las manos de Kessandra: sentía que sus oídos podían agarrar más el sonido de las palmas de ella, tocándola con miedo, que del aire alrededor.
"Si, estoy bien." dijo Aura al levantarse, la mano derecha apoyada en el pizarrón, la izquierda en Kessandra. Sus pies aún no se ajustaban al suelo, haciéndola tambalear y caer, levantarse de nuevo y caer—sentía que no era ella, que era la escuela, la ciudad.
"Señorita Nietzes, ¿puede llevar su compañera a la enfermería?"
"Enseguida."
"No te preocupes, 'Sandra. Yo la llevo."
Detrás de él empezó a escurrirse horizontalmente una luz grisácea muy clara. La lluvia empezaba a llegar, anunciándose en sensores óseos y meteorológicos. Abajo, la Ciudad los espera.
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.26 06:04 DanteNathanael Sal de Amanecer - Parte 1: Capítulo I.1

Así termina el día: el reloj da la última hora sobre su circunferencia y reinicia, pero él, reflejado en el centro, lo único que puede ver es cuánto tiempo ha perdido.
Detrás del vidrio circular, vector mayor y menor del tiempo apuntan rectos hacía el opaco cielo. Desfigurados claustros posthervoreos avanzan lentamente en fila bajo la fría atmosfera de las ultimas suelas anuales de Leo. En las sonrisas de luna que logran aparecer de vez en cuando entre las grietas de la troposfera, se puede oler el petricor proveniente de la naciente Aura, cortesía de la recién bautizada Katia, vanidosa hija del vórtice tropical buscando la manera de tragarse en sus cabellos efluentes la luz del Sol, para escupirla fría, difuminada y obscura—Coyolxauhqui en el reino de Tonatiuh, imponiendo desde el ojo de su vientre atmosferas extranjeras con apocalipsis en mente, despertadores para los oxidados engranajes del mecanismo tectónico.
Debajo de todo, por fin arriba, él espera . . . no hay nada, ni tampoco ha llegado a su cuerpo. Cierra los ojos por pequeños lapsos que culminan en un esfuerzo por mantenerse despierto cambiando de posición, solamente para cerrarlos otra vez y hacerlo de nuevo. La noche cae en el horizonte lentamente, el invisible manto de estrellas moviéndose silenciosa mientras los sifones oculares, pupilas negro esterlino, llevan esa luz que hace posible verlos al reino de la inconsciencia, la promesa de vida progresivamente desvaneciéndose estrella a estrella, bulbo a bulbo, interruptor a interruptor. La cantidad de silencios a su alrededor crecen, los pasos del Sueño cada vez más audibles juntos con las campanitas llenas de almas chocando entre si paso a paso . . . el deseo de pertenecer a ellos aumenta, pero el brillo cuadrangular pide un poco mas de compañía. Y con un largo bostezo Somnolencia llega, y con ella . . .
. . . llega un bólido balido expulsado del interior de alguna casa vecina, atraído por la fina influencia de sus oídos. Refunfuña tal Caguamo, meneando la cabeza exhalando frustración en torrentes sincopados a las flautas tocadas por el viento entre árboles, edificios y telarañas de cobré y PVC. Deseando reanudar su ritual con ella, quién ya ha vuelto a la seguridad de las sombras, sin saber a estas alturas de su vida una manera constante de atraerla de nuevo cuando quisiera, y sin una vibración reciente en su mano, comienza a platicar con Caguamo, como ya es costumbre, que lo espera, con un poco de frío, en la base de la plegable escalera de aluminio que uso para subir a la azotea.
"¿Qué piensas de las ovejas, 'Wamo?"
"¡Aarf! Ggrarf, arf aarf raff . . . Raf."
"Claro, si son deliciosas, ¿pero alguna vez has visto una?—viva, no en carnitas, digo—no te parecen un tanto, no sé, ¿estúpidas? ¿inocentes?"
Caguamo levanta su rostro confundido, pequeños aglomerados de hielo hay en sus bigotes, hacia su dirección. No había comentado nada sobre su sabor . . . pero claro que lo amaba. El olor característico de un domingo, con todo y sus meteorológicos tintes religiosos, volviendo el aire más pesado, difractando la luz en un espectro más cálido, colores para algunos hogareño, que llenaría sus corazones de calor con tan solo recordarlos, pero para otros el más simple y doloroso indicador de su soledad. . . . Para nada. Caguamo compartía con su compatriota humano el dolor auditivo que era aquella nueva inquilina, con la furia propia de un chihuahua.
Dentro de las sombras, el panorama cae. Los antenados, cableados y apilados bloques negros del horizonte pronto y lejano, melenas construidas de borrosos aluzamientos y brillantes bocas poligonales adornando las caras de planas obscuridades, caen hacia arriba, inversa gravedad circadiana del profundo y fluido negro que ella ha derramado con un beso entre la superficie de sus ojos y el anverso de sus párpados. Al chocar con las magmoides nubes prekatianas liberan paquetes electromagnéticos atrapados en altas estacas de acero, vibrando al llegar a su celular, movimiento periódico que quizás no en fuerza, pero si en ritmo, es indistinguible del rebote asiento-trasero del puñado de pasajeros sentados en el metro. Todos, despiertos o no, recorren alabeadas e invisibles guías al destino de siempre . . . ¿Por qué habrían de dudarlo? En la ceguera impuesta por la subterraneidad (que dos días antes había celebrado su cuadragésimo octavo cumpleaños) las sensibilidades autogeolocalizadoras necesarias para notar que efectivamente, así como al dormir, flotando en los vientres del Sueño, el rumbo, el final, habían cambiado bruscamente por capricho de Alea, eran inmensamente escasas. Dormidos a la mitad, tan cerca y tan lejos de descansar en paz, frunciendo seños, formando sonrisas, asfixiándose a efecto retardado es su apilación horizontal, son llevados a un lugar que reconocen como el mismo, pero que no podría estar más lejos de serlo.
Las ofrendas de todos los alabastrones presentes se alzan hacía los ventiladores negros.. El sonido generado por el vórtice es solamente audible cuando el metro se paraliza en miedo, junto con todos adentro. Buscan quedarse callados, el más mínimo sonido puede ser malinterpretado. La respiración disminuye, las lenguas paran de moverse en sus cavidades bucales, los audífonos empiezan a susurrar, aquella comezón debe de esperar . . . ¿esa luz estaba parpadeando cuando subí? La obscuridad del túnel empieza a multiplicarse, extendiendo su cuerpo en contra de las ventanas, crujiendo, vibrando . . . nadie parece notarlo, pero, pero, lo oyen, ¿no? Cada vez todo se hace más fuerte. . . . Es . . . no no, solo es el reflejo de sus audífonos en la ventana. Ja. Juré que era un rostro afuera de la ventana . . . está dentro, ¿no? ammm, no . . . algo definitivamente se acerca . . . viene de muy lejos, corriendo por el túnel, trayendolo consigo . . . si, los oigo, oigo sus dientes castañeando de hambre, deletreando mi nombre en sus estómagos. . . . Aquí vienen. . . . Un gran borrón naranja pasa hecho la Mocha por las ventanas, silbando crujiendo, cientos de siluetas difuminadas entre si derritiéndose por la velocidad en la obscuridad de su anonimato . . . nada fuera de lo usual. Mira todo pasar, suspirando en alivio. Vuelve a cerrar los ojos. Por lo menos hasta que oye el rechinido de los frenos. Cara a cara, no se atreve ni a ver los reflejos que piden un poquito de sus ojos, una mordida visual, un grito inaudible clamando por digestión cerebral . . . siente que algo se abre paso sobre el mar capilar, sale por la ventana y aterriza en el techo con un estrudendo. Lo único que puede oír es el ventilador succionando sobre al aire que exhala pesadamente. Sudor empieza a ser secretado, el calor aumenta hasta que algo sobre ella empieza a decir, un susurro encantador, un gran siseo, mientras todo yace unánime y petrificado, "Si recuerdas qué es la luz al final del túnel, ¿no?" Ella no responde. "Parece que no . . . que lástima, pensé que lo recordabas." Trata de alertar alguien, pero todo está hecho piedra, incluso ella, de la cabeza para abajo, su miedo y eso lo único con aparente permiso de moverse. "Aura, Aura . . . la luz al final del túnel es otro tren . . . la luz al final del túnel—" Por fin logra alzar la cabezs, sumida en miedo, sudor y desesperación, en el momento exacto para ver cómo el ventilador ya no está girando, y entre la rejilla desciende rápido como la Miseria, "—s o y y o."
Al fondo del vagón, visibles a través de un infrecuente valle de espaldas, dos hombres se saludan con los puños, uno de ellos silbando la melodía de Mi destino fue quererte. Sin soltarse, el otro, vestido de azul, mangas arrugadas y recogidas hasta el codo, revelando un reloj en cada muñeca, empieza a cantar “. . . maldigo al amor.” Sus manos empiezan a bailar en el reducido espacio que tienen. Muchos empiezan a sentirse incomodos, no están acostumbrados a ver la felicidad nacer de la nada. Un muchacho empieza a sonreír con ellos mientras que en los altavoces se les da los buenos días a todos con información sobre la estación que se aproxima. Sí, sí, nunca debes de olvidar sonreír. . . . Parece que él pensaba lo mismo hasta que entre gritos inesperados, Aura despierta del trance y logra ver en su cara una mueca para que la tierra se lo tragase, tirando la pequeña sonrisa que había logrado extraer de su interior al aire, el ventilador succionándola . . . pero la tierra ya se los había tragado a todos: el roce de su pene contra las nalgas de un señor habían despertado las fantasías reprimidas de su juventud, liberando a manera de supresión insultos y movimientos para mentarle la madre:
“Para pendejo no se estudia.”
“¿Lo dice por experiencia?”
Pero el peso del Amanecer hunde su rostro y su vigilia de nuevo entre cientos de suaves pelos sintéticos, propios de su almohada—afelpada chaqueta color cobertor, modelo hombro, con olor a suavizante y perfume—dejándola salir seis estaciones después de la planeada. Su destino es la escuela, la maldita escuela.
“¿Si pasaste?”
“Si, y no gracias a ti, maldito ‘storbo,” corriendo a las escaleras, 4 pasos por cada paso de persona normal.
Ring-ring. Extraída de la cama, Alán expide una serie de bostezos indivisibles. Coloca su desnudo pie izquierdo sobre la fría gravedad, espera un segundo, y descansa el derecho sobre la rejilla del compañero delantero. Con una mano silencia la desesperada alarma, con la otra vierte tinta negra de su pluma en símbolos latinos, pigmentos diluidos formando cadenas que denotan en claro-obscuro las ideas recibidas sobre el papel adiestrado. Las lagañas que bordean sus ojos se extienden en trenzas segmentadas hasta la tenue cuadrícula azul con fondo blanco, medio centímetro cuadrado de blancura, treinta y seis por cuarenta y nueve cuadritos, más bordes—blanco como el de su pijama, procediendo a quitársela con sonambulico fervor: primero la camisa, revelando la falta de ropa interior superior, enseguida los pantalones, dejando como huella de su presencia un patrón pintado en carne viva, montañas en contracara a las presentes en el elástico que lo mantenía adherido a su cintura. Todo cayendo a la misma velocidad. Al pasar a la siguiente página, esquina superior derecha, continua cepillándose los dientes, arriba-abajo, escribiendo izquierda-derecha, palabra tras palabra, deslizando sus ya calcetados pies dentro de un cómodo calzado sucio. Primero izquierdo, cruz, orejitas, nudo iniciando por la derecha, otro nudo más, después derecho, lo mismo. Seguridad, firmeza, libertad, alas para volar hechas de nilón y algodón. Finalmente ha acabado, la clase ha terminado y todos podemos relajarnos hasta que arribe otro metro atrasado, trayendo el clima del túnel, los vientos estacionarios presentes en la obscuridad llenando las arcas del andén, aventados a treinta kilómetros por hora más su velocidad natural. Variable. Demasiado variable. Cierra los ojos, no quieres que nadie entre en ellos, no quieres que nadie vea lo que hay en ellos.
“¿Por qué siempre llegan tarde?" Y al verlas tomadas de la mano, Alán añade "—¿y juntas?”
Un par de huh's desentonados y unísonos, lagrimitas de bostezo saliendo de los ojos de Kessandra y la anillada por Insomnio mirada perdida de Aura le responden.
Se toman de las manos en la forma particular de "hermanas" recién reconciliadas. El pulgar e índice de Kessandra formando un anillo falángico que, con sus internas sombras, logra diferenciar los de otra manera indiferenciables pigmentos de sus pieles, PMS P 37-9 C, dinámico a la temperatura ambiental y corporal—la anchura y profundidad de sus pares de ojos el único punto de anclaje del que todos pueden decretarlas como amigas, en vez de familiares, diferentes constelaciones, misma obscuridad.
"¿No han visto qué hora es?" continúa Alán.
Kessandra al fin se atreve a verla—09:07—al levantar la cabeza hacia el cuadrangular reloj sobre el pizarrón. Al bajarla, la punta de su nariz despliega el panel de notificaciones del estratégicamente posicionado celular de Asán, donde antes de retroceder y levantar sus puños, vislumbra debajo de la hora atrasada por un minuto, una serie de mensajes insoportablemente falsos con una tal "Linx", que días antes, vagando por las calles que de alguna u otra manera conectan a la burbuja de existencia de la preparatoria con el mundo exterior, la había visto con él, tomados de la mano, compartiendo con bromas y risas altisonantes una orden de tacos de canasta, frijol y papa por el olor, con un helado de la nevería más cercana, fresa, uva y choco-chips, caminando a una velocidad casi lo doble que la suya hacia Tlalpan.
"Shiinga tu madre, pende—" Entre i'es y e's, burbujea a la superficie de su consciente sensorial el espacio negativo, ciento cuarenta y tres punto ocho por sesenta y nueve punto cinco por ocho punto cinco milímetros, dejado por el vacío que su celular creó en su mochila al saltar de su posesión a la de otro sin su permiso, retribución monetaria o ya de mínimo un "gracias," apagando el final de su oración mientras Aura, ahora libre, camina hacía su lugar. Una mirada registra cada uno de sus movimientos.
Caminando, suelta un suspiro. Todos creen que se trata de un lenguaje pneumático por descifrar, pero nadie se atreve preguntar. Ella misma se ha percatado de esto, por lo que de vez en cuando expira versos de Blake y Lorca en un amateur morse. Pero hoy no se trata de eso, pues al saludar al resto, se pregunta cómo es que llega todas las mañanas sin recordar el trayecto ("¿Qué onda?"), con la ligera sospecha de haber vivido ya éste día ("Hola Aury, te ves preciosa." Ay: "Gracias, bebé.") de manera exacta. ("Hola chicos.")
Al ajustarse los garabatos del pizarrón poco a poco a sus ojos, cree haber leído algo relacionado a lo escrito alguna vez, aunque la memoria visual de un "proceso subconsciente" no puede ser traída a la consciencia, y las palabras "arco reflejo" sólo le recuerden a la entrada de su hogar anterior, memorias de un domingo por la mañana. La sigue mirando.
Con el Sol alcanzando su cénit, montañas apenas visibles, rugir incesante de motores, cláxones, comercio, pasos y risas sobre los pasillos, las paredes haciéndose más chicas con el paso del día, el reducir inquebrantable de la paciencia y los niveles de atención, sobre las empolvadas losas gris penitencia y tras mucho debatir interno, una figura se alza por detrás de los bosques de queratina teñida de colores extracapilares, aproximándose a ella mientras su respiración se hace más pesada.
"¡A!—Aura . . ."
Pausa la escritura, su mirada asciende y desciende al confirmar la forma de la voz . . . y suspira de cansancio. Pero él continúa, titubeando en su nervio-sismo: "¿Cómo e-estás?"
Al recordar lo dicho por su madre, tan repentino pero esperado como un relámpago en medio de la tormenta, Aura se toma firme y bruscamente de la chaqueta blanca de Ródian, usando el impulso para levantarse unos centímetros de su asiento y decirle, en un tono desinteresado y ahogado, cerca de su oreja: "Ah. Hola, Rod."
"¿Recuerdas lo de ayer?"
"No," responde bruscamente, hundiendo los ojos en su siguiente aliento, "no recuerdo ni cómo llegué aquí hoy, mucho menos los días anteriores; ¿qué hay de ti?" Pero antes de dejarlo responder, su madre de nuevo presente, vuelve al tema: "Ammm . . . No. ¿Qué fue lo que dije ayer?"
"Bueno, me dijiste que te sentías sola y querías compa—"
"¡Ahhh! Si."
"Y . . . Y pues—"
"¿Ajá?"
"Quedamos en salir. Además, me dijiste que—"
"¿Enserio dije eso?"
"Ammm. Si."
"Ah . . ."
"—me dijiste que te recordara, porque estabas un poco ebria."
"Creo que no fue solamente un poco, Ródian."
"¿Mande?"
"No, nada . . . Demasiado."
"¿En-tonces?"
"Si, seguro. ¡Ya qué!"
Ródian, un momento sin decir nada, se convulsionaba con tan grandiosa oportunidad. Aura le despertó.
"Búscame al salir."
"Claro."
Aura, Aura, su nombre rondaba incansable en las espirales de su pensamiento. Por un lado, se generaban memorias de posibles futuros, por el otro, con considerable mayor peso, un torrente presurizado de ingeniosa envidia y excelente mentira dejaba caer frente a su tercer ojo las memorias del famoso—por lo menos para él—muro de su hermano. Una pared patronizada con lazos y clavos de los que pendía ocasio-nalmente una impresión de 10x13 centímetros de algún tiempo en el pasado, a pie de recuerdo el nombre de la acompañante en turno, y por debajo la fecha y una aproximación de las coordenadas, tomadas de Gmaps, del lugar y el tiempo donde fue extraído aquel momento. Los lazos varían en color: hay una gran cantidad de rojos, los cuales, retorciéndose en las ápsides de la pared, finalmente regresan, tras separarse en T'es y reconformarse en Y'es, hasta un circular vacío central donde pareciera que habría de colgar una fotografía que aún no había sido tomada; y azules, verdes y negros, brotando en pasajeros callejones, resaltando puntos y fotografías que Ródian no comprendía, pero que su hermano, encantado con su palacio mental exteriorizado, siempre miraba todas las mañanas, para revitalizarlo.
"Una foto de las fotos, eh."
"Así parece ser. Quizás no deberíamos de llamarles fotos, si no capturas . . . engramamos bucles de los cuales no sabemos en dónde está su origen."
"Oye, ¿y si nosotros somos el origen?"
"Mira pequeño . . . Deberías ya estar en camino, migrando hacia las regiones fronta-les, en donde con tus habilidades servirías más para lo que se lleva a cabo detrás de aquellos rangos misteriosos. Y-Y no me digas—"
"Oh, quiero intentarlo."
Sola de nuevo, nota el acre olor originado por la quema de sustancias ilícitas en la calle vecina alcanzándola tras haber envuelto a todo el salón, entrando por la lejana ventana paralela a ella. Había encantados y había asqueados. La plasta azulada leve-mente bosquejada que el Amanecer resalta siempre sus contornos de, al alzarse y transformarse en el Atardecer, ya ha desaparecido por la reducción por contamina-ción del horizonte y su lejanía según el observador. Juntos, función y límite se deslizan en el mismo plano que los anticuados pantalones obscuros del profesor. "Bienvenido 23, por favor, antes del 49. Y 16, al extremo derecho, si es tan amable." Sobre las abscisas siguen corriendo datos y líneas, mientras gira su cabeza hacia la ventana, con asco de frente, ora al pizarrón, ora a su cuaderno, mismo asco, recreando las mociones ritualistas con las que despierta cada mañana, mojando sus ojos con lágrimas que, negándose a correr expulsadas de las órbitas hacia el suelo, hacía el centro de la tierra, empiezan a flotar, haciendo todo el uso posible de su tensión superficial, frente a su visión para contaminarle la vista con atmosféricas imágenes de ella, ésta mañana, frente a su espejo, contorneada por la niebla de su Insomnio. . . . Pues un sueño no sería tan aburrido . . . ¿O sí? Pero ya ha ocurrido tanto, por tanto, que ya no se inmuta mucho . . . No, no, no es la rutina, es que la rutina ya no cuadra dentro de lo que según ella, en algún momento, pensó que la llevaría a ser feliz; la lista de Cosas que valen la Pena hace un tiempo que ya fue olvidada, tanto para agregar, como para tachar, pues ahora la dinámica de su vida funciona a partir de la búsqueda de pretextos para seguir despierta, seguir con su vida de cualquier manera . . . Recuerdos y sueños, pasado y futuro, nunca presente . . . Quizás allí esté el problema . . . Quizás. . . . Y quizás hoy mismo descubra sí, sus sospechas confirmadas, alguna vez ha despertado realmente.
A sus apagados ojos cafés llegan fumarolas expirándose en patrones circulares, llevando su mirada, con cada grado recorrido aumentando el volumen acumulado ya dentro de ella desde hace años de su desesperanza, hacia el típico cuadro en el que se la vive y regocija Alán—que en realidad es la imagen típica de cualquier semipareja que se pueda encontrar en ese lugar, en cualquier salón, en cualquier jardinera, intentos por vencer la manera en la que todo parece perder calor progresivamente, incluso dentro de los corazones de aquellos que juran amarse con todo el corazón—lo que concuerda mucho con él, pues lo único que tiene fuera de promedio es su panza y su altura, ambos sobre la norma.
Vaya.
Aura se pregunta si alguna vez podrá dejar de verla—en realidad, verlas—de esa manera. Se “aprieta” dentro de su pantalón al centrar su vista en nada más y nada menos que en una de sus tantas tontas fantasías de pobre enamorado. Chica original y despampanante. Realmente la quiere, la quiere para esto y el otro. La mezcla de sus simplezas, dadas por ser partícipes de un mismo espectro en género opuesto, le da sabor a todos sus encuentros, encuentros en cuyos rumbos se pinta la orgánica corona de una pura Necesidad de Amor. Trap y reggaetón resonando con rock y hip-hop. Las voces de vodka, tequila adulterado, las famosas y queridas aguas locas, encantan los sentidos con la mirada concentrada de erotismo de unas medias lunas en celo, un movimiento de cadera o de cabello o de ambos, tejiendo y empujando con sus atracciones y sus repulsiones la tan buscada Receta Hormonal. En crestas se dice "son sólo tuyas" y otras tantas invitaciones para iniciar el fuego, en sus valles se ven frondosos abandonos e idas-sin-despedidas, tan originales en argumentos y disculpas, como cuando Alán piensa en cómo se congela cada vez que la(s) ve y cómo se calienta cada vez que la(s) besa, mucho más si le permite(n) un par de toques—aunque no muchos, disculpa, tiene(n) novio. . . . Y piensa que todo ello lo acerca a algún día encontrar a la indicada, aunque no se dé cuenta que solamente, con cada capa de lubricante vaginal de distinta procedencia añadida sobre su cabeza, solo reduce el círculo en donde persigue su propia cola, llegando beso tras beso a un punto donde no tenga más remedio que escoger entre parar a encontrarse o tragarse a sí mismo “sin querer.”
O eso se pinta mentalmente ella, con todos los grises del pantalón de Alán y el azul mezclilla de los ajustados jeans de Linda: colores celestiales familiares de aquel día. Pues . . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.04.23 18:36 _callmereno Hereditario

Hace unos pocos años conocí un muchacho maravilloso, Alfonso, y con él decidí empezar mi propia familia. Ahora tenemos un par de hermosos gemelos: Brandon y Barsi. Mamá está desbordando de alegría y cubriendo de apapachos interminables a sus nietos, desde luego porque ella no tiene que desvelarse todas las madrugadas para cuidarlos.
Una de esas madrugadas, Brandon había estado particularmente implacable, lloró casi media hora antes que Alfonso pudiera dejarlo en su cuna. Claro que con tamaños chillidos, Barsi despertó de su letargo pocos segundos después que su hermano comenzara la fiesta. Así nos encontrábamos los dos, cada uno cargando a un bebé, cuando sin querer pasé la vista por la ventana.
Afuera hacia una noche preciosa; la luna creciente brillaba casi rozando el horizonte, el calor del verano nos daba un cielo despejado, las calles tranquilas parecían estar pintadas al óleo. Inmersa como estaba arrullando a mi niña, alcancé a ver una suerte de ráfaga que cruzó rápidamente por la ventana, como si algo hubiera pasado volando rápidamente. Entonces pensé en Lucy.
Aunque hace ya muchos años desde su desaparición, yo la sigo considerando mi mejor amiga. A veces recuerdo todas las horas que pasamos platicando en la mesa del comedor, riéndonos de cualquier tontería; como nos tapábamos las escapadas de casa, o como intercambiábamos nombres cuando algún chico no tan guapo nos hacía plática; a veces pienso que, si no la hubiera invitado al funeral de mi abuela, Lucy estaría aquí, ayudando a dormir a sus sobrinos.
- «Crisi, Crisi. »- La voz de Alfonso me regresó de golpe a la habitación - «creo que la nena ya se durmió. Ya acuéstala, ¿no?»-
Bajé la vista y encontré a Barsi cómodamente soñando en mis brazos. Brandon ya estaba en su cuna, así que coloqué a su hermana en la de ella. Antes de apagar la luz, noté que Alfonso estaba inconsciente nuevamente sobre nuestra cama. Envidio la facilidad con que se duerme ese hombre. Di otro vistazo a mis bebés y puse mi cabeza sobre la almohada. Mis ojos empezaban a cerrarse solos, el cuarto débilmente iluminado por la luna, cuando escuché un ruido que me erizó hasta las pestañas.
Tap. Tap. Tap. Tap.
Golpeteo sobre cristal, tímidos toques sobre el vidrio de mi ventana. Inmediatamente quise incorporarme, pero un peso invisible me tenía prendida al colchón.
Tap. Tap. Tap. Tap.
Apreté los párpados con tanta fuerza que las sombras de la recámara se iluminaron con colores. Me aferré a las sábanas con ambas manos, sintiendo como la sangre abandonaba la punta de mis dedos. Sus repulsivos toqueteos en la ventana se habían convertido en rasguños, mientras el pozo de ansiedad en mi estómago se volvía cada vez más profundo. De pronto pude escuchar la voz de mi abuela cerca de la cuna de mis bebés:
- «De pie, Cristina. Estos niños te necesitan, ¡pero ya!» -
En ese instante me levanté de la cama rápidamente, casi saltando hacia donde estaban ambas cunas con las cabeceras encontradas. Después de comprobar que Brandon y Barsi seguían dormidos, giré mi cuerpo hacia la ventana, igual que cuando Lucy desapareció de mi habitación. Esta ocasión, sin embargo, caminé con paso firme hasta empañar el vidrio con mi respiración. Una gota de sudor bajaba por mi sien, mientras las uñas se enterraban en las palmas de mis manos hechas puños. Mis labios estaban apretados, y mis hombros subían y bajaban con cadencia calculada. Estuve plantada en ese lugar esperando, observando, barriendo con la mirada cada rincón de nuestro jardín trasero.
- «¿Qué esperan hijas de la chingada?» - murmuré apenas abriendo la boca lo suficiente para dejar entrar una mosca. Como si solo hubieran estado esperando mi invitación, dos hadas comenzaron a avanzar desde el fondo del jardín. Volaban no en línea recta, sino haciendo piruetas, alardeando su presencia descaradamente.
Ambas se detuvieron justo sobre el alféizar. Una de ellas, que llevaba entre las garras lo que parecía un trozo de tela vieja, se elevó hasta quedar a la altura de mis ojos, pero ligeramente a mi izquierda. Sus cuencas vacías estaban fijas hacia el frente mientras de su fétida boca escurría una espesa baba purulenta; me percaté que no me miraba a mí, sino detrás de mí. Esa maldita cosa estaba mirando fijamente a mis bebés.
Con toda la rabia que pude sentir en ese momento, azoté mi palma abierta contra el cristal, justo en el lugar donde se encontraba volando el espectro. El ruido del golpe hizo que el hada retrocediera, lanzando rasguños al aire, mostrándome los dientes y con gruñidos que apenas alcanzaban a escucharse dentro del cuarto. El mismo golpe despertó a Alfonso, que ya estaba de pie junto a mí, observando boquiabierto el espectáculo de afuera.
- «Crisi» - mi nombre dejo sus labios en un escaso hilo de voz. - «Crisi» -
En ese momento el hada que se había quedado en el alfeizar voló rápidamente, chocó contra la otra y le arrebató el trozo de tela. La primera hada intentó regresar, pero fue recibida con un gruñido de su compañera que la hizo alejarse definitivamente. La segunda hada descendió lentamente hasta quedar de nuevo en el alfeizar, donde colocó el trozo de tela, para luego perderse en la noche.
Mientras nos tomábamos unas copas de brandy sentados en la orilla de la cama, le conté a Alfonso toda la historia de mi abuela, su ritual, de Lucy, de mi madre, yo y las hadas.
- «Vaya herencia que les dejó la abuela. Si no las hubiera visto te diría que estás bien pinche loca, Crisi. » -
- «Pues ahora que las viste, necesito que me ayudes a matarlas, ¿sí?» -
- «Claro, claro. Lo que haga falta.» -
- «Estoy segura que esas madres vienen por Brandon y Barsi» -
- «¿Cómo estás tan segura …?» - llevé mi índice contra sus labios para detenerlo.
- «Vas a hacer lo que haga falta, ¿sí? Si no por mí, hazlo por nuestros bebés.» - Alfonso suspiró, se empinó el resto de su copa, y me tomó ambas manos
- «Por ti, y por ellos. ¿Pero cómo las matamos si ni tu abuela pudo en toda su vida?» - En ese mismo instante, tomé mi celular y marqué el número de mamá. Llevó varios segundos, pero al fin oí su voz rasposa del otro lado.
- «Cristi, ¿qué pasó mi amor?» -
- «No se fueron mamá, nunca se fueron.» - el sueño interrumpido hizo que a mamá le llevara algunos segundos reaccionar a lo que dije.
- «Las hadas…» -
- «Vienen por mis bebés mami, estoy segura que vienen por ellos, ¿qué hago, mami? ¿qué hago?» -
- «Voy para allá, Cristi. Acuérdate que no pueden dañarlos dentro de su casa, no es tan fácil para ellas.» -
Antes de media hora mamá estaba en nuestra puerta, con un par de maletas a su lado mientras dibujaba algo en el marco de la puerta. Cuando terminó me escribió un mensaje para poder pasar y Alfonso se ofreció para salir a recibirla.
Mientras entraban a la casa, no pude evitar derramar un par de lágrimas. Hacia tantos años que nos habíamos librado de esas malditas hadas, solo para regresar justo cuando mi vida era perfecta. Y encima de eso, pretendían hacerles daño a mis bebitos. Pues eso no se va a poder, no mientras yo viva.
Esta vez las hadas no tendrían lo que buscan, esta vez no.
submitted by _callmereno to nosleepenespanol [link] [comments]


2020.04.12 08:44 Edward_Sensous [CORAZÓN DESTROZADO] 4 años y no puedo sacar este dolor de mi alma

Hola Reddit, pido su ayuda porque no tengo otro lugar donde pueda pedir consejos a la vez que saco el dolor que siento en el pecho, sé que alguno de ustedes ha sentido algo similar a esto, pido un poco de su ayuda, los psicólogos no me han ayudado con toda esta situación. Tal vez solo necesito un consejo de alguien más que haya sentido el dolor de un desamor.
Hace 4 años conocí a una chica, sin duda desde el primer día que la vi supe que ella era para mi. Nuestra relación no fue muy larga, sin embargo, fue muy apasionada, nuestro amor era muy real, eramos dos gotas de agua unidas por el destino, como si dios nos hubiera puesto en frente para que nos enamoráramos y fuéramos felices juntos, deseaba que fuese mi esposa y pensaba en tener una vida con ella aún cuando yo me había jurado que no era una persona que se quisiera casar, pero con ella hasta hijos deseaba, realmente la amaba más que a mi propia familia. El problema es que yo nunca me había enamorado, era un chico muy serio, frió y reservado, todas estas nuevas emociones eran nuevas para mi, así que terminaba haciendo estupideces por celos, nos fuimos separando, yo intenté por todos los medios que nuestra relación nunca se terminara, cabe recalcar que ella era igual de amorosa y denotaba que me amaba de la misma manera que yo a ella, es de sentimientos sinceros, fiel y amorosa.
Nuestra relación terminó abrutamente, nunca terminé de entender el porque, siempre pensé que fueron por mis celos, pero después de un año de no hablarnos, ella me llamó para disculparse por como habían terminado las cosas. Escucharla realmente me hizo muy feliz, la extrañaba mucho, cuando terminamos, entré en un bucle de depresión el cual no he terminado de salir. Cuando ella me habló, me contó que ya se había juntado, que tenía novio y que era feliz con él. Me contó que entró en un tratamiento o algo así y que quería cerrar el ciclo conmigo de manera correcta. Me platicó que tuvo un aborto y poco más. Seguimos hablando por unos días más pero ella no tenía ganas de hablar conmigo, se notaba por su forma de contestar, pero lo hacía por respeto. Dejamos de hablar.
Pasaron 2 años más, en Enero me volvió a mandar mensaje, según ella quería alguien con quien hablar. Ella no había cambiado en nada, seguíamos teniendo conexión, teníamos el mismo humor y nuestras platicas eran muy amenas. Me habló porque ella pasaba cada 15 días enfrente de mi universidad y resulta que ella me había visto. Esa fue su razón para hablarme, según.
Pasaron los días, ella me empezó a pedir que leyera un cómic romántico, allí pensé que quería regresar, no perdí la oportunidad e intenté sacarle toda la información que pude. Resulta que ella seguía guardando un suéter que yo le regalé, me dijo que le daba fuerzas para seguir adelante. Le pregunté acerca de cual era su verdadera razón de volver a hablarme, de abrir una herida que me estaba costando mucho cerrar, ésto junto con todas las cosas que yo sentía por ella, que aún la amaba, que me dolió en alma perderle, que nunca he podido ni he querido encontrar a nadie más que no fuera ella, que me la pasé años mejorando con la esperanza de que cuando ella volviera, yo pudiera hacer mejor las cosas, que la acepté exactamente como ella era, que nunca le pedí nada ni deseaba nada más que su amor entre muchas otras cosas, realmente fue un mensaje muy profundo, sincero, amoroso y doloroso a la vez.
Resulta que ella ya no quería estar más con su pareja, que no le ponía atención, que no valoraba lo que ella hacía por él, que no la dejaba ser ella misma, hasta su forma de referirse a él era muy diferente a cuando hablamos 2 años antes, ahora era completamente despectiva y ausente de amor, sin embargo, no tenía a nadie con quien acudir porque es una chica antisocial, su familia no la iba a aceptar de nuevo y no tenía amigos por alguna razón. Me habló para pedirme ayuda, quería venir a vivir a mi casa por unos días en lo que encontraba trabajo, resolvía su situación con su pareja y sacaba sus cosas de su casa, porque habían planes con su pareja de una futura casa que estaban construyendo, entre más cosas, que es ese tipo de cosas la que le impidía dejarlo por completo, me dijo que ya no estaba tan segura de estar juntada (Porque no está casada) como lo estaba hace 3 años, cuando estaba completamente segura que quería estar con él, pero ahora mismo ya no. Yo le dije que no había ningún problema, me dijo que al día siguiente iba a hablar con su pareja...
Pasaron los días y no supe nada de ella, me dejaba en visto, le pregunté que qué había sucedido al final de todo?Solo me contestó que ya se habían resuelto los problemas con su pareja. Después de eso ya no volvimos a hablar más.
Yo se lo que dirán, que simplemente la deje ir, pero no es tan fácil, no me he podido enamorar de nadie más y vaya que lo he intentado, todas las mujeres que he tenido desde entonces son muy similares a ella, obviamente subconsciente-mente busco llenar el vacío que ella me dejó, llevaba 3 años en depresión después de rompimos, por fin ya lo estaba superando, estaba saliendo del abismo. Pero cuando regresó y estuvo la oportunidad de darse otra oportunidad, mi vida tuvo un vestigio de esperanza y felicidad que después fue arrebatada, esperaba que por fin todo el esfuerzo que había hecho por crecer, madurar, ser mejor persona y mejor pareja para ella, por fin pudiera ponerlo en práctica, pero no se dio.
Estoy en una dualidad, dentro de mi quiero sacar este amor y dar paso siguiente, pero a la vez sé que ella es para mi y que compartimos el lazo rojo de la vida. Yo de corazón creo en lo espiritual, y hace poco, después de mucho tiempo fui a leer mi futuro, ese señor me lo había leído antes, en él decía que mi vida iba a estar llena de amor, si, fue así, pero nunca fue correspondido por mi, no me nacía amar a nadie más. La última vez que fui, hace como 2 meses, una de las cosas que me dijo el señor fue que la persona que yo amo siempre piensa en mi, que tengo que ser paciente porque hay alguien que nos impide estar juntos, cabe resaltar que yo jamás comenté nada sobre una ruptura amorosa o que estoy enamorado de nadie, simplemente le pedí que leyera mi futuro y salió eso.
Sinceramente eso me dio esperanzas de que algún día estaré con ella, me dio la esperanza de que todo lo que pasamos mezclado con el mensaje que le mandé, sincerandome y abriéndome por completo ante ella la hayan dejado pensar. Es lo que deseo porque realmente la amo y la acepto exactamente como es, no pido ni exijo nada, solo deseo verla a mi lado.
¿Que consejos pueden darle a este idiota con el corazón roto pero esperanzado?
Gracias por leer toda mi historia, no fue fácil escribirla y sobretodo resumirla.Espero sus respuestas
:')
submitted by Edward_Sensous to espanol [link] [comments]


2020.04.12 02:41 paxacutic BUJO (Historia Corta)

Le pedí a mis seguidores en IG que propusieran premisas para escribir 15 historias cortas en 15 dias. en total fueron 25 premisas, esta es la primera de ellas elegida por un randomizer en la web, cada dia publicaré una y comenzare a escribir otra.
Premisa: Te despiertas con dolor de cabeza, vas a tu trabajo y todos estan sorprendidos de verte, llevas desaparecido 3 años
Tiempo: 4 horas y 4 minutos
Revisiones: 2

-------------------------------------------------------------------------------------------
BUJO
de: David Main
Mientras se disipaba la neblina de mis ojos al amanecer, trataba de descifrar una serie de números escritos en la pantalla de mi teléfono, no lo tenía registrado y el mensaje que había llegado unos 40 minutos antes leía: “sé que dijimos que nunca más, pero necesito que lo hagamos una última vez”. Limpie mi rostro y me encontré con la ausencia de Verónica a mi lado, hasta su olor se había ido antes de que yo me despertara, cada día siento que se lleva tajos más grandes de sí misma, aunque su ausencia me permitió volver a leer aquel mensaje con más calma.
Traté de recordar ese orden particular de números añadidos a algún contacto que pudiera haber borrado en los últimos meses mientras entablaba mi amistad y ahora relación con Vero, pero nadie me venía a la mente, al menos nadie que mereciera una segunda oportunidad. Al borrar el mensaje pude ver la hora y tiré mi celular a un lado para poder revolcarme en la miseria de que la alarma había sonado 45 minutos antes y ya no había tiempo para el desayuno.
Tome una ducha revoloteando entre el afeitado, el cepillado y el colirio en los ojos para sustituir superficialmente la taza de café que podría calmar este dolor de cabeza que no me deja pensar. Llegaría a la oficina y luego de los saludos respectivos iría a calentarme una taza en el microondas… no debí borrar el mensaje, pude haber averiguado quien era, seguro era un numero equivocado, pero igual, a lo mejor esa persona piensa que el verdadero receptor la está ignorando y no es justo, no debí borrarlo, y ¿si era para mí?, Verónica se ha vuelto una rutina agotadora de fingir interés en sus insignificancias extrapoladas por tanta carencia afectiva… Quizá pueda encontrarlo en alguna carpeta de mensajes borrados, y llamo al número, solo por ayudar, solo por sacar de dudas a esa persona.
Me tiré encima la camisa blanca y la corbata amarilla de los martes, me pareció curioso que el olor a naftalina hubiera penetrado tanto mi ropa desde la última ronda de lavandería hace solo dos días y tuve que pasarle un pañito húmedo a mis cuatro pares de zapatos para quitarles el polvo que opacaba ese brillo aplicado religiosamente los domingos. Hice el chequeo correspondiente en cada uno de mis bolsillos para que no se me olvidara nada en el apuro del retraso, cartera en el bolsillo derecho del pantalón, pañuelo que hace juego con la corbata en el interno del saco a la derecha, tome mi cuaderno de apuntes y revise el celular por mensajes que me dieran pistas de la rutina del día, la pantalla estaba iluminada por un número desconocido y sus 4 llamadas perdidas, ¿es ella, o es un el?, ella seguramente, aunque “necesito que lo hagamos una última vez” suena más a él, a hombre intenso pidiendo una última oportunidad para un polvo de lastima, más tarde le escribo, en la hora del almuerzo, a lo mejor le saco un buen rato a todo esto.
Encontré dos mensajes relevantes, uno de mi padre pidiéndome dinero para comprar sus pastillas y uno de Vero diciéndome con su versión pegajosa del amor que no olvidara la harina de trigo, ayer no la anoté, así que la había olvidado, pero escribí ambas peticiones en mi diario del día, guardé el celular en el bolsillo interno a la izquierda de mi saco y el diario con mis tareas en el izquierdo del pantalón junto a mi bolígrafo y su tapa.
Revisé que todo excepto la nevera estuviera no solo apagado si no desenchufado y salí tan rápido como pude sin agitarme demasiado.
En el camino le escribí a Vero, guardada entre mis contactos simplemente como Amor, me sentí tentado como tantas otras veces a cambiar ese calificativo a su nombre de pila, quizá eso haga que el final sea más sencillo, cuando se vaya no tendré que cambiarlo, y cuando venga la siguiente no tendré que explicarle por qué en lugar de crear el contacto “amor” solo modifique los datos, no quiero dejarla, eso sería demasiado ruido, quiero que se vaya, que tome la decisión propia de recoger sus maletas e irse un día dejando solo una nota de adiós firmada dramáticamente con un par de lágrimas, pero su baja autoestima le permite aguantar tantos abusos y además se culpa por ellos, ha sido imposible zafarme de esto, pero pensare en eso cuando la cabeza deje de dolerme, después del café, por ahora un mensaje de buenos días será suficiente, y un “te extrañe esta mañana cuando me desperté y no estabas a mi lado”, a ella le gustan esas cosas, yo las encuentro innecesarias, quizá sea esa la razón, quizá por eso termine de irse, quizá sería mejor si borro esa última parte.
Al entrar al vestíbulo saludé de nombre a algunas personas que no me regresaron la cortesía y algunas otras me saludaron de una forma tan efusiva que me pareció exagerado. Me tuve que detener en la entrada de la oficina cuando mi tarjeta magnética no me dio el acceso, y fue una mujer joven que no había visto antes quien con una sonrisa amable y un carnet igual al mío me invito a pasar antes que ella. Le agradecí el gesto con una sonrisa y la típica línea de “cuando uno anda más apurado…”.
Los pasillos me eran familiares pero las cámaras de seguridad no, había algunas decoraciones que no recordaba y tantos rostros nuevos que por un momento pensé haberme equivocado de piso. Continúe mi recorrido hasta el cubículo a la izquierda del medio donde iba a pasar las próximas 8 horas de mi vida y al llegar había un hombre de pie recostado de mi escritorio mientras hablaba con la vecina del cubículo contiguo, le pedí disculpas y el me ofreció ayuda, le pregunte que si había algo malo con mi computadora y el hombre dijo que no, entonces le pedí permiso para poder sentarme y este me respondió que no podía sentarme allí porque ese era su puesto de trabajo, sonreí buscando alrededor a alguien que pudiera aprobar el humor en la situación pero solo vi un mar de rostros apáticos.
- ¿nos cambiaron de puestos?
Pero aquel hombre respondió que no sabía que decirme, que él había estado sentándose en ese puesto por… y miraba a su vecina de cubículo… ¿dos años? Y ella asentía con cada palabra. Puede ser el dolor de cabeza o la falta de café, miré alrededor para ubicarme mejor y reconocí la vista a mi derecha, los edificios más altos donde seguro había gente con mejores trabajos que el mío y mejores sueldos que el mío y con vidas menos aburridas que la mía. Y pude ver que aquel hombre entro en modo defensivo cuando dejo de recostarse del escritorio y se paró pecho a pecho frente a mí, una avalancha tibia comenzó a recorrer mi cuerpo desde el abdomen en todas direcciones y sentí el impulso de cerrar mis puños. En lugar de eso, abrí mis palmas a la altura de mi pecho y hacia el.
- No hay problema – le dije manteniendo un tono amable – voy a recursos humanos para que me digan que fue lo que pasó, no hay problema.
La oficina de recursos humanos estaba al final del pasillo, detallé a cada persona y cada conversación sin escuchar familiaridad en ninguna de esas voces o rostros, pero supe que estaba en el lugar correcto porque reconocía las oficinas donde entraba a robarme grapadoras y mouse pads solo para sentir ese aventón de energía en la boca del estómago que nunca pude descifrar, pero tenía el encanto incomodo de insertar un hisopo profundo en mi oído.
Aún estaba cerrada, antes de seguir dando vueltas preferí ir directo al área del comedor, me tomaría una pastilla y una taza de café, seguramente es un error mío, siempre se me olvida todo, por eso me gusta usar los diarios, cada vez que necesito hacer memoria solo tengo que revisarlos, año, mes, día, todo está ahí, al punto de que si no los tuviera guardados desde hace más de 10 años estoy seguro que no recordaría lo que paso ayer.
Tomé una pastilla para el dolor de cabeza con un poco de agua en vaso de papel y me senté a masajear mis sienes con los ojos cerrados esperando que el café diera sus vueltas respectivas durante un minuto en el microondas, y un dolor que tiño la oscuridad de mis ojos cerrados con rojo se apodero de mi al sentir una palmada en el hombro derecho, solté un quejido y encontré colgada en el aire la disculpa de una voz que por fin sonaba familiar.
- Coño disculpa ¿Tatuaje nuevo?
- ¿Cómo? - Le respondí a Henry, es quien maneja Recursos Humanos, seguramente estaba en el baño aprovechando el momento en que todos están socializando en sus cubículos para estar solo en su templo
- En el hombro ¿o es alguna lesión?
- No, no sé, pero me desperté con un dolor de cabeza horrible y ahora me duele el hombro
- ¿Y aquí vienes a liberar la tensión?
Ambos sonreímos pero dudo que haya sido por las mismas razones, cuando sonó el pitido del microondas le ofrecí café pero no acepto, le hable sobre el hombre sentado en mi puesto de trabajo y Henry me contesto que sí, que era “Marquitos”, y cuando le pregunte que hacía “Marquitos” en mi puesto de trabajo, Henry me contesto “tu trabajo, pero mejor”, y mientras soltaba una de sus risas corporativas sentí la vibración de mi celular iluminado con un “Número desconocido, 9 llamadas perdidas”, me apresure a escribir un mensaje de respuesta diciendo simplemente “Numero equivocado”, quise aclarar lo del tal Marcos estaba haciendo mi trabajo pero Henry hablo antes que yo.
- ¿Qué has hecho últimamente?
- ¿Ultimamen…? - - ¿desde ayer? – y sentí que mi tono no fue tan amistoso en esa última parte
- Si bueno, últimamente, o... ¿Qué vienes a hacer por aquí? ¿andas buscando trabajo?
Por su expresión, seguramente levante la voz, el dolor de cabeza empeoraba y aquella lava que parecía recorrer mi cuerpo en calma apilaba unos vapores que presionaban contra mis cuerdas vocales, quería gritarle y sabía exactamente que decirle, con el pulso firme me lleve las manos al rostro y sin mirarlo directamente intente hablar en el tono más monótono que pude.
- ¿Me botaste y la manera de decírmelo es poniendo a otro a trabajar en mi puesto sin avisarme? – pero seguramente levante la voz…
Henry buscaba en mi mirada algo que le diera continuación a nuestro intercambio amigable, pero lo que hallo fue una ira creciente que perfumaba el ambiente en bilis y cianuro, se puso de pie y me lanzo una de sus sonrisas condescendientes y me hizo la sugerencia de que me terminara el café y que cuando me calmara un poco pasara por su oficina, antes de irse me dijo que era un placer volverme a ver mientras me extendía la mano, le regrese el gesto sin levantarme del asiento.
Pasaron unos 10 minutos y volví a revisar mi teléfono
[No es un numero equivocado, Víctor, ¡te necesito!]
Bueno, sea quien sea sabe mi nombre
[Quién es?]
Deje el teléfono en la mesa esperando la respuesta y presioné mis ojos con los pulgares para disipar el efecto que la luz blanca tenía sobre mis ojos sensibles. No hubo respuesta inmediata, respire profundo y me dirigí a la oficina de Henry y por allá a lo lejos escuche otra voz familiar llamando mi nombre
- Víctor!
Y me preguntó que como estaba en medio de un abrazo fuerte, ella había empezado hacia unos meses y me toco a mi enseñarle donde estaba cada cosa en la oficina, los nombres, lugares cercanos para comer, nunca hemos entablado conversación fuera del entorno laboral, pero parecía muy feliz de verme, preguntó que cómo estaba, que cómo me había ido, que en qué andaba y yo trataba de responder con una sonrisa y un “bien, bien, todo bien” a cada una de sus preguntas que incrementaban exponencialmente mi propia duda de estar en el lugar correcto, hasta que se me ocurrió preguntarle…
- Vicky, ¿hace cuánto que no nos vemos?
El frio que recorrió mi espina encontró un aliado en la vibración del celular en mi pecho y aquel número desconocido
- Cómo… ¿3 años? Más o menos.
Me aleje de ella con la excusa de tener que atender la llamada entrante y la promesa de pasar a verla antes de irme, deslice el circulo en la pantalla hacia el icono verde y escuche un apresurado
- ¡No vayas a colgar!
Era una ella, ¿quién eres? Fue la pregunta más apropiada pero nuevamente el dolor punzante en mi hombro fue alborotado por una palmada de saludo, esta vez me doblé del dolor y escuché a Henry nuevamente disculparse
- ¡Coño marico es que se me olvida!
- Tranquilo – diciéndole también a la mujer al otro lado del teléfono que no iba a colgar, que me esperara un momento
- ¿Todo bien? - Cuestiono Vicky con mas preocupación que duda
- Si, dame chance y voy al baño a ver qué es lo que tengo en el hombro que me duele tanto, ya vengo
Frente al espejo prístino de aquel baño con luces automáticas y lavamanos con sensores de movimiento, pude ver los vasos rotos que el colirio no pudo disimular en mis ojos, enjuagué mis manos hasta que estuvieran lo suficientemente frías para pasarlas por el rostro y cuello secándolas con el pañuelo amarillo antes de recoger el teléfono a un lado del lavamanos y continuar con la conversación
- Aquí estoy
Dijo mi nombre completo seguido de la dirección exacta de mi apartamento, describió mi cabello castaño hasta el último detalle del corte barato, el marrón de mis ojos con una precisión pantone y mis comidas favoritas dependiendo del humor y la ocasión. Yo iba quitándome el saco y aflojando la corbata hasta notar una forma diminuta de X en puntillismo que había penetrado la tela de mi camisa blanca. Desabroché suficientes botones para poder llegar a distinguir claramente una serie de diminutos puntos equidistantes en mi espalda cruzados con una X, todos menos uno. Con el pañuelo húmedo limpié la sangre del penúltimo que estaba tan fresco, hinchado y mal curado que no pudo haber tenido más de 24 horas en mi piel, solté un quejido de dolor inesperado y ella al otro lado del teléfono se detuvo.
- ¿Paso algo?
- Tengo… algo en la espalda
- Los tatuajes – respondió ella sin dudar un segundo. Sin perder detalles en como tenía tanta información sobre mi le pregunte cuales eran sus intenciones
- Hoy no sabes quién soy, pero ayer lo sabias, y tienes que venir porque necesito que seas quien eras ayer
El silencio era la única respuesta aceptable en ese momento y ella seguía insistiendo, llamándome por mi nombre, mi nombre que sonaba tan extraño en esa voz que no había escuchado jamás y al darle mi mejor discurso de “no sé quién eres o que quieres, pero si me vuelves a llamar voy a llamar a la policía” ella interrumpió para decirme
- Tus diarios, los tengo todos
- ¿Cuáles diarios?
- Los que has estado llevando durante los últimos 3 años – respondió cortante y segura – no tienes que creerme a mi Víctor, pero puedes creerte a ti mismo
Salí corriendo del baño y hacia la puerta, el vestíbulo, la calle, el metro, mi casa. No supe si le conteste a Henry su comentario de “que no vuelvan a pasar 3 años…” y le escribí a Vero un mensaje de “dónde estás?” seguido de otro preguntándole si había recibido alguna llamada extraña el día de hoy. Subí a revisar mi caja de diarios pasados, todos estaban allí, semana a semana, mes a mes, año a año, mis rutinas, mis canciones descubiertas, mis metas logradas y las que fueron dando paso a cosas que requerían menos esfuerzo y compromiso, la pantalla de mi teléfono aun brillaba con el “Número desconocido, 15 llamadas perdidas” y en la numero 16 conteste
- Todos están aquí, mis diarios, no falta ninguno
A lo que ella respondió con un simple y lapidario
- Revisa las fechas – y colgó
Estaban ahí todos, 2010, 12 meses, 2011, 12 meses, 2012, 2013, 2014, 15, 16 y 2017 con sus 7 meses hasta el presente que es el octavo, no falta uno solo, agosto 2017 leí en la portada del que estaba usando en ese momento, comprar harina de trigo y transferirle a papá, no hay error, yo no cometo errores, para eso son los diarios.
Tomé nuevamente el teléfono para llamar a aquella mujer y poner en evidencia su error cuando en la pantalla de bloqueo pude leer la fecha y la hora de hoy, 10:45am, martes 7 de abril, 2020.
Mi estómago se hizo un nudo que se deshizo al instante en un líquido frio y denso que congeló todo rastro viscoso de lava hasta la planta de mis pies, 3 años, 2017 al 2020, 3 años, debe ser un error, pero al encender la computadora me lo confirmó, intente llamar a Verónica, pero en el momento volvió a brillar mi pantalla con aquel “número desconocido”, que comenzó a recitar:
Agosto 2017, Quiero tomar toda esa amalgama de pensamientos que me invaden y exteriorizarlos.
Y continuó:
Entrenamos nuestras mentes para perdonar, para aceptar, para olvidar. Pero yo, yo no tengo nada que olvidar, que perdonar, pero si mucho que aceptar, he estado vigilado desde siempre, padres, maestros, jefes, cuya autoridad me ha mantenido caminando por esta línea recta de moralidad, la estabilidad y la normalidad. A tal punto que cuando ellos no están me vigilo yo mismo con sus propios métodos, sin voz ni decisión sobre mi propia vida ni mis propios actos, tomando cualquier oportunidad por insignificante que sea para darme una pequeña dosis de lo que podría ser. Pero de ahora en adelante, lo que podría ser, ¡será!
Y concluyó diciendo:
- ¿Suena a algo que escribirías tú?
Inmediatamente partí a la dirección que me había dado, me tomó poco más de hora y media encontrar el lugar y otra hora y media antes de armarme de valor para entrar en aquel edificio que albergaba el apartamento 11-B con vista al oeste.
Cuando abrió la puerta me sorprendió su fragilidad, no más de 26 años, delgada, cabello recogido, en shorts y franela de pijama. Entré en silencio asegurándome de no ver alguna sombra extraña o escuchar algún sonido que indicara la presencia de un tercero, ella cerró la puerta detrás de mi sonriendo “no hay nadie” dijo mientras leía mis pensamientos como si hubiese entrado en un lugar familiar para ella. Se presentó como Adriana, aunque sospeche que no era su nombre verdadero, me ofreció café a lo que me negué pidiéndole de inmediato que me mostrara los diarios si no era problema, apuntó a un pasillo a la derecha que conducía a uno más breve que se bifurcaba en dos cuartos, uno usado como habitación y el otro como estudio.
Entré en el estudio y me acerqué a una caja endeble llena páginas y páginas en orden de días, meses y años, a veces incluso horas, páginas y páginas enteras de narrativa intensa que detallaba desde el color de ojos hasta las medias de personas que nunca había conocido, la lectura de labios de conversaciones que nunca había tenido y canciones para armar playlists sugerentes que me hicieran entrar en el humor y la conciencia de aquellos personajes.
Encontré de mi puño y letra palabras que destilaban sangre y una crueldad sin límites. Mientras ella me explicaba, yo estaba maravillado con aquel sistema que aún no entendía, pero mi naturaleza de hábitos sentía orgasmos al ver las calificaciones de 0 a 5 estrellitas debajo de cada nombre inédito en la portada, “Sancho” se leía en uno, 3 estrellas, “Homero” en otro, 2 estrellas. Adriana me explico que la calificación era dictada por el nivel de dificultad y disfrute del proyecto, 1 estrella era una experiencia vacía y demasiado fácil, 5 estrellas eran ideales, pero según ella solo lo logramos una vez. todos estaban identificados por numero en la parte de atrás, encontré niveles de sadismo y tortura que devengaban en una corriente de éxtasis catártico al centro mismo de mi sexo, y entonces, ella.
Ella que venía a limpiar el desastre, ella que venía a degustar en donde fuera y en cualquier entonces aquel torrente de excitación enfermiza que deslizaba en su lengua despertando cada una de las papilas gustativas de su morbo, ella con sus ojos inmensos que hiperventilaba y sufría taquicardias de gusto al ver como yo terminaba una vida tras otra después de que su encanto de sirena en tierra las atraía, ella que disfrutaba saber que yo era capaz de hacerle esas cosas a cualquier persona, incluyéndola, ella que me pedía que la ahorcara como en el diario de septiembre del 2018 que tenía una calificación de 4 estrellas, ella que me pedía que me riera mientras la dejaba amarrada a la cama, llorando, cubierta de mi saliva y su sangre, supurando en hematomas y quemaduras de cigarrillo como en mayo del 2019 con calificación de 3 estrellas, ella que me pedía que le pusiera el cuchillo entre las piernas y la dejara sentir el filo rozando su piel como en febrero del 2018, ella que quería vivir en la incertidumbre de si la muerte le permitiría renacer una vez más entre mis brazos.
Era yo en todas y cada una de esas líneas, ese yo que finalmente podía leer sus propias vísceras para complacerlas en cada capricho, era yo en cada página, y me perdí tanto en la lectura que devore casi la mitad de los diarios en la caja antes de poder reaccionar y hacer una cuenta mental, hay solo 19, dijiste que eran 3 años, 3 años son 36 meses, y ella me contesto que en total habían 28, de esos 28 solo 27 estaban terminados, pero que las condiciones nunca fueron ideales para el numero 28, por eso a tu ultimo puntito en la espalda le falta la X
- ¿Pero y donde están los demás? ¿Dónde está el numero 1? – sentía ese aventón enérgico mezclado con el vapor acumulándose en la parte de atrás de mi garganta
- Vienen en camino
Me quiero quedar con ellos, todos y cada uno de ellos, los quiero, son míos, y quiero el número 1, quiero saber cuál fue esa experiencia de 5 estrellas que nunca pude repetir con nadie más, Adriana no puso objeción alguna, pero si una condición, yo tenía que convencer al hombre que venía en camino de dármelos, pues él los quería también.
En lo que a mi concernía todo aquello era ficción, pura ficción, yo no soy capaz de esas cosas, no tengo en mi la falta de humanidad para arrancarle la yugular a un hombre de un tajo con mis dientes solo porque el azar lo puso ese mes frente a Adriana y este cometió el pecado mortal de devolverle una sonrisa, yo no soy esta persona descrita en los 19 diarios. Pero ella insista que sí con una sonrisa de calma y me invito a seguir leyendo mientras iba a preparar café.
- Pero ¿cómo es que no recuerdo nada de esto?
- Para eso son los diarios, escribes para recordar, si no los tienes no recuerdas
Fue entonces cuando sonó el timbre, Adriana responde a la puerta y escucho un intercambio de voces que se fueron intensificando y fluctuaban entre una conversación íntima y una discusión de la que no quieres que tus vecinos se enteren. Entre la duda de si debía salir o esperar algún tipo de señal me volví a desaparecer en la lectura de aquellos códigos, un signo para tareas pendientes, otro para tareas no completadas, había formas de conectar eventos con un simple trazo, debí estar realmente inspirado para lograr semejante simplicidad, entonces la discusión dominada por el hombre llamado Cristian empezó a ser más evidente, al igual que sus razones, él estaba fraguando un chantaje por los diarios, y Adriana no se los iba a dar, todos queríamos aquel material, el para explotarlo, ella para fantasear y yo para conocer de lo que soy capaz, traté de absorber cada línea disponible a mis ojos antes de que la inminente acción se hiciera obligatoria, y tuve que estar de acuerdo con aquella voz que se colaba por los espacios voyeristas entre el marco y la puerta cuando dijo “no sé cómo eres capaz de semejantes cosas y además de protegerlas como si fueran sagradas”.
Adriana trataba de distraerlo negociando, la mitad para ti y la mitad para mí, 24 y 24, pero Cristian no aceptaba, era todo o la policía, y pude escuchar a Adriana cuando le dijo en voz fuerte y clara “¡Ay está bien Coño! ¡Llévatelos todos! Están aquí en el estudio, ven”
Y entendí su plan, como siempre, ella los atrae, yo… me encargo de lo demás
El dolor de cabeza había desaparecido por completo, mis ojos podían detallar un cabello a 20 kilómetros, sentía cada paso que daban en mi dirección y la compresión y expansión de sus pulmones inhalando y exhalando lo que él no sabía eran sus últimas bocanadas de aire.
Lleve mi mano al bolsillo izquierdo del pantalón y le quite la tapa al bolígrafo, la boca de mi estómago se había abierto hambrienta y salivaba tanto que tuve que usar la manga de mi camisa para limpiarme la barbilla, podía sentir la sangre hirviendo desde la planta de mis pies llenando de un vapor que escapaba de mi cuerpo a una velocidad inmedible por cada uno de mis poros. Pasó solo un segundo desde que la mano de Adriana giro el pomo en la puerta hasta que mi bolígrafo azul estuvo clavado a la derecha de la tráquea de Cristian, que sacaba la lengua y abría sus ojos hasta que se desorbitaron de sus cuencas, que giraba sobre su propio eje tratando de coordinar sus manos para quitar aquel objeto que era mi emisario para robarle la vida. Mi espalda estaba contra el muro y la duda desapareció de mí, puse mi mano en su frente mientras Adriana expectante mordía sus labios y lengua exhalando como un toro sobre estimulado antes de la faena, lo lleve contra el muro y ante su intento de pelear solo tuve que esquivar sus manos torpes, retire el bolígrafo de un tirón y volví a insertarlo del otro lado de su tráquea, los orificios excitados por el aire apresurado tratando de llegar a ninguna parte expedían chorros de sangre que se achicaban y se agrandaban como el espectáculo de una fuente, boqueaba y sentí su temperatura cambiando en la palma de mi mano, sus labios transitaron del blanco al morado y sus ojos se perdieron en algún lugar detrás de su cabeza, lo deje caer y mientras su cuerpo inerte se derramaba a mis pies. Le die a Adriana
- los quiero todos
- te hago la última X si me dejas el 28 –respondió- yo puedo terminar de escribirlo
Al llegar a mi apartamento, sin terminar de limpiarme de lo que había sucedido un par de horas antes y temiendo que la mañana se vuelva a robar mis recuerdos, saque los 27 tomos y los tiré sobre la cama buscando desesperadamente primero, di vuelta a cada uno para buscar el número que los identificaba hasta que, al fin, allí estaba, aquella descripción que mi cuerpo ansiaba, salte directamente a la última página para leer:
No pensé que fuera tan sencillo, escribirle después de 7 meses para pedirle que habláramos con aquel cliché de que teníamos que cerrar ese ciclo definitivamente. Llegó a mi apartamento y entro a la habitación, Vero esperaba detrás de la puerta…
Cerré el diario inmediatamente y escrito en bolígrafo azul sobre un desgastado cartón amarillo, en mi puño y letra, y con calificación de 5 estrellas, estaba aquel nombre que había resumido simplemente a la palabra “Amor”.
-----------------------------------------------------------------

Proxima Premisa: Relato Erótico
submitted by paxacutic to escritores [link] [comments]


2020.04.01 13:17 Iceoncinder Amor y desamor.

Bueno, me instalé “Reddit” para escribir lo que tenga en mi mente, siempre había visto vídeos y cosas similares de anécdotas en “YouTube”, etc. He visto que no hay mucha gente en este foro, sin embargo, me gustaría que al menos una persona leyera mi historia, quizás la traduzca para aparecer en el foro en inglés. Bueno, soy un adolescente, a penas legal, hace unos años, prácticamente y casi tres, tuve una chica con la cual salí, era una relación a distancia, pero fue mi primera relación, en la relación amé a esa chica, era dos años mayor que yo, prácticamente era el reflejo de mi vida cada que yo quería mejorar como ser humano, de hecho, muchas de las cosas que he adoptado es porque a ella le gustan, como la fotografía, lectura, la ropa, etc, etc. Prácticamente la veía y la veo como a un ejemplo a seguir, como a mi ídolo. Es duro, porque cada que pienso en amor, pienso en ella, cada que pienso en aventurarme con una chica, pienso en ella, no hace falta ni siquiera recurrir a temas amorosos ni románticos, todos los días o la mayoría de mis días pienso en ella, cada vez que pienso en ella, mi corazón se acelera, me entra una nostalgia impactante, a veces me pongo a llorar, después de un año y ocho meses de romper con ella, incluso tengo dos perfiles de Instagram, uno en el cual publico mi trabajo como fotógrafo y el otro personal, desde que cortamos, ella ha mantenido mi cuenta de fotógrafo bloqueada, pero la personal la confeccioné después, así que ella no se da cuenta de mis visitas a su cuenta, incluso, cada vez que sube una historia, espero al último minuto para verla, para que ella no sepa que observo su perfil, no quiero molestarla, ella ya ha decidido borrarme dos veces de Facebook, una vez cuando rompimos y otra vez, meses después, ella me envió la solicitud y preguntó cálidamente qué sucedía con mi vida, sin embargo, ella habló con un amigo mío que se llevan porque los presenté, mi amigo no me quiso contar qué había hablado con ella, pero eso mismo que hablaron se lo contó a un amigo en común, nuestro amigo en común me dijo que ella tenía miedo de que todo volviera a acontecer de la misma forma, lo cual me hace dudar sobre qué habla. Bueno, todo viene a raíz de conocernos por un foro, desde hace ya ocho años, nos conocimos siendo prácticamente niños, recuerdo que ella siempre fue cálida y generosa conmigo desde antes de hacernos pareja, hablábamos bastante, hasta que empezamos a acercarnos más el uno del otro, hablar en las madrugadas de temas profundos o sentir esa calidez de escuchar un te quiero o un te amo sin contexto alguno, simplemente porque sí, de esos que salen de lo más profundo del alma en un momento cotidiano. Recuerdo hablar sobre qué haríamos si nos viéramos en físico, le comenté sobre apreciar las estrellas durante la noche mientras acampábamos, recuerdo su contestación con una sonrisa en el rostro, me dijo que ella no quería ver las estrellas, que quería verme a mí. Me da un sentimiento tan nostálgicamente cálido, recuerdo hablar desde actividades cotidianas sobre qué había comido, qué productos usaba para su aseo personal, cómo le había ido en el día, qué hacía, incluso hasta tocar temas “profundos” como que diferencia a un humano de un objeto como una puerta o una pared, o de los propios animales, hablábamos cosas profundas y filosóficas durante nuestro noviazgo y antes de, recuerdo esas pláticas en la cuales me entristecía no tener a nadie con quién hablar, pero cuando llegaba un mensaje de ella, recuerdo que mi semblante cambiaba a uno muy alegre, ella era una persona con la cual sobrellevar mis días, mi cotidianidad y mi existencia como ser humano, recuerdo decirle que yo sería su “Sabonim”, su maestro de Taekwondo cuando estuviéramos en físico, que la sostendría, la cargaría, le enseñaría cada paso como yo pudiera. Recuerdo cada día buscar una luz desde el balcón de mi antigua casa y pensar que alguna de esas luces impregnadas en la ciudad, a las faldas de las montañas sería nuestro hogar a futuro, que ambos seríamos médicos. Ella ya va por su cuarto año de medicina y me alegra mucho por ella. Recuerdo esas discusiones sobre si tomarse un tiempo, pero con un buen motivo, para progresar como pareja, mejorar, después de una y temer sobre si la había perdido para siempre, ella me dedicó “On a melancoly hill”, canción que hasta el día de hoy me hace llorar y me da taquicardia... Recuerdo esas mañanas de nostalgia en las cuales no nos tratábamos como novios, a pesar se serlo, pero con el objetivo de progresar como pareja, recuerdo las dulces palabras, recuerdo los traumas que sobrellevamos ambos, desde la muerte de su abuelita, hasta mi intento de abuso y la muerte de un amigo, ambos éramos personas las cuáles ayudaban al otro a sobrellevar la ansiedad del día a día, los malos recuerdos, recuerdo por allí, recuerdo por allá, esa mujer me llenó de recuerdos porque su marca en mí fue tan grande que incluso se me antojo el hecho de publicar algo en “Reddit”. No nos necesitábamos porque éramos fuertes juntos, simplemente pasábamos el rato junto para sobrellevar de una mejor manera la realidad. Incluso hasta este punto del post me dan ganas de llorar. Sin embargo, ella vive en un país peligroso, el cual empezaron protestas fuertes por las elecciones presidenciales, recuerdo que empecé a quebrarme, empecé a llorar todos los días, ella vivía en la capital donde todo este escenario caótico sucedía, quería estar con ella, no tenía certeza si a la vuelta de la esquina la podrían matar, le podrían saquear su casa, no tenía ni una sola garantía que a ella no le pasara nada malo, al contrario de mí, vivo en un buen país, rico en comparación del suyo, que no tenía ni un riesgo de nada, me dolía, quería estar con ella, quiero estar con ella... Pasaron los días y yo me empecé a traumar con esta situación, de hecho tengo alergia por ansiedad. Pero esos días fueron buenos, ya que fue nuestro cumbre sobre llevar la relación, estábamos en nuestro mejor punto. Pero yo demostraba inseguridades, me desquitaba con ella o le decía que quería estar con ella, que quería morir, que sobre mi físico, que aquí que allá. Ella llevó esto muy bien, siempre me decía cosas para motivarme y alentarme, pero yo seguía quebrando la relación, poco a poco, a pesar de yo pensar que nuestra relación era perfecta y que todo saldría muy bien, incluso una vez a ella la publicaron en una página de “memes” y la mayoría de chicos que comentaba era sobre que era guapa, que querían ser el novio, y blablabla, yo me empecé a traumar más, me sentía “amenazado”, me sentía temeroso que algún chico pudiera tenerla en físico porque eran chicos guapos y obviamente tiene ventaja sobre mí por estar en físico. Todo progresaba de buena forma, celebraron su cumpleaños, pero me sentí inseguro de no estar ahí, de no poder darle un regalo en físico, mi regalo fue hacer un collage y pegarlo en mi habitación, también le dije a su mejor amiga que si podía hacerme el favor de hacerle el mismo collage. Ella también intentó regalarme un libro para mi cumpleaños, un libro de uno de nuestros autores favoritos, ya que yo le mostré mi libro favorito y ella lo leyó y me dijo que era uno de los mejores regalos que le habían otorgado en su vida. Sin embargo, me quería regalar un libro que todavía no salía, lo cual me da ternura incluso ahora mismo, su actitud siempre fue buena, ella es buena muchacha y muy bella. Sin embargo, yo también empecé por mis complejos por ella estar en la universidad y yo a penas yendo por primero de bachillerato, siempre quise ser médico, ella ya va por la mitad de su carrera, encontró a otro chico con el cual lleva una relación de más de un año, es bailarín, cosa que yo siempre quise ser, también va a eventos grandes como bailarín y supongo yo que como guitarrista también, cosa que también me gustaría ser, ir a tocar en conciertos, bares, festivales, cosas por el estilo, pero no he podido, sigo aprendiendo a como tocar la guitarra, de hecho esto viene por que ella ya sabía tocar la guitarra desde antes que yo aprendiera. Cuando nuestra relación hizo “crack” recuerdo que ella me cortó y me dijo que no estaba funcionando las cosas, más que nada por mis traumas y sus deseos de probar el mundo, cosa que conmigo no podía hacer, recuerdo que me contó del chico con el que está ahora, que una semana antes de romper conmigo, el chico fue a estudiar a su casa, le acarició las manos mientras estudiaban, su cabello, sus brazos, sus mejillas, incluso le empezó a tocar sus senos por encima de la ropa, empezó a acariciarla, él muchacho le dijo que era una “loli con oppais”, ella tiene buen cuerpo. Ella me comentó que le gustó sentir como la acariciaban de esa forma, que las manos del chico eran grandes y firmes, él mide diez centímetros más que yo, cosa que también me trauma, me trauma pensarque él está en la universidad y yo estoy tratando de ganarme la vida como puedo, con mis estudios a punto de romperse, más con la situación que acontece mundialmente, me trauma pensar que yo siempre quise bailar y él lo hace muy bien, me trauma pensar que ya pudieron haber tenido relaciones sexuales, mientras que yo siempre quise ser la primera vez de ella y que ella fuera la mía, pero luego entendí que es mejor ser las últimas veces, esas veces con las que no quieres con nadie más que tu pareja, el amor de tu vida, ella fue el amor de mi vida, todavía busco fotos de ella por mis estantes, las encuentro y decido que no las quiero ver. Ha sido duro desde entonces, ella tuvo novio a los días de cortar conmigo, yo desde entonces he tenido sólo una pareja y “ligues” fallidos. Después de romper con ella, lo intenté con otra chica, quizás me desquité con ella, pero traté de disculparme durante meses y lo único que me gané fue su desprecio, luego vino mi otra pareja, la cual me llenó e inseguridades también, no era feliz en esa relación, ella mentía mucho, incluso con uno de mis mejores amigos con el cual ella salió, le dijo que yo le pegaba, cuando no era así, ella me contaba que este chico le pegaba también, le mentía a mis amigos sobre cómo la trataba, mi madre me llamó para arreglar las cosas con ella, cuando simplemente quería salir con mis amigos, ella me presionó socialmente para volvernos novios, para al final enterarme que me fue infiel durante todo el transcurso de nuestra relación, además en una fiesta, me puso en ridículo diciendo cosas que no eran, desquitándose con mis amigos, incluso una chica vino en nombre de ella para pegarme una cachetada, andaba diciendo que no le paraba de hablar a mi ex a distancia, lo cual es falso porque ella, hasta día de hoy me tiene bloqueado, etc. Traté de volver con ella, pero me mintió y se fue con otro de mis amigos, incluso intentó que ese amigo me pegara hasta que ambos nos dimos cuenta de sus mentiras, luego de esa relación tuve otra chica, la cual me recordaba tanto a esos momentos felices, era la primera vez que sentía algo así por alguien en físico, pero al final me dijo que todo había sido muy rápido y que quería que volviéramos a conocernos, pero al final terminó alejándose de mí, tratándome de una forma dolorosa para mí, luego otra chica con la cual sólo tuve “sexo sin compromiso”, intenté declarar mis sentimientos por ella, pero me ignoró. Ella me dijo que no tenía tiempo para las relaciones. Aquí me ven, tratando recuperar “mi cielo azul”, tratando de volver a amar, pero sin poder, tengo mucha ansiedad sobre todo, pienso que todos quieren matarme, que no soy una buena persona, tengo miedo de todos, tengo mucha nostalgia, en fin... Estoy roto, quiero volver a sentir algo por alguien, pero no encuentro a nadie que me atraiga, sólo encuentro más ansiedad, pensamientos suicidas, depresión, entre otros sentimientos que estoy relatando aquí, en un foro, espero alguien haya leído esto, gracias por llegar hasta aquí.
submitted by Iceoncinder to espanol [link] [comments]


2019.03.12 13:47 gensuigaoyang Emprendiendo el camino de la creencia en Dios

Rongguang Ciudad de Harbin, provincia de Heilongjiang
En 1991, por la gracia de Dios, comencé a seguir a Dios Todopoderoso debido a una enfermedad. En ese momento yo no sabía nada acerca de la creencia en Dios, pero lo interesante es que, al comer y beber de las palabras expresadas por Dios Todopoderoso, lo disfrutaba. Sentía que Sus palabras eran demasiado buenas, y cuando cantaba u oraba, el Espíritu Santo me conmovía con frecuencia hasta el punto de llorar. Esa dulzura en mi corazón, ese gozo, era como si un acontecimiento jubiloso me hubiese envuelto. En particular, en los encuentros durante la gran obra del Espíritu Santo, sentía como si hubiera trascendido la carne y estuviese viviendo en el tercer cielo, que el viento se había llevado todo lo que pertenecía al mundo. No puedo expresar cuán alegre, cuán feliz me sentía en mi corazón. Sentía que era la persona más feliz del mundo. Así que en ese momento yo creía que creer en Dios era simplemente disfrutar de Su gracia.
Como cada vez se divulgaban más de las palabras de Dios (en ese momento, se enviaban continuamente a la iglesia, pasaje tras pasaje), yo también sabía cada vez más. Entonces, ya no me sentía lleno simplemente con el disfrute de la gracia de Dios. Cuando vi a los “hijos primogénitos” mencionados en Sus palabras y aprendí que Dios otorga grandes bendiciones a Sus hijos primogénitos, busqué convertirme en uno de ellos con la esperanza de que en el futuro pudiese reinar con Dios. Más tarde, cuando vi en Sus palabras que Su hora estaba por llegar, sentí aún más urgencia y pensé: Comencé a creer en Dios demasiado tarde; ¿acaso no podré obtener esta bendición? Tengo que esforzarme más en ello. Así que cuando la casa de Dios organizó que yo copiase unos documentos, me mostré muy proactivo. No tenía miedo de las dificultades. Decidí que no iba a buscar pareja ni empleo para poder ganarme la bendición de ser un hijo primogénito. Si pudiera convertirme en un hijo primogénito, estaría dispuesto a dejar cualquier cosa, a pagar cualquier precio. A decir verdad, Dios nunca dijo definitivamente en Sus palabras que nosotros pudiésemos ser hijos primogénitos. Eso era sólo porque éramos ambiciosos y teníamos deseos extravagantes; creíamos que, porque Dios nos había llamado Sus “hijos” y porque Él ahora nos elevaba, nos convertiríamos ciertamente en los primogénitos. Así fue como yo creí que, naturalmente, me había convertido en un hijo primogénito. Más adelante vi palabras de Dios que acababan de divulgarse que mencionaban con frecuencia a los “hacedores de servicio”, y se hacía cada vez más mención del juicio de los hacedores de servicio. Me dije a mí mismo: Por suerte, sigo a Dios Todopoderoso, de lo contrario me convertiría en un hacedor de servicio. Cuando leí acerca de las bendiciones y promesas de Dios para los hijos primogénitos, creí que una parte de eso sería mía. Cuando leí Sus palabras de consuelo y exhortación para Su primogénito, también sentí que estaban dirigidas a mí. En particular, me sentí aún más encantado cuando vi lo siguiente: “La gran catástrofe no vendrá sobre Mis hijos, sobre aquellos que amo. Cada momento, cada segundo, yo cuidaré de Mis hijos. Vosotros no necesitáis sufrir esas dificultades o calamidades. Yo haré que Mis hijos sean perfectos, y cumpliré Mis palabras en ellos para que veáis con toda claridad Mi omnipotencia, para que podáis madurar en vuestras vidas y soportar pronto una carga por Mí y entregaros por completo para el cumplimiento de Mi plan de gestión. Debéis sentiros felices y alegres por ello. Os daré todo y os dejaré reinar. Yo pondré todo en vuestras manos; los hijos heredarán todo del padre, por no mencionar a aquellos de vosotros que os convirtáis en hijos primogénitos. En verdad seréis bendecidos para que no sufráis las dificultades de la gran catástrofe, sino que disfrutaréis de bendiciones eternas. ¡Qué glorioso! ¡Qué glorioso!” (de “Declaraciones y testimonios de Cristo en el principio”). Pensé: ¿Estoy soñando? ¿Tal increíble maná del cielo ha caído sobre mí? No podía atreverme a creerlo por completo, pero temía que mis hermanos y hermanas dijeran que mi fe era demasiado pequeña, así que no me atreví a no creerlo.
Un día, fui emocionado a participar en una reunión y vi que dos colaboradores habían venido a la iglesia. Cuando yo estaba comunicando con ellos, dijeron que eran hacedores de servicio. Después de escuchar esto, me sorprendí y les pregunté: “Si vosotros sois hacedores de servicio, ¿no somos todos hacedores de servicio?”. Dijeron la verdad sin guardarse nada: “Casi todos nosotros en China somos hacedores de servicio”. Al oírlos decir esto, se me calló el alma a los pies. ¡No podía ser! ¿Es esta la verdad? Pero, cuando vi sus expresiones abrumadas y adoloridas y que los rostros de los demás también eran muy sombríos, no podía dejar de creerlo. Sin embargo, luego cambié de opinión y pensé: Como colaboradores, habían abandonado a sus familias y sus carreras, habían sufrido tanto y pagado un alto precio por la obra de Dios. Me faltaba bastante en comparación con ellos; si ellos son hacedores de servicio, ¿qué más puedo decir? Un hacedor de servicio es un hacedor de servicio, así que, en ese momento, no me sentí tan mal.
Al regresar a casa, volví a tomar la palabra de Dios y miré lo que Dios tenía que decir acerca de los hacedores de servicio, y vi esto: “Aquellos que hacen el servicio para Mí, ¡escuchen! Podéis recibir algo de Mi gracia al hacer el servicio para Mí. Es decir, sabréis por un tiempo acerca de Mi obra posterior y las cosas que sucederán en el futuro, pero no disfrutaréis eso en absoluto. Esta es Mi gracia. Cuando vuestro servicio esté completo, iros de inmediato y no os demoréis. Aquellos que son Mis hijos primogénitos no deben ser arrogantes, pero vosotros podéis ser orgullosos porque he otorgado infinitas bendiciones sobre vosotros. Aquellos que son los blancos de las destrucciones no deben traer problemas sobre vosotros mismos o sentir lástima por vuestro destino; ¿quién te hizo un descendiente de Satanás? Después de que me hayas hecho tu servicio, puedes regresar una vez más al abismo sin fondo porque ya no me serás de utilidad y comenzaré a tratar con vosotros con Mi castigo. Una vez que empiezo Mi obra nunca me detengo; lo que hago, se logrará, y lo que logro, durará por toda la eternidad. Esto es aplicable a Mis hijos primogénitos, Mis hijos, Mi pueblo, y esto va para vosotros también: Mis castigos de vosotros son eternos” (“Declaraciones y testimonios de Cristo en el principio”). Tan pronto como leí estas palabras, me asaltó un dolor que nunca antes había sentido. Rápidamente, cerré el libro de las palabras de Dios y no me atreví a verlas de nuevo. En cuestión de segundos, sentimientos de aflicción, confusión y descontento brotaron en mi corazón a la vez, y pensé: Ayer estaba en una cuna de felicidad, pero hoy he sido expulsado de la casa de Dios. Ayer era hijo de Dios, pero hoy me he convertido en enemigo de Dios, el descendiente de Satanás. Ayer, me esperaban las bendiciones ilimitadas de Dios, pero hoy mi destino es el pozo del abismo, y seré castigado por toda la eternidad. Si Él no va a otorgar bendiciones, entonces no importa, pero ¿por qué aun así tiene que castigarme? ¿Qué demonios he hecho mal? ¿A qué viene todo esto? Yo no estaba dispuesto a enfrentarme a esta realidad; no era capaz de enfrentarme a este tipo de realidad. Cerré los ojos y ya no estaba dispuesto a pensar más en ello. Ansiaba con esperanza que todo fuese sólo un sueño.
A partir de ese momento, en cuanto pensaba en mí como un hacedor de servicio, sentía un dolor indescriptible en mi corazón, y no me atrevía a leer de nuevo las palabras de Dios. Pero Dios es muy sabio, y Sus palabras que castigan y revelan a la gente no sólo están impregnadas de misterio, sino que también contienen profecías de la futura catástrofe, así como el pronóstico del reino y cosas similares. Todas estas eran cosas que yo deseaba conocer, así que a pesar de ello no podía dar la espalda a Sus palabras. Al leer las palabras de Dios, Sus palabras, afiladas como cuchillas, me atravesaban reiteradamente el corazón, y no pude evitar aceptar Su juicio y castigo. Sentí que la majestuosa ira del juicio de Dios estaba siempre sobre mí. Aparte del dolor, yo conocía la verdad real de haber sido corrompido por Satanás. Resultó que yo era el hijo del gran dragón rojo, descendiente de Satanás, y objeto de destrucción. Sintiéndome desesperado, ya no me atrevía más a esperar con ansias ninguna bendición, y estaba dispuesto a aceptar la predestinación de Dios de que yo era un hacedor de servicio. Cuando sentí que podía poner mi corazón en ser un hacedor de servicio, una vez más Dios reveló algunas cosas que habían estado ocultas en mí. Un día, al leer las palabras de Dios, vi: “Después que regrese a Sion, todavía habrá interminables alabanzas en la tierra, y los devotos hacedores de servicio estarán, como siempre, esperando realizar servicios para Mí, pero su uso habrá sido completado. Ellos sólo anhelarán con melancolía la escena de Mi presencia en la tierra. En ese momento comenzaré a traer la catástrofe sobre aquellos que sufrirán aflicciones, pero todos creerán que Yo soy el Dios justo, y no castigaré de ningún modo a los devotos hacedores de servicio. Sobre ellos sólo derramaré Mi gracia” (“Declaraciones y testimonios de Cristo en el principio”). Al ver esto, secretamente pensé: Ya no pensaré más en el derecho natural del primogénito y ya no desearé más grandes bendiciones. Ahora sólo buscaré ser un devoto hacedor de servicio. Este es ahora mi único objetivo. En el futuro, sin importar lo que la casa de Dios organice para que yo lo haga, lo haré con la mayor devoción posible. No puedo perder la oportunidad de volver a ser un devoto hacedor de servicio. Si ni siquiera soy capaz de ser un devoto hacedor de servicio, sino que soy simplemente un hacedor de servicio, después de completar mi servicio debo regresar al pozo del abismo o al lago de fuego y azufre. En ese caso, ¿de qué sirve todo esto? ¡Entonces es mejor no creer! No me atreví a expresar este pensamiento ante nadie, pero no podía escapar de los vigilantes ojos de Dios. Dios usó palabras tan afiladas como espadas para perforar mi corazón y abrir mi alma. Sus palabras fueron: “Sólo Yo puedo comprender la naturaleza del hombre. Todos ellos creen que ellos mismos son totalmente ‘devotos’ a Mí. ¿Acaso no saben que hay impurezas en su ‘devoción’, y que estas impurezas serán su ruina? Esto se debe a que esas impurezas son producto de las maquinaciones del gran dragón rojo que han sido desde hace tiempo desnudadas por Mí. Yo soy el Dios Todopoderoso, ¿cómo no podría entender algo tan sencillo? Puedo ver a través de tu misma carne, de tu misma sangre para ver lo que vive en tu corazón. La naturaleza del hombre no es difícil para Mí de comprender en absoluto, sin embargo, la humanidad todavía se considera inteligente y cree que sus propias intenciones son desconocidas por todos, excepto por sí mismos, ¿acaso no saben que el Dios Todopoderoso existe en los cielos y la tierra y en todas las cosas?” “Ahora, la mayoría de la gente aún alberga alguna esperanza, pero cuando su esperanza se convierta en decepción, se darán por vencidos y querrán retirarse. He dicho que no obligaré a nadie a quedarse, pero ten cuidado con las consecuencias que esto tendrá para ti. No te estoy amenazando; esto es un hecho” (“Declaraciones y testimonios de Cristo en el principio”). Después de leer esto, mi corazón palpitaba. Sentí que Dios ve verdaderamente cada faceta del ser del hombre. Pensamos en algo y Dios lo sabe; guardamos secretamente alguna pequeña esperanza en nuestros corazones y Dios se siente indignado; Él no permite esto. Sólo en ese momento tuve un poco de corazón de reverencia hacia Dios. Decidí que nunca más haría transacciones con Dios, sino que actuaría honestamente como un hacedor de servicio y obedecería Sus designios.
No fue hasta más tarde cuando descubrí que mi experiencia durante esos tres meses fue la prueba de los hacedores de servicio. Fue la primera obra de prueba que Dios completó en la gente por medio de Sus palabras. Tras someterme a la prueba de los hacedores de servicio, entendí que Dios no es sólo un Dios misericordioso y amoroso, sino que es un Dios justo y majestuoso que no tolera las ofensas de la humanidad. Sus palabras contienen autoridad y poder, y no pueden dejar de producir un corazón temeroso en el hombre. Yo también sabía que la humanidad es la creación de Dios, que debemos creer en Dios y adorarlo. Esto es lo que es correcto y apropiado. No hay necesidad de razones, ni de condiciones, y no debe haber ambición ni deseos extravagantes. Si la gente cree en Dios para obtener algo de Él, entonces con este tipo de creencia se está explotando y engañando a Dios. Es una expresión de falta de conciencia y de razón. Incluso si la gente cree en Dios, pero no obtiene nada y más adelante obtiene Su castigo, debe creer en Él. La humanidad debe creer en Dios y obedecerlo porque Él es Dios. También reconocí que yo mismo soy un hijo del gran dragón rojo, descendiente de Satanás, y uno de los que perecerán. Dios es el Señor de toda la creación y, sin importar cómo me trate, es lo merecido. Todo ello es justo, y debo obedecer Sus designios y arreglos incondicionalmente. No debo tratar de razonar con Él y, aún más, no debo resistirme a Él. Haciendo memoria sobre mi propia estupidez revelada en esta prueba, pude ver que en verdad yo era vergonzoso, y que yo era un verdadero descendiente de Satanás, arrogante e irrazonable. Sólo quería ganar un alto estatus, grandes bendiciones o incluso sentarme al lado de Dios y gobernar con Él, pero ni siquiera sabía lo que yo era ni si estaba calificado; con desvergüenza y egoísmo, yo sólo luché por ello. Cuando vi que no obtendría las bendiciones que esperaba, sino que en vez de ello sufriría una catástrofe, pensé en no seguir creyendo en Dios y en traicionarlo. Estas manifestaciones totalmente transparentes me hicieron ver con claridad que mi objetivo al creer en Dios era ser bendecido. Yo estaba claramente tratando de hacer transacciones con Dios; de verdad, era extremadamente arrogante y había perdido por completo la razón que una persona debería tener. Si no hubiese sido por esa sabiduría de la obra de Dios —que utilizó la prueba de los hacedores de servicio para conquistarme y quebrar mi ambición de obtener bendiciones—, yo no habría recuperado mi conciencia y mi razón. No podría haber aceptado honestamente la verdad, el camino y la vida de Dios. En ese caso, nunca hubiese podido ser salvado ni perfeccionado.
Después de someterme a la prueba de los hacedores de servicio, pensé que ya no me atrevería a creer en Dios y cumplir con mi deber a fin de obtener bendiciones, y pensé que ya no me atrevería a hacer las cosas con la intención de realizar transacciones con Dios. Sentía que explotar y engañar a Dios de esta manera era demasiado despreciable. Pero, al mismo tiempo, tenía una comprensión superficial de que el usar esta prueba para salvar a la humanidad es la buena intención de Dios, y sabía que no hay parte de Él que odie al hombre. Su amor por la humanidad no ha cambiado desde que creó el mundo, así que, en mi corazón, estaba dispuesto a seguir un camino para satisfacer y retribuir el amor de Dios en mi futura fe en Él y en el cumplimiento de mi deber. Sin embargo, debido a que la intención de obtener bendiciones y realizar transacciones con Dios está demasiado arraigada en el corazón de la gente, no es posible resolverla del todo experimentando una sola prueba. Después de cierto tiempo, estas cosas aparecerán de nuevo. Así que, para conquistarnos y salvarnos de una forma mucho más profunda y completa, Él realiza varias pruebas sucesivas en nosotros: la prueba de los tiempos de castigo, la prueba de la muerte y la prueba de los siete años. De estas pruebas, la que yo más sufrí y de la que gané más fue la prueba de los siete años de 1999.
En 1999, me asignaron para ir a un nuevo distrito para actuar como líder de la iglesia. Casualmente, este fue el año en que el evangelio del reino se expandió significativamente, y la casa de Dios requirió que tratáramos de salvar a todos los que tenían la posibilidad de ser salvados. Cuando vi este arreglo de parte de la casa de Dios, pensé que la obra de Dios sería completada en el año 2000. Para conseguir más almas y obtener un destino favorable para mí cuando llegara la hora, me dediqué a la obra del evangelio desde la madrugada hasta bien entrada la noche. En cuanto a la vida en la iglesia, simplemente me dejaba ver y actuaba por inercia. Aunque me di cuenta de que mis intenciones estaban erradas, simplemente no podía controlar mi deseo de obtener bendiciones. En ese momento yo estaba bastante ocupado y tenía la sensación de que hacer algo que no fuera la obra del evangelio sólo me demoraría, incluso comer y beber la palabra de Dios. Fue así como me entregué al fervor de la obra y, antes de darme cuenta, el año había terminado. La casa de Dios había seleccionado a una persona local para ayudarme con la obra, así que regresé a la zona de mi pueblo natal.
Me imaginé que cuando la obra de Dios estuviese terminada, la gran catástrofe con certeza ocurriría, así que, después de regresar a casa, sólo esperaba en casa todos los días el desastre, esperando el fin de la obra de Dios. Cuando vi que el Festival de la Primavera se acercaba, mis propios problemas emergieron. Antes, para evitar que mi familia y amigos me estuviesen preguntando acerca de mi casamiento, siempre decía que me casaría en el año 2000. En ese momento, pensaba que la obra de Dios concluiría ciertamente en el año 2000, y en lo que respecta al matrimonio, sólo podía seguir aguantando hasta el año 2000. No me imaginaba que el 2000 llegaría tan pronto; todos vendrían para el Festival de la Primavera, y ¿cómo les respondería a ellos entonces? Justo cuando me estaba carcomiendo este asunto, hubo una comunicación de la casa de Dios que decía que es necesario someterse a siete años de pruebas. Después de escuchar este mensaje, me sentí estremecido y mi corazón se llenó de confusión. No pude evitar comenzar a razonar con Dios: En este momento, ni siquiera tengo un lugar donde vivir con mi familia. No me permiten permitirán quedarme en casa por largo tiempo —incluso un día como este en casa es difícil—. Me esperan otros siete años y, ¿cómo se puede vivir así? Oh Dios, te suplico que me destruyas. ¡Ya no quiero ser perfeccionado por Ti, realmente no puedo soportar más este sufrimiento! Al día siguiente, seguía sin poder escapar de mi depresión, y pensé: De todos modos, han pasado siete años. Mañana es otro día; saldré y me quitaré esto de la cabeza. En cuanto me subí al autobús, sentí que el Espíritu Santo estaba dentro de mí reprochándome: En el momento en que buscabas con disposición, pagaste tu precio y dijiste que amarías a Dios hasta el final, que nunca lo dejarías, que soportarías cualquier dificultad y que compartirías cualquier alegría. ¡Fuiste un hipócrita que se engañó a sí mismo! Al enfrentarme al reproche del Espíritu Santo, no pude evitar bajar la cabeza. Era verdad. Antes, cuando había disfrutado de la gracia de Dios, le hice promesas a Él, pero ahora, cuando hay dificultades y debo sufrir, quiero incumplir lo que prometí. Así que ¿no son mis promesas sólo mentiras? Dios me dio tanto amor, y ahora cuando me encuentro en un entorno que no es totalmente como yo deseo, siento un resentimiento tan grande que quiero dar la espalda a Dios. ¡Verdaderamente soy una bestia ingrata, no mejor que un animal! Cuando pensé en esto, ya no estaba de ánimos para salir, y regresé a casa con el corazón pesado. A pesar de que me habían forzado a ser “obediente”, cada vez que me enfrentaba a la insatisfacción de mi familia y a las extrañas miradas de los que me rodeaban, sentía que creer en Dios era demasiado doloroso, demasiado difícil. Cuando pensaba en el hecho de que aún quedaban siete años más en la obra de Dios, me desapegué en mi corazón y lo que fuera que hiciera, no estaba apurado ni preocupado. Me esforcé a diario para cumplir con mi deber como si sólo fuera otro día cualquiera. Este tipo de condición negativa y de confrontación hizo que la obra del Espíritu Santo fuese distanciándose cada vez más de mí, y aunque deseaba transformar mi propia condición, no pude hacerlo.
Un día, cuando comía y bebía la palabra de Dios, vi Sus palabras que decían: “Cuando algunas personas empezaron por primera vez, estaban llenas de energía, como si nunca fueran a agotarse al comenzar a cumplir con su deber. Sin embargo, ¿cómo es que parecen perder esa energía conforme avanzan? Se diría que la persona de entonces y la de ahora son diferentes. ¿Por qué cambiaron? ¿Cuál fue el motivo? Se debe a que su fe en Dios siguió el camino equivocado antes de tomar la senda correcta. Escogieron la senda incorrecta. Había algo escondido en su búsqueda inicial que emergió en un momento clave. ¿Qué estaba oculto? Es una expectativa que reside en sus corazones mientras creen en Dios, la expectativa de que el día de Dios llegará pronto y su desdicha llegará a su fin; la expectativa de que Dios se transfigurará y de que todo su sufrimiento se acabará” (‘Los que han perdido la obra del Espíritu Santo corren mayor riesgo’ en “Registros de las pláticas de Cristo”). Las palabras de Dios me llevaron a buscar la raíz del problema. Resultó que yo tenía una esperanza oculta dentro de mis búsquedas, una esperanza que anhelaba que el día de Dios viniese pronto y que ya yo no sufriera más, que yo tuviera un buen destino. Todo este tiempo, mis búsquedas estaban dominadas por esta esperanza, y cuando mi esperanza no llegó a nada, sufrí y me desmoroné hasta el punto de traicionar a Dios, incluso pensando en escapar por medio de la muerte. Sólo entonces vi que había seguido a Dios durante tantos años, pero que mi esencia no seguía el camino de la verdad; siempre tuve mi vista puesta en el día de Dios, y había estado haciendo transacciones con Él para ganarme Sus bendiciones. Aunque en aquel entonces no pude evitar quedarme dentro de la casa de Dios y no dejarlo, si no resolvía la impureza existente dentro de mí, tarde o temprano me resistiría y traicionaría a Dios. Después de ver este peligro oculto dentro de mí, le pregunté a Dios en mi corazón: ¿Qué puedo hacer para deshacerme de la impureza de esperar al día de Dios? Entonces, una vez más leí las palabras de Dios, que decían: “¿Sabes que en este país, mientras pasáis por estos sufrimientos y disfrutáis de la obra de Dios, en realidad los extranjeros os envidian a todos? Los deseos de los extranjeros son: Nosotros también queremos experimentar la obra de Dios, sufriremos cualquier cosa por ello. ¡Nosotros también queremos obtener la verdad! Queremos ganar alguna perspectiva, alguna estatura, pero por desgracia no tenemos esa suerte. […] Se puede decir que completar este grupo de personas en el país del gran dragón rojo, hacerle soportar este sufrimiento, es la mayor exaltación. Una vez se dijo: ‘He trasladado al Oriente la gloria de Israel’. ¿Entendéis todos ahora el significado de esta declaración? ¿Cómo deberías caminar por la senda que tienes por delante? ¿Cómo deberías buscar la verdad? Si no buscas la verdad, ¿cómo puedes obtener, pues, la obra del Espíritu Santo? Una vez que pierdas la obra del Espíritu Santo, correrás el mayor de los peligros. El sufrimiento presente es insignificante. ¿Sabes qué hará por vosotros?” (‘Los que han perdido la obra del Espíritu Santo corren mayor riesgo’ en “Registros de las pláticas de Cristo”). De estas palabras de Dios, pude ver que existe un gran significado en el sufrimiento que las personas son capaces de soportar hoy día, pero no pude dar en el clavo de cuál era en realidad el significado de ese sufrimiento. Sólo sabía que únicamente pudiendo ver dentro del significado del sufrimiento podría ser capaz de transformar verdaderamente mi condición de esperar al día de Dios. Este fue un camino hacia la resolución. Aunque yo no comprendía el significado del sufrimiento en aquel momento, lo único que podía hacer era realmente buscar la verdad, buscar la verdad cada vez más, porque sólo si obtenía la verdad podría realmente entender el significado del sufrimiento y sólo entonces podría deshacerme de esta impureza dentro de mí.
Como si el tiempo hubiese sido acelerado, parpadeé y ya era el año 2009. Hacía mucho tiempo que aquellos siete años habían transcurrido, sin que me diera cuenta de ello. Había llegado así de lejos y por fin sentía que esos siete años no habían sido tan largos como me los había imaginado. Aquellos pocos años, en el juicio revelado en las palabras de Dios, en las revelaciones de las pruebas y refinamientos de Dios, yo había visto mi verdadero rostro. Había visto que yo era, de la cabeza a los pies, un hijo del gran dragón rojo, porque estaba lleno de sus venenos, como el veneno de “No te levantes temprano si no vale la pena, el beneficio va por delante en todo”. Esta es una clásica representación de las maneras del gran dragón rojo. Bajo el control de este veneno, mi creencia en Dios era sólo para ser bendecido. Lo que gastaba para Dios tenía un límite de tiempo, y yo deseaba sufrir poco y obtener grandes bendiciones. Con el fin de deshacerme de esta fuerte intención de ser bendecido y de esta actitud transaccional dentro de mí, Dios completó múltiples pruebas y refinamientos en mí. Sólo entonces la impureza en mi creencia en Dios fue purificada. Y vi en las revelaciones de Dios que yo estaba lleno del carácter corrupto de Satanás. Yo era arrogante, embustero, egoísta y despreciable, imprudente y de corazón tibio. Me hicieron ver cada vez con mayor claridad mi verdadera naturaleza, y ver que yo había sido demasiado corrompido por Satanás, que yo era el hijo del infierno. Que yo pudiera creer en Dios y seguir a Dios en esos momentos fue en verdad gracias a Su elevación y gracia, y que yo pudiese aceptar Su juicio y castigo fue una bendición aún mayor. Mi gratitud hacia Dios creció, mis exigencias se redujeron, mi obediencia a Él creció y mi amor por mí mismo disminuyó. Sólo pedí ser capaz de deshacerse de mi carácter satánico corrupto, ser una persona que verdaderamente obedece y adora a Dios. Este pequeño fruto se logró después de quién sabe cuánta obra de Dios, incluyendo muchísimo esfuerzo meticuloso por Su parte. Hasta el día de hoy, experimentando la obra de Dios finalmente he comprendido que la salvación de Dios de la humanidad en verdad no es fácil. Su obra es demasiado práctica —Su obra de transformación y salvación de la humanidad no es tan sencilla como la gente se imaginaría—. Por lo tanto, ya no soy como un niño ingenuo, sólo abrigando la esperanza de que el día de Dios llegue con rapidez, sino que siempre creo que mi propia corrupción es demasiado profunda, que tengo demasiada necesidad de la salvación de Dios y demasiada necesidad de experimentar Su juicio y castigo, Sus pruebas y refinamientos. Actualmente debo poseer un poco de la conciencia y la razón que deben estar presentes en una humanidad normal, y experimentar apropiadamente la obra de Dios de salvación de la humanidad. Al final, cuando pueda pasar el resto de mi vida siendo modelo de una persona verdadera y recibir la alegría de Dios, mi corazón se sentirá pleno. Ahora, cuando miro hacia atrás y pienso en lo que revelé de mí mismo cuando esos siete años de pruebas vinieron sobre mí, siento que estoy sumamente endeudado con Dios, que he herido Su corazón en demasía. Si la obra de Dios hubiese concluido en el año 2000, yo ciertamente habría sido objeto de destrucción. Los siete años de pruebas realmente fueron la tolerancia y compasión de Dios hacia mí.
Una vez que salí de esos siete años y reflexioné sobre esas palabras de Dios que no había entendido antes: “¿Sabes que en este país, mientras pasáis por estos sufrimientos y disfrutáis de la obra de Dios, en realidad los extranjeros os envidian a todos? Los deseos de los extranjeros son: Nosotros también queremos experimentar la obra de Dios, sufriremos cualquier cosa por ello. ¡Nosotros también queremos obtener la verdad! Queremos ganar alguna perspectiva, alguna estatura, pero por desgracia no tenemos esa suerte. […] Se puede decir que completar este grupo de personas en el país del gran dragón rojo, hacerle soportar este sufrimiento, es la mayor exaltación. Una vez se dijo: ‘He trasladado al Oriente la gloria de Israel’. ¿Entendéis todos ahora el significado de esta declaración?” (‘Los que han perdido la obra del Espíritu Santo corren mayor riesgo’ en “Registros de las pláticas de Cristo”). Pude entender un poco el significado de estas palabras; finalmente pude sentir que el sufrimiento es verdaderamente significativo. Aunque sufrí mientras experimentaba estas pruebas, sólo después de sufrir pude ver que lo que había ganado era demasiado preciado, demasiado valioso. A través de la experiencia de estas pruebas, vi el carácter justo del Todopoderoso y la omnipotencia y sabiduría de Dios. Comprendí la benevolencia de Dios y probé el profundo y paternal amor de Dios por Sus hijos. También experimenté la autoridad y el poder en Sus palabras, y vi la verdad de mi propia corrupción causada por Satanás. Vi las dificultades de Dios en Su obra de salvación, que Él es santo y honorable, y que los humanos somos feos y despreciables. También experimenté cómo Dios conquista y salva a la humanidad para traerla al camino correcto de la creencia en Él. Cuando pienso en ello ahora, si Dios no hubiese realizado este arduo trabajo sobre mí de prueba tras prueba, probablemente no hubiese podido obtener estos entendimientos. Las dificultades y los refinamientos son tan beneficiosos para el crecimiento de las personas en sus vidas. A través de estos, la gente puede obtener lo más práctico y preciado en su proceso de creencia en Dios: la verdad. Después de ver el valor y el significado del sufrimiento, ya no sueño con entrar en el reino manejando un sedán, sino que estoy dispuesto a plantar firmemente mis pies en el suelo y experimentar la obra de Dios y buscar realmente la verdad para cambiar yo mismo.
A través de la experiencia durante varios años de la obra de Dios, sólo ahora poseo un poco de entendimiento práctico de estas palabras de Dios: “La fe verdadera en Dios significa que la gente experimenta Sus palabras y Su obra en base a la creencia de que Él tiene soberanía sobre todas las cosas. Por tanto, se logrará desechar el carácter corrupto, se satisfará el deseo de Dios, y se llegará a conocerlo. Sólo emprendiendo ese paso se puede decir que se cree en Dios”. Antes de haber experimentado estas pruebas de Dios, yo me encontraba lleno de una fuerte intención de ser bendecido y de una actitud transaccional. Aunque en principio yo sabía lo que era creer en Dios y cuál era la meta de la creencia en Dios, yo sólo tenía mis ojos puestos en ser bendecido. No le prestaba atención a la verdad, no me preocupaba por deshacerme de mi carácter corrupto para satisfacer la voluntad de Dios, ni por reconocer a Dios como el objetivo de mi búsqueda. Sólo entonces comprendí que cuando Dios se hizo carne Su obra principal fue la de resolver la intención de la humanidad de ser bendecida y su actitud transaccional. Fue debido a que estas cosas son en verdad los obstáculos que se interponen entre el hombre y su entrada en el camino correcto de la creencia en Dios. Si la humanidad alberga estas cosas, esta no buscará la verdad. No tendrá un objetivo correcto en su búsqueda; caminará por un sendero equivocado, un sendero que no es reconocido por Dios. Ahora bien, la obra de Dios de conquista y salvación ha destruido la fortaleza de Satanás dentro de mí. Por fin ya no me siento preocupado, ya no me siento agobiado por pensamientos de obtener bendiciones o de sufrir una catástrofe. Ya no busco amargamente deseos extravagantes, y ya no discuto condiciones ni hago peticiones para escapar de la catástrofe. Sin esta impureza, me siento más liviano, más libre. Puedo buscar la verdad tranquila y apropiadamente. Este es el fruto de las pruebas y refinamientos de Dios Todopoderoso. Es esta obra de pruebas y refinamientos de Dios Todopoderoso la que me ha llevado al verdadero camino de la creencia en Dios. A partir de ahora, no importa cuánta más obra de pruebas haga Dios, no importa cuán grandes sean los dolorosos refinamientos que yo sufra, obedeceré y aceptaré, y los experimentaré verdaderamente. Yo buscaré la verdad que hay en ellos, y lograré un carácter libre de corrupción para satisfacer la voluntad de Dios, a fin de retribuir los muchos años de esfuerzo minucioso de Dios.
Fuente: Iglesia de Dios Todopoderoso
submitted by gensuigaoyang to Dios [link] [comments]


2018.08.23 23:47 MrKiwi24 Reddit lee nuestros PMs y te lo cuento

Reddit se está copiando de Mark Zuckerbergas y lee los PMs que enviamos los usuarios.
Todo empezó antes de la mitap del 19/08. Hacía frío, y estaba aburrido. Decidí enviarle un cálido mensaje abu/pibedelcobre para recordarle que vaya a la mitap, y así tomar una birras. Cito mensaje:
COBRE. VOS VENÍS A LA MITAP. NO ACEPTO UN NO. Y SI NO VENÍS, EN LA SIGUIENTE TE PEGO UN BOLEO EN EL ORTO.
Con amor: Kiwi ♥️.
Fui a la mitap, lamentánome que Cobre no haya estado. Lloraba internamente porque no se presentó, a pesar de haberle mandado un mensaje tan amigable, tan profundo. Pobre de mí al día siguiente. No sabía lo quee esperaba.
Cuando me despierto el domingo, abro Reddit para encontrarme con un mensaje por parte de Reddit.
MENSAJE DE REDDIT.
Mi cuenta, mí karma, mí username. Todo suspendido. No lo podía creer.
Acelerando al martes:
Cobre me responde el mensaje, explicando por qué no pudo ir. Con lo que resultó raro, porque pensé que él había reportado el mensaje.
Como todo buen investigador, tengo otra cuenta, y le escribo a Cobre, preguntándole ¿qué pasó? Si me reportó por error, o fue a propósito.
PMs: https://imgur.com/a/tnx4hsj
Así que me comí la suspensión de 3 días. Hoy volví. Ya sé, nadie me extrañó.
EDIT: Ahora que lo pienso, fui más productivo sin Reddit. Podría dejarlo, salir a correr, comer sano. O podría ni hacerlo y ver Reddit.
.
.
...
Muchachos, Kiwi volvió.
submitted by MrKiwi24 to argentina [link] [comments]


2018.07.04 22:56 aniballayoto Vibración interna para atraer el dinero

Vibración interna para atraer el dinero
Quizás has observado que a algunas personas se les facilita atraer el dinero, son capaces de encontrar empleos bien remunerados, les llegan las oportunidades para hacer buenos negocios, etcétera. ¿se trata de la buena suerte? Puede catalogarse como suerte, pero la verdad es que esas personas tienen una alta vibración interna y una relación positiva con la prosperidad.
https://preview.redd.it/as0jp16vvz711.jpg?width=460&format=pjpg&auto=webp&s=659deabbe6c516f0d3d805b8e5384174a02a5eee
¿Qué es la vibración interna?
Todas las personas tienen cierto nivel de vibración interna, esto significa que para crear la propia realidad, es necesario hacerlo en función de cómo está distribuida la energía en el campo cuántico y las ideas asociadas a él, entonces cuando se cree en el bienestar, la paz, el amor, la salud, prosperidad, etcétera. Se crearán esas experiencias y se atraerán las circunstancias idóneas para que las expectativas favorables se cumplan.
Cambiar la vibración interna no es sencillo, porque existe un apego mental a las condiciones tradicionales, entonces una persona que ha vivido en la escasez durante muchos años le resultará difícil abrir su mente y corazón a la prosperidad, pero la buena noticia es que sí puede hacerse.
¿Cómo elevar la vibración interna para atraer el dinero?
Podrás hacerlo con el entrenamiento que te ofrece el programa de audios subliminales CREANDO ABUNDANCIA, el cual tiene la misión de transformar tu mentalidad, romper todos los paradigmas asociados al dinero y provocar en ti una aceptación de la prosperidad con alegría. Algunos de los decretos que contiene este programa son los siguientes:
  • Yo amo la prosperidad.
  • Yo atraigo el dinero con mucha facilidad.
  • El dinero le da bienestar a mi vida.
  • Yo soy uno solo con la corriente creadora del universo.
  • El dinero me persigue a todos lados.
  • Yo nací para el éxito.
  • La riqueza en el universo es infinita.
  • Exijo mi derecho a ser rico.
  • Trabajo con entusiasmo para cumplir mis metas financieras.
  • Etcétera.
Cada uno de los mensajes anteriores se transmiten en la frecuencia ideal para penetrar y grabarse en lo más profundo de tu programación interna, esto te permitirá despertar a tu conciencia de riqueza y al hacerlo comenzarás a atraer el dinero con mayor facilidad, tendrás muy claro los pasos que debes dar para volverte una persona rica y exitosa.
Existe la tecnología isocrónica que también es muy efectiva para elevar el nivel de vibración interna, por ejemplo, el programa VIBRA POSITIVA estimula las áreas más profundas de tu mente ligadas al bienestar, después de usar esta herramienta durante varias semanas, notarás un cambio en tus condiciones de vida y atraerás el dinero con mucha facilidad.
submitted by aniballayoto to DesarrolloPersonal [link] [comments]


2016.06.18 11:20 EDUARDOMOLINA José Antonio Pérez Tapias. La paradoja de una mayoría no mayoritaria.

http://ctxt.es/es/20160608/Firmas/6554/campa%C3%B1a-electoral-pactos.htm
"Las paradojas tienen su encanto. Tensionando el lenguaje, son retos para nuestro intelecto. Por eso mismo hay que manejarlas con cuidado. Quien formula una propuesta sirviéndose de una paradoja puede que no salga airoso del reto que él mismo se haya planteado. En tal caso, por el contrario, puede ocurrir que el atrevimiento retórico provoque un mayor hundimiento en las contradicciones de las que se quería salir con una propuesta paradójica que pretendía ser como una cuña de la misma madera. Me temo que una situación así es la que puede tener que afrontar la dirección del PSOE y, concretamente, su portavoz a estos efectos, el reputado economista Jordi Sevilla, cuando lanza el mensaje de que “para evitar terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario”. Salta a la vista que está planteando de manera explícita la hipótesis consistente en que, de hecho, se reconozca políticamente, con la correspondiente traducción en comportamiento parlamentario, una mayoría que no se tiene. ¿Qué decir, pues, ante esta aparente solución para salir de todo posible bloqueo en un nuevo proceso de investidura de un candidato para la presidencia del Gobierno de España?
Hay que conceder, por una parte, que una fórmula como la propuesta se hace valer recordando al Partido Popular la obviedad, respecto a la cual son tan interesadamente olvidadizos, de que en España tenemos un sistema parlamentario. Por ello, la ciudadanía elige a sus representantes en las cámaras legislativas, siendo éstos los que después, en el Congreso de los Diputados, han de conformar la mayoría necesaria para investir a un candidato como presidente del Ejecutivo. No hay, por tanto, elección directa de un presidente que de suyo es un primer ministro. De nada sirve invocar sin más el hecho de la lista más votada para reivindicar que automáticamente sea presidente quien la haya encabezado, tratando así de legitimar apelando al voto de los electores algo que tales votantes de suyo no han elegido. Los electores sólo dan su voto para quienes han de representarlos en la sede del poder legislativo, entrando en sus funciones el apoyo a una candidatura presidencial en base a una mayoría parlamentaria que, si de entrada ningún partido cuenta con ella en términos de mayoría absoluta, ha de conformarse mediante pactos hasta lograr la mayoría suficiente legalmente exigida. No obstante, a pesar de ser así las cosas en la democracia que en nuestro Estado tenemos, la derecha, esa que tanto invoca la Constitución cuando le interesa, seguirá dando la lata con el tan recurrente mensaje engañoso de que se traiciona la voluntad de la ciudadanía si no se inviste presidente al candidato del partido con más votos. Es una intencionada falsedad a la que podemos atribuir voluntad de engaño.
Dicho lo anterior, es obligado señalar, por otra parte, los problemas que encierra la propuesta de desbloqueo parlamentario comunicada por Jordi Sevilla, la cual recoge formulaciones de Pedro Sánchez en otros momentos, así como se hace eco de la reiterada indicación hecha desde mucho tiempo atrás por Felipe González acerca de que se deje gobernar, mediante abstención por parte de PP o PSOE, a quien tenga cierta mayoría, sea PSOE o PP, aunque no llegue a la mayoría que debiera haber de no contar con abstenciones. Hay que señalar primeramente que una fórmula así de ninguna manera puede sostenerse en el vacío, sino que implica algún tipo de acuerdo, presentado incluso como de cortesía parlamentaria, para que los implicados en una situación como la que se quiere abordar acepten la solución. Es decir, es insoslayable reconocer que para que esa vía de desbloqueo funcione tiene que haber alguna suerte de acuerdo entre PP y PSOE. ¿Supondría tal acuerdo una forma “elegante” de dejar paso al PP hacia el gobierno, en el caso de que fuera el partido que aglutinara más apoyos seguros? Y, de otro lado, ¿entrañaría tal acuerdo una confirmada anuencia del PP en el caso de que fuera el PSOE el que pudiera ostentar más apoyos confirmados? Una respuesta positiva a ambos interrogantes conlleva alguna forma de acuerdo del PSOE con el PP, y tal cosa no debe eludirse ante la opinión pública.
Una segunda cuestión ineludible es la relativa a la mayoría que pueda o quiera conseguirse, lo cual para el PSOE es cuestión crucial. Desde el campo socialista, el asunto no puede limitarse a pedir a la derecha, e indirectamente también a la izquierda o a nacionalistas que no entren en la mayoría que se conforme, que den vía libre a una supuesta mayoría de diputados, confiando en la abstención de quienes no la integren para cumplir los exigentes requisitos para mayoría suficiente. El quid de la cuestión radica en dónde se pone el límite de la mayoría que se quiere hacer valer y, por supuesto, con quién se suma para lograrla. En otros términos, ¿vale recabar apoyo para una mayoría no mayoritaria cuando se ha desechado intentar un pacto más amplio o de otra índole que permitiera una mayoría suficiente, es decir -–con perdón por la redundancia--, una “mayoría (en verdad) mayoritaria”?
Pienso, como muchos ciudadanos y ciudadanas, que el PSOE debe aclarar al máximo la índole y el alcance de su propuesta, no sea que bajo una alambicada fórmula de sabor parlamentario se suministre el amargo trago de un pacto por la derecha, con Ciudadanos, por ejemplo, en vez de un pacto por la izquierda, quizá desechado ya cuando la misma fórmula se hace pública cual bálsamo de Fierabrás para evitar las tremendas calenturas que puede originar un nuevo retraso en formar gobierno o la hipótesis que nadie quiere contemplar de una tercera convocatoria electoral. Hace falta una fórmula magistral, ciertamente, pero somos muchos los que esgrimimos razones para que en su composición no se excluya un pacto por la izquierda que, aun con sus paradojas, puede ser la vía para no quedar hundidos en contradicciones insalvables.
  1. Desde los “cristianos viejos” a los españoles buenos
Ya lo dejó escrito Cervantes en las primeras líneas de su magna obra, El Quijote: “duelos y quebrantos los sábados”. Es decir, indicación de menú bajo la cual se recoge la autoritaria orden de que “den morcilla” o plato de huevos con tocino o chorizo, en sábado –¡repárese bien!--, para que ningún cristiano nuevo, siempre bajo sospecha de seguir siendo judaizante, escapara a la prueba que ha de pasar si quiere ver expedita la puerta para la integración social entre los cristianos viejos. Y en ésas seguimos, cuatro siglos después. Para algunos, no todos somos iguales. Piensan ellos que a los suyos, esto es, a ellos mismos les corresponde, por la naturaleza de las cosas, el poder, porque han de mandar los que tienen la pureza de sangre necesaria para ordenar los asuntos de la patria –identificados con los de su clase-- y velar por lo que ha de ser su incorruptible esencia –como incorruptible era el brazo de Santa Teresa que esgrimía el dictador de cuyo nombre no quiero acordarme, para legitimar con los restos de tan egregia doctora de la Iglesia, aunque fuera de ascendencia judía, el nacionalcatolicismo con el que legitimaba su criminal régimen--. Tal es el fondo telúrico de la derecha española, conservadora hasta las cachas, hoy entregada al neoliberalismo rampante que ha dominado la escena mundial y, por supuesto, el patio nacional, en los últimos tiempos.
¿Y a qué viene esto? Es interrogante al que cualquiera puede responder acogiéndose, según preferencias, o a la poesía de Bécquer o a la antipoesía del chileno Nicanor Parra: “¿Y tú me lo preguntas, amor mío?”. La respuesta está clara: la derecha española se mantiene en su imaginario carpetovetónico a piñón fijo. Y para prueba, un botón electoral, el que arrebatamos a Rajoy, desprendiéndolo de su chaqueta, la que lucía en el mirador de san Nicolás, en el Albayzín granadino, cuando, haciendo alarde de derroche de desparpajo antiplasma, se soltó su repeinada cabellera para decir: "Los mejores somos los españoles. Bueno, hay algunos un poco malos, pero son los menos, y los vamos a derrotar el 26 de junio, a todos". Claro, ¿verdad? Y dicho sin mayores problemas en un mitin del PP, después de la victoria de la selección española de fútbol, ganadora gracias a un gol de Piqué, independentista catalán fuera del estadio, pero cuyo gol, sirviendo lo mismo para un roto que para un descosido, es lo que más se parece al brazo incorrupto de la Santa de Ávila en manos de una derecha españolista posmoderna, a pesar de no haber sido moderna en ningún momento de su historia.
Si alguien piensa que esto es sacar demasiada punta a lo que no da para ello, que haga su inmersión en el psicoanálisis freudiano para adentrarse por los vericuetos donde circula lo reprimido en chistes, lapsus y actos fallidos. Tras la apariencia de ingeniosa broma electoralista, el candidato del Partido Popular juega con la vetusta diferenciación entre españoles de bien –“los mejores”-- y “los malos”, ésos de las izquierdas que, para el caso, tanto son los de un PSOE al borde de un ataque de nervios, como los de Podemos en la fantasiosa aventura de asaltar los cielos. El esquema de fondo no ha variado un ápice: los españoles de orden –del orden dominante-- y esos otros, los “jaraneros y alborotadores”, como dejó escrito Roberto Mesa en texto que no debiera ser olvidado. Apelación, pues, al imaginario colectivo, en este caso de la derecha más rancia, la cual es la que se permite dividir a los partidos políticos del momento presente en “constitucionalistas” y “no constitucionalistas”, habida cuenta de que es esa misma derecha con sus intereses sistémicos la que da o quita credenciales de lealtad a la Constitución, según la medida de dichos intereses. Está clara, pues, la jugada de un Rajoy que, con su currículum político, no debía de llegar de nuevo jamás a ser presidente del gobierno. El PSOE, por cierto, debería no dejarse enredar en ese perverso juego de clasificaciones discriminatorias entre constitucionalistas y no constitucionalistas. Sabe demasiado a etiquetas excluyentes como “españoles de bien”, “gente de orden” y “cristianos viejos”.
  1. Sobredosis de 'marketing' electoral. Miércoles 15 de junio.
    ¿Qué candidato presenta mejor imagen? ¿Qué partido vende mejor su programa? ¿Cuáles son los mejores mensajes en una campaña para captar votantes en el mercado del conjunto de los electores? ¿Cómo vencer a la competencia electoral de otros partidos en la disputa por el voto? ¿Cómo hacer que para ello funcionen bien los agentes electorales? ¿Cómo lograr una propaganda eficaz en los medios de comunicación?...
Cuestiones como las señaladas permiten constatar cómo a la terminología procedente del campo militar con la que los partidos políticos se entienden a sí mismos se sobrepone, especialmente en tiempos de campaña electoral, la terminología proveniente del campo económico, concretamente de las técnicas de venta que suelen reunirse bajo el rótulo de marketing, eludiendo, por lo demás, palabras de la órbita del castellano, como “mercadotecnia”. Lo de marketing parece que queda mejor y, además de permitir un rápido trasplante del campo económico al ámbito político, no deja de recoger ese neocolonialismo cultural del mundo anglo al que estamos sometidos, siendo, sin duda, uno de los actuales “signos de los tiempos”, como diría alguno.
Nada hay que objetar, sino todo lo contrario, a que en el campo económico y, más concretamente, en el mundo empresarial, se preste mucha atención a lo que señalan las teorías de marketing –seguiremos adelante con el término en cuestión, ya consolidado entre nosotros--, con el objetivo de explicar y, mediando explicaciones contrastadas con la realidad, potenciar las ventas de los muy diferentes productos con los que las empresas concurren al mercado pretendiendo ganar clientes, vender y obtener el máximo de beneficio. Sabemos además que tales teorías no cuentan solamente con ingredientes puramente económicos, sino que tienen en cuenta factores psicológicos decisivos respecto al comportamiento de los consumidores, así como otras muchas informaciones relevantes, desde las relativas a pautas culturalmente asentadas hasta las atinentes a datos demográficos relevantes sobre la población a la que se dirigen las campañas de venta. Un buen diseño de éstas es crucial para la competitividad, sin la cual se acaba sucumbiendo en esa guerra económica despiadada que supone la competencia en medio de todos los rigores del mercado.
Los diferentes ámbitos de nuestra realidad sociocultural no se hallan, por fortuna, separados por fronteras impermeables que hagan de ellos compartimentos absolutamente estancos. Mas siendo así, también es cierto que en nuestras sociedades, herederas de la modernidad, se han ido constituyendo distintas esferas, cada una con valores determinantes de sus propias dinámicas y con una lógica de funcionamiento en cada caso propia. Maquiavelo, por ejemplo, tuvo el indiscutible mérito de poner de relieve las peculiaridades de la esfera política, con la autonomía que le es propia –incluso estando económicamente condicionada, como señaló Marx--. Resulta ser, por tanto, un elemento distorsionante de la realidad el trasplantar sin más criterios y pautas propios de un ámbito a otro distinto. Si tal operación se consuma se confirma cómo desde un ámbito queda colonizado otro en el marco del mundo que comparten. Es decir, si la política se rige por pautas y criterios extraídos del campo de la economía, es que ésta domina a la política. Si ello se produce en tiempos de hegemonía del neoliberalismo, los hechos refuerzan el mismo sometimiento del Estado al mercado que desde dicha ideología se propugna.
Así, llega la hora de un debate electoral y los candidatos convocados al mismo están más preocupados por colocar mensajes prefabricados que por presentar el propio programa, están más atentos a cuidar la imagen con la que “venderse” que a comprometerse con sus propias propuestas, o se hallan más pendientes de los ecos mediáticos que de la palabra propiamente política. Lo volvimos a ver el otro día en el último, por único, debate electoral de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno presentados por los partidos de ámbito estatal: PP, PSOE, Ciudadanos y la coalición Unidos Podemos. Visto todo, bien viene que todos recuerden que los ciudadanos no somos meros consumidores, que un votante no es un cliente, que el propio partido de cada cual no es una mera empresa, que un programa de gobierno no es un catálogo de ofertas y que el preciado bien del voto no es una mercancía. Está bien aprender de la economía, pero teniendo muy presente que la dignidad de la ciudadanía exige que la política no se vea sometida a ningún reduccionismo economicista. La política nunca puede ser –no debe ser-- mero mercadeo, en ninguna de sus variantes.
  1. No fue un duelo de titanes. Martes 14 de junio.
Terminó el tan anunciado debate a cuatro, publicitado como acto estelar en esta campaña para las elecciones del 26 de junio, y cada uno de los candidatos se retiró con los suyos para comprobar en cada caso que habían recitado bien las lecciones aprendidas. No hubo momento alguno que fuera especialmente vibrante. No se alcanzó ese clímax de intercambio de argumentos sólidos que cabe esperar de un debate de verdad, incluso electoral. El guión, por tanto, es decir, los guiones que traían los respectivos líderes, elaborados por sus correspondientes equipos, se siguieron conforme a lo previsto. Sin apenas intercambio de razones, cada cual se dirigía a los suyos, de camino tratando de sacar ventaja a su competidor inmediato –Rajoy pugnando con Rivera y Sánchez con Iglesias-- para lograr arrancar algún voto de la gran bolsa de los indecisos o de los electores situados en riesgo de abstención. Hay que temer que poco se habrá alterado por ahí el panorama que los sondeos demoscópicos nos han dado a conocer.
Ante los temas delicados, todo fue pasar de puntillas. El candidato del PP eludió pronunciarse claramente sobre la negociación con Bruselas para ganar mayor plazo de cara a reducción del déficit. El candidato socialista no quiso insistir en un problema grave: la sostenibilidad del sistema de pensiones, para asegurar la cual propone un impuesto a grandes fortunas, pero sin que eso llegara a ser cuestión en la que abundara. El líder de Ciudadanos se lanzó inicialmente defendiendo la idea del contrato único, mas sin detallar más armas en la lucha contra el paro. No tuvo fuertes críticas a tal propuesta, enmarcada como viene en contexto neoliberal. Desde Podemos, su cabeza de lista no bajó a detalles respecto a cómo concretar eso del cambio de modelo productivo.
Salieron de refilón otras cuestiones, pero de nuevo las prisas, las pinceladas gruesas. Sánchez mencionó la reducción del IVA cultural, cuestión que retomó Iglesias para decir otro tanto en cuanto a productos de primera necesidad. Rajoy mostró el lado débil de su no credibilidad cuando hace esa propuesta tan demagógicamente populista de bajar los impuestos. No están las arcas públicas para ello –ni los bruselenses hombres de negro dispuestos a consentirlo--. Una brevísima alusión mereció el tema de la educación, respecto al cual Sánchez mencionó una vez más la bienintencionada pretensión de pacto educativo. Iglesias perdió una oportunidad de abordar a fondo la difícil situación en que se halla la universidad española.
Pero, aun con todo, fueron desgranándose propuestas, puntos programáticos de unos y otros, haciendo cada cual lo que podía para mostrarse fuerte. Rajoy alardeó de capacidad de gestión, faltándole decir que la veteranía es un grado. Cierto es que su etapa de gobierno está manchada con la corrupción hasta límites desconocidos hoy por hoy, cuestión que llevó a Pedro Sánchez a decirle con razón que debía haber dimitido por ello en su mandato. Pero no se incidió mucho más por ahí. Fue Rajoy el que se enzarzó de manera ridícula con Rivera acerca de si había cobrado o no en negro alguna vez. Impresentable el Rajoy que animaba a Bárcenas, tratando ahora de escabullirse por vía tan fullera.
Salió, claro está, el tema de Cataluña: el referéndum. Rajoy se situó de inmediato en su encastillada defensa de la unidad de España, tan encastillada que es posición inoperante por inmovilista. Se le sumó Rivera, lo que era de esperar. Y Sánchez se fue directo contra Iglesias para reprochar que Podemos apoyara un referéndum en Cataluña situándose así contra la unidad de España. No tenía receptividad alguna, como viene ocurriendo, para siquiera reconocer que Podemos no alienta secesión alguna de Cataluña respecto de España. Todo queda del lado socialista en invocar la reforma constitucional con vagas referencias al federalismo y rehuyendo hablar de plurinacionalidad del Estado.
Con breves comentarios se despacharon cuestiones tan graves como la crisis de los refugiados en Europa y nada serio sobre política de seguridad y defensa. Todo se redujo a sacar a relucir el pacto antiyihadista para acusar a Podemos de no haberlo firmado. Por cierto, fue repetitivo Pedro Sánchez hasta la saciedad con el mensaje –había que colocarlo como fuera-- de que Podemos impidió que él fuera investido presidente del gobierno del cambio al votar “no” a ello junto al PP. Inútil es pretender ganar votos con eso a estas alturas. Más provechoso hubiera sido clarificar la política de pactos, al menos las preferencias, pues a la disyuntiva planteada por Iglesias de que o habría gobierno del PP o gobierno de Podemos con PSOE, o del PSOE con Podemos, según quién ganara más que el otro, Sánchez se limitó a una carcajada que no supo nada bien. Toda su declaración quedaba reducida a afirmar que con el PSOE está garantizado gobierno de cambio, mas sin explicitar nada más sobre pactos. Es la indefinición en que el PSOE se queda encerrado.
La noche siguió avanzando, pero este alicorto debate que no consiguió más mérito que reunir a los respectivos candidatos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, ni por asomo tuvo nada de duelo de titanes. Eso sí, acabado el debate…, cada tribu tocó el tam-tam para danzar alrededor de su jefe porque es "el mejor”. ¡Y usted que lo vote!
  1. Lógica ciudadana frente a lógica partidista. Lunes 13 de junio.
Cualquier campaña electoral galvaniza la vida de toda sociedad democrática. El tiempo político adquiere una especial densidad en tanto los partidos, con sus candidaturas, se sitúan en ese campo de batalla que es el de la lucha por el voto de ciudadanos y ciudadanas. Así es, como ahora mismo en España, incluso cuando se viene de un largo recorrido de elecciones anteriores que hay que repetir, de precampañas convertidas en campañas permanentes y de sobredosis de electoralismo que con su exceso contamina toda la dinámica política. Las distintas fuerzas, metidas en faena, se aprestan a intensificar la lógica partidista con la que buscan reforzar sus baluartes en todos los frentes para la dura competencia electoral. Ésta, poco menos que como aquella “guerra de posiciones” con la que Gramsci teorizaba la acción política que había que llevar a cabo para consolidar logros en las instituciones, reclama una actividad tan coordinada como disciplinada por parte de los partidos políticos. Pero la cuestión es espinosa, pues esa misma necesidad se puede convertir, no en virtud, sino en vicio.
¿Dónde está el quid de la cuestión para que la necesidad de coordinación y disciplina se convierta en vicio, en vez de ser virtud? Consideremos cómo funcionan los partidos. Sus respectivos equipos de campaña se afanan por seguir la estrategia diseñada, atentos a los cambios tácticos que haya que hacer. Hay que seguir puntualmente todas las actuaciones de los adversarios para neutralizarlas, hasta el día de las elecciones, cuando, al abrir las urnas, cada cual recogerá su merecido botín en términos de votos. Para todo ello, los candidatos necesitan un buen aparato que se haga cargo de las previsiones de la campaña, desde los mítines, la presencia en la calle, los debates con los rivales y la siempre delicada relación con los medios. Y ahora, el continuo trabajo de las redes sociales, esa nueva ágora social convertida en concurrido espacio político. La logística para tareas tan diversificadas y complejas requiere no sólo inteligencia dedicada a planificar, sino militancia dispuesta al quehacer de apoyo a candidatos y candidatas, teniendo todos al frente a quien en cada caso sea cabeza de lista y, en los grandes partidos, al candidato a la presidencia del gobierno. La militancia, cual ejército de afiliados convertido en tropa de infantería, asume las consignas de los estrategas y hace suyo el argumentario en que el programa se resume. Indispensable. La batalla electoral no permite descuidos; cualquier retroceso puede acarrear una derrota fatal. Todos a una, por tanto, como si cada partido fuera poco menos que una gran partida de partisanos –esos que acapararon la atención de Carl Schmitt a la vez que sentaba cátedra al definir la esencia de la política según la lógica amigo/enemigo--. Es así como la lógica partidista se impone con férrea determinación, mas con pie tan forzado que la hace muy vulnerable en medio de la sociedad actual, con la cultura política que se va abriendo camino.
El talón de Aquiles de la lógica partidista, impregnada de una concepción cuasi-militar de las organizaciones políticas –en el mismo lenguaje se refleja--, es que queda muy lejos de la lógica ciudadana con la que funciona una sociedad adulta, bien informada e institucionalmente organizada. Así, la lógica ciudadana es sensible a la pluralidad, cosa que a la lógica partidista se le suele atragantar; o la lógica ciudadana está abierta al debate y a la crítica, actividades que a la partidista, que tanto gusta cerrar filas, le resultan peligrosas para su pretendida cohesión, por lo que acaba primando actitudes dogmáticas. “Con razón o sin ella, yo con los míos”, suele decir quien está empapado de lógica partidista. “Yo, buscando la verdad con razones que podamos suscribir más allá de fronteras partidarias”, piensa quien ha asumido la lógica ciudadana. Mientras esas dos lógicas vayan por vías divergentes, la ciudadanía se verá distante de los partidos políticos. Y éstos, con sus consignas y argumentarios a cuenta de un interés de parte muy lejano de criterios universalistas, quedan atrapados en una lógica, con frecuencia ilógica, que los ciudadanos no comparten y que muchas veces queda tan lejos de la verdad de los hechos que hasta alimenta el ridículo. Téngase esto presente a la hora de participar en debates electorales, especialmente ante ese público de millones de ciudadanos que concita un debate televisivo.
  1. La derecha sabe, pero no contesta. Domingo 12 de junio.
Hay que erradicar la corrupción política. ¿Pero qué dice el Partido Popular al respecto? En verdad, nada. Vacuas generalidades sobre el traído y llevado regeneracionismo y, a lo sumo, la declaración de algún lumbrera diciendo que eso de la corrupción depende de la (pecaminosa) naturaleza humana. Así, ante preguntas sobre hechos que tocan cuestión tan importante para la sociedad española y la honorabilidad de sus instituciones, el PP guarda silencio. Es decir, se calla todo lo que sabe, empezando por todo lo que sabe acerca de sí mismo. ¿O es que Luis Bárcenas, que era senador del Reino, además de tesorero del PP, no era conocido por nadie y sus actos quedaban en el más profundo secreto? Y de todo eso que queda bajo los rótulos de “Operación Gürtel” u “Operación Púnica”, ¿no hay nada que decir en serio, asumiendo responsabilidades políticas, que de las otras ya se ocupan los tribunales? No vale, como algunos pretenden, recurrir a fórmula tan usual en demoscopia como “no sabe, no contesta”. Sí saben y, siendo así, no contestan. Es más, saben que todos los demás sabemos y, a pesar de ello, no contestan. Si dicen algo es para evitar respuestas fehacientes ante preguntas tales como las que versan sobre la fianza de más de un millón de euros que el PP tiene que abonar por su presunta implicación en los pagos en negro de su economía sumergida. De escándalo.
El caso es que en medio de esta campaña electoral se ha colado una noticia que obliga al PP, y en especial a su candidato a la presidencia del gobierno, a pronunciarse. Hablamos del informe de la OCDE reconociendo que los ajustes aplicados en Europa, como “política de austeridad”, son negativos: frenan la economía hasta tal punto que impiden el necesario crecimiento para salir de la crisis. Justo lo que se viene diciendo desde hace años desde ese lado, considerado antisistema, en el que nos hemos situado los que hemos sido y somos contrarios a los abusos de la troika, al “gobierno de los banqueros” –Habermas dixit--, a la tiranía de los mercados, a la impotencia de la política y, por encima de todo, al castigo hecho caer sobre las espaldas de trabajadores –incluyendo parados--, pensionistas, mujeres, jóvenes…, todos los que han sufrido los recortes de unas políticas democidas. Sin embargo, aun llegando ese mensaje desde la OCDE, el PP no dice nada, es más, se ratifica en las políticas aplicadas, tan destructivas del Estado de bienestar como perjudiciales para la economía, como si todo lo ocurrido no tuviera nada que ver con el gobierno presidido por Rajoy. De nuevo, saben, y saben que sabemos sobre la culpa de tanto sufrimiento inútil, pero no contestan.
Con todo, no debe escapar al más somero análisis que la OCDE, organización del orden capitalista, al recoger en su informe la evidencia de que la llamada austeridad es contraria a la recuperación económica, no deja de alimentar la propia contradicción consistente en declarar a la vez que los recortes practicados fueron necesarios y, por ende, beneficiosos. Ya el FMI nos agasajó en diversos momentos con mensajes contradictorios de ese tipo, para así salvar la cara de los gobiernos neoliberales. Ahora, además, se hace planteando a la vez que no se apriete a un gobierno como el español con sanciones por incumplimiento de normativa antidéficit. Un regalo compensatorio para el PP en campaña. Una vez desenvuelto, lo que queda es que los demás partidos en liza, y la ciudadanía, desarmen el truco del regalo, desvelen la contradicción de la misma OCDE y exijan al PP que conteste.
  1. Socialdemocracia en discusión. Sábado 11 de junio.
Al levantarse por las mañanas, más de un candidato se planta, con la mejor cara que pueda, y pregunta: “Espejito, espejito, ¿hay alguien más socialdemócrata que yo?”. Y el espejo cobra vida de repente para partirse de risa.
La ficción no aguanta en serio una disputa como la que se está planteando en torno a la socialdemocracia. Esa señora lleva en crisis desde 1914, cuando el SPD votó, contra todo lo que había sostenido, los presupuestos para que Alemania entrara en la I Guerra Mundial. Rosa Luxemburg escribió La crisis de la socialdemocracia señalando contradicciones que hasta el día de hoy no se han superado. No obstante, pasada la guerra, no ya la Gran Guerra, sino II Guerra Mundial, la socialdemocracia conoció su esplendor. Fueron años en los que en el centro y norte de Europa hubo clima propicio para, mediante un gran pacto social y un pacto político entre la derecha civilizada (democristiana) y partidos socialdemócratas, construir el Estado de bienestar impulsando políticas acordes con derechos sociales. Las posibilidades de pleno empleo –gracias a una economía mixta y a políticas seriamente redistributivas, así como gracias a una energía barata-- permitieron que cuajara lo que era un pacto entre democracia y capitalismo para frenar presiones revolucionarias que pudieran venir de la órbita comunista.
Ese pasado dejó valiosísima herencia en términos de Estado social. Las cosas empezaron a cambiar con la crisis del petróleo de los setenta, encareciendo costes de producción, y después con la “caída del muro de Berlín” acabando con los regímenes comunistas y dejando el campo abierto para la expansión mundial del mercado capitalista. La revolución informacional suministró la base tecnológica para la globalización. Las coordenadas de la socialdemocracia “clásica” se disiparon, pues su marco era el Estado nacional. Y el neoliberalismo ganó la partida hasta el día de hoy. La socialdemocracia claudicó al aceptar las premisas económicas neoliberales –Tercera Vía--, con la buena intención de mantener políticas sociales. Pero esa cuenta no sale, y ahí está atascada la socialdemocracia europea en una crisis que no remonta.
El PSOE llegó tarde, por las circunstancias de España, a la construcción del Estado de bienestar. Hizo lo que pudo, que no fue poco, mas desde confusa amalgama de planteamientos socialdemócratas y políticas económicas neoliberales. Su debilidad ideológica jugó a favor de una élite escorada hacia posiciones socioliberales. Después, al hilo de la crisis, los ropajes socialdemócratas se sacaron del baúl. Iba de suyo que correspondían a la talla del PSOE. Y en ésas se estaba hasta que aparece Podemos, atemperando su anterior discurso rupturista con propuestas de corte socialdemócrata. Después de todo, sería una buena noticia para la familia, sólo que no es recibida así en plena batalla electoral. Desde el PSOE se percibe como llegada de intrusos para quedarse con la herencia del Abuelo; desde Podemos se pugna para presentar su programa como nueva versión de una socialdemocracia puesta al día. ¡Pues tengan cuidado por ambas partes! Nadie puede ostentar el monopolio de la socialdemocracia como planteamiento ideológico, pero todos deben saber que es una herencia, más allá de las disputas, que necesita radical renovación. Hay que pensar, más allá de coyunturas electorales, cómo reconstruir proyecto socialista en este complejo siglo XXI.
  1. El ‘zas’ del CIS. Viernes 10 de junio.
En el día esperado, en la fecha oportuna, llegó el emisario del CIS y… ¡zas!, con golpe algo violento sobre la mesa, acaparando la atención de quienes impacientes le esperaban, dejó sobre ella los datos de su último estudio. Todos se arrojaron sobre ellos, ansiosos por ver los que afectaban a cada cual, pues si bien cada partido político contaba con información acerca de sus expectativas de voto, ahora se trataba del informe del Centro de Investigaciones Sociológicas, ese organismo “autónomo” que en España depende del Ministerio de la Presidencia. No había quien se privara de criticar los aliños de cocina demoscópica con que los datos de esos informes son tratados, pero en el fondo todos conceden consideración a un análisis con rigor científico sobre muestras suficientemente cuantiosas y variadas. El sesgo gubernamental que haya cada cual se lo descuenta según su criterio. Y ya estaban en ello cuando el susodicho emisario, antes de despedirse, obligó a los congregados a posar su vista en algunos datos que, sin excusas, debían tener en cuenta: la situación económica aparecía valorada como mala o muy mala por un 74,4% de los encuestados y llegaba hasta el 80,7 el porcentaje de quienes valoraban mal o muy mal la situación política.
Se trataba de apabullantes datos para reflexionar, debatir y actuar. Así, cuando cada uno de los allí concitados esperaba que el “zas” del informe del CIS rebotara sobre la cara de alguno de sus adversarios, lo cierto es que el metafórico golpe cuya onda se expandía imparable hizo mella en todos los congregados. Era una advertencia. Sería políticamente mortal para todos ellos pasar por alto el contexto, socialmente duro y económicamente hostil, en cuyo marco los partidos concurrentes a las elecciones debían hilvanar cada uno su texto. Y ello sin edulcorar el fracaso del que se venía y sin juguetear frívolamente con una voluntad ciudadana que ya se manifestó cuando votó en las anteriores elecciones y a la que ahora había que pedirle con sumo respeto que lo hiciera de nuevo. Y no porque los electores se hubieran equivocado, sino porque los elegidos malgastaron en errancia culpable el voto que los llevó al escaño.
Marchó el emisario del CIS no sin detectar, cual mensajero del zar, malévolas miradas de algunos que hasta quisieran matarle –-metafóricamente, por supuesto--, sobre todo las de quienes no podían arrimar los datos de la encuesta a la sardina de sus intereses electorales. En el sondeo, el PP queda como ganador de las elecciones –escandaloso borrón y cuenta nueva sobre su corrupción sistémica--, aunque oscilando entre perder uno o hasta cinco escaños. Ciudadanos, pagando un evidente escoramiento a la derecha que hace que votantes suyos se deslicen más a la derecha, aparece con uno o dos diputados menos. El PSOE, perdido en un mar de indefiniciones sin encontrar el rumbo a pesar de las buenas medidas puntuales registradas en su cuaderno de bitácora, aparece dejando atrás en el Congreso en torno a diez o hasta doce escaños. ¡Ruina! Veremos en qué queda el pronosticado sorpasso por parte de Unidos Podemos, en cuyas filas brindan con proclamas de hegemonía y etiquetas recién impresas de “cuarta socialdemocracia” –la nueva-- ante datos que sí favorecen claramente a la formación morada. Atención: la lucha va a ser agónica, con las miras puestas en quienes desde el graderío contemplan la batalla. Hay en torno a un 34 por ciento de abstencionistas que tienen en sus manos el posible voto más preciado. Y quedan campaña electoral y urnas.
  1. Campaña para una política de verdad. Jueves 9 de junio.
Meses de campaña electoral permanente nos preceden. No obstante, no faltan los rituales, aunque sean en modo un tanto residual, que marcan la inflexión para entrar de nuevo oficialmente en campaña. El calendario emplaza. Y así se activará al máximo la rueda del acelerado girar de actos, discursos, presencia en medios, dejarse ver en las calles por parte de candidatos y candidatas… Sólo cabe esperar que ese girar no se quede en mera repetición de lo mismo, a modo de remedo de la más baja estofa del eterno retorno a pequeña escala. Mal nos irá a la ciudadanía española si en las semanas que median hasta el próximo 26 de junio todo se reduce a confirmar el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas.
Estamos ante una nueva convocatoria electoral, tras una más que efímera legislatura, liquidada por agotamiento de los plazos sin que se pudiera formar gobierno. Todos hablaron de fracaso, y toca ahora convertir lo que significa ese diagnóstico en una nueva posibilidad. Por ello, si los protagonistas más destacados de este proceso reiniciado no marcan distancias respecto a lo que supuso el que condujo a las anteriores elecciones generales, será difícil culminarlo con éxito. Elementos nuevos los hay, y algunos de singular relevancia. La coalición de Podemos e IU bajo la denominación de Unidos Podemos marca novedosamente la situación. En gran parte va a condicionar el debate político. Ya lo está haciendo. Será un error, sin embargo, dejar que la campaña electoral se plantee en los términos de con Podemos o contra Podemos. Tal polarización, extraña a la pluralidad generada desde las circunstancias políticas de España en los últimos tiempos, no beneficiaría ni a la misma formación morada. El pluralismo como valor democrático requiere un tratamiento más fino, como espera la inteligencia del electorado.
Estemos, pues, atentos, como los más interesados espectadores, una vez alzado el telón de un drama electoral en el que ciudadanas y ciudadanos no vamos a dejar de ser participantes. No debemos. Y no sólo por el hecho de ir a votar cuando se abran las urnas. Participar es seguir los debates electorales, reclamarlos, interpelar a los candidatos, exigir claridad a los partidos y, en el caso en que se milite en ellos, entrar de lleno en un juego democrático siendo capaces de mantener la exigencia y autoexigencia de que sea limpio. Y que cada cual responda, desde cómo va a quitarse de encima el PP la corrupción en que ha nadado, hasta cómo va a despejar el PSOE las indefiniciones que le aquejan, por ejemplo, en cuanto a política de alianzas. O desde cómo afrontará Podemos la gestión de sus propuestas programáticas, hasta cómo irá Ciudadanos más allá de medidas de regeneración democrática.
Las crisis serán las que no faltarán, aportando sus recurrentes elementos corales: la lucha contra el paro, la recuperación económica, la restitución de los derechos robados, la reconstrucción del dañado proyecto europeo, la reconfiguración constitucional del Estado… Son las cuestiones cruciales que, como decía el Ortega y Gasset en las páginas iniciales de aquella iniciativa suya que puso bajo El Espectador como rótulo, son las propias de una “vida española que nos obliga a la acción política”. Sabemos aquí y ahora que debe ser política de verdad, verdadera política con la verdad por delante. Queremos elecciones sin publicidad engañosa."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.10.26 08:38 calvito Los enormes costes del olvido histórico: el caso Companys

Un esclarecedor articulo de Vicenç Navarro.
Una de las mayores consecuencias del enorme dominio que las fuerzas conservadoras, herederas de aquellas que realizaron el golpe militar en el año 1936 en contra de un gobierno democráticamente elegido, y que más tarde controlaron el Estado dictatorial, fue el forzado silencio y olvido que se impuso a la población sobre los hechos que habían ocurrido durante la II República, lo cual facilitó todo tipo de tergiversaciones y manipulaciones a fin de servir a los intereses de los partidos gobernantes a lo largo del territorio español.
Un caso reciente es la presentación de la figura de Lluís Companys, President de la Generalitat de Catalunya, que lo fue durante el periodo republicano del 1934 al 1939, y más tarde en el exilio hasta que fue capturado por la Gestapo y trasladado a Catalunya, siendo fusilado el día 15 de octubre del año 1940. La dictadura, que tipificó la visión extrema del Estado jacobino uninacional, presentó al President Companys como el máximo exponente del secesionismo y del independentismo catalán, considerándolo como uno de los mayores enemigos de España. Esta visión es también compartida por gran parte de movimientos independentistas que últimamente, y a raíz del 75 aniversario de su asesinato, han intentado reivindicar tal figura como un líder histórico de tal movimiento independentista. En esta campaña ha jugado un papel central el gobierno independentista catalán, dirigido por el President Artur Mas de la Generalitat de Catalunya. Este proyecto de apropiación de la figura de Lluís Companys por parte de los nacionalistas conservadores catalanes, hoy independentistas, no deja de ser paradójico, pues el President Companys nunca fue muy popular entre tales derechas, debido a que, sin lugar a dudas, fue el President de la Generalitat más de izquierdas que haya existido, debido, en parte, al contexto cuasi revolucionario en el que vivió.
En tal apropiación, se redefine al Presidente Companys como un dirigente secesionista, lo que – en realidad – nunca fue. Ello no ha sido obstáculo, sin embargo, para que así le presentaran en una película exhibida en la televisión pública catalana, TV3, claramente instrumentalizada por el partido gobernante de la Generalitat, del cual es Presidente en funciones ahora el Sr. Artur Mas. En esta película, que se centró en los últimos días de su vida antes de su fusilamiento en el castillo de Montjuïc por parte del Ejército español sublevado frente al Estado republicano, se presentó la mal llamada Guerra Civil Española como una guerra entre Catalunya y España. Hay un momento álgido en la película en la que se sintetiza el mensaje que quiere transmitirse. Me refiero al instante en el que el General del Ejército golpista y el President Companys están el uno frente al otro y el general resume la conversación que han estado teniendo en la celda del Presidente, concluyendo que la gran diferencia entre el President Companys y él, un general del Ejército, era “que usted, President Sr. Companys, ama a Catalunya y yo, un general del Ejército español, amo a España”. Ahí está, según la película, la raíz de aquel conflicto basado en dos amores, uno a Catalunya y otro a España. Esta visión es precisamente la dominante en la actualidad en el movimiento independentista, que hoy controla gran parte de los medios de información públicos en Catalunya.
La manipulación de la historia por los dos bandos
Tal versión, claramente manipulada de la historia catalana es profundamente errónea, y es fácil de demostrar que no se corresponde con lo que acaeció en aquel conflicto. En realidad, el Ejército golpista al que el general (que supuestamente amaba a España) representaba fue el que persiguió y causó la muerte de más españoles que haya ocurrido en la historia de España. En realidad, aquel General y el Ejército al que representaba, era el Ejército que se impuso a la mayoría de la población española (de la cual la mayoría no era catalana) con la ayuda del gobierno nazi alemán liderado por Adolf Hitler, y del gobierno fascista italiano presidido por Benito Mussolini. El hecho de que el golpe militar no fuera rápidamente exitoso y resuelto en un par de meses, se debió precisamente a la enorme resistencia que encontró en las clases populares de todos los pueblos y naciones de España. Como bien dijo el Embajador de EEUU, lo que ocurría era una lucha del Ejército contra la gran mayoría de la población (véanse los archivos del departamento de Estado sobre la Guerra Civil española). El general de la película era, pues, general del Ejército, que era el enemigo nº 1 de España, la España real que estaba reflejada en la España republicana.
El hecho de que los dirigentes de tal ejército se presentaran en la película como los defensores de España no se ajusta a la realidad histórica. La película transmitió un mensaje falso, aceptando la definición que el general golpista dio de sí mismo sin ningún tipo de crítica, crítica que debería haberse hecho, pues era obvio que tal general no amaba la España real, popular, sino la borbónica, monárquica, que reproducía los intereses de las minorías que siempre habían gobernado España en contra de las mayorías. Presentarlo como un conflicto entre los que amaban Catalunya y los que amaban España es una ofensa enorme a todos los que murieron y fueron perseguidos defendiendo la República Española, muchos de ellos catalanes republicanos y que con su comportamiento, cuando había gobernado la República (llevando a cabo las necesarias reformas para mejorar la calidad de vida de las clases populares) mostraron que eran ellos los auténticos defensores de España y de sus distintos pueblos y naciones.
La España que Companys amaba
Pero aquella manipulación también se presentó cuando se describió al Presidente Companys como la contrapartida al General, con la única diferencia de que él amaba Catalunya, mientras que el General amaba a España. La realidad es que Companys amaba a España (a la España popular, a la España republicana). Y lo que también se ha ocultado es que las clases populares de los distintos pueblos y naciones de España también amaban a Companys, considerándolo también un héroe suyo, hecho totalmente encubierto en aquella película que quería crear un distanciamiento de la Catalunya actual con la España existente.
Varios autores de sensibilidad independentista han olvidado hechos tan importantes como que Companys no era, como he dicho antes, secesionista y que nunca apoyó la secesión de Catalunya de España. En realidad, en un momento de la Guerra Civil en que parecía que las tropas golpistas iban a tomar Madrid (el Madrid asediado por las tropas fascistas, y al que Companys se había dirigido con aquella exclamación “Madrileños, ¡Catalunya os ama!”), y en la situación en que Companys estaba sometido a la presión de varias fuerzas independentistas que le aconsejaban que se aprovechara de aquel momento de debilidad del Estado español para declarar la independencia de Catalunya, Companys se opuso a ello, ofreciendo, en cambio, el territorio catalán en general, y Barcelona en particular, como sede del gobierno español en el caso de que Madrid cayera en manos de los golpistas, siendo la segunda vez que ello ocurría. La primera vez había pasado durante la República, cuando hubo el temor a que los fascistas tomaran el gobierno de la República.
Su compromiso con las clases populares de Catalunya y resto de España le hizo enormemente popular en toda España, como se mostró, entre otros hechos, en las grandes manifestaciones en su apoyo, que tuvieron lugar en Córdoba, encabezadas por todos los diputados del Frente Popular y por el Gobernador, que le recibieron con grandes vítores a Catalunya y a la República en su salida de la cárcel donde él y otros miembros del gobierno catalán habían estado encarcelados por la coalición de partidos de derechas que gobernaba la República, por haber declarado el Estado catalán dentro de una federación española. La victoria del Frente Popular en España había significado la liberación de Companys y de los otros miembros del gobierno de la Generalitat. Una vez liberado, Companys habló a la multitud desde el balcón del hotel donde se alojó, siendo acogido con enorme entusiasmo por parte de la multitud. El gobernador indicó la gran satisfacción que le producía reunirse con los representantes de Catalunya, resaltando que su liberación había sido resultado de la gran presión popular que había tenido lugar a lo largo de toda España, incluyendo Andalucía (lo cual el gobernador indicó con gran orgullo).
A continuación Companys dio su discurso. En él hizo hincapié en varios puntos. Entre ellos, subrayó que los signos de amor que había recibido durante el cautiverio por parte de los obreros que había conocido y que le habían visitado “le habían fortalecido de una manera impactante”. Y refiriéndose a la acusación de que ellos – el gobierno catalán – eran separatistas, indicó que él consideraba a los andaluces republicanos como hermanos, subrayando que el amor por la libertad del pueblo de Catalunya iba acompañado por el compromiso por la libertad de todos los pueblos de España, con los cuales se sentía hermanado, terminando con un “¡Viva Andalucía y Viva la República!”, a lo cual la multitud respondió “¡Viva Catalunya!”. Más tarde, en una entrevista con los periodistas, indicó que él llevaba siempre dos encendedores (era un fumador empedernido), uno con la bandera catalana y otro con la bandera republicana. Nunca antes un dirigente catalán había sido recibido con tanto entusiasmo.
Pero no ocurrió solo en Andalucía. Cuando cogió el tren para volver a Barcelona, este tuvo que pararse en múltiples ocasiones en su trayectoria hacia Catalunya por las multitudes republicanas que se habían colocado al lado de la vía para vitorearlo. Nunca antes un dirigente catalán había recibido tanto amor y estima a lo largo del territorio español. (Ver Al salir del penal. “Companys, Lluhí, Comorera y otras personalidades, vitoreados con entusiasmo en Córdoba” en El defensor de Granada, sábado 22 febrero 1936). Tal enorme respeto y estima explica también que Companys aceptara, cuando era periodista, la dirección de un nuevo diario conocido como España Nueva, lo cual hizo como acto de solidaridad con los colectivos republicanos españoles que deseaban crear un estado diferente, basado en justicia y libertad.
El president Companys era soberanista, pero no independentista
El president Companys estableció el Estado catalán dentro de una federación española, pidiendo que los distintos pueblos y naciones de España se federaran alrededor de otra visión de España. Esta otra visión, que era compartida por la mayoría de las izquierdas españolas, incluyendo el PSOE (que durante la clandestinidad pidió el derecho de autodeterminación para Catalunya), fue brutalmente reprimida por el Monarca y por el Ejército español golpista, y más tarde olvidada y negada durante el periodo democrático. Ello fue resultado del enorme dominio que las fuerzas conservadoras tenían sobre los aparatos del Estado y sobre la mayoría de los medios de información en el periodo histórico conocido como la Transición, cuando se pasó de una dictadura a una democracia (centrada en un Estado borbónico continuista del anterior) en la que tales fuerzas, herederas de aquellos que controlaban el Estado (que a su vez eran herederas de aquellas que habían realizado el golpe militar), continuaron teniendo una gran influencia. Fue debido a las presiones del Estado Monárquico y del Ejército que el PSOE abandonó su compromiso con el establecimiento de un Estado plurinacional en que la unión fuera resultado de una voluntad libremente expresada y consensuada, en lugar de ser impuesta y garantizada por el Ejército.
Ha sido este olvido y la renuncia a la recuperación de la memoria histórica por parte de la izquierda gobernante —el PSOE— los que han sido responsables de que la juventud de este país no conozca la historia de las izquierdas y la existencia de otra visión de España a la actual, otra visión que apareció, en sus orígenes, durante la República. Ello ha permitido la monopolización del concepto de España por parte de los herederos de aquel régimen (y por parte del PSOE, que se adaptó al Estado borbónico, adaptación que le permitió espacios de poder –siempre en situación subalterna- dentro del estado). La rigidez e intolerancia hacia otra visión de España es la que ha estimulado el crecimiento del independentismo catalán (véase mi artículo ¿Por qué crece el independentismo en Catalunya?)
La perpetuación de la visión uninacional, que ha beneficiado en gran medida al establishment político-mediático español basado en la capital del Reino (que tiene poco que ver con el Madrid popular), y su completa insensibilidad hacia la posibilidad de que exista otra España (que indudablemente reduciría los poderes de tal establishment) está creando una situación extrema de difícil resolución, y que los extremos, tanto los uninacionales españolistas como los independentistas catalanistas, están explotando para fines electorales.
Las consecuencias del olvido histórico
Sin embargo, en cuanto a la división de responsabilidades por lo que está ocurriendo en este país, no existe equidistancia entre las partes responsables por esta situación. La mayor responsabilidad recae en el establishment basado en la capital del Reino, que nunca ha aceptado que haya otra España que está exigiendo, con razón, que se redefina este Estado. Las últimas elecciones municipales fueron un tsunami político con la victoria masiva de fuerzas políticas que están redefiniendo España. En Galicia, por ejemplo, la mayoría de alcaldes no desean ser parte de este Estado español uninacional que niega la pluralidad de España. Y un tanto semejante está ocurriendo en Catalunya. Y en las Islas Baleares y Valencia hubo movimientos que, como en Catalunya y Galicia, configuraban un deseo profundo de justicia social con otro de variar las coordenadas de poder dentro del territorio español. La incapacidad del establishment político-mediático centrado en la capital del Reino (que, repito, no tiene nada que ver con el Madrid popular) de entender esta realidad, está llevando al país a una situación insostenible.
El enorme daño que causa tal insensibilidad del Estado central borbónico
Esta incapacidad de reconocimiento de la existencia de otra España aparece diariamente en el comportamiento de los distintos aparatos del Estado español. Una muestra de ello es su incapacidad de homenajear al President Companys. Ni un representante de este establishment, como tampoco del Ejército, han dejado ninguna flor donde Lluís Companys fue asesinado por los golpistas hace 75 años. En realidad, desde que se recuperó la democracia, tales autoridades españolas siempre recibieron una invitación de la Generalitat de Catalunya para que así lo hicieran, sin nunca responder a ella. Los gobiernos francés y alemán, sin embargo, sí lo hicieron, habiendo pedido disculpas por el hecho de que las autoridades del Estado alemán y del Estado francés habían trasladado al President Companys desde París al castillo de Montjuïc para que fuera asesinado. Nunca un representante del Estado español (heredero del Estado dictatorial, pues no hubo una ruptura con aquel sino una Transformación) ha hecho lo mismo. ¿Cómo puede el Estado uninacional borbónico español llegar a este nivel de arrogancia y prepotencia, y a exhibir este carácter antidemocrático? Es esta actitud del Estado español la que es la mayor responsable de lo que será una ruptura de España, y de lo cual parece que no se dan cuenta.
Y en esta actitud arrogante y prepotente incluyo al PSOE. Pareció que durante el periodo en que España estuvo gobernada por el PSOE, presidida por el Sr. Zapatero podrían haber cambiado las cosas. Después de todo, el gobierno español de entonces se comprometió a obtener una condena de aquel asesinato anulando su sentencia. Pero, como muchas otras promesas, esta también se olvidó. Este olvido, como otros respondía a su temor a ofender a la estructura de poder heredada del Estado anterior. En realidad, este olvido también respondía a un deseo de congraciarse y ser parte de aquella estructura, que llevó a situaciones de no solo silencio sino represión de la otra España, como quedó claro cuando uno de los personajes del PSOE que reproduce mejor su adaptación al Estado, y que ha conseguido grandes beneficios, incluso personales, como consecuencia de dicha adaptación, el Sr. José Bono, siendo Presidente del Congreso de los Diputados, prohibió a los combatientes republicanos invitados al Parlamento que enarbolaran banderas republicanas españolas, prohibición que representa uno de los actos más injustos y antidemocráticos en la historia de aquella institución. A aquellos que habían luchado por la democracia se les prohibía, en el Parlamento español, presentar el símbolo de aquella democracia, prohibición hecha por un dirigente del PSOE que, en su servilismo a la Monarquía y al Ejército, no lo autorizó.
La instrumentalización de la externalización de los servicios públicos de TV3
Una última reflexión. TV3, la cadena pública de televisión catalana, semanas después de la proyección de la película citada, mostró un documental sobre la vida y la muerte de Lluís Companys, que se distanciaba de la película, y que fue producido por el grupo profesional de TV3, (que presenta Sense Ficció), un grupo que ha podido mantener cierta autonomía dentro de aquella cadena de televisión. Por primera vez, se presentaba en TV3 a un Lluís Companys que no tenía un sentimiento anti España. Este grupo profesional ha visto sus recursos disminuidos en TV3, sustituyéndolos por contratos que externaliza la dirección de TV3, posibilitando una manipulación mayor, como así ocurrió en el primer documental que –según los deseos del gobierno Mas- quería presentar la Guerra Civil como un conflicto entre Catalunya y España. Este deseo ha ido acompañado de un cambio muy notable en la manera en cómo la derecha nacionalista y ahora independentista catalana se relacionaba con la figura de Companys, que ha pasado de un odio profundo (presentándolo como el más ineficiente de la Generalitat y peor President que haya existido) a ahora ponerlo como un independentista libertador de Catalunya frente a España. El hecho de que, en un ejemplo de extraordinaria torpeza (es difícil de imaginar una decisión tan torpe), la judicatura de Catalunya convocara al President Mas a los tribunales, (por ser el máximo responsable del 9N) el mismo día que Companys fuera asesinado, ha sido el mejor regalo y apoyo a tal candidato a la Presidencia de la Generalitat de Catalunya, permitiéndole presentarse como el Companys del siglo XXI. La torpeza o estupidez (y no hay otra manera de definirlo) de las fuerzas conservadoras en España no tiene límites.
http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2015/10/26/los-enormes-costes-del-olvido-historico-el-caso-companys/
submitted by calvito to PlazaCoslada [link] [comments]


Amor profundo - Zurdo Bessio (Alberto 'Mandrake' Wolf ... Postales de Amor Gratis con mensaje en video - Mensaje de amor por San Valentin Tarjetas con Frases de Amor - YouTube EL AMOR QUE TE PROFESO. Frases clásicas citadas por Xi Jinping que debes saber El Amor de Cristo [La Salvación es del Señor] - YouTube Que tan profundo es tu amor...How deep is your love.HD ... (253 Himnario) En su Profundo Amor Frases De Amor Para Tu Pareja En Navidad

Frases de AMOR Cortas y Lindas Para Whatsapp

  1. Amor profundo - Zurdo Bessio (Alberto 'Mandrake' Wolf ...
  2. Postales de Amor Gratis con mensaje en video - Mensaje de amor por San Valentin
  3. Tarjetas con Frases de Amor - YouTube
  4. EL AMOR QUE TE PROFESO.
  5. Frases clásicas citadas por Xi Jinping que debes saber
  6. El Amor de Cristo [La Salvación es del Señor] - YouTube
  7. Que tan profundo es tu amor...How deep is your love.HD ...
  8. (253 Himnario) En su Profundo Amor
  9. Frases De Amor Para Tu Pareja En Navidad
  10. MENSAJE del PADRE Y la MADRE DIOS – EQUILIBRIO del AMOR

En el Teatro Bar de La Plata (14.4.2018) # 253 del Himnario Seleccionado de la Iglesia de Dios de Guatemala y Centro América EN SU PROFUNDO AMOR EN SU PROFUNDO AMOR, POR NOS, EL SALVADOR, VINO DEL C... • Por supuesto, ha habido muchos y encantadores Matrimonios Divinos, pero estas relaciones de Amor profundo, no han sido el foco de sus libros de historia y culturas, ni de esta época. Bee Gees. How deep is your love.De la pelicula saturday night fever...Fiebre de sabado por la noche.Con John Travolta..... Frases De Amor Para Tu Pareja En Navidad Visita: http://superacionymotivacion.com Hoy la navidad esta cerca de mi. Navidad Near me #christmasnearme HashTag: ... El presidente Xi Jinping es conocido por su profundo amor por la literatura, y sus palabras siempre están teñidas de la sabiduría de la cultura tradicional china. En este vídeo se muestran ... Hola mi vida ️ Este mensaje te hará llorar de amor 😢 ️ Esto es lo que siento por Ti 😘 Te amo mucho - Duration: 4:46. CristianasVEVO1 Recommended for you 4:46 Skip navigation Sign in. Search EL AMOR QUE TE PROFESO Mensaje Canalizado por Ingrid Paola Alegria 'El amor que te profeso, llena de luz mi corazón, porque en ti veo a Dios, no importa los errores y defectos que te hagan sentir ... 'El Amor de Cristo' - La IBI - Equipo de adoración Música y letra original por Mark Altrogge, Jordan Kauflin, y Joel Sczebel. © 2012 Sovereign Grace Praise (...