Voy a adivinar su cuenta

Una de las mejores cosas que hay en el mundo de la ortografía y la gramática es el armado de oraciones, preguntas y textos. De hecho, las adivinanzas con respuestas son una actividad de lo más optima.. Una actividad perfecta no solo para divertirnos un buen rato y pasar una agradable tarde con amigos o familia. La cuenta es gratuita, igual que su versión 'estandar', la cuenta imagin, que no cobra comisiones ni exige ingresos. Con imagin, además de los más de 9.000 cajeros de CaixaBank, se tendrá acceso de forma gratuita a los cajeros de toda Europa (en retiradas). También tiene Bizum, pero solo para los mayores de 18. Adivinanzas - Colección de Adivinanzas y Acertijos Populares relacionados con la comida y otras más recopiladas por MexGrocer.com -Cómo se dice Supermercado Mexicano en Inglés? MEX GROCER -CON TODA CONFIANZA...es? HERDEZ -Agua pasa por mi casa, cate de mi corazón. (Aguacate) -Cuanto más me lavo, mas sucia estoy. (Agua) -En alto vive, en alto mora, en alto teje, la tejedora. Mamá tuvo 9 de estos síntomas previos a su partida, es increíble como uno no se da cuenta en su momento, si, si haces que uno recuerde, cada una de estas etapas, pero mas que provocar dolor al menos a mi, me has dado una paz interna, porque ahora se que lo que vi las ultimas semanas son indicios de que ya era su tiempo, su invierno había ... Adivinanzas y acertijos infantiles para niños con respuestas ¿Has jugado ya a las adivinanzas para niños de Pocoyo? Es un pasatiempo entretenido para los más pequeños y también para los adultos porque además de pasar un rato divertido, desafías al cerebro para resolver diferentes acertijos con respuestas. ¿Cómo adivinar el futuro?: Hoy voy a empezar una nueva etapa en la que hablaré de las diferentes formas en las que una persona puede auto-adivinar su futuro, para lo cuál ya te iré diciendo distintas modalidades de lo más variadas para que encuentres la tuya propia, y te ayudes a ti mismo, ya que conocer tu futuro te puede ayudar a vivir mejor sacándole partido a lo que tú ya sabes que ... La contraseña nos va a servir para proteger nuestra cuenta de personas desconocidas, lo malo es que si hemos puesto una contraseña segura, también se nos suele olvidar cómo acceder. También a veces ocurre que por curiosidad o con malas intenciones, queramos adivinar la contraseña de otra persona para poder acceder a su información privada. Seguramente tu doctor te puede decir el sexo de tu bebé, pero no es tan divertido averiguarlo así.Incluso a los papás que prefieren esperar y descubrir el sexo del bebé hasta el día del parto, les gusta adivinar si van a tener un niño o una niña. De ahí la importancia de las pruebas para predecir el sexo de tu bebé. Diferentes formas de hackear una cuenta de Facebook. Hoy voy a enseñaros los diferentes métodos sobre cómo hackear una cuenta de FB y su proceso que puede usarse para hackear la contraseña de una cuenta de Facebook. ... Problema la mayoría de veces el dueño de la cuenta se da cuenta de esto. Adivinar la contraseña con ingeniería social ... Mientras vamos creciendo nos damos cuenta de que nuestros gustos cambian y de que la persona que tanto amábamos ha encontrado la felicidad en los brazos de otro. Si todo sale bien y logramos encontrar una persona con la cual nos sentimos fenomenal, no es nada raro pensar en tener hijos a largo plazo.

MSI Regala 10 PCs gamer con monitor y todo

2020.08.16 16:41 Rastoid MSI Regala 10 PCs gamer con monitor y todo

Edit: NO ME TOMA MAS REFERIDOS. Alguien pase su link de refer y lo cambio!
PD: Gracias muchachos, por lo menos que alguien de nosotros gane la de 6k jajaja
https://msi.gm/2Y6vkCa - (abajo de todo)
Segun lo que entendi uno debe adivinar cuanto cuesta cada build, desconosco hasta que punto es relevante si uno adivina o no el precio, si puede ganar igual o no. Pero tambien dice que solo podes ganar sobre el que adivinas, asi que recomienda que intentes adivinar todos asi tenes mas chances.
Tambien se puede usar pcpartpicker y armar los builds y ya. Que es lo que yo hice. Y se puede repetir una vez por dia para sumar mas chances.
Si estas al pedo y queres resolverlo por tu cuenta go for it (no leas los spoilers).
Sino..
Si so vago como yo aca tenes la lista de los build y lo que cuestan aprox segun partpicker (lo voy a estar checkiando por dia porque quiero seguir fantasiando con que voy a ganar una)

  1. #NextGODLIKE PC Build = 6090 usd
  2. #NextACE PC build = 3771 usd
  3. #NextUNIFY PC Build = 3076 usd
  4. #NextUNIFY Mini-ITX PC Build = 2779 usd
  5. #NextCARBON PC Build = 2067 usd
  6. #NextEDGE PC Build = 1766 usd
  7. #NextGAMINGPLUS PC Build = 1641 usd
  8. #NextEDGE Micro-ATX PC Build = 1616 usd
  9. #NextTOMAHAWK PC Build = 1410 usd
  10. #NextAPRO PC Build = 1204 usd

Update 18/08: Actualice los precios.
Update 24/08: Actualice los precios.

Si te gusto dale like, suscribe y regalame juegos AAA en steam (?
Saludos.
submitted by Rastoid to Argaming [link] [comments]


2020.02.09 17:44 RandomCondor [ACA] Recomendaciones para gente nueva en el Anime.

hace tiempo en el sub de argentina hice un par de recomendaciones mas "elaboradas". para que no se pierdan y alguien mas las pueda aprovechar (y yo linkear mas facil) las voy a dejar aca. sientanse libres de sumar recomendaciones o comentarlas.
__________________________________________________________________________________
Fullmetal alchemist los protagonistas la historia son 2 jovenes adolecentes que pocos años antes descubrieron la Alquimia (una magia que permite transformar cualquier cosa siguiendo un intercambio equivalente) y cometieron el error de intentar (y fallar) revivir a su madre, lo cual les costo el cuerpo a uno de ellos. Los seguimos en su camino mientras investigan una forma de recuperar sus cuerpos mientras trabajan para la orden militar de alquimistas en un pais pseudo imperialista, en un setting europeo de 1920. (esta la primera, y brotherhood, la primera sigue la historia original hasta el cap 25, donde se desvia para tener su propio final, brotherhood es la misma historia, pero con el final posta del manga, el 25 de la otra, sera el 12 o 15 de esta. las dos son muy buenas y valen la pena ser vistas) 50~ caps y 2 peliculas, y 64 caps brotherhood
Cowboy bebop : 2070 pensado desde los 90, colonias espaciales (marte y lunas de jupiter,etc), ambiente noir, mafias y los protagonistas, que son caza recompensas con naves espaciales realistas. Los seguimos a ellos mientras hacen su duro trabajo por todo el sistema solar. la serie trabaja muy bien los generos western y policial, cayendo en el noir, la conspiracion y la venganza shakespeareana. Y probablemente el mejor soundtrack de la historia del anime, tengo todavia 30 temas en el playlist hace años y no me canso. 26 caps y 1 pelicula.
Neon Genesis Evangelion: en el 2000 hubo un experimento fallido en la antartida que termino con la vida de millones de personas y altero el planeta de forma permanente. en el 2015 empiezan a caer monstruos alienigenas que solo se pueden combatir con robots gigantes que solo pueden ser piloteados por menores de 15. lo que al principio parece una simple serie de robots gigantes pronto se transforma en una deconstruccion del genero que marco un antes y un despues en la historia del anime. talvez pocas series en la historia del mundo hayan influido tanto sobre su propio medio. imperdible 26 caps, 1 pelicula, y 3 peliculas que recuentan la historia y se van para otro lado (rebuild).
Ghost in the Shell: 2030 imaginado desde fines de los 80's, la informatica esta a full, hay androides por todos lados, gente que lo unico que les queda de su cuerpo original es el cerebro, y que este este conectado a una computadora no es para nada extraño. la protagonista es una extremadamente habil ex-militar que lidera el equipo de accion de una seccion policial que se encarga de cybercrimenes (hackeo de cerebros, inteligencia, ataques terroristas, heavy shit). buenas dosis de accion y filosofia que es mas actual que nunca. 50 caps, 3 peliculas, + 4 pelis de precuela. recomiendo empezar con la pelicula original, seguir con SAC y despues discrecion propia.
Aoi Bongaku adaptaciones de literatura japonesa. son 12 caps, pero algunos son unitarios, otros historias de 2 o 4 caps.
PlanetEs. un futuro superrealista donde la humanidad ya conquisto el espacio y da sus primeros pasos de colonizacion interplanetaria, lastima que los protagonistas no son mas que recolectores de basura espacial (osea, capturan satelites abandonados o averiados, y otra chatarra espacial, para sacarlas de orbita y evitar que destruyan el trafico orbital). un excelente drama realista, slice of life de un futuro no muy lejano. 25 caps
Darker than Black: shit happened y ahora algunas personas tienen superpoderes (aunque con limitaciones). el protagonista forma parte de una unidad especial medio clandestina y tiene su propio poder (suelen compararlo con batman), tiene un estilo noir, guerra de espias y atentados, etc. creo que son como 40 caps entre las 3 tempradas.
Baccano! : pasa en EEUU durante la ley seca (1930) en NY principalmente, una increible y delirante mezcla de personajes, entre los cuales hay asesinos, inmortales, mafiosos y simples ignorantes. hay 3 historias principales que se narran en paralelo (1929, 1930 y 1931) y otro par que se mechan en el medio, 2 pasan en NY (guerra de mafias, la busqueda de un familiar caido en la guerra) y el viaje en un tren que llega a NY donde pasa literalmente de todo. 16 capitulos que al principio pueden parecer un poco cargados de mucha informacion pero que es una delicia.
Higashi no Eden: en japon, 12 personas son seleccionadas por un hombre misterioso, del cual reciben un celular con un asistente personal capaz de cumplir cualquier pedido, y una suma enorme pero limitada de plata. La unica condicion es que hagan lo que crean necesario para mejorar el mundo/japon. la historia empieza con uno de estos en pelotas, frente a la casa blanca, cuando se acaba de borrar la memoria. junto a la otra protagonista intentan descubrir que fue lo que hizo y que estan haciendo los otros. 12 capitulos y 2 peliculas.
Katanagatari: mas artistica y cargada de muy buena accion, en el japon medieval un shogun le encomienda a una de sus generales que recupere las 12 restantes armas sagradas, para esto la piba recluta a un pibe que conoce un arte marcial muy particular, capaz de hacerle frente a estas poderosas armas, y a travez de 12 capitulos las van recuperando.
Tatami Galaxy: mas artistica, las peripecias de un estudiante universitario mientras "pierde" el tiempo, es un poco rara por que con cada capitulo parece como si empezara la historia de nuevo, pero con diversos cambios que se resuelven de forma totalmente distintas, 12 caps.
Uchuu Kyoudai: en un futuro cercano, el protagonista ingeniero automovilistico es despedido de su trabajo tras hacerle la gran zidane al jefe (si), y el hermano, ahora astronauta de la JAXA (NASA japonesa) lo presiona para cumplir su promesa de la juventud de juntos ir al espacio, por lo que se anota en el programa para astronautas y a traves de 99 capitulos vemos todo el proceso de seleccion de astronautas. es una historia cargada de drama que te deja al borde de la silla y humor que te saca muchas sonrisas. bien realista y coherente en su ciencia y explicaciones.
Steins;Gate: un pseudocientifico loco descubre que gracias a un hackeo a un microndas misteriosamente puede enviar mensajes al pasado y cambiarlo, siendo él el unico capaz de recordar las cosas que pasaron en todos los timelines, digamos que se aprovecha un poco con buenas intenciones pero pronto todo se empieza a volver caotico y se encuentra de lleno con los limites de su nuevo poder. una excelente tragedia sci fi. 24 caps, una pelicula y algun ova que no pesa mucho para concluir la historia.
Parasite: alienigenas que caen al planeta como gusanos-parasitos y entran en el cuerpo de las personas. el protagonista es uno de los infectados, pero que a diferencia de los otros, no es conquistado por el parasito sino que lo restringe solo al brazo. el parasito es super inteligente y puede mutar casi a antojo. dadas las consecuencias forjan una alianza, aunque el parasito en si tiene su propia agenda. y por defecto los parasitos toman por completo el cuerpo de sus victimas y compiten entre ellos a muerte. asi que el protagonista ahora divide su tiempo entre intentar vivir una vida normal y sobrevivir esta invasion de guerrilla. 26 capitulos, una delicia dramatica y con muy buena accion estrategica.
Dennou coil: puberes con lentes de realidad aumentada en un pueblo que lo esta probando. tiene un aire re simplon pero el trabajo y la forma de tratar esta tecnologia, y como la usan los distintos usuarios es hermosa, para nada infantil. 24 caps.
One Punch Man: una decostruccion del genero de superheroes. en un mundo donde ser superheroe es un trabajo pero solo los mejores pueden vivir de serlo, nuestro protagonista es un poco ignorante de su propio poder y no esta incorporado a este circuito. pero en definitiva tiene una fuerza tal que es capaz de derrotar a cualquiera con un simple golpe, LITERAL. junto a un androide superpoderoso que lo toma como sensei, juntos empiezan a entrar y progresar en la asociacion de superheroes. excelentes batallas, muy buen humor, 12 capitulos de magia.
Mushushi: mas calmita, un medico para-espiritual(?) recorre el japon medieval atendiendo casos especiales gracias a un poder poco comun que tiene (ver los espiritus, que funcionan como bacterias, virus, parasitos etc). tiene una narracion tranquila pero constante. 50~ capitulos
Kokoro Connect, un grupo de 5 amigos de secundario sufre una especie de maldicion por parte de un ser superior, que los conecta por un tiempo de distintas formas, pasa por todas las troupes de cambio de cuerpo, conexiones telepaticas, etc. drama adolencente serio en dosis incrementales. 17 caps.
Rainbow: Nisha Rokubou no Shichinin: un grupo de jovenes comparten tiempo en una carcel japonesa en plena depresion posguerra. nada es bonito, la carcel no es segura, tienen que soportar abusos y torturas, pero eso los hace mas unidos y prometen juntos salir un dia y cumplir sus sueños y realizarse. un dramon como no vi nunca. 26 caps
Shigatsu wa kimi no uso: un niño prodigio del piano lo deja despues del fallecimiento de su madre y tutora. unos años despues una chica aparece y se pone a salir con su mejor amigo, y al conocerlo le pide que toquen juntos en una competencia, ya que ella es violinista y necesita un pianista que la acompañe. esto desencadena en que el pibe intente enfrentar sus bloqueos psicologicos. mucho feeling, excelente ejecucion musical y animacion. 24 caps
Hourou Musuko, un grupo de amigos, 12 años aprox, un par de ellos con conflictos de identidad sexual. los dramas y complejos que tienen. hay mas historia antes y despues, en el manga. pero la serie se enfoca en una parte de la historia que juega y deja adivinar con lo que pasa antes.
Aku no Hana: oscura, y hasta tortura psicologica, un drama donde una piba intenta controlar a un pibe a quien cree un pervertido, relaciones con el la flor del mal de baudeleire, animado por rotoscopia, lo que le da ese aire extraño que tan bien le queda a la historia. 12 caps
Boku dake ga Inai Machi: Un pibe tiene un superpoder, no es la gran cosa, pero aveces, por instinto, tiene la posibilidad de volver al pasado inmediato y evitar una tragedia. pero un dia vuelve a su infancia, un tiempo antes de que desaparezca una compañera de colegio. 12 aps
Bounen no Xandou, en un pais que mira una guerra entre otros 2 desde la costa, un atentado terrorista deja al protagonista con un poder para transformarse en un xamd, pero que a la vez es una maldicion, luego de defenderse no le queda otra que emprender un viaje en busca de una cura, pero las cosas y la guerra escalan. 26 caps
Hunter X Hunter: un pibe super capaz quiere seguir los pasos de su padre y convertirse en un Cazador (una licencia), y asi encontrarlo despues de que lo abandono de chico. el mundo es una locura, ser un cazador es una locura, participan de la seleccion miles de personas y solo un puñado obtiene la licencia todos los años. puede empezar un poco lento, los arcos suelen ser largos, pero te juro, una vez que te enganchas, no podes parar. me lo reconoce todo el mundo. es pura accion pero toca temas profundos, tiene personajes muy buenos y algunos tienen unos capitulos con unas reflexiones muy interesantes. nada es predecible.
My Hero Academy, tiene un nombre de mierda, pero esta re bien. en un mundo donde ser superheroes es un trabajo, y casi todo el mundo tiene un superpoder (aunque la mayoria no se dedica a ser superheroe), nuestro protagonista sueña con ser un superheroe, pero no tiene ningun superpoder. esto no lo detiene ni un poco y pronto, mas por conviccion que por habilidad, se convierte en el estudiante particular de su idolo, el heroe mas poderoso de todos, All Might. es de lo mejorcito de accion que esta saliendo ahora.
Mob Psycho 100: un pibe tiene poderes psiquicos, super dotado pero meh, es aprendiz de un fraude, a quien, sin saberlo, le resuelve todos los casos reales. y la verdad es que a fin de cuentas le interesa mas dejar de ser el pibe awkward. inevitablemente su poder llama la atencion de otros psiquicos y su maestro tambien le trae problemas.
Devilman Crybaby: esta en netflix, el protagonista es un poco lloron, pero tiene esta necesidad de saltar a defender a los indefensos. un amigo de la infancia reaparece y le pide un favor, acompañarlo a una fiesta para investigar la aparicion de demonios. shit happens y un demonio intenta poseerlo, pero sorprendentemente el logra resistirse y ahora tiene el poder del demonio, llamandose a si mismo devilman, y se propone como mision proteger a cualquier otro que este en su situacion. pero le shit will hit the fan.
I got some superrobots for you:
Gundam: es casi casi un genero digamos, hay varios universos pero todos tienen en comun un grupo de soldados underdogs/outsiders que se hacen con el control de unos robots extraordinariamente fuertes y con ellos intentan cambiar el status quo de las naciones militaristas o las guerras que suceden. para entrar recomiendo estas 3 Gundan 00, Gundam Seed y Gundam Wing. hay mas pero la gran mayoria pasa en el universo original, asi que es todo una mezcla que nunca me propuse ver, o son nuevas y no lograron engancharme (se volvian mas infantiles).
Aldnoha Zero, marte nos clava la guerra y estamos re pichis, pero con estrategia y guerrilla de mechas se pone interesante. 24 caps
Code Geass: probablemente de lo mejorcito de mechas, en un mundo donde el imperio britanico conquisto casi la mitad del mundo y es una superpotencia militar casi sin igual, un superestratega (y acomodado) estudiante se ve envuelto en una batalla entre el imperio y la resistencia en japon, donde decide darle una mano a la resistencia y mediante estrategia logra salvarlos, ahi es cuando decide convertirse en su nuevo lider y llevar adelante la revolucion. 50 caps y cosas extras.
Eureka Seven, en un mundo donde una planta alienigena se esparció por todo el mundo y genera una particula que le permite a los humanos "Surfear en el aire", un pibe vive una vida aburrida en un pueblo alejado hasta que una banda de desertores tiene una batalla ahi y se cruza con el Nirvash y su piloto, el mecha tiene lugar para dos y juntos, por la mecanica del mecha, son mas poderosos. Renton, el protagonista, entonces se une a la banda de renegados, que buscan evitar que el imperio destruya de forma definitiva a esta planta. 50 caps, secuela AO 24 caps, 2 pelis de secuela y una en camino, + una peli que nada que ver pero remonta escenas de la serie original y te cuenta OTRA historia (pocket full of rainbows)
submitted by RandomCondor to Argnime [link] [comments]


2018.06.22 00:45 master_x_2k Colmena IX

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Colmena IX

“Sí, yo”, le respondí a Lung, esperando sonar más segura de lo que me sentía.
“¿Tienen historia?” Murmuró Sundancer.
“Hice que se le pudriera y cayera la entrepierna.”
Ella se volvió para mirarme.
“Accidentalmente.”
“¿Cómo...?” Ella comenzó, luego se detuvo cuando el gruñido de Lung se elevó en volumen suficiente como para hacer girar su cabeza.
Angelica y Judas avanzaron constantemente hasta que estuvieron a cada lado de mí.
“Retrocede, Undersider”, dijo Kaiser desde el otro extremo de la sala, “Mis chicas y yo tenemos esto controlado.”
“¿Lo tienes?” Lo desafié, sin romper el contacto visual con Lung, “porque parece que Lung está en muy buena forma allí. Ya sabes cómo funciona esto, ¿verdad? Él solo se vuelve más fuerte cuanto más luchas contra él. Si todavía no has terminado con él, probablemente no lo harás.”
Lung se rió, bajo y grave. Estiró el cuello para mirar a Kaiser, y me estremecí. Solo su cuello era casi tan largo como mi torso y más grueso en la base, reduciéndose a una cabeza de tamaño más o menos normal. Lo que era más espeluznante era que había doblado su cuello en forma de 'U' para mirar detrás de sí mismo. Era un movimiento que una gimnasta habría tenido dificultades para realizar con su espalda. No pasaría mucho tiempo antes de que simplemente no fuera reconocible como algo que una vez había sido humano.
Los seis matones que estaban reunidos a su alrededor parecían estar tan asustados de él como lo estaban de nosotros.
“¿Qué propones, entonces?”, Me preguntó Kaiser.
“Sundancer y yo ayudaremos”, le dije. Miré a Sundancer, y ella asintió.
Lung se rió de nuevo. “¿Uuu? ¿Ua iia?”
Antes de que pudiera entender lo que acababa de decirme, se lanzó directo hacia mí, pasando entre dos de sus hombres, avanzando a cuatro patas.
Había enviado insectos voladores y avispas a la habitación para ayudar a Perra a buscar suministros, y los dirigí directamente a Lung tan pronto como me di cuenta de lo que estaba haciendo. Demasiado poco y demasiado tarde.
Entonces Judas lo interceptó. Los dos rodaron y cayeron, y no pude distinguir cuál de ellos estaba rugiendo o gruñendo.Cuando el ímpetu del ataque de Judas había dejado de llevarlos por el suelo, Lung logró ponerse en pie primero y físicamente empujó a Judas a través del piso principal del almacén. Judas se estrelló contra dos mesas largas, enviando nubes de polvo blanco a su alrededor.
Cuando Angelica hizo su movimiento, Lung estaba listo para ella. Él agarró su hocico y pata delantera antes de que ella pudiera hacer cualquier daño y aprovechó su impulso hacia delante para arrojarla también, directamente a Judas. Había un tipo de estilo casi de judo o akido en el lanzamiento, excepto que dudaba que ninguno de ellos fuera lo suficientemente humano como para aplicar movimientos y técnicas normales. Lo que era más probable, pensé, que sus reflejos, flexibilidad y fuerza estuvieran en un nivel donde ese tipo de cosas le vinieran naturalmente.
En cualquier caso, mis guardaespaldas, si se podía llamar así, habían sido arrojados a un lado como si fueran animales de peluche. Lung no cayó a cuatro patas otra vez mientras avanzaba hacia mí. En cambio, flexionó su mano derecha, y mis ojos se vieron atraídos por las cuchillas de treinta centímetros que tenía en la punta de cada dedo.
“¿Sundancer?” Pregunté en voz baja, “¿Me ayudas?”
“Si usara mi poder, probablemente te lastimaría más de lo que lo lastime a él.”
“Esa línea está perdiendo valor muy rápido.”
Lung se lanzó de nuevo, y me arrojé a un lado, demasiado lento, a una distancia demasiado corta.
Con el sonido de espadas saliendo de sus fundas, una barrera de espadas y lanzas se elevó desde el suelo entre Lung y yo. Encontré tracción en el asfalto con mis manos y pies, y logré medio gatear, medio correr lejos de él.
Lung comenzó a moverse alrededor de la barrera de cuchillas, solo para ser bloqueado por otro crecimiento erizado. Rugió, luego saltó hacia las vigas del techo. Sabía lo que estaba haciendo casi de inmediato, y corrí a refugiarme; una vez que se agarrara allí, sería cuestión de utilizar su agarre en las vigas de acero que se alineaban en el techo para saltar directamente hacia mí. No di dos pasos antes de saber que no había cobertura a la que pudiera llegar lo suficientemente rápido.
Excepto que no llegó tan lejos. Un pilar cuadrado de acero, tan alto y largo como un camión de dieciocho ejes, descendía desde el techo, directamente hacia él. Impactó a Lung en su abdomen y lo empujó al suelo, con fuerza. Unos segundos más tarde, el peso del bloque de acero lo arrancó de la sección del techo en la que estaba enraizado. No golpeó a nadie cuando se cayó, pero pude adivinar que hubiera matado a alguien: pude sentir el impacto del golpe contra el suelo en mis huesos.
Miré a Kaiser. Estaba parado donde había estado cuando entró en la habitación, con las manos a la espalda.
“Fenja, Menja”, Kaiser no gritó la orden, pero se escuchó en todo el almacén. Si pudieras llamarlo una orden.
Pero las dos valkirias de seis metros de alto parecían saber lo que él quería. Avanzaron hacia Lung con sus armas desenfundadas, y la gente de Lung comenzó a retroceder lentamente. Sentí una punzada de simpatía por los soldados de Lung, principalmente por los que habían sido forzados a esto. Probablemente habían visto lo que Fenja y Menja eran capaces de hacer antes, pero no podían correr sin arriesgar la ira de su jefe. Atrapados entre la espada y la pared.
Sin embargo, Lung aún no estaba del todo derrotado. Comenzó a ponerse de pie, solo para tener una pirámide de cuchillas que se entrecruzaban a su alrededor. Las cuchillas aparecieron debajo y sobre sus brazos, justo debajo de su axila, detrás de su rodilla, por su ingle, con docenas más levantándose por encima y alrededor de él. Antes de que pudiera encontrar la salida, estaba atrapado. Enterrado y escondido debajo de las capas de acero.
Kaiser inclinó su barbilla, mirando hacia el techo, y vi un brillo. La punta de una hoja comenzó a emerger de una de las vigas de hierro que se encontraban arriba, se reveló a un ritmo glacial. No medía más de quince centímetros de espesor, pero tenía casi seis metros de ancho. No estaba segura de si se trataba de una ilusión óptica de las energías ondulantes del poder de Kaiser o no, pero pensé que tal vez el techo se estaba hundiendo por el peso de la cuchilla. Si él no tenía cuidado, se nos vendría el techo encima.
Entonces Kaiser bajó la cabeza para mirar hacia el área donde estaba atrapado Lung y la enorme espada que había manifestado en el techo se hundió en la pirámide en un abrir y cerrar de ojos. Hubo un baño de chispas cuando la gigantesca cuchilla atravesó la trampa.
Pero hubo más metal caliente que no era el resultado del impacto. Cuando volví a mirar, vi que Lung había evitado la espada. El lado de la pirámide más cercano a mí brillaba con una luz blanca anaranjada, las hojas se curvaban y se combaban con la intensidad del calor. Había suavizado el metal lo suficiente con su piroquinesis que podía usar su monstruosa fuerza y ​​liberarse. Suficiente, al menos, para evitar ser dividido en dos.
Lung rugió mientras se escapaba. Cuando Kaiser levantó más cuchillas a su alrededor, Lung agitó sus garras y destrozó el metal, enviando las piezas deslizándose por el suelo.
“Aiiihurrr”, gruñó Lung.
“Eres un animal, Lung”, le respondió Kaiser, “Incluso sin tu poder convirtiéndote en… esto. ¡Cae!” Como para acentuar su declaración, una lanza de acero sólido salió de la pared y se estrelló contra Lung, llevándolo hasta el final de la habitación opuesta a donde estaban Judas y Angelica. Lung logró agarrar la lanza y moverse para que la punta de la lanza no se presionara contra su pecho cuando perforaba el concreto de la pared.
“Tu gente... animales”, entonó Kaiser.
Ni seis pasos de mí, uno de los matones de Lung dejó escapar un grito crudo y se desplomó en el suelo. Cuchillas con forma de daga habían perforado la parte superior de sus pies a mitad de paso. Cuando usó sus manos para romper su caída, otro juego de cuchillas golpeó a través de sus palmas. Los gritos de los otros matones hicieron eco de los suyos. Él estaba sobre sus manos y rodillas, incapaz de moverse con sus manos y pies efectivamente clavados en el suelo.
“¡Kaiser!” Grité, “¡No!”
“No es asunto tuyo, niña”, me dijo Kaiser, volviéndose en mi dirección.
Di un paso atrás inmediatamente, temiendo que las espadas aparecieran bajo mis pies.
“Esto está mal”, le dije, mientras veía brotar una astilla de acero del suelo y subir con una velocidad controlada hasta la base de la garganta del matón. Se vio obligado a arquear la espalda y levantar la cabeza hasta los límites absolutos para evitar una traqueotomía innecesaria. Eché un vistazo a Lung. Estaba mirando lo que estaba sucediendo, pero no pude leer su expresión alienígena.
“¿Mal?” Kaiser se rió entre dientes, “En lo que a mí respecta, en el momento en que necesitas recurrir a la moral para discutir algo, ya has perdido la discusión. Esto es la guerra.”
Lung se movió hacia Kaiser esta vez. Él virtualmente rodó hacia un lado para evitar un afloramiento de puntas de lanza en ángulo de una manera que podría haberse empalado en ellas, y luego reanudó su carga.
Una de las gemelas gigantas entró, pateando a Lung contra y casi a través de una pared. Lung se recuperó casi de inmediato, recurriendo a su piroquinesis para dirigir una columna de fuego azul y amarillo hacia ella. La otro gemela interceptó el fuego con su escudo.
Unos segundos más tarde, ella estaba tambaleándose hacia atrás y lejos de Lung y arrojó su escudo para evitar que el metal caliente le quemara el brazo.
El equipo de Kaiser no iba a ganar esto por su cuenta. Por mucho que despreciara intervenir y ayudarlo...
“Sundancer, ahora sería un buen momento para usar tu poder”. Hablé. Mientras decía las palabras, llamé a todos los bichos que había en el área y los envié a Lung.
“No es- no. Los voy a quemar.”
“¡Entonces quémalos! Si no usas tu poder, puedo garantizar que Lung los quemará peor.”
“Lo dudo”, respondió Sundancer. Pero levantó sus manos frente a ella, y hubo una brillante llamarada de luz, solo una fracción de segundo, pero lo suficiente como para dejar una mancha azul-negra en el centro de mi visión. Hubo un breve rugido cuando la luz se desvaneció.
Volví mi atención a mis bichos mientras aparecía otro destello de luz, más largo y más fuerte que el primero, otra vez, acompañado por ese débil rugido.
“Oye, Skitter, ¿verdad?” Sundancer habló.
“Sí”, dije.
“Da un paso atrás. Muchos pasos atrás.”
Corrí lejos de allí, me levanté la máscara y llevé dos dedos a la boca para el mejor silbido que pude.
Dos segundos después, Angelica empujó su hocico entre mis piernas. Si hubiera sido una película, o si hubiera sido Perra, tal vez, habría podido deslizarme o saltar hacia atrás y caer sobre su cuello o hombros, seguir desde allí. Tal como estaban las cosas, medio caí, medio rodé sobre su cabeza y apenas logré agarrar una púa en su hombro. Me aferré a eso mientras corría, rezando por no caerme y ser pisoteada.
“¡Angelica, detente, quieta!” Grité, esperando que ella supiera la orden, que ella escucharía. Ella lo hizo, reduciendo el ritmo a un paso, y luego se detuvo justo al lado de la puerta de la bahía de carga en la que habíamos entrado. Judas la alcanzó y la rodeó, hasta que estuvo justo frente a nosotros. Todavía estaba cubierto por el polvo blanco, pero no parecía tener ningún efecto real sobre él. Bajé del costado de Angelica, lista para subirme a ella y empujarla a la acción si Lung hacía otro intento por seguirme. No estaba segura de poder dirigirla, pero con la posibilidad de que Lung me persiga, preferiría moverme totalmente fuera de control a la velocidad de Angelica que a la velocidad que mis propios pies pudieran ofrecer.
Sundancer había logrado poner en marcha su poder. Una bola de luz, más grande que una pelota de baloncesto, más pequeña que una pelota de playa, se sentó entre sus manos.
¿Luz? ¿Eso fue todo?
Entonces vi el piso.
El almacén había sido claramente construido sobre una extensión plana de asfalto, tal vez un viejo estacionamiento, y la superficie se había resquebrajado y había sido remendada a lo largo de los años. Aún llevaba las manchas de aceite de los viejos tiempos.
Directamente debajo de Sundancer, el piso era normal. Pero a unos dos metros de ella, el suelo parecía húmedo, vidrioso.
El asfalto se estaba derritiendo.
Ella dejó caer sus manos, y la bola de luz se levantó. Como si tuviera una mente propia, se lanzó hacia Lung, moviéndose a izquierda y derecha y hacia arriba y hacia abajo a medida que avanzaba. Vi cómo subía más cuando se movía sobre la gente de Lung, que todavía estaba clavada en el suelo. En un momento dado, se movió solo a unos tres metros sobre una de las mesas, y la superficie plástica de la mesa pareció arrugarse rápidamente, volviéndose negra y humeante con lenguas de fuego.
Desparramé mi enjambre, muy consciente de que no estaban haciendo nada con Lung, sabiendo que morirían cuando Sundancer acercara su orbe a Lung.
Ella no hizo que lo tocara, pero viendo lo que había hecho en la mesa, pensé que tal vez eso era algo bueno. Lung levantó una mano hacia la luz y pude ver el calor brillar en el aire. Ella lo empujó un poco más cerca de él, y sus piernas se doblaron.
Kaiser aparentemente no estaba dispuesto a permitir que Sundancer se robara el show, porque sacó una columna de metal de la pared detrás de Lung, empujando a Lung hacia el orbe. Sundancer movió la pelota hacia atrás, pero el segundo más o menos de estar tan cerca de la pelota fue suficiente para dejar a Lung sin ánimos de pelea. Cayó a cuatro patas, intentó moverse y se encontró el asfalto como un alquitrán fundido debajo de él.
¿No se suponía que era a prueba de fuego? ¿O era esa inmunidad solo a las llamas que él hacía con su propio poder? O, pensé, ¿era esa bola de luz - el sol en miniatura de Sundarnder - tan caliente?
Estaba esperando en la salida, mirando y esperando para ver el resultado. Mis bichos estaban preparados y listos, deteniéndose lo más cerca que podían sin ser eliminados por el aire sobrecalentado.
Incluso con su constitución sobrehumana, incluso con su piroquinesis que quizás alivianara el efecto, Lung claramente estaba sufriendo. Solo es cuestión de tiempo, me di cuenta, antes de que se derrumbara. Probablemente, supuse, mucho más tiempo de lo que uno pensaría, con su regeneración.
Entonces la luz del orbe de Sundancer se apagó.
Me tomó unos largos momentos parpadear las anchas fuera de mis ojos antes de poder ver la escena en su totalidad.
Lung estaba fláccido, con los brazos colgando a los costados. Todavía estaba inclinado, y podría haber caído de bruces en el alquitrán, si no fuera por la lanza de hierro que le estaba atravesando el corazón.
“¿¡Qué hiciste!?” Sundancer gritó.
“Obviamente”, dijo Kaiser, “lo terminé.”
“¡Ya se había terminado!”
Tenía la impresión de que muy pocas personas realmente discutían con Kaiser. Fenja y Menja se unieron a él, una a cada lado de él, y ninguna de ellas estaba envainando sus armas o reduciéndose a un tamaño normal. Lo tomé como una señal muy mala.
Estaba tan preocupada mirando a Kaiser que casi me pierdo lo que sucedió después.
Comenzó como un destello carmesí en el rabillo del ojo. Miré, y vi las alas de Lung completamente desplegadas. Como las alas de un murciélago, solo tenían escamas plateadas donde el murciélago tendría pelaje, y la carne que se extendía entre los ‘dedos’ de las alas era del rojo oscuro y profundo de la sangre.
Lung agarró la lanza que empaló su pecho y la partió con sus garras. Se puso de pie, y toda su sección media pareció ordenarse para que midiera un metro más de alto. Tomando el fragmento que todavía estaba incrustado en su pecho, lentamente lo deslizó fuera. Una vez que se liberó, lo arrojo a un lado. Chocó contra el piso del almacén.
Estábamos tan silenciosos que se podía oír el sonido del acero mientras se posaba en el suelo.
“¡Sundancer! ¡Corre!” Grité, rompiendo el silencio. Envié mis bichos a formar un enjambre sobre Lung. Cualquier cosa para bloquear su visión, distraerlo aunque sea por un segundo.
Los eventos que siguieron parecieron suceder en cámara lenta. Lung repitió lo que había estado tratando de hacer cuando la pelea se comenzó, solo que nada parecía capaz de interponerse en su camino ahora. Era más rápido, más fuerte, más maniobrable.
Se lanzó hacia Kaiser, usando sus alas para llevarlo sin esfuerzo sobre un crecimiento de hojas de acero. Alcanzando a Kaiser, él golpeó lo golpeó contra la pared. Kaiser se quedó flojo, pero Lung repitió el proceso, golpeándolo contra el ladrillo de la pared del almacén media docena de veces en segundos. Cuando terminó, arrojó a Kaiser lejos como un juguete.
Fenja tuvo que soltar su lanza para atrapar a Kaiser en sus brazos, lo que parecía ser exactamente lo que Lung quería. Lung hizo el mismo truco de ‘explotar’ que había hecho para borrar mis bichos en mi primer encuentro con él, solo que la explosión fue diez veces más grande. Las dos gigantas se tambalearon hacia atrás, lo que le dio a Lung la oportunidad de lanzarse por el suelo y llevar su mano plana y con garras dentro del vientre de Menja como un cuchillo.
Cuando él retiró su garra, ella colapsó.
“¡Nessa!” Gritó Fenja.
Lung la ignoró y comenzó a caminar hacia Sundancer y yo. Fenja corrió al lado de su hermana, todavía cargando a Kaiser.
Sundancer comenzó a formar su sol en miniatura una vez más, con cada vez más frecuentes destellos de luz y fuego acumulándose entre sus manos.
“No.” Lung resonó. Levantó su garra ensangrentada, y la llama en las manos de Sundancer se disipó, deslizándose fuera de su alcance como anguilas engrasadas.
Intentó una vez más, y de nuevo, la frustró con una facilidad casi casual.
Antes de que pudiera hacer un tercer intento, Lung la atacó con un torrente de llamas rugientes. Durante dos, tres, cuatro segundos, el fuego la cubrió, la consumió.
Cuando se detuvo, había lenguas de llamas bailando sobre el asfalto a su alrededor, incluso su traje tenía restos de fuego persistente, pero tanto ella como su traje estaban intactos.
Ella, al menos, era a prueba de fuego. O ella tenía que serlo, para evitar ser quemada por su propio poder.
Ella no era, sin embargo, invencible. Cuando las llamas de su ataque se disiparon, Lung se hizo visible de nuevo, revelando que estaba justo frente a ella. Apenas parecía notar que ella estuviera allí cuando la tiro a un costado con un revés de su mano.
Luego volvió su atención hacia mí.
Solo yo quedaba, realmente. Tragué saliva, saqué mi muy desalentador cuchillo y me puse de pie, mirando a Lung. Por favor no me quemes, por favor, por favor. Mira este cuchillo y lo velo como un insulto. Una excusa para derrotarme físicamente.
Angelica comenzó a gruñirle a Lung. Ella dio un paso hacia él.
“¡No!” Le ordené, “¡Atrás!”
Los gruñidos cesaron, y ella me miró.
“Atrás”, repetí. Cuando di un paso hacia Lung, ella no me siguió. Un Judas cubierto de polvo estaba a cinco metros de distancia, tenso, pero sin acercarse tampoco. Bueno. No sirve de nada que nadie más se lastime. No había nada más que ella pudiera hacer.
Demonios, estaba casi segura de que no había nada más que yo pudiera hacer.
Mis bichos se juntaron en Lung, pero por lo que pude ver, ya no había piel. No hay carne para morder, nada para picar.
Lung retumbó con una risa áspera y gutural, y dejó que una breve llama lo cubriera, borrando al enjambre de la existencia.
Disperse los bichos en su vecindad que aún no habían tenido la oportunidad de tocarlo y quemarse por nada. No tiene punto. Casi era para peor.
Entonces Perra, montando a Brutus, saltó desde el agujero en el techo y se estrelló contra Lung.
“¡Perra!” Grité, demasiado tarde, “¡No!”
Una vez que superó el impacto inicial, Lung usó una mano para agarrar a Perra desde donde estaba sentada en la espalda de Brutus, y agarró a Brutus por el cuello con la otra. Levantando su brazo, y Brutus, a su lado izquierdo, luego a su derecha, lanzando al perro cabeza arriba por los aires.
Judas y Angelica comenzaron a avanzar, pero se detuvieron cuando Lung provocó un grito de dolor de Perra.
“Nnno,” retumbó Lung.
“¡Detente!” Grité, dando un paso hacia adelante otra vez, “Yo soy a quien quieres, ¿no?”
Siempre sonaba tan bien cuando lo escuchabas en las películas. Cuando me di cuenta de lo que acababa de decir, solo sonó estúpido.
Avanzó hacia mí, cargando a Perra como un niño descuidado de siete años cargaría a un gato. Retrocedí, pero su paso fue lo suficientemente largo como para cerrar la brecha sin esfuerzo. Me agarró y me levantó en el aire, levantándome por encima de su cabeza para que él pudiera mirarme.
“Ug hurrrrr.”
No podía hablar, así que no podía ni recurrir al viejo y cansado cliché de hacerlo monologar.
Mierda.
Tenía mi cuello rodeado con el pulgar y el índice, dos garras en mi caja torácica y su dedo 'meñique' en mi sección media, justo debajo de mi cintura. Él apretó una fracción más fuerte, y yo gemí. La tela de mi disfraz impedía que los bordes de sus garras me cortaran, pero no estaba reforzada para evitar que me aplastara.
Dirigí un bicho en su ojo. Permaneció allí, las alas ondeando intermitentemente. Era lo suficientemente molesto como para dejar a Perra y lidiar con eso. Aunque no le dio la oportunidad de escapar. Antes de lidiar con el bicho, la empujó contra el suelo y la pisó, sujetándola con su pie con garras. Hecho eso, usó las puntas de su garra para sacar el bicho la cuenca de su ojo.
Él se rió de nuevo, bajo, áspero, mientras examinaba la cucaracha empalada en su garra. "¿Uua-ashhah?” ¿Cucaracha?
Bajó su brazo así que estaba al nivel de sus ojos. Luego volvió a apretar, más débil que la primera vez. Me sacudió, no tan duro como podría haberlo hecho.
Luego su brazo se combó nuevamente, hasta que mis dedos rozaron el suelo. Después de sacudirme, su agarre se había aflojado, y realmente no lo había apretado de nuevo, así que logré poner mi rodilla contra la base de su palma y empujarme hacia atrás, liberándome. Mis pies tocaron asfalto, y retrocedí unos pocos pasos.
“Hurrrrrrrr”, retumbó.
“No me subestimes carajo”, gruñí en respuesta.
No sé si me escuchó. Ni siquiera había terminado la frase antes de tener que saltar hacia atrás dos pasos para evitar ser aplastada debajo de él mientras se desplomaba de cara al asfalto.
“Perra, ¿estás bien?”, Le pregunté.
Ella se estaba levantando del suelo. Ella asintió.
“¿Qué pasó?”, Preguntó ella.
Envainé mi cuchillo y alcancé mi teléfono celular con una mano. Extendí mi otra mano con la palma hacia arriba. Una cucaracha se asentó en ella.
“No estaba segura si funcionaría, o si sería suficiente. Tomé un trozo de oruga, hice que una cucaracha la remojara en el charco de sangre que Newter dejó en el piso de arriba, y aplasté la cosa en el ojo de Lung. Grande y duro como es, ¿una droga fuerte en las membranas mucosas del ojo? ¿Tan cerca del cerebro? Aparentemente es suficiente.”
Perra se cruzó de brazos, mirando a Lung. Entonces ella me miró.
“¿Ahora qué?”
Era una pregunta sorprendentemente apta, proveniente de ella. ¿Lo dejábamos aquí? Él estaría mejor en cuestión de minutos. Hubo opciones. Simplemente no me gustó ninguna de ellas
Marqué el teléfono de Tattletale, pero fue Regent quien respondió.
“Oye”, dijo.
“A, limón”, dije.
“C, hierba”, respondió, “No lo creerías. Encontramos uno de los talleres de Bakuda. Lo que tiene aquí es una locura.”
“No hay tiempo para charlar. Necesito hablar con Tattletale, rápido.”
“Ella está revisando el lugar para detectar trampas explosivas. Las distracciones probablemente no sean una buena idea.”
“Es algo importante”, le dije, mirando a Lung.
“Claro.”
Dos segundos después, la voz de Tattletale estaba en el otro extremo, “Hey”
“Pregunta rápida. Debo estar segura, y por eso te llamo. Lung sana, ¿verdad?”
“Sí. Espera... ¿Lung está allí?”
“Inconsciente a mis pies. Pero no sé cuánto tiempo, así que responde rápido. ¿Él sana? Ya está curando lo que le hice a él la última vez, ¿verdad?”
“Claro. Sanará casi cualquier cosa, con tiempo, siempre que no esté muerto. Si pierde un brazo, le volvería a crecer en unos meses.”
“Gracias. Eso es lo que necesitaba saber”, dije. “Buena suerte con las trampas explosivas.” Colgué.
Luego miré a Lung. Saqué mi cuchillo.
“¿Por qué el cuchillo?” Preguntó Perra. Creo que alguien más podría haber sonado preocupado. Ella sonaba curiosa.
“Estoy terminando esto.”
Agarré una de las púas más grandes que enmarcaban la cara de Lung y la eché hacia un lado para que su cuello parecido a un acordeón estuviera estirado, con la cara hacia arriba.
No hay tiempo para ser delicado al respecto. No tenía idea de cuán fuertes eran las toxinas en la sangre de Newter, o cuán rápido la procesaría la biología de Lung.
Metí el cuchillo en la cuenca de los ojos de Lung. Su cabeza y, en consecuencia, sus ojos no eran tan grandes como pensarías, en proporción al resto de su cuerpo, pero el tejido alrededor era duro. Tuve que hacer palanca con el cuchillo hacia adelante y hacia atrás antes de que pudiera levantar su globo ocular. Estaba caliente al tacto cuando lo sostuve en la palma de mi mano, no más grande que una pelota de ping-pong.
El segundo ojo fue más rápido, aunque no menos turbio.
Cuando terminé, me puse de pie, enfundé mi cuchillo y retrocedí lejos del cuerpo de Lung. ¿No debería sentirme peor por esto? ¿No debería sentirme enferma, asqueada o perturbada la moralidad de esto? Ni siquiera sentía frío, como describió Grue. Simplemente se sintió como algo que tenía que hacer.
Eché un vistazo a los dos ojos en mi mano, luego los saqué de mi mente. Inspeccioné la habitación. ¿Prioridades?
Le pregunté a Perra primero, “¿Los perros están bien?” Si los coloco en segundo lugar a alguien más que ella, o si olvidara preguntar, tengo la sensación de que a Perra le importaría.
“Sanarán cuando vuelvan a la normalidad.”
“¿Sundancer?”, Le pregunté.
Sundancer estaba acostada de lado, con un brazo presionado contra el hombro que Oni Lee había apuñalado. “Estoy bien.”
Esos eran todos los que me importaban un carajo, dejando solo a Fenja, Menja y Kaiser. Miré al otro lado de la habitación y grité: “¿Fenja?”
La giganta asintió.
“Lleva a tu hermana a un hospital, o al doctor que usen ustedes. Encárgate de tu jefe.”
Ella se paró sin darme una respuesta. Su hermana se había encogido lo suficiente como para acunarla en sus brazos. Kaiser, por su parte, estaba colgado del hombro, fláccido.
“Oh, ¿Fenja?”
Ella hizo una pausa.
“Dejaré que sea decisión tuya, pero si crees que Kaiser tiene un sentido del honor, tal vez señálale que sería de malas maneras presionar el asunto de las peleas de perros, siendo que lidiamos con Lung por él y le salvé la vida.”
Ella asintió, luego se agachó a través de la abertura en la pared.
Di un paso hacia Sundancer y le ofrecí una mano para ayudarla a levantarse. Ella se estremeció lejos.
Oh. Mis manos estaban ensangrentadas. Dejé caer la mano ofrecida a mi lado.
“Vamos”, sugerí.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.22 00:43 master_x_2k Colmena VIII

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Colmena VIII

No me gustaba dejar atrás a Labyrinth, después de verla ayudar a cambiar el rumbo de nuestra lucha contra Oni Lee, pero no podía usar a alguien que no se podía comunicar conmigo.
Perra, Sundancer y yo estábamos sentadas sobre Brutus mientras se dirigía hacia el almacén una vez más. Mis bichos nos seguían detrás.
“Deberíamos pelear contra Lung”, gruñó Perra, “No ayudar al monstruo.”
“¿Qué?” Preguntó Sundancer, “¿Por qué no lo ayudaríamos?”
“Es su culpa si se lastimó”, gruñó Perra.
“¿Y si tú te lastimas?” Sundancer la desafió, “¿Quieres que te dejemos?”
“Ni loca. Pero no me sorprendería si lo hicieran.”
“Vamos a ayudarlo”, le dije, afirmé.
“¿Sí? Yo soy la que le dice a este grandote a dónde ir.” Ella golpeó su mano en el lado del cuello de Brutus un par de veces.
Le habría gritado, debería haberlo hecho, tal vez. En cambio, solo me incliné hacia delante hasta que presioné contra su espalda, y le dije al oído: “Si lo dejamos morir, ¿crees que Faultline va a dejarlo pasar? Ella podría herir o matar a Tattletale o Regent en venganza.”
Dicho lo que quería, me incliné hacia atrás y esperé a ver cómo respondería. Si eso no fuera suficiente para convencerla, y no tenía idea de si sería así, estaba lista para tratar de saltar de la espalda de Brutus y ver qué podía hacer para ayudar a Newter por mi cuenta.
Perra no respondió. Sin embargo, no nos llevó por el edificio ni a través de él. Cuando nos detuvimos, fue por la escalera que conducía a donde había caído Newter.[1]
El negocio en el que se habían metido no era la prostitución ni el tráfico de esclavos. Largas mesas estaban dispuestas alrededor de la planta baja del almacén, con banquetas alineadas a su lado. En esas mesas había cajas poco profundas con bloques y pilas de un polvo blanco. Varias herramientas: reglas, embudos, balanzas, tazas medidoras y cajas de marca sin nombre de bolsas de plástico sellables se organizaron alrededor de cada estación. ¿Heroína? ¿Cocaína? No sabía de drogas lo suficientemente bien como para adivinar. El centro de la habitación se había dejado más o menos despejado, tal vez para que los autos o los camiones pudieran entrar.
Así que los ‘empleados’ llevaban poca o ninguna ropa, presumiblemente, para mantener la ropa limpia del polvo blanco. O tal vez para evitar que se embolsen drogas para sí mismos.
El edificio retumbó con un impacto, y me acordé del negocio que tenía entre manos. ¿Estaba más distraída de lo habitual ahora? ¿Era la conmoción cerebral?
Perra tenía razón, la escalera y lo que podía ver del segundo piso era demasiado bajo para un perro y un jinete. Salté de la espalda de Brutus, tropezando un poco cuando aterricé, luego subí las escaleras, subiendo de a dos escalones.
Newter yacía en un charco de sangre, en medio de un grupo de matones, que estaban todos acostados, gateando o retorciéndose, ignorantes de mi existencia.
Ver a los matones fue suficiente para recordarme lo peligroso que sería tocar a Newter. Llevaba guantes y mallas con suelas acolchadas, pero ¿sería suficiente? La seda de línea de amarre que había usado para mi disfraz era mayormente impermeable, pero el tejido en sí era poroso, y estaba lo suficientemente preocupada de que tocar su sangre podría significar una sobredosis terminal que no podía arriesgar.
Mi avance se detuvo antes del charco. Newter tenía una herida de cuchillo justo debajo de su omóplato que se remontaba alrededor de su costado, tan largo como mi antebrazo y lo suficientemente profundo que no podía distinguir qué tan malo era el daño. Estaba respirando, pero su respiración era lo suficientemente superficial como para que casi no pudiera notarla. Estaba aquí, podía inclinarme para tocarlo, pero no podía hacer nada. Momentos después de hacer contacto con su piel, incluso con los guantes puestos, probablemente estaría en un viaje alucinógeno de drogas, dando vueltas como un pez en tierra firme.
Perra y Sundancer se acercaron desde detrás de mí, deteniéndose a mi lado.
“Perra, ve abajo, revisa los suministros que usaban con las drogas. Busca guantes de goma, papel film, cosas como esas. Si no puedes encontrar nada, mira en el baño, debajo de los fregaderos. Dudo que haya un botiquín de primeros auxilios, pero si puedes encontrar uno, tráelo.”
Perra no respondió, pero ella bajó las escaleras. Solo para estar segura, mientras mis bichos llegaban al edificio, barría a los voladores por las habitaciones para ayudarme a buscar suministros de primeros auxilios y para vigilar a Perra y al resto del edificio.
“¿Qué hacemos nosotras?”, Preguntó Sundancer.
“Te vas a quedar con él. Ve si puedes obtener una respuesta, habla con él. Voy a revisar ahí.” Señalé la oficina al final del pasillo. Justo en frente de la puerta había un enorme agujero en la pared y una pila de escombros: el lío que Judas había hecho cuando se lanzó por el costado del edificio para arrinconar a Oni Lee.
Tenía un tenue recuerdo de lo que mis bichos habían sentido cuando entraron al edificio por primera vez y revisaron la habitación. Había estado más centrada en las personas y las potenciales trampas explosivas, pero recordé que había sido una oficina, con un escritorio y una zona con cortinas y una cama. Tal vez la cama estaba allí para que los chicos a cargo pudieran turnarse para dormir, asegurándose de que siempre haya alguien a quien vigilar. Tal vez era para los 'empleados' a medio vestir, para aprovecharse de ellos o para que hubiera un lugar donde poner los que accidentalmente tuvieran una sobredosis mientras trabajaban.
Al ingresar a la oficina, confirmé mis sospechas sobre la existencia de la cama. Empecé a quitar las muy manchadas sábanas.
¿Era extraño que este lugar me asustara diez veces más que casi ser asesinada por Oni Lee? Las drogas siempre me habían asustado muchísimo. Una de las primeras veces que había viajado en un autobús, cuando tenía alrededor de cinco o seis años, había visto a un adicto a la meta, haciendo un alboroto suficiente como para que el conductor tuviera que detenerse y obligarlo a bajarse. Nunca había superado esa primera impresión, donde la sola idea de estar cerca de alguien que estaba drogado me ponía algo ansiosa.
No fue solo eso, tampoco. En la escuela primaria y en la escuela media, había tenido compañeros de clase que habían dejado la faz de la tierra, escuchando solo rumores y sugerencias de otros compañeros o maestros de que había drogas involucradas. O bien mis compañeros de clase se veían atrapados en esas cosas, o padres o hermanos arrastrando al niño a su desastre hasta el punto que el niño no puede ir a la escuela. Uno tan malo como el otro. Casi desde el principio, tuve esta sensación de las drogas como este agujero negro imparable de mierda que se tragaba a cualquier persona cercana al adicto.
Sin embargo, la gente lo hacía. Era algo tan común y rentable que en una zona como Brockton Bay donde la mitad de las personas estaban desempleadas, el ABB necesitaba una máquina de contar dinero en esta misma oficina. Lo suficientemente rentable como para tener una caja fuerte abierta con fajos de billetes dentro.
Mis bichos no estaban haciendo mucho, así que les puse la tarea de recolectar el dinero. Dentro de un segundo o dos de mi pensamiento, la masa de cucarachas, ciempiés, cochinillas y hormigas fluyó en las pilas de dinero y comenzó a empujar todo fuera del escritorio o en bolsas de papel. Moscas domésticas y avispas se reunieron en los billetes e intentaban volar por el aire para reunirlos. No era perfecto, era un poco torpe, pero aun así me tomó por sorpresa lo bien que fueron capaces de coordinar algo así, sin ninguna dirección consciente de mi parte.
No podía dejarme distraer. Podría poner mis bichos en piloto automático y hacer que terminen el trabajo mientras me enfocaba en cosas más importantes. Quitándo las sábanas, descubrí una sábana de plástico. Del tipo que usabas cuando tus hijos mojaban la cama. Para los drogadictos dopados también, supongo. La parte superior de la sábana de plástico parecía un poco desagradable, pero no estaba en posición de ser exigente. La saqué del colchón, la hice un bollo en mis manos y corrí de vuelta al pasillo.
“Ayúdame”, ordené a Sundancer. Con su ayuda, extendí la sábana de plástico, boca abajo, a los pies de Newter. Para cuando lo teníamos plano y listo, Perra volvía.
“Encontré dos pares de guantes de plástico y algunos guantes de goma debajo de un fregadero”, dijo, “también un botiquín de primeros auxilios, pero se siente liviano.”
“Ábrelo”, le dije, tomando un par de guantes de plástico. Fue incómodo, colocándolos sobre mis guantes normales, pero lo logré. Sundancer se quitó los guantes de su traje y se puso los de plástico. Ella era caucásica, noté, pálida. “Dime lo que hay dentro, rápido.”
“Tengo algo de cinta adhesiva, vendas, termómetro, alfileres de gancho, alcohol, jabón...”
“¿Aguja, hilo?”, Le pregunté.
“No.”
“¿Gasas? ¿Vendajes grandes?”
“No.”
Con nuestros guantes de plástico puestos, Sundancer y yo logramos llevar a Newter a la sábana de plástico. En el momento en que lo soltó, Sundancer hizo una mueca y extendió la mano hasta su hombro, pero se detuvo antes de tocarlo.
Me volví hacia mi compañera de equipo, “Perra, ve abajo. Las personas que estaban aquí se quitaron la ropa y mis bichos dicen que guardaron la ropa en una habitación debajo de nosotros. Encuéntrame algunos bolsos, tantos como puedas agarrar, tan rápido como puedas conseguirlos.”
Ella no se movió, esta vez. Ella solo me miró.
“¡Muévete carajo!”, Le grité. Ella me dio el mal de ojo antes de irse de nuevo.
“Los vendajes van a ser demasiado pequeños”, dijo Sundancer, mientras trataba de agarrar la cola resbaladiza de Newter sobre la sábana de plástico.
“Báñalos en alcohol, úsalos para limpiar la sangre de la herida. Usa los vendajes secos para secarlo para que la cinta se pegue. No tengas miedo de meterte en la herida, solo sé gentil.”
Ella asintió y comenzó a trabajar en ello. Agarré la cinta y comencé a buscarla a tientas. Dos pares de guantes puestos, y no pude levantar el extremo. Agarré mi cuchillo y usé el borde para hacer el trabajo. Una vez que tuve la cinta, comencé a sostener cerrada la herida y a taparla transversalmente.
Solo podía esperar estar haciendo las cosas bien. Un mes de clases de primeros auxilios en el fin de semana no me había preparado para esto.
Perra llegó con bolsos y prácticamente me los arrojó. Podría haberme enojado, pero Newter no podía permitírselo. Empecé a vaciar las bolsas en el suelo a mi lado y ordenando el contenido. Bolígrafos, carteras, auriculares, libros, tampones, fotos, recibos, más recibos, cambio, llaves, y aún más recibos...
“¿Qué estás buscando?”, Preguntó Sundancer.
El tercer bolso apareció lo que necesitaba. Toallas sanitarias. Abrí una y la presioné contra la herida, luego comencé a pegarlo. Sin haber pedido nada, Sundancer agarró otra y la abrió para que estuviera lista para mí.
“Estéril, absorbente, cubre más área que la venda”, respondí a su pregunta. “Si él vive, sus compañeros de equipo podrían hacerle pasar un mal rato, pero es mejor que nada.”
“No lo pegaste completamente”, señaló Sundancer.
“"Solo tres lados”, acepté, “para que pueda respirar.” Solo recordaba vagamente algunas instrucciones en ese frente. Esperaba que estuviera bien.
Si fallara aquí, ¿qué derecho tenía para llamarme a mí mismo una aspirante a héroe?
Cuando la herida fue vendada tanto como pude, las tres lo envolvimos en la sábana y lo levantamos. Perra y Sundancer tenían una lesión en el brazo y el hombro, respectivamente, por lo que ambas le tomaron la cabeza y los hombros mientras yo le tomaba los pies. Con agónica lentitud, lo bajamos por las escaleras. Luego, con todo el cuidado que pudimos con un cuerpo que pesaba muchos kilos más que cualquiera de nosotras, lo subimos a los hombros de Brutus.
Una sacudida desgarradora casi deshizo todo nuestro trabajo duro. Brutus casi pierde estabilidad por el impacto, y sé que me habría caído si no hubiera estado agarrada a él.
Una mano enguantada tan ancha como mis brazos se había estrellado contra la pared. Todo el edificio se estremeció cuando otra mano golpeó el ladrillo de la pared a seis metros del primer agujero. Los dedos se agarraron al edificio, y sacaron toda la sección de la pared en una sola pieza.
“¡Ve!” Le grité a Perra, “¡Llévalo a los demás! ¡Llama a Tattetale, consigue el número de ese médico de capas, obtén atención médica para cualquiera que lo necesite!”
Ella vaciló, abrió la boca para protestar.
Levanté mi voz, “¡No me jodas ahora mismo!”
Hubo un estruendo afuera cuando la sección removida de la pared fue arrojada contra el suelo afuera, con fuerza.
Solo un instante después, media docena de miembros de ABB se retiraron al almacén a través del agujero, protegiéndose de las gigantas. Nos vieron y se detuvieron en seco, cautelosos, con armas listas, pero sin levantarlas ni apuntarnos.
Lung siguió a sus matones a la habitación. Era más grande de lo que yo lo había visto a casi cinco metros de altura, y estaba cubierto de capas de escamas que lo dejaban apenas reconocible como humano. Crecimientos en forma de lanza sobresaliendo de sus hombros en lo que me di cuenta eran el comienzo de alas. Su máscara había sido arrancada en algún momento, y las características de su rostro habían sido deformadas por su transformación. La forma de su cráneo y su rostro eran más felinos que humanos, y su nariz y boca eran una sola abertura en forma de X, erizada de dientes puntiagudos que se salían en todas direcciones.
Podía ver por qué usualmente usaba la máscara.
“Perra”, murmuré, “si no te vas ahora, no creo que vayas a tener otra oportunidad.”
“Pero-”
“¿Qué quieres más? Pelear, aquí y ahora, o asegurarte de que Faultline y los demás grupos no tengan una excusa para hacer algo con nuestros compañeros de equipo.”
La vi vacilar. El hecho de que ella incluso tuviera que pensar en ello... podría haberla abofeteado.
Kaiser entró, sin preocupaciones, sin prisas. Lung se movió como si fuera a arremeter contra él, luego se detuvo justo a tiempo para evitar empalarse con la delgada hoja de acero que había salido del suelo, apuntando a su corazón. No estaba segura de si habría penetrado su cubierta de escamas, pero si fuera Lung, tampoco creo que me hubiera arriesgado.
Fenja y Menja redujeron su tamaño para caber a través del agujero que habían hecho en la pared, y luego volvieron a crecer a medida que tenían el espacio. Se establecieron a una altura de cinco y medio o seis metros. Fenja llevaba una espada y un escudo redondo, mientras que Menja tenía una lanza. O al revés, lo que sea.
Por el rabillo del ojo, vi a Perra saltar sobre Brutus, luego ir en dirección al equipo de francotiradores y a Labyrinth, un Newter envuelto flácido adelante de ella. Judas y Angelica se quedaron atrás, no lejos de Sundancer y yo. Sus cuerpos estaban rígidos por la tensión, la cabeza baja, mientras miraban a los recién llegados.
Lung se volvió para inspeccionar la habitación. Sus hombres estaban dispuestos en un círculo suelto a su alrededor, frente a nosotros. Sus ojos se posaron en mí.
“Uuu”, retumbó, sus palabras fueron distorsionadas por la forma de su boca alterada, pero fue bastante fácil adivinar lo que acababa de decir. .
[1] Newter: Newt en inglés es un tipo de salamandra, llamado tritón en español, que usualmente son toxicas al tacto y tienen colores parecidos a los del personaje.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.16 00:40 master_x_2k Colmena I

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Colmena I

El lugar era olvidable. Un lugar de mal muerte en una larga calle de negocios de mala. Todo estaba deteriorado. Era difícil de adivinar si las tiendas y restaurantes con las que uno se cruzaría estaban abiertos o no.
El pub tenía un cartel que decía 'Somer's Rock'. Había barras de hierro en las ventanas y las cortinas estaban cerradas, pero hubiera sido más inusual si ese no fuera el caso. Era ese tipo de área. La pintura del exterior se estaba pelando, y el óxido de los barrotes había sangrado sobre la pintura gris blanquecina debajo de las ventanas.
Cuando entramos, quedó claro que Somer's Rock era un libro que debería ser juzgado por su portada. Era oscuro, lúgubre y deprimente. El suelo de madera estaba manchado del mismo gris oscuro que el mostrador de la barra, las cortinas y los manteles eran de color verde oscuro, y el único color o brillo real, por así decirlo, era la luz amarilla emitida por las antiguas bombillas quemadas.
Había tres personas en Somer's Rock cuando llegamos. Una de ellas era una chica de unos veintitrés años con aspecto huraño, cabello castaño y un uniforme de mesera ligeramente arrugado, que nos miró cuando entramos, pero no hizo ningún intento por darnos la bienvenida. Había dos gemelos idénticos detrás de la barra en el rincón más alejado, probablemente sus hermanos mayores, que se ocupaban de lavar los vasos y nos ignoraban intencionalmente. Uno de ellos vestía una camisa de vestir y un delantal, parecía el barman, mientras que el otro tenía una camiseta negra debajo de una camisa hawaiana. Además del contraste en la moda, eran idénticos en altura, corte de pelo, rasgos y expresión.
Habían reunido un grupo de mesas con sillas dispuestas a su alrededor, pero pasamos junto a ellas hasta un cubículo en la esquina. Tattletale, Perra, Grue, Regent y yo nos acomodamos en los desgastados bancos acolchados. En realidad, los estaba llamando así en mi cabeza, porque no eran Lisa, Brian, Rachel y Alec. Todos estábamos de traje.
Cuando nos acomodamos, la chica con la expresión arisca se acercó a nosotros, dejó su bloc de notas sobre la mesa y me miró, la mirada en sus ojos casi desafiante. Ella no dijo una palabra.
“¿Coca-Cola?”, Me aventuré, sintiéndome incómoda bajo la mirada.
“No, Skitter”, Tattletale me dio un codazo, “Ella es sorda. Si quieres algo, escríbelo en el bloc.”
Para demostrarlo, extendió la mano sobre la mesa, tomó el bloc y escribió ‘té, negro’. Seguí su ejemplo y anoté mi orden, luego pasé la nota sobre la mesa a los chicos y a Perra. La chica me dio una mirada fea mientras se alejaba con nuestras órdenes.
Había pasado una semana desde el incidente con Bakuda. Lisa y Brian se habían detenido varias veces mientras yo pasaba mis días en la cama, dándome actualizaciones sobre la situación a medida que se desarrollaba. En un momento dado, incluso trajeron a Alec y Perra, y me sentí muy aliviada de que mi padre no hubiera estado en casa en ese momento. Alec y Perrano eran los amables invitados que Lisa y Brian eran, y yo sospechaba que su presencia y personalidades habrían planteado más preguntas con mi padre de las que habrían respondido.
Al parecer, alguien en el CGP había llamado a mi yo de traje 'Skitter'. Lung había oído algo al respecto, y ahora se había extendido por la ciudad después de su escape, lo que implicaba que probablemente me estaba buscando. Como un artículo de periódico planteó nuestra posible participación en los bombardeos que tuvieron lugar, como adversarios de Bakuda, mi nuevo nombre había aparecido una vez más, por lo que parecía que se estaba volviendo permanente. No me gustaba, pero no amaba ninguno de los nombres que se me ocurrían, así que podía soportarlo.
Parecía que habíamos llegado unos minutos antes, porque el resto de los invitados llegaron en cuestión de segundos el uno del otro, mientras la camarera nos trajo nuestras bebidas.
Kaiser entró por la puerta con una chica en cada brazo, rubias con medidas como modelos de Playboy. Kaiser llevaba una armadura de la cabeza a los pies, elaboradamente trabajada y coronada con una corona de cuchillas. El líder de Imperio Ochenta y Ocho. Las gemelas usaban los nombres de Fenja y Menja[1], y estaban vestidas con una armadura al estilo valkiria con innumerables alas de acero, junto con yelmos de cara cerrada. Tenía que admitir que a Kaiser le gustaban sus pesos pesados. Estas dos podían crecer hasta tener tres pisos de altura, y eran cien veces más resistentes cuando lo hacían.
Purity entró unos pocos pasos detrás de él con varios otros siguiéndola. Estaba vestida con un traje blanco sin marcas ni símbolos, pero la tela brillaba suavemente. Su pelo blanco y sus ojos brillaban también, pero era más como si estuvieran hechos de magnesio caliente que cualquier otra cosa. No podía mirar en su dirección sin tener manchas en mis ojos, y mi máscara tenía lentes tintados diseñados para reducir el brillo.
Las personas que habían venido con Purity eran otros miembros de Imperio Ochenta y Ocho. Krieg, Night, Fog y Hookwolf.[2] Era interesante de ver, porque hasta donde yo sabía, aunque cada uno de ellos había sido miembro de Imperio Ochenta y Ocho en algún momento, Purity había echo su propio camino, mientras que Night y Fog se habían separado para formar su propio duo en Boston no mucho después. Todos reunidos, aparentemente.
Ni siquiera era el equipo completo de Kaiser. Aparte de la rara excepción como Lung reclutando a Bakuda cuando estaba en Cornell, parecía que la mayoría de los grupos reclutaban nuevos miembros desde dentro de su propia ciudad. Kaiser era diferente. Era uno de los villanos estadounidenses más conocidos con una agenda de supremacía blanca, y las personas que compartían sus ideales o bien eran reclutados de otros estados o acudían a él. La mayoría no se quedó con él demasiado tiempo, por la razón que sea, pero aún así lo convirtió en el residente de Brockton Bay con el más músculo parahumano a su entera disposición.
Kaiser se sentó en un extremo de la mesa en el centro de la sala, su gente encontró asientos y sillas en las mesas detrás de él. Sin embargo, Purity no se relajó ni pidió bebidas. Se sentó en una silla unos metros detrás de Kaiser, se cruzó de brazos y cruzó un tobillo sobre el otro, sentándose para ver el proceso. A partir de mi investigación en línea y de buscar artículos de periódicos antiguos, sabía que Purity podía crear luz y cargarla con energía cinética. Ella era como una linterna humana, si la luz de la linterna pudiera atravesar las paredes de ladrillo y destrozar los autobuses de la ciudad a la mitad. En cuanto a potencia de fuego bruta, estaba cerca de la parte superior de la lista, una torre de artillería voladora.
Coil[3] entró después del Imperio Ochenta y Ocho, más llamativo porque estaba solo. Sin respaldo, sin mostrar fuerza. Era más alto que Grue, pero estaba delgado hasta el punto de ser esquelético. Su traje ceñido lo cubría de la cabeza a los pies, carecía incluso de agujeros para los ojos y aberturas para la nariz y la boca, y la forma en que se adhirió a su piel te permitia ver sus costillas y articulaciones individuales. El traje era negro, y el único diseño era una serpiente blanca, con su cabeza comenzando en la frente de Coil, la cola extendiéndose por la parte posterior de su cabeza, dando vueltas y vueltas por todo su cuerpo antes de finalmente terminar en uno de sus tobillos. Se sentó al final de la mesa frente a Kaiser.
“¿Qué puedes decirme sobre él?”, Le susurré a Tattletale.
“¿Coil? No puedo decir cuales serán sus poderes, pero él es uno de los jugadores más poderosos de la ciudad. Se considera un maestro de ajedrez. Ya sabes, como un maestro estratega, táctico. Controla más de la mitad del centro de la ciudad con escuadrones de personal de primera clase con equipo de última tecnología. Ex militares de todo el mundo. Si siquiera tiene poderes, es el único en su organización que los tiene.”
Asenti. Casi lo contrario de Kaiser en ese departamento. Pude haber preguntado más, pero otros entraban a la habitación.
Faultline. La conocí de mi investigación. Tenía veintitantos años y su pelo negro y liso estaba recogido en una coleta larga y erizada. Su disfraz era extraño, se aproximaba a algo así como una mezcla de antidisturbios, un uniforme de artes marciales y un vestido. Cuatro personas entraron a la habitación con ella, y los dos tipos del grupo fueron instantáneamente las personas más raras de la sala. Los conocía por su nombre también. Newter no llevaba puesta una camisa, zapatos o guantes, lo que hacía que fuera más evidente que su piel era de color naranja neón de pies a cabeza. Tenía ojos azul claro, cabello rojo oscuro que parecía mojado y una cola prensil de metro y medio de largo. Gregor el Caracol tenía obesidad mórbida, estatura promedio, sin pelo en todo el cuerpo. Su piel era de un blanco lechoso y ligeramente translúcida, por lo que podía ver sombras debajo de ella donde estaban sus órganos. Al igual que alguien más podría tener acné malo, tenía trozos de concha o escamas que le costraban la piel. Parecían casi percebes, pero tenían forma de espiral.
No hubieras pensado que eran cercanos por su lenguaje corporal, el silencio y la gran diferencia en apariencia, pero ambos tenían tatuajes a juego. El de Newter estaba justo encima de su corazón, mientras que el de Gregor estaba en su brazo. Parecía el símbolo griego 'Omega', pero al revés. Tal vez una 'u' estilizada.
Las otras dos chicas en el grupo de Faultline eran muy normales en contraste; Labyrinth vestía una túnica verde oscura y una máscara con líneas por todas partes. Spitfire vestía un traje rojo y negro con una máscara de gas.
Me sorprendió cuando Faultline caminó deliberadamente por nuestra mesa camino a su asiento, tomando el camino más largo. Cuando pasó junto a nosotros, nos miró a Tattletale y a mí, y nos miró con desprecio un poco antes de tomar la silla a la derecha de Kaiser.
“Voy a ir antes de que se lleven todos los asientos, ¿está bien?” Grue habló, y el resto de nosotros asintió. Grue se sentó entre Faultline y Coil.
“¿Qué fue eso con Faultline y tú?”, Murmuré a Tattletale, “¿Historia?”
“Nada importante”, respondió ella.
Regent se inclinó hacia adelante. “Ella y Tattletale han estado peleándose un poco. Faultline subió la apuesta cuando nos sacó a Spitfire cuando estábamos en el medio de intentar reclutarla. No puedo decir por qué a Faultline no le gusta Tattle, pero sé que Tattletale odia cuando las personas actúan como si fueran más inteligentes que ella, y Faultline es más inteligente que ella. Ay. Carajo, eso dolió.”
Tattletale lo había pateado debajo de la mesa.
“Son mercenarios, ¿verdad?”, Le pregunté.
Tattletale asintió, “La Cuadrilla de Faultline hace todo menos asesinato. Puedes decir que su personalidad apesta, puedes decir que sus poderes apestan, pero admito que es muy buena para encontrar fortalezas ocultas en las personas que trabajan para ella. ¿Ves esos dos tipos? Cuando se trata de poderes, fueron poco privilegiados. Se convirtieron en monstruos que no podían vivir en la sociedad normal, terminaron sin hogar o viviendo en las alcantarillas. Hay una historia detrás de ello, pero se convirtieron en un equipo, ella los hizo efectivos, y hasta ahora solo han echado a perder uno o dos trabajos.”
“Entendido”, dije, “Impresionante.”
“Sin embargo, ten en cuenta que no hemos echado a perder ninguno. Llevamos un 100%.”
“Han hecho algo así como tres veces más trabajos que nosotros”, señaló Regent.
“Pero no hemos fallado en ningún trabajo, es lo importante”, enfatizó Tattletale.
Llegó otro grupo, y era como si vieras una ola de disgusto en las caras de la habitación. Había visto referencias en la web y artículos de noticias sobre estos tipos, pero no eran del tipo de los que tomas fotos. Skidmark, Moist, Squealer.[4] Dos hombres y una chica, todos demostrando que las capas no eran necesariamente atractivas, exitosas o inmunes a las influencias del abuso de sustancias. Adictos serios y traficantes que pasaron a tener superpoderes.
Skidmark llevaba una máscara que cubría la mitad superior de su rostro. La mitad inferior era de piel oscura, con los labios y los dientes muy agrietados que se parecían más a los pistachos que a cualquier otra cosa. Se acercó a la mesa y tomó una silla. Antes de que pudiera moverla, sin embargo, Kaiser pateó la silla fuera de su alcance, haciéndola caer de costado, deslizándose por el suelo.
“¿Qué mierda?” Gruñó Skidmark.
“Puedes sentarte en un cubículo”, dijo Kaiser. A pesar de que su voz era completamente tranquila, como si estuviera hablando con un extraño sobre el clima, se sintió amenazante.
“Esto es porque soy negro, ¿verdad? De eso se trata, ¿verdad?”
Aún en calma, Kaiser respondió: “Puedes sentarte en un cubículo porque tú y tu equipo son perdedores patéticos y trastornados a los que no vale la pena hablar. ¿Las personas en esta mesa? No me gustan, pero los escucharé. Ese no es el caso contigo.”
“Andate a la mierda. ¿Qué hay con este tipo?” Skidmark señaló a Grue, “Ni siquiera sé su nombre, y él está sentado.”
Faultline le respondió: “Su equipo atracó al Banco Central de Brockton Bay hace una semana. Han enfrentado a Lung varias veces en el pasado y todavía están aquí, lo cual es mejor que la mayoría. Ni siquiera contando los eventos de hace una semana, él sabe sobre el ABB y puede compartir esa información con el resto de nosotros.” Ella le dio a Grue una mirada que dejaba en claro que no tenía otra opción si quería sentarse en la mesa. Él agachó la cabeza con la menor señal de asentimiento en respuesta. Discutimos las cosas de antemano y acordamos qué detalles compartiríamos.
“¿Qué has hecho que valga un asiento en esta mesa?”, Le preguntó a Skidmark.
“Tenemos territorio-“
“No tienes nada”, respondió Grue, alzando la voz y con sus poderes distorsionados. “Son cobardes que toman las áreas que a nadie más le importan, fabrican drogas y se las venden a los niños.”
“Vendemos a todos, no solo-”
“Encuentra un cubículo”, la voz que gruñía de Grue lo interrumpió. Skidmark lo miró y luego miró a los demás sentados alrededor de la mesa. Todos quietos, cada conjunto de ojos que podía ver detrás de las máscaras lo estaba mirando fijamente.
“Putos. Todos ustedes, les arde el culo roto”,[5] gruñó Skidmark, caminando hacia la cabina donde ya estaban sentados sus compañeros de equipo.
La mesera recogió la silla caída y la devolvió a su posición en la mesa, sin mirar a nadie a los ojos mientras se acercaba a la mesa donde estaba sentada la gente de Kaiser, dejaba su libreta y esperaba a que todos escribieran sus órdenes. Me di cuenta por qué el pub tenía una camarera sorda.
“Tomaré una silla, creo”, alguien habló desde la puerta. La mayoría de las cabezas se volvieron para ver a una figura masculina vestida de negro con una máscara roja y sombrero de copa. Me dio una especie de vibra Baron Samedi.[6] Sus compañeros de equipo lo siguieron a la habitación, todos con trajes a juego de rojo y negro, que diferían solo en el diseño. Una chica con un motivo solar, un hombre con armadura voluminosa y una máscara cuadrada, y una criatura tan grande que tenía que arrastrarse sobre sus manos y rodillas para atravesar la puerta. Era difícil de describir, se aproximaba a algo así como un gorila sin pelo de cuatro brazos, con un chaleco, máscara y polainas en el estilo rojo y negro que llevaba su equipo, garras de seis pulgadas que se volcaban en cada uno de los dedos de las manos y los pies.
“Los viajeros, ¿no?” Coil habló, su voz suave, “No son locales.”
“Podrías llamarnos nómades. Lo que estaba sucediendo aquí era demasiado interesante como para dejarlo pasar, así que decidí detenernos para una visita.” El tipo con sombrero de copa realizó la primera reverencia realmente formal que había visto en mi vida. “Me hago llamar Trickster.”[7]
“¿Conoces las reglas aquí?” Grue le preguntó a Trickster.
“Hemos estado en lugares similares. Puedo adivinar. Sin peleas, sin poderes, sin tratar de provocar a otros para que causen problemas, o todos los demás en la sala dejan de lado todas sus diferencias para derribarte.”
“Suficientemente cerca. Es importante tener un terreno neutral para reunirse, tener una discusión civilizada.”
“No voy a discutir eso. Por favor, continúa como si yo no estuviera aquí.”
Cuando Trickster se sentó en una silla y apoyó los pies en la mesa, nadie se quejó, aunque parecía que Skidmark quería matar a alguien. El resto de los Viajeros se instaló en un stand no lejos de nosotros. El gorila estaba sentado en el suelo y todavía era lo suficientemente grande como para estar a la altura de sus compañeros de equipo.
Coil bajó la cabeza asintiendo con la cabeza y agitó los dedos. Cuando habló, su voz era suave, “Esos deberían ser todos. Parece que Lung no vendrá, aunque dudo que ninguno de nosotros se sorprenda, dado el tema de la discusión de esta noche.”
“El ABB”, respondió Kaiser.
“Treinta y cinco personas confirmadas muertas y más de un centenar hospitalizado en la última semana. Presencia armada en las calles. Continuos intercambios de disparos entre miembros de ABB y las fuerzas combinadas de la policía y el ejército. Han atacado nuestros negocios y han bombardeado lugares donde creen que podríamos operar. Se han apoderado de nuestros territorios, y no hay indicios de que pretendan detenerse en el corto plazo”, aclaró Coil la situación para todos los presentes.
Es un inconveniente”, dijo Kaiser.
“Están siendo imprudentes”, dijo Faultline. Ella lo hizo sonar como si eso fuera un crimen a la par con gatitos asesinos.
Coil asintió, “Lo cuál es la verdadera preocupación. El ABB no puede sostener esto. Algo cederá, se autodestruirán tarde o temprano, y es probable que dejen de ser un problema. Si las cosas hubieran sido diferentes, podríamos ver esto como algo bueno. Nuestro problema es que las acciones del ABB llaman la atención sobre nuestra bella ciudad. Seguridad nacional y las fuerzas militares están estableciendo una presencia temporal para ayudar a mantener el orden. Los héroes están acudiendo en masa a la ciudad para apoyar al Protectorado a recuperar el control de la situación. Está dificultando los negocios.”
“Bakuda está en el centro de esto”, Grue se unió al diálogo, “Lung puede ser el líder, pero todo depende de la chica. Ella ‘reclutaba’ orquestando allanamientos en las casas de las personas mientras dormían, sometiéndolos e implantándoles bombas en la cabeza. Luego usó esas bombas para obligar a sus víctimas a secuestrar más. No menos de trescientos en total ahora. Todos y cada uno de sus soldados saben que si no obedecen, Bakuda puede detonar las bombas. Todos ellos están dispuestos a arriesgar sus vidas, porque las alternativas son la muerte segura o ver a sus seres queridos morir por su fracaso. Derribarla es nuestro objetivo final, pero ella arregló sus bombas para que se disparen cuando se detiene su corazón, por lo que es un poco más complicado que un simple asesinato.”
Extendió la mano hacia la oscuridad que envolvía su pecho y retiró un paquete. “Grabó en video la emboscada que hizo contra mi grupo hace una semana y la dejó atrás cuando corrió. He hecho copias. Tal vez lo encuentren útil para entenderla mejor.”
Grue entregó un CD a todos en la mesa.
Esta fue nuestra demostración de fortaleza. El video mostraba todo, desde el punto en que Bakuda había licuado a Park Jihoo hasta la segunda bomba que había detonado entre sus filas. Cuando la segunda bomba se disparó en medio del grupo de Bakuda, la cámara se detuvo brevemente, grabó el sonido de las armas y todo se oscureció por el poder de Grue, pero no nos mostró corriendo. No reveló nuestras debilidades, la suerte que habíamos tenido al escapar, o lo malas que realmente habían sido nuestras circunstancias. Dejó que todos supieran contra qué nos habíamos enfrentado, les hizo saber que salimos bien y que habíamos podido asistir a esta reunión. Eso haría tanto por nuestra reputación como cualquier otra cosa.
No estaba 100% recuperada de mi conmoción cerebral, y Alec se quejaba de pinchazos en el brazo todavía, pero Brian había enfatizado lo importante que era que asistiéramos, dar la ilusión de que nuestro equipo estaba intacto. Al ver a los otros grupos con sus sutiles exhibiciones, supe que tenía razón.
“Así que,” Coil dejó que las palabras quedaran suspendidas en el aire mientras él hacía crujir cada uno de los nudillos en su mano derecha individualmente, “¿Estamos de acuerdo? No se puede permitir que el ABB continúe operando.”
Hubo asentimientos y murmullos de acuerdo alrededor de la mesa, algunos de los varios villanos se reunieron alrededor de la habitación.
“Entonces sugiero que establezcamos una tregua. No solo todos aquí, sino también entre nosotros y la ley. Me pondría en contacto con las autoridades y les haría saber que hasta que se aclare este asunto, nuestros grupos restringirán nuestra actividad ilegal a solo lo que es absolutamente esencial para nuestro negocio, y haremos cumplir lo mismo para aquellos que hacen negocios en nuestros territorios. Eso permitiría a las fuerzas policiales y militares concentrarse por completo en el ABB. No habría violencia, luchas internas entre nuestros grupos, apropiaciones de territorio, robos o insultos. Nos unimos a los que podemos tolerar para garantizar la victoria e ignoramos a aquellos con quienes no podemos cooperar.”
“Solo voy a decir que mi grupo no se involucrará directamente en esto sin una razón”, dijo Faultline, “No iremos en contra del ABB a menos que se interpongan en mi camino o alguien pague mis tarifas. Es la única política viable cuando eres una capa de alquiler. Y para que quede claro, si el ABB paga, mi equipo estará al otro lado de las cosas.”
“Desafortunado, pero tú y yo podemos hablar después de que termine esta reunión. Prefiero mantener las cosas simples” dijo Coil, “¿Estás de acuerdo con los otros términos?”
“¿Mantenerse por lo bajo, sin armar un escándalo con otros grupos? Eso es status quo con mi grupo de todos modos.”
“Bueno. ¿Kaiser?”
“Creo que eso es aceptable”, estuvo de acuerdo Kaiser.
“Estaba hablando con mi grupo sobre hacer algo no muy diferente de lo que Coil acaba de proponer”, Grue dijo: “Sí, estamos bien con eso.”
“Claro”, dijo Trickster, “No es un problema. Cuenten con nosotros.”
Se estrecharon manos alrededor de la mesa.
“Divertido”, murmuró Tattletale.
Me alejé de la escena para mirarla, “¿Qué?”
“Aparte de Grue y tal vez Faultline, todo el mundo ya está tramando cómo pueden usar esta situación para su beneficio, o joder a los demás.”
Regresé a la escena, los villanos sentados alrededor de la mesa. Me di cuenta de cuánto potencial destructivo se había acumulado en la sala.
Esto podría ponerse complicado.
[1] Fenja y Menja (la “j” se pronuncial como una “i”) eran gigantes de la Cancion de Grotti, un mito nordico, que daban servicio a un rey que desperdiciaba sus dones y por ello calló del poder.
[2] Krieg: lit. batalla en aleman. Nigh y Fog: Noche y Niebla. Hookwolf viene del wolfsangel o gancho de lobo, un símbolo alemán a veces asociado con los nazis.La imagen del lobo también hace alusión a Fenris, el lobo gigante de la mitología nordica.
[3] Coil: lit. espiral o resorte
[4] Skidmark: las manchas que uno hace en los calzones. Moist: lit. húmedo. Squealer: lit. Chilladora
[5] Lo crean o no esto es una traducción bastante literal de lo que dice.
[6] Una figura del vudú que se ve como un hombre negro con pintura de calavera en la cara, traje y sombrero de gala.
[7] El pícaro divino, embaucador o trickster es una figura presente en diversas mitologías el mas conocido trickster hoy es el dios nordico Loki. El termino se usa de forma genérica para la gente que hace tretas.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.08 21:01 master_x_2k Caparazón VIII

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

______________________Caparazón VIII______________________

Descubrí que enfrentar a más de una docena de pistoleros, una treintena de personas con armas improvisadas y una científica loca con un fetiche por las bombas me hacían apreciar realmente lo que Perra aportaba al equipo.
“Todo esto”, dijo Tattletale con mucho cuidado, “Estabas jugando con nosotros. Es por eso que no permitiste que tu gente nos disparara desde el principio.”
“Tienes razón.” La máscara de Bakuda pudo haber alterado su voz a algo parecido a Robbie el Robot con dolor de garganta, pero tuve la impresión de que trataba de compensarlo con el lenguaje corporal. Sacudió su dedo hacia Tattletale como si estuviera regañando a un perro. “Pero creo que tú, específicamente, deberías callarte. ¿Chicos?”
Ella apoyó su mano sobre la cabeza de un miembro de ABB parado frente a su jeep con una pistola en sus manos. Él se estremeció al tacto. “Si la rubia abre la boca otra vez, abre fuego contra todo su grupo. No me importa lo que los demás tengan que decir, pero ella se queda callada.”
Sus soldados ajustaron sus agarres en sus armas, y más de uno giró el cañón de sus armas para apuntar hacia Tattletale, específicamente. Echando un vistazo a Tattletale, vi sus ojos estrecharse, sus labios apretados en una línea dura.
“Sí,” Bakuda se enderezó, puso un pie en la parte superior de la puerta del Jeep y apoyó los brazos en su rodilla, inclinándose hacia nosotros. “Eres la única que no entiendo. No conozco tus poderes. Pero al ver cómo tú y el chico flaco hostigaban a mis ineficaces mercenarios, creo que voy a ir a lo seguro y hacerte callar. Tal vez es una cosa subsónica, alterando estados de ánimo mientras hablas, tal vez sea otra cosa. No sé. Pero te callas, ¿'Kay?'”
Por el rabillo del ojo, pude ver a Tattletale asintiendo con la cabeza.
“Ahora, estoy en un pequeño aprieto”, siseó Bakuda, examinando el dorso de su mano. Parecía que no solo estaba compensando la voz mecánica con el lenguaje corporal; a ella le gustaba hablar. No es que me estuviera quejando. “Mira, Lung me enseñó mucho, pero la lección que realmente tomé en serio fue que ser un líder efectivo se trata de miedo. Una carrera como la nuestra, las personas son verdaderamente leales a alguien si están aterrorizadas por ellas. Suficiente miedo, y dejan de preocuparse por sus propios intereses, dejan de preguntarse si pueden usurparte, y se dedican por completo a hacerte feliz. O al menos, a evitar que seas infeliz.”
Ella saltó del jeep y agarró el cabello de un hombre japonés más alto y de pelo largo de un grupo de veintitantos. Arrollando su cabello en sus manos, ella lo hizo inclinarse hasta que su oreja estaba justo en frente de ella, “¿No es así?”
Él murmuró una respuesta y ella lo soltó, “Pero va más allá, ¿no? Mira, puedo haber heredado el ABB-”
Era casi imperceptible, pero vi un parpadeo de movimiento alrededor de la cara de Tattletale. Un cambio de expresión o un movimiento de su cabeza. Cuando miré hacia ella, no pude adivinar qué había sido.
Bakuda continuó sin pausa, “Pero también heredé a los enemigos de Lung. Entonces tengo un dilema, ¿sabes? ¿Qué puedo hacer con ustedes para convencerlos de que es mejor apartarse? ¿Qué gesto sería lo suficientemente efectivo como para hacer que su gente corriera hacia las colinas cuando me vieran venir?”
Ella giró y agarró una pistola de las manos de uno de sus matones, “Dame.”
Luego se adelantó en medio de la multitud.
“No hay suficientes bichos aquí.” Aproveché la pausa en su monólogo para susurrar en voz baja, esperando que los demás lo entendieran, rezando por no hablar demasiado alto. Al menos mi máscara me cubría la cara, ocultaba el hecho de que mis labios se movían, “¿Regente?”
“No puedo desarmar esta cantidad de armas”, susurró su respuesta. “Quiero decir que yo-“
“Tú”, gritó Bakuda, sorprendiéndonos. Sin embargo, ella no nos estaba prestando atención. Un tipo coreano-americano con un uniforme de escuela privada -de Immaculata High, en la parte más bonita de la ciudad- estaba encogido frente a ella. La multitud lentamente retrocedió, despejando unos pocos metros de espacio alrededor de los dos.
“¿S-sí?”, Respondió el niño.
“Park Jihoo, ¿sí? ¿Alguna vez sostuviste una pistola”
“No.”
“¿Alguna vez le pegaste a alguien?”
“Por favor, nunca… no.”
“¿Alguna vez peleaste? Me refiero a una pelea real, mordiendo, arañando, buscando lo más cercano que podrías usar como arma”
“N-no, Bakuda.”
“Entonces eres perfecto para mi pequeña demostración.” Bakuda presionó la pistola en sus manos, “Dispara a uno de ellos.”
El tipo sostenía el arma como si fuera un escorpión vivo, con dos dedos, con el brazo extendido, “Por favor, no puedo.”
“Te lo haré fácil”, Bakuda podría haber estado tratando de arrullar o sonar tranquilizador, pero la máscara no permitía ese tipo de inflexión, “Ni siquiera tienes que matarlos. Puedes apuntar a una rótula, un codo, un hombro. ¿Bueno? Espera un segundo.”
Dejó el arma en las manos del chico y se alejó, señalando a uno de sus matones, “Saca la cámara y comienza a rodar.”
Según lo ordenado, tomó el lado del jeep y recuperó una pequeña videocámara de mano. Lo manipuló durante unos segundos antes de sostenerlo sobre su cabeza para ver más allá de la multitud, mirando a través del panel desplegable en el costado para asegurarse de que la cámara estaba en el blanco.
“Gracias por esperar, Park Jihoo”, Bakuda volvió su atención al tipo con la pistola, “Ahora puedes dispararle a alguien.”
El tipo dijo algo en coreano. Pudo haber sido una oración, “Por favor. No.”
“¿De Verdad? Son malas personas, si te preocupa la moral.” Bakuda inclinó la cabeza hacia un lado.
Parpadeó para contener las lágrimas, mirando al cielo. El arma cayó de sus manos para estrellarse contra el pavimento.
"Eso es un no. Una lástima. No me sirve de soldado.” Bakuda le dio una patada en el estómago, lo suficientemente fuerte como para hacerlo caer sobre su espalda.
“¡No! ¡No, no, no!” El chico la miró, “¡Por favor!”
Bakuda dio medio paso, medio saltó unos pocos pies hacía atras. La gente a su alrededor lo tomó como una señal para alejarse de él.
Ella no hizo nada, no dijo nada, no ofreció ninguna seña o señal. Hubo un sonido, como un teléfono celular vibrante sobre una mesa, y Park Jihoo se licuó en un desastre espeso en el lapso de un segundo.
Muerto. Él había muerto, así como así.
Era difícil escuchar los alaridos, los gemidos, los gritos indignados. Mientras la multitud se apresuraba a alejarse de la escena, todos tratando de esconderse uno tras otro, uno de los matones disparó una pistola hacia el aire. Todos se detuvieron. Después de los gritos de sorpresa, hubo una breve pausa, el tiempo suficiente para que un sonido llevara a todos a un silencio atónito.
Sonaba como el ruido que haces cuando recoges hojas secas, pero más fuerte, artificial de una manera que sonaba como si sonara desde un contestador arcaico. Todos los ojos se volvieron hacia Bakuda. Ella estaba doblada, sus manos alrededor de su medio.
Riendo. El sonido fue su risa.
Dio una palmada en la pierna mientras se levantaba, hizo un ruido que podría haber sido una inspiración o una risa, pero su máscara no se tradujo en nada reconocible, solo un siseo que apenas cambiaba. Giró en un semicírculo mientras cantaba: “¡Los seis dieciocho! ¡Incluso olvidé que los había hecho! ¡Perfecto! ¡Mejor de lo que pensaba!”
Si su trabajo era aterrorizar, ella había tenido éxito. Conmigo, al menos. Quería vomitar, pero tendría que quitarme la máscara para hacerlo, y temía que si me movía, me dispararían. El miedo a las armas fue suficiente para anular mis náuseas, pero el resultado final fue que estaba temblando. No solo temblando, sino temblores de cuerpo entero que me tenían luchando por mantenerme en pie.
“Eso fue bastante genial.”
Con esas palabras, Regent logró obtener la misma mirada de ojos abiertos que Bakuda con su risa. Él obtuvo una de mí. No fue solo lo que dijo. Era lo tranquilo que sonaba.
“Lo sé, ¿no?” Bakuda se giró para mirarlo, ladeó la cabeza hacia un lado, “Lo modelé a base del trabajo de Tesla sobre vibraciones. Él teorizó que si pudieras obtener la frecuencia correcta, podrías quebrar la Tierra mi-”
“Sin ofender”, dijo Regent, “Bueno, voy a reformular: realmente no me importa ofenderte. Pero no me dispares. Solo quiero detenerte allí y decir que no me importan las cuestiones científicas y toda la charla técnica sobre cómo lo hiciste. Es aburrido. Solo digo que es cool ver cómo se ve una persona cuando se disuelve así. Asqueroso, espeluznante, jodido, pero está cool.”
“Sí”, dijo Bakuda regocijada en la atención, “¡Como la respuesta a una pregunta que no sabías que estabas preguntando!”
“¿Cómo lo hiciste? ¿Metiste bombas en estos civiles para que trabajen para ti?”
“Todos”, respondió Bakuda, casi delirante en lo alto de su exitoso "experimento" y la atención de Regent. Ella medio saltó, medio giró a través de la multitud y se apoyó contra uno de sus matones, acariciando su mejilla, “Incluso mi más leal. Un dolor de culo de hacer. No el procedimiento de meter las cosas dentro de sus cabezas. Después de los primeros veinte, pude hacer las cirugías con los ojos cerrados. Literalmente. De hecho, hice algunos de esa manera.”
Ella hizo un puchero, “Pero tener que tranquilizar a la primera docena o más y hacer las cirugías con ellos antes de que se despertaran, así tendría la mano de obra para reunir a todos los demás. ¿Uno después del otro? Realmente tedioso una vez que la novedad desaparece.”
“Sería demasiado vago para hacer eso, incluso si tuviera tus poderes”, dijo Regent, “¿Puedo acercarme al cuerpo? ¿Verlo mejor?”
Su humor cambió en un instante, y ella señaló con enojo un dedo en su dirección. “No. No creas que no sé que estás intentando algo. Soy un jodido genio, ¿entiendes? Puedo pensar en doce movimientos antes de que hayas decidido tu primero. Es por eso que estás parado allí y yo...” ella se movió para estar sentada en un lado del Jeep, “Estoy sentada aquí.”
“Tranquilízate”, Regent respondió, “solo preguntaba.”
Pude ver por la expresión de Tattletale que ella estaba teniendo los mismos pensamientos que yo. Dale un poco de respeto a la bombardera loca. Silenciosamente expresé lo que Tattletale no pudo.
“Baja un cambio, Regent,” susurré.
“Como seeeaaa”, Bakuda estiro la palabra, “Chico flaco acaba de perder cualquier buena voluntad que había ganado por apreciar mi arte. O al menos ser capaz de fingir de manera convincente.” Golpeó ligeramente al tipo con la cámara en el hombro, “¿Sigues filmando?”
El hombre asintió brevemente. Cuando lo miré, vi gotas de sudor que corrían por su cara, a pesar de que era una noche fresca. Parecía que sus matones también estaban bastante asustados.
“Bien”, Bakuda frotó sus manos con guantes de color rosa juntas, “editaremos las partes de charla más tarde, luego las colocamos en la web y enviamos copias a las estaciones de noticias locales. ¿Qué piensas?”
El camarógrafo respondió con una voz acentuada, “Buen plan, Bakuda.”
Ella aplaudió sus manos juntas. Luego señaló a la multitud “¡Está bien! Entonces, tú... sí, tú, la chica de la camisa amarilla y los jeans. Si te lo dijera, ¿levantarías el arma y dispararías a alguien?”
Tardé un segundo en ver a la chica, en el otro extremo de la multitud. Miró a Bakuda con expresión afligida y logró responder: “El arma también se d-derritió, señora.”
“Me llamas Bakuda. Tú lo sabes. Nada sofisticado. Si el arma todavía estuviera allí, ¿dispararías? ¿O si le digo a alguien que te dé un arma?”
“Yo... creo que podría hacerlo”, sus ojos se posaron en el charco que había sido Park Jihoo.
“Lo cual concluye mi demostración”, se dirigió Bakuda a nuestro grupo, “¡Miedo! Es por eso que Lung se tomó el esfuerzo de reclutarme. Siempre entendí en el fondo, que el miedo era una herramienta poderosa. Él simplemente lo expresó muy bien. El verdadero miedo es una mezcla de certeza e imprevisibilidad. Mi gente sabe que, si me traicionan, solo tengo que pensar en hacer que las bombas en sus cabezas hagan kablooie. Boom. Saben que, si muero, todas las bombas que he hecho se activan. No solo las que les me metí en la cabeza. Todas y cada una. E hice muchas. Certezas.”
Lisa extendió el brazo, tomó mi mano y la apretó con fuerza.
“En cuanto a la imprevisibilidad” Bakuda pateó sus piernas contra el costado del jeep como un alumno de primaria sentado en una silla, “Me gusta mezclar mi arsenal, así que nunca se sabe lo que vas a obtener. Pero también tienes que mantener a tu gente preguntándose, ¿verdad? Mantenerlos al borde del asiento. Como ejemplo: ¡Shazam!”
La palabra coincidió con el comienzo de una explosión muy real que fue seguida de cerca por algo así como un trueno, pero Lisa ya estaba tirando de mi brazo, alejándome.
Vi un destello de caos, de gente que gritaba corriendo desde el lugar donde ocurrió la explosión en medio del propio grupo de Bakuda. Las personas que huían estaban obstruyendo la vista de las personas con armas de fuego.
Regent sacó su brazo, lo barrió hacia afuera, enviando a unas diez personas tropezando unas con otras, convirtiendo a la multitud en una muchedumbre desordenada. Escuché el rugido de las armas que sonaba demasiado fuerte, vi a Regent agarrar el hombro de un brazo izquierdo inerte, no podía estar seguro de que los dos estuvieran conectados.
Finalmente, estaba Bakuda, todavía sentada en el lado del jeep. Ella estaba gritando algo o riendo. Nos estaba dejando escapar de su alcance, su gente estaba a punto de matarse unos a otros en un estado de pánico sin control, y ella acababa de matar al menos a una de sus propias personas por capricho. Por lo que acabamos de ver de ella, estaba dispuesta a apostar que se reía mientras todo sucedía.
Casi sin darme cuenta, la noche había caído y, como para invitarnos a adentrarnos más en el laberinto, los postes de luz parpadearon y giraron sobre nosotros. Con Grue cubriendo nuestro retiro en una cortina de oscuridad, huimos.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.08 14:39 ImViTo Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Por Ivan Zambrano

Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Nunca sabes dónde te va a estallar el tablero, la ciudad. Ese día fue en la entrada de José Félix Ribas (Petare), uno de los barrios más peligrosos de una de las ciudades más peligrosas del mundo. Un caucho se le espichó al mototaxista que me estaba llevando al barrio 24 de Marzo, el lugar en el que Chino y Nacho habían grabado el videoclip de “Me voy enamorando”. A diferencia de ellos, yo andaba sin escoltas y sin equipo de producción. Libreta en mano, un bolígrafo terco y un estómago refunfuñando por almuerzo, iba dispuesto a escribir una nota para El Nacional acerca de ese punto ciego de la ciudad que dos estrellas del reggaetón pusieron en el mapa. Ya el barrio 24 de Marzo no solo aparecería en las páginas de sucesos, sino también en las de espectáculos. Eso, si lograba llegar. El hambre se me quitó cuando nos accidentamos en la boca del lobo. Como suele pasar en esos casos de riesgo extremo, yo entré en una calma envidiable para cualquier aprendiz de profesor de yoga de Los Palos Grandes. Mientras el motorizado remendaba el caucho como podía y yo cuadraba cómo llegar a la pauta, se nos paró una Bera vinotinto al lado. Yo confié en que tigre no come tigre y que entre colegas motorizados no se iban a malograr. -¿Para dónde vas, chamo?- me preguntó el tipo cuya mirada no me dejaba adivinar si era héroe o villano. -Al 24 de Marzo, pana- le contesté metido en personaje. -¿Qué hora es?- y ahí dije “este quiere el reloj”. Solo a mí se me ocurría sacar el Casio ese día. En lo que me lo estoy quitando me pone cara de confusión. -No, viejo. Dame la hora para ver si me da chance de llevarte, que tengo que estar a las 2 en Agua Salud. Yo salí de la hipnosis paranoica. -Las 12:45, pana. -Vente, pues. Preferí que nos devolviéramos a la sede de El Nacional y repautar la cita con los vecinos del barrio que iba a entrevistar. Cuando me bajé de la moto y le iba a pagar al tipo, descubrí que el Karma estaba juguetón ese día: se me había caído el efectivo (sí, había efectivo todavía) porque lo cargaba en el bolsillo de atrás. No había terminado de pasar el susto de quedar como un mala paga, cuando el motorizado me dice: -Dame el celular. -¿Cómo? -Que me des el celular- cuando me dispongo a sacar mi S3 Mini del bolsillo, el tipo interrumpe. -El número de celular, pana. Te paso los datos y me transfieres. El Buscaminas no reventó de nuevo ese día y registré a “Armando Mototaxi” (nombre ficticio) en el celular. Desde ese día, Armando siempre está a un “epa” de distancia. Se convirtió en mi mototaxista de confianza, el que me acompañaba a Coche, a Altamira, La Candelaria, El Cafetal, Palo Verde, Mariche y todas las vocales de Caracas. El que me pegó el “mano” y el “beta”. El cómplice con el que recorro desde hace 3 años una ciudad con costras de asfalto, cicatrices y heridas abiertas e infectadas de chavismo. Ser el parrillero de la moto te da cierta paz porque el caos se ve borroso a 120 kilómetros por hora. Las colas fuera del mercado se ven más cortas, los basureros no parecen cafetines de la miseria. Todo te pasa por los lados sin tener que moverte.
La semana pasada la moto Bera vinotinto no estaba estacionada en su puesto. En su lugar había un par de palomas picoteando migajas de pan sobre la acera. Ya eran casi las 9:30 de la mañana y yo todavìa no habìa podido salir a la oficina por estar esperando a Armando, el único mototaxista de la zona que entendía el problema de la escasez de efectivo y aceptaba transferencias en bancarias. “Si es de Banesco a Banesco, yo también la acepto, mano”, me contestó Adonay. ”Pero no te vayas a lacrear. Deposítame antes de las 5:00 pm que voy a ver si completo para comprar unos verdes”. Mototaxistas dolarizados y con poder adquisitivo. Siempre sospeché que se convertirían en los amos de la ciudad. Yo tenía que ir a la oficina, probablemente a ganar en un mes lo que se hace Adonay en un día. El título universitario no pasa por el punto de venta. El moto-santero no había terminado de encender la moto cuando ya yo estaba montado en la parillera. Grave error. Se oyó un frenazo en seco detrás de nosotros y se bajó Armando de la Bera vinotinto. “¿De verdad te vas a ir con él?”, me dijo con dolor y arrechera. La escena parecía de telenovela urbana. Faltaba que dejara caer el casco en cámara lenta y que el sonido del choque contra el asfalto fuera la onomatopeya de su corazón roto. “¿Por qué no me llamaste?”, siguió la pataleta. Los compañeros de la cooperativa estallaron en carcajadas de Radio Rochela con aquel ataque de celos.”Ja weno”, dijeron en coro los motorizados.Yo lo miré con cara de confusión, más una sonrisa de “¿qué-coño-está-pasando?”. No me quise arriesgar. No quería averiguar cómo podría ser la venganza de un mototaxista que se sintió traicionado porque me fui con otro. Pero él tiene que saber que yo no creo en la “motogamia”. Bajé la guardia. -¿Ya comiste? -No, rey. -Toma. De la bolsa de plástico finita y azul saqué una arepa con tortilla de salchichón que hizo mi mamà. Los chalequeadores se quedaron mudos mientras le lambuceaban la arepa a Armando. -Gracias, papi. -Marico, deja de llamarme de distinta forma cada vez que respondes. -Papá, es que no recuerdo tu nombre. -Qué bolas, Armando. Iván. -Ja Weno. Tú no te debes saber mi apellido. -Claro que sì me lo sé. -Seguro me tienes guardado que si “Armando Mototaxi” -Deja la mariquera. Tú me avisas si vamos a darnos los besos, pa’ cepillarme.
Todo era en broma…
-Pa’ que tu veas que no hay culebra, te acepto la arepa como pago y te dejo al frente al Cubo Negro en menos de 5 minutos. -Armando, no vayas a ir corriendo. Que uno te dice que anda apurado y activas el teletransportador de la moto. Uno llega hediondo a gasolina. -JAJAJAJA Yo te presto un perfume de “Dolchegavana” que cargo en el koala si te vienes conmigo, pues. -Plomo-
Estuvo callado todo el camino. El silencio era tan frío como la brisa que te cachetea en plena autopista, lugar favorito para que Armando inicie una conversación y no se le entienda nada. -Voy an dsdjfsjgdf -¿Cómo? -Vferggrhtyh -No te escucho, hay mucho viento.
Por fin, llegamos…
-¿Te busco a las 5:00 de la tarde? -Dale. ¿La carrera de regreso en cuánto sale? -Pa’ tu casa te sale igual en 250. Pero si vas para Campo Claro a comer arepa frita conmigo, te sale gratis. -Te digo que sí de una porque estás involucrando comida.
A las 5 me estaba esperando con sus lentes tipo Ray-ban tapa amarilla y mi casco en la mano. Llegamos al local de arepas fritas (recomendadísimo) .Yo pedí una de carne mechada y él una reina pepeada. -Están burda de buenas esas bichas- le dije. -No tan buena como la arepa que me hizo la suegra- Me soltó.
Yo quedé con el mordisco a mitad de camino.
-Ay, Armando. ¿Tú eres marico? -Viste que no te sabes mi apellido. Yo soy Armando Ramírez*, “Cara e’ curda” ¿te acuerdas?. Yo estudié bachillerato contigo en el Dulce Nombre de Jesús y te chalequeba porque eras burda de pato. - Y ahora el que nada en la laguna eres tú. Muchacho marico- le contestè. -Mano, disculpa los malos ratos. De verdad me ponìa chimbo. No te dije que era yo cuando te hice la primera carrera por eso. Aunque tú me transferiste y ni cuenta de diste. -Tranquilo, Armando.Yo ni me acordaba de eso. ¿Tu familia está clara? -Mano. Yo vivo en casa de mi tía y mi primo es CICPC.¿Tú sabes el beta que revienta en el rancho si se enteran que me gustan los tipos? A los maricos del barrio los tienen a monte. -¿Qué difícil, no? Cargar ese peso, esa doble vida. Yo era igual que tú, solo que yo si era burda de mariquito y se me “notaba”. Y fíjate que tú te la has dado de malo conmigo, porque te rechazabas a ti mismo. -Esta vaina no juega carrito. Yo creía que se me iba a pasar, pero no. ¿No hay tratamiento hormonal o algo para quedarse siendo tipo? -Armando, los maricos también somos tipos. ¿Tú quieres ser mujer?. -No. La pinga. Sería burda de fea. Prefiero quedarme con mi pipí que así cojo más. -¿Y a quién te agarraste tú? -A Orlandito. ¿Tas claro? -¿Orlandito también es gay? -Coño, pero no le digas que lo sapié. -Qué fuerte jajajajaja -Pero ahora voy por un flaco que le gusta comer en Arturo’s.
Le contesté en seco: -Armando. Te lo digo claro. Yo no te meto a ti ni con güevo prestado. Mosca si me estás echando los perros, porque les escondo la Perrarina. -jajajaja qué becerro. ¿Panas, pues? -Panas somos. -Y maricos también. -Verga. Tú más que yo. Definitivamente.
Nos reímos: -Solo te diré que te sinceres lo antes posible. La vida es corta, y en Caracas aún más. -Acá literalmente vivimos como perros. -Y por eso calculamos los años como años de perros.
Durante el viaje se puso intenso. -Qué loco que en realidad se llama Santiago. Yo creì que era mujer. -¿Quién? -Caracas. -¡Ey!¡Más respeto! Santiago de León de Caracas.
Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Te explotan realidades en la cara cuando menos te lo esperas. Los huecos sigilosos, el asfalto levantado, los semáforos dañados, los postes ciegos, el viento hediondo a nostalgia, a suspiro de llanero enamorado, la humedad del llanto de una madre en Maiquetía. Caracas, el reino de la empanada de carne mechada y de la arepa frita con hueco. La ciudad marica-homofóbica. La tarima de tierra en la que nació una historia de amor unidireccional frustrada por mí. La Caracas con cara de mujer bonita. La Caracas con la espalda del Ávila. La ciudad transgénero. La aldea que te termina sacando del closet (de todos), una y otra vez.
submitted by ImViTo to vzla [link] [comments]


2018.04.03 20:41 master_x_2k Agitación II

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

_____________________Agitación II_____________________

Me sorprendió gratamente descubrir que la línea de autobús que terminaba en el viejo ferry me dejaba a solo quince o veinte minutos a pie del loft que Lisa, Alec y Perra llamaban hogar. Podría pasar un poco de tiempo allí antes de reunir suficiente información o ganarme la confianza suficiente para entregarlos a las autoridades, por lo que la conveniencia fue agradable.
Era un buen día, aunque un poco ventoso. El aire era frío y fresco, el cielo era de un azul brillante y sin nubes que se reflejaba en el océano, y la arena de la playa brillaba a la luz del sol. Los turistas ya se agolpaban en las barandillas o migraban a la playa, fijando las esquinas de sus mantas de playa bajo cestas de picnic y bolsas de compras. Hacía demasiado frío para entrar al agua, pero la vista era espectacular. Lo disfruté por unos momentos antes de aventurarme entre la multitud. Caminé con las manos en los bolsillos, tanto para proteger las cosas en mis bolsillos como para evitar el frío.
Viviendo en Brockton Bay, aprendías cosas así. Cómo protegerte, de qué estar atenta. Sabía que los adolescentes vietnamitas que estaban apoyados contra la barandilla del paseo entablado eran miembros de los ABB, incluso si no llevaban los colores de la pandilla, porque los únicos niños asiáticos en Brockton Bay que se pavoneaban de esa forma ya eran parte de la pandilla de Lung. Sabía que el tatuaje en el brazo del tipo que levantaba cajas en la camioneta de la florería que decía “Eliminar, Extinguir, Erradicar” significaba que el tipo era un supremacista blanco porque tenía la letra E repetida tres veces, una costumbre del Imperio Ochenta y Ocho.
El hombre del uniforme que estaba hablando con el dueño de una tienda no era un policía o un guardia de seguridad, sino uno de los matones contratados por los comerciantes del Paseo Marítimo para evitar que los indeseables causen problemas. Eran la razón por la que el Paseo Marítimo no tenía mendigos, adictos ni personas con los colores de las pandillas. Si tu presencia ofendía o preocupaba a los turistas, se encargarían de ahuyentarte. Si alguien robaba o mendigaba en el Paseo Marítimo, corría el riesgo de que uno o dos matones lo arrastraran detrás de una de las tiendas y le enseñaran una lección. Para algo más serio que robar en tiendas o mendigar, bueno, siempre había alguien de guardia en la base flotante del Cuartel General del Protectorado. Cualquiera de los propietarios o empleados de la tienda podría llamar a alguien como Miss Militia, Armsmaster o Triumph[1], en un minuto. Los ingresos del turismo que el Paseo Marítimo generaba se conseguía mucha buena voluntad del gobierno y de las capas patrocinadas por el gobierno.
Salí del paseo entablado y entré en uno de los callejones que conducen a los Muelles. Mirando por encima de mi hombro, vi a uno de los matones uniformados mirándome. Me pregunté qué estaría pensando. Los chicos bueno no pasaban el rato en los Muelles, y dudaba que pareciera un turista inocente.
Las fábricas abandonadas, almacenes y garajes de los Muelles se mezclaron entre sí muy rápidamente. Los colores de los exteriores de los edificios no eran lo suficientemente diferentes entre sí para hacer que los edificios fueran reconocibles, y las personas o montones de basura que había estado notando inconscientemente en mi visita anterior habían cambiado de ubicación o habían sido reemplazados. Me alegré por el grafiti artístico y la hilera de cables eléctricos enredados en maleza que podía usar como puntos de referencia. No quería perderme. No aquí.
Cuando llegué al pie de la gran fábrica con el letrero de Soldadora Redmond, me pregunté si debería golpear o simplemente subir. No tuve que decidir, la puerta se abrió un segundo después de que yo llegara. Era Brian, y parecía tan sorprendido de verme como yo de verlo.
“Oye”, dijo, “Lisa dijo que habías llegado. Pensé que tenías escuela.”
Me tomó unos segundos ordenar mis pensamientos. Cualquier demostración o mención del poder de Lisa tenía una forma de causarme eso, y eso era además de encontrarme con una conversación sin la posibilidad de prepararme. “Cambié de opinión”, dije sin convicción.
“Hmm. Bueno, sube.”
Nos dirigimos al piso de arriba. Vi que Brian vestía ropas diferentes a las que había usado antes en la mañana. Lo que llevaba ahora se parecía más a su ropa del día anterior: una camiseta sin mangas verde y pantalones negros con una tela ligera, como pantalones de yoga o algo así.
Alec estaba esperando, apoyado en el respaldo de un sofá, cuando entramos a la sala de estar. Llevaba una camiseta con un personaje de dibujos animados o videojuego y pantalones cortos de baloncesto. Se puso derecho cuando nos vio.
“Alec y yo estábamos entrenando”, Brian me dijo, “Lisa está hablando por teléfono en la cocina. Rachel y sus perros están en su habitación. Puedes observarnos, si quieres, pero sin presión. Siéntete libre de usar el televisor, poner un DVD o jugar un videojuego.”
“No guardes sobre una de mis partidas, torpe”, dijo Alec. Había empezado con lo de “torpe” anoche. No era exactamente malicioso, pero irritaba.
“Mi nombre es Taylor, no torpe, y no haría eso”, le dije. Dirigiéndome a Brian, dije: “Los veré, si les parece bien.”
Brian sonrió y asintió con la cabeza, mientras me movía para arrodillarme en el sofá y mirarlos por detrás.
Al final resultó que fue menos una sesión de “combate” que un intento por parte de Brian de darle a Alec, que no estaba totalmente comprometido, algunas lecciones básicas de lucha cuerpo a cuerpo.
Era unilateral, y no solo porque Alec no se estaba esforzando mucho. Alec era un chico de quince años muy promedio en el sentido de que tenía poco músculo que valga la pena. Brian, por el contrario, estaba en forma. No era grande en el sentido de un fisicoculturista o alguien que se ejercitaba solo para empacar músculo como lo verías en algunas personas que acababan de salir de prisión. Era un poco más agilizado que eso. Se podía ver la línea elevada de una vena que corría por sus bíceps, y la definición de su pecho se veía a través de su camisa.
Además de la diferencia en el poder físico bruto, también existía la brecha de edad y altura. Alec era dos o tres años más joven y casi un pie más bajo. Eso significaba que Brian tenía más alcance, y no me refiero sólo a la longitud de sus brazos. Cuando daba un paso hacia adelante o hacia atrás, llegaba más lejos. Cubría más terreno, lo que ponía a Alec a la defensiva, y como Brian era más fuerte, eso dejaba a Alec en una mala posición.
Brian se quedó parado sin una postura de combate, con las manos a los costados, rebotando un poco sobre donde estaba parado. Dos veces seguidas, vi a Alec lanzar un golpe, solo para que Brian se inclinara fuera del camino. La segunda vez que el brazo de Alec pasó volando, Brian se inclinó y golpeó a Alec en el centro de su pecho. No parecía un golpe fuerte, pero Alec igual se quedó boquiabierto y dio un paso atrás, sin aire.
“Sigo diciéndote”, dijo Brian, “Estás lanzando golpes como tirarías una pelota de béisbol. No lleves tu brazo tan atrás antes de golpear. Estás anunciando lo que estás a punto de hacer y no agrega suficiente potencia para que valga la pena.”
“¿Qué se supone que debo hacer, entonces?”
“Mira cómo estoy parado. Brazos arriba, doblados, luego solo extiendo mi brazo, la muñeca recta. Lo suficientemente rápido para que quien sea que esté golpeando generalmente no pueda apartarse, así que tienen que recibirlo o bloquearlo.”
“Pero no estabas parado así hace diez segundos cuando te estaba golpeando”, se quejó Alec.
“Dejé una apertura para ver si la aprovecharías”, respondió Brian.
“Y no lo hice”, señaló Alec con un suspiro.
Brian negó con la cabeza.
“Bueno, a la mierda esto entonces”, dijo Alec, “si vas a ir fácil conmigo y aún me pateas el culo, no entiendo el punto.”
“Debes aprender a pelear”, dijo Brian.
“Haré lo que vengo haciendo y llevare mi taser”, fue la respuesta de Alec, “un toque y están fuera. Mejor que cualquier golpe.”
“¿Y si el Taser se rompe o lo pierdes?”, Preguntó Brian. Él no necesitaba haberse molestado. Alec ya estaba sentado frente al televisor, con el control remoto en una mano y un joystick en la otra. La decepción de Brian fue palpable.
“¿Te molestaría mostrarme algunas maniobras?”, Pregunté.
Alec se rio, estilo Beavis y Butthead.
“Madura, Alec”, dijo Brian, “si quieres renunciar, está bien, pero no seas idiota.” Se volvió hacia mí y me mostró esa sonrisa juvenil. Entonces comenzamos.
Sabía que me iba a contenerse conmigo, pero aún así era un maestro difícil.
“Haz dos puños. No, no envuelvas tus dedos sobre tus pulgares. Harás más daño a tus manos que a la persona que estás golpeando si lo haces. Así está mejor. Ahora golpéame, ¿está bien?
Intenté emular lo que le había estado describiendo a Alec. Brazos arriba, doblados y extendiendo mi puño con velocidad. Él atrapó mi mano derecha en su izquierda.
“Está bien, ahora vas a hacer dos cosas diferentes. Acompaña el puñetazo con un paso para que tengas el empuje de tu cuerpo detrás del golpe, además del poder de tu brazo. En segundo lugar, quiero que levantes el brazo izquierdo mientras golpeas con el derecho, y viceversa. Si veo la oportunidad, te daré uno en el hombro o las costillas, así que prepárate para defenderte.”
Hice una mueca ante la idea, pero seguí el juego. Lancé un golpe, él lo esquivó, y me golpeó en el hombro. No golpeó tan fuerte como pudo haberlo hecho. Creo que solo pegó tan duro como fue necesario para hacer que duela y que diera la lección, pero de repente sentí una punzada de simpatía por Alec.
Las cosas continuaron en esa línea. Brian no se quedó en un tema por mucho tiempo. Cuando comencé a tener problemas con algo, cambió de marcha a otra área que complementaba o construía con lo que estaba teniendo problemas. Cuando fallé por quinta vez para defenderse de sus golpes de represalia en los hombros y las costillas, comenzó a hablar sobre la postura.
“Descansa tu peso sobre la punta de tus pies.”
Lo intenté, y luego le dije: “Siento que me voy a caer hacia atrás si me golpeas.”
Se inclinó para comprobar, y levanté los dedos del pie a cinco centímetros del suelo para demostrar cómo tenía mi peso balanceado sobre mis talones.
“No, Taylor. La punta de tus pies.” Levantó su pie descalzo y señaló la parte acolchada entre los dedos y el puente de su pie.
“¿Cómo es eso una punta?”, Le pregunté, levantando mi propio pie para señalar la parte vagamente esférica del pie donde el tobillo se unía al suelo, “esta es la única parte que se ve como una punta.”
“Ustedes son tan aburridos”, intervino Alec, sin darse la vuelta. Brian lo golpeó en la nuca.
Pasamos de la postura, las recomendaciones de Brian sobre el equilibrio ayudaron, a la autodefensa nuevamente. A partir de ahí, cambiamos los temas al lado mental de las cosas, tanto para mí como para mi oponente.
“Entonces, ¿le lanzo un puñetazo como si estuviera intentando pasar mi puño a través de ellos?”, Confirmé.
“Claro”, dijo Brian, “en lugar de solo tratar de hacer contacto con el punto donde tu mano se encuentra con su cuerpo.”
“¿Qué hay de cuando me están atacando?”
“¿Tu mejor apuesta? No les des una oportunidad. Mantente agresiva y mantenlos sobre sus talones. Si ninguno de ustedes tiene entrenamiento formal, entonces eso te dará las mejores probabilidades. No podrán ponerte en desventaja a menos que cometas un error o puedan adivinar lo que vas a hacer mientras lo haces. Por eso tienes que mezclar cosas. Derechas, izquierdas, puñetazos, golpes, codazos, rodilla, patadas y si eres más grande y más fuerte que ellos, puedes intentar derribarlos al suelo. Con todo eso, sigues sobre ellos hasta que no estén en posición de defenderse.”
“¿Estás entrenado formalmente en algo?”, Le pregunté. Sospeché que lo estaba, ya que la única forma de que él supiera todo lo que estaba demostrando era haber tenido muchas peleas, y no pensaba que pareciera el tipo que pelea sin razón.
“Ehhh”, cubrió, “Algo. Mi papá era boxeador cuando estaba en el servicio, y él me enseñó algo cuando era pequeño. Pasé a otras cosas por mi cuenta: Karate, Tae Kwon Do, Krav Maga, pero nada realmente me interesaba. Solo tomé unas semanas o un mes de clases para cada uno. Sé lo suficiente y me mantengo en forma, lo cual es suficiente para defenderme de cualquiera que no sea cinturón negro en lo que sea, que es lo importante, creo. Mantenerse al día con los artistas marciales más serios es un trabajo de tiempo completo, e igual te encontrarás con personas que son mejores que tú, así que no veo el punto de estresarme demasiado sobre eso.”
Asenti.
Pasamos a las áreas clave para atacar.
Brian señaló las partes del cuerpo en cuestión mientras explicaba: “Los ojos, la nariz, la sien, el mentón y la garganta son las áreas sobre el hombro. Dientes u oídos si puede golpear con suficiente fuerza. Yo puedo, tú no puedes.”
“Claro”, dije. No me ofende su franqueza. Él era más fuerte que yo, por lo que tenía más opciones. Andar con rodeos con eso no nos hacía un favor a ninguno de los dos.
“Debajo de los hombros, diafragma, riñón, ingle, rodilla, puente del pie, dedos del pie. El codo es bueno si puedes hacer algo con él “, tomó mi muñeca con su mano izquierda y mi hombro con la derecha, extendió mi brazo derecho mientras levantaba su rodilla para tocar suavemente la parte exterior de mi codo. Pude ver cómo habría estropeado o roto mi brazo si lo hubiera hecho con toda su fuerza. Continuó, “pero en mi experiencia, no será una oportunidad tan seguido como para tenerlo presente.”
Fue un poco inquietante escuchar a Brian describiendo metódicamente cómo romper a un ser humano. Lo veía como un buen tipo, si ignoraba su elección de carrera.
No completamente por accidente, cambié de tema: “Estaba pensando en invertir en un arma de cuerpo a cuerpo. Cuando estaba peleando contra Lung, los puños no hubieran servido y realmente me encontraba queriendo un cuchillo o una porra o algo así. No sé si hubieran sido buenos contra su armadura, pero ya sabes…” Me detuve.
Brian asintió, “Tiene sentido. No tienes mucho en lo que respecta a fuerza de la parte superior del cuerpo, sin ofender.”
“No hay problema. Traté de hacer algo así como una rutina de flexiones, pero me hastié rápidamente. Al menos al correr, existe la recompensa de ir a lugares, de ver paisajes.”
“Las flexiones se vuelven repetitivas, sí. Bueno, el jefe es bueno suministrándonos equipo. Lisa es la que habla con él, está hablando con él ahora mismo, de hecho. Habla con ella si quieres algo así. También es equipo imposible de rastrear, por lo que los buenos no van a seguir ningún número de serie ni lo que sea desde tu arma hasta tu compra.”
El hecho de que Lisa estuviera hablando con su jefe de repente me dio mucha curiosidad. Dicho eso, no pude entrar a escuchar sin verme sospechosa. En cambio, como Lisa estaba fuera del alcance del oído, pensé que podría aprovechar la oportunidad para preguntar: “Entonces, ¿quién es este jefe nuestro?”
Brian y Alec intercambiaron una mirada. Cuando no dijeron nada de inmediato, me pregunté si había llegado demasiado lejos. ¿Había sido demasiado entrometida?
“Pensé que preguntarías”, dijo Brian, “Lo que pasa es que no lo sabemos.”
“¿Qué?” Pregunté, “¿Tenemos un patrocinador anónimo?”
“Es realmente raro, sí”, dijo Alec, luego pulsó un botón en el control del juego, “¡Boom! ¡Triple tiro en la cabeza! “
“Alec, concéntrate,” Brian suspiró las palabras, con un tono que sugería que no esperaba ser escuchado.
Alec sacudió la cabeza asintiendo con la cabeza, sin dejar de mirar el televisor, antes de agregar: “Es extraño, pero básicamente es dinero gratis, un buen equipo, contactos, acceso a todo lo que necesitamos para cosas, y casi ningún inconveniente.”
“Lisa sabe, creo”, refunfuñó Brian, “pero ella dice que cuando se unió a los Undersiders, hizo un acuerdo de guardar silencio sobre el tema. No estoy seguro de si eso significa que ella sabe quién es o si es solo para mantener la boca cerrada si su poder le dice.”
“Entonces, déjenme entender esto”, dije, “Este tipo los reúne a todos, les ofrece un salario y ¿qué? ¿No pide nada a cambio?”
Brian se encogió de hombros, “Nos pide que hagamos trabajos, pero la mayoría de las veces son cosas que haríamos de todos modos, y si decimos que no, él no lo nos presiona.”
“¿Qué tipo de trabajos nos pide que hagamos?”, Le pregunté.
La voz de Lisa justo detrás de mí me sobresaltó, “Este. Pónganse sus calcetines, niños y niña, porque vamos a robar un banco.”
[1] Miss Militia: lit. Señorita Milicia
Triumph: lit. Triunfo

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.03.15 07:49 master_x_2k Caparazón III

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

________________________Caparazón III________________________

Alec, sorprendentemente, fue quien rompió el silencio abrumador. “Déjame ponerlo de esta manera. Cuando obtuviste tus poderes, ¿tenías un buen día?
No tuve que pensar mucho. “No.”
“¿Estaría equivocado si supusiera que estabas teniendo el peor día de tu vida, cuando obtuviste tus poderes?”
“Segundo peor,” respondí en voz baja, “¿Es así para todos?”
“Casi. Los únicos que lo tienen fácil son los capas de segunda generación. Los hijos de personas que tienen poderes.”
Lisa se inclinó hacia adelante, poniendo los codos sobre la mesa, “Así que si necesitabas otra razón para pensar que Glory Girl es una perra privilegiada, no busques más.”
“¿Por qué?” Pregunté, “¿Por qué pasamos por eso?”
“Se llama el evento desencadenante[1],” me respondió Lisa, “los investigadores teorizan que por cada persona con poderes, hay de una a cinco personas con el potencial para obtener poderes, que no han cumplido las condiciones necesarias para un evento desencadenante. Necesitas ser empujado al borde. Situaciones de pelea o corre llevadas hasta sus límites, más allá de los límites, incluso. Entonces tus poderes comienzan a surgir.”
“Básicamente,” dijo Alec, “para que tus poderes se manifiesten, algo realmente horrible va a tener que pasarte.”
“Lo que puede ayudar a explicar por qué los villanos superan a los héroes dos a uno,” señaló Lisa, “O por qué los países del tercer mundo tienen las densidades más altas de personas con poderes. No capas, pero mucha gente con poderes.”
“¿Pero las personas que tienen padres con poderes?”
“No necesitan un evento tan intenso como para mostrar sus poderes. Glory Girl obtuvo sus poderes al recibir una falta mientras jugaba baloncesto en la clase de gimnasia. Lo mencionó en algunas entrevistas que dio.”
“Así que básicamente nos pediste que compartiéramos los detalles sobre los peores momentos de nuestras vidas,” dijo Alec, antes de tomar otro bocado de su hamburguesa.
“Lo siento,” respondí.
“Está bien,” Brian me aseguró: “Es una de esas cosas que solo escuchas de otras capas, y solo nos conoces a nosotros.” Tal vez oirías más sobre los eventos desencadenantes si tomases una clase de la universidad en estudios parahumanos, pero dudo que tengas una visión completa allí. Tienes que pasar por ello tú mismo.”
Lisa se acercó y me revolvió el pelo, “No te preocupes por ello.”
¿Por qué mencioné los orígenes? Eventualmente habría sido mi turno, y habría tenido que compartir mi propia historia.
Quizás quería hacerlo..
“Lisa dijo que ustedes estaban hablando de mí, hablando de que pensaban que estaba pasando un tiempo difícil, especulando sobre lo que era,” logré decir, “No lo sé, creo que una parte de mí quiere hablar de ello asi no llegan a conclusiones equivocadas. Hablar sobre cuando obtuve mis poderes. Pero no sé si puedo entrar en eso sin arruinar el ambiente.”
“Ya arruinaste el ambiente, zonza.” Esto de Alec.
Brian le dio un puñetazo en el brazo, haciéndole aullar. Mirando a Brian, Alec agregó a regañadientes, “lo que significa que no hay ninguna razón para no hacerlo, supongo.”
“Adelante,” Lisa me alentó.
“No es una historia increíble,” le dije, “pero tengo que decir algo antes de comenzar.” Ya se lo dije a Lisa. La gente de la que estoy hablando... No quiero que se vengues de ellos en mi nombre ni nada. Necesito estar segura de que no lo harán.”
“¿Quieres vengarte tú misma?,” Preguntó Alec.
Me sentí un poco falta de palabras. Realmente no podía explicar por qué no quería que interfirieran, “Realmente no lo sé. Creo... creo que siento que si ustedes se metieran y los golpearan o los humillaran o les hicieran disculparse con lágrimas en los ojos, no sentiría que hubiera tratado las cosas yo misma. No habría ningún cierre emocional.”
“Así que lo que sea que escuchemos, no actuamos en consecuencia,” aclaró Brian.
“Por favor.”
“Es tu prerrogativa,” dijo, sacando un zucchini frito del plato de Lisa y mordiéndolo por la mitad. Ella empujó su plato más cerca de él.
“Lo que sea,” dijo Alec.
Me tomé unos segundos para obtener unos bocados de mi hamburguesa con tocino y compuse mis pensamientos antes de comenzar.
“Hay tres chicas en la escuela que... han estado haciendo mi vida bastante jodidamente miserable. Haciendo prácticamente todo lo que se les ocurrió para hacer que la escuela apestara, humillarme, lastimarme. Cada una de las tres tenía su enfoque individual, y por un buen tiempo, era como si estuvieran tratando de superarse a la otra en cuanto a la creatividad o la mala intención que tenían.”
Mi corazón latía con fuerza cuando levanté la vista de mi plato para comprobar las expresiones en las caras de los demás. Esta es quien soy, _pensé. _De aquí es de donde vengo. Cuando escucharan de la verdadera yo, sin las nociones o ideas que se les habían ocurrido acerca de mí o lo capaz que era, ¿cómo reaccionarían?
“Siguió durante casi un año y medio antes de que todo se calmara. El año pasado, alrededor de noviembre, ellas... no sé. Era como si se aburrieran. Las bromas se hicieron más suaves, luego se detuvieron por completo. Las burlas se detuvieron, al igual que la mayoría de los mensajes de odio. Me ignoraron, me dejaron en paz.”
“Seguí esperando que volviera a pasar algo malo. Pero hice una amiga, una de las chicas que a veces se había unido a las burlas vino a mí y se disculpó. No es uno de los matones más importantes, más como una amiga de una amiga de los matones, supongo. Ella me preguntó si quería pasar el rato. Estaba demasiado tímida, le dije que no, pero igual paso, hablamos antes y después de las clases y almorzábamos juntas. El que se acercara y se volviera mi amiga fue una de las principales razones por las que podía pensar que el hostigamiento estaba por terminar. Nunca bajé la guardia cerca de ella realmente, pero ella era muy comprensiva sobre ello.”
“Y durante la mayor parte de noviembre y las dos semanas de clases antes de las vacaciones de Navidad, nada. Me dejaban en paz. Pude relajarme.”
Suspiré, “Eso terminó el día que volví de las vacaciones de invierno. Supe, instintivamente, que me estaban jugando una mala pasada, que estaban esperando antes de que hacer su siguiente truco, para que tuviera más impacto. No pensé que serian tan pacientes al respecto. Fui a mi casillero, y bueno, obviamente habían saqueado los basureros de las chicas o algo así, porque habían apilado tampones y almohadillas usadas en mi casillero. Casi lo llenaron.”
“Ew,” interrumpió Alec, dejando su comida, “Estaba comiendo.”
“Lo siento,” miré mi plato, pinche un trozo de tocino, “puedo parar, está bien.”
“Termina ahora,” me ordenó Brian, si puedes decir que me estaba ordenando amablemente. Miró furioso a Alec.
Tragué saliva, sintiendo un rubor en mi cara, “Era bastante obvio que lo habían hecho antes de que la escuela cerrara por Navidad, solo por el olor. Me incliné para vomitar, allí mismo en un pasillo abarrotado, todos mirando. Antes de que pudiera recuperarme o dejar de perder mi desayuno, alguien me agarró por el pelo, lo suficientemente fuerte como para herirme, y me metió en el casillero.” Había sido Sophia, estaba casi segura: era la más agresiva físicamente de las tres. Pero estos chicos no necesitaban saber su nombre.
¿Por qué había hablado esto? Ya me estaba lamentando. Miré a los demás, pero no podia leer sus expresiones.
No podía dejar la historia sin terminar, después de llegar tan lejos, a pesar de cuanto quería hacerlo. “Cerraron el casillero y le pusieron traba. Estaba atrapada allí, con este olor rancio y vómito, apenas capaz de moverse, estaba tan lleno. Todo lo que podía pensar era que alguien había estado dispuesto a ensuciarse tanto las manos para joderme, pero de todos los estudiantes que me habían visto metida en el casillero, nadie estaba buscando a un conserje o un maestro para que me dejaran salir.”
“Entré en pánico, enloquecí. Mi mente se fue a otro lado, y encontró los bichos allí. No es que supiera lo que eran, en ese punto. No tenía sentido de la proporción, y con toda la información que mi poder me daba entonces, mi cerebro no sabía cómo procesarlo todo. Por lo que yo sabía, a mi alrededor, en las paredes de la escuela, en las esquinas y arrastrándose por el sucio interior del casillero, había miles de estas cosas rastreras, extrañas, distorsionadas, cada una de las cuales empujaba cada pequeño detalle sobre sus cuerpos y su jodida biología en mi cabeza.
Suspiré, “Es difícil explicar cómo es, que se te abra un nuevo sentido, pero no puedes entenderlo todo. Cada sonido que escuchaban volvía a mí cien veces mas fuerte, con el tono y todo lo demás estropeado como si quisieran hacer que fuera tan desagradable y doloroso escucharlo como fuera posible. Incluso lo que estaban viendo, es como tener los ojos abiertos después de estar en la oscuridad durante mucho tiempo, pero los ojos no estaban unidos a mi cuerpo, y lo que estaban viendo era como mirar dentro de un caleidoscopio mugriento y sucio. Miles de ellos. Y no sabía cómo desactivarlo.”
“Carajo,” dijo Lisa.
“Cuando alguien finalmente me dejó salir, salí peleando. Mordiendo, arañando, pateando. Gritando incoherentemente. Probablemente haciendo un buen espectáculo para todos los chicos que habían salido de sus aulas para ver. Los maestros trataron de lidiar con la situación, los paramédicos eventualmente llegaron y no recuerdo mucho después de eso.”
“Descubrí cuál era mi poder en el hospital, mientras me observaban, lo que me ayudó poner los pies sobre la tierra y me hizo sentir cuerda de nuevo. Los bichos son mucho más fáciles de entender, cuando te das cuenta de que son bichos. Después de una semana, tal vez, fui capaz de bloquear algo de ello. Mi papá recibió algo de dinero de la escuela. Suficiente para pagar las facturas por la estadía en el hospital y un poco más. Él estaba hablando de demandar a los matones, pero ningún testigo hablaba realmente y el abogado dijo que no iba a ser exitoso sin evidencia sólida para identificar a los responsables. No teníamos el dinero para ello, si no era algo seguro. Nunca terminé diciéndole a mi padre sobre el grupo principal de matones. Tal vez debería haberlo hecho, no lo sé.”
“Lo siento,” Lisa puso su mano en mi hombro. Me sentí agradecida de que no se estuviera alejando o riendo. Era la primera vez que hablaba sobre ello, y no estaba segura de haberlo tratado si lo hubiera hecho.
“Espera, ¿esto con las chicas todavía está pasando?,” Me preguntó Alec.
Me encogí de hombros, “Básicamente. Volví después de estar en el hospital, y las cosas estaban tan mal como lo estuvieron alguna vez. Mi supuesta amiga no estaba haciendo contacto visual o hablándome, y ni siquiera se detuvieron después de ver mi... episodio.”
“¿Por qué no usas tu poder?” Preguntó Alec, “Ni siquiera tiene que ser algo grande. Un bicho en el almuerzo, tal vez una picadura de abeja en la punta de la nariz o en los labios.”
“No voy a usar mi poder contra ellas.”
“¡Pero te están haciendo sentir miserable!” Protestó Alec.
Fruncí el ceño, “Razón de más para no hacerlo. No sería difícil adivinar quién lo esta haciendo si alguien comenzara a usar poderes para meterse con ellas.”
“¿En serio?” Alec se reclinó en su asiento, cruzando los brazos, “Mira, tú y yo no hemos hablado tanto, tal vez no nos conocemos muy bien, pero, eh, no eres estúpida . ¿Estás honestamente diciéndome que eres incapaz de encontrar una forma sutil de vengarte de ellas?”
Miré a Lisa y Brian, sintiéndome un poco arrinconada, “¿Un poco de ayuda?”
Lisa sonrió, pero no dijo nada. Brian se encogió de hombros y consideró por unos momentos antes de decirme: “Me inclino a estar de acuerdo con Alec.”
“De acuerdo, bien,” admití, “se me pasó por la mente. Consideré hacer algo que no se podía rastrear, como darles piojos. Pero ustedes recuerdan cómo me fui con Bitch después de que ella lanzo sus perros sobre mí.”
“Un poco de ira reprimida,” dijo Lisa, todavía sonriendo.
“Es lo mismo con estas personas.” ¿Sabes qué sucede si hago algo como darles ladillas? Terminan miserables, molestas, y se desquitan conmigo.”
“Oh hombre,” Alec se rió, “Ladillas. Tienes que hacer eso cada vez que vamos contra otra capa. ¿Te lo puedes imaginar?”
“Preferiría no hacerlo,” hice una mueca. La obstinada tenacidad de Alec hasta el momento en la conversación me estaba dando la impresión de que sería difícil de convencer sin una buena razón, así que distorsioné la verdad un poco cuando le dije: “Mientras los controlo, veo todo lo que mis bichos ven , siento todo lo que sienten, más o menos. No quiero que se vuelva rutina hacer que mis bichos se suban a ingles sudorosas.”
“Awww.”
“Lo que quiero decir, si dejas de cambiar de tema, es que estas chicas probablemente se descargarían conmigo, incluso si no supieran lo que estoy haciendo. No me tengo confianza de no tomar represalias, escalar el daño. Viste lo que pasó conmigo y Rachel, la primera vez que nos vimos. Las cosas escalarían, llevaría las cosas demasiado lejos eventualmente. La identidad secreta expuesta, o lastimar seriamente a alguien, como paso con Lung, solo sin la regeneración.”
“No entiendo cómo puedes sentarte allí y soportarlo,” dijo Alec, “véngate o has que uno de nosotros se vengue por ti. Acude a alguien por ayuda.”
“Ninguna de esas cosas es una opción,” le dije, con suficiente énfasis que esperaba que mi declaración tuviera alguna finalidad: “Hay demasiadas posibilidades de que las cosas se salgan de control si tomo las cosas en mis manos o hago que ustedes lo hagan por mi. En cuanto a pedir ayuda a alguien, no confío en el sistema. No después del caso judicial, no después de hablar con algunos de mis maestros. Si fuera así de fácil, ya lo habría solucionado.”
Lisa se inclinó hacia adelante, “Dime que no sería increíble si secuestramos a su líder, le cubrimos la cabeza con una capucha, la arrastramos a una furgoneta y la dejamos en el bosque a la medianoche, a diez millas de la ciudad, con nada más que su ropa interior.” [Luego la envolvemos en una alfombra y la arrojamos a un barranco!]
Sonreí ante la imagen mental, pero negué con la cabeza cuando dije: “De eso es exactamente de lo que estoy hablando. Es ir demasiado lejos.”
“¡Te metieron en el armario más grosero de todos los tiempos y cerraron la puerta!” Alec me miró como si estuviera tratando de argumentar que la tierra era cuadrada.
“Dejarla en el medio de la nada sin ropa es prácticamente invitarla a ser abusada por el primer camionero que la vea,” señalé.
“Bien,” Alec puso los ojos en blanco, “Así que atenuamos un poco. Llévala sin zapatos, sin teléfono celular, sin billetera, sin cambio de repuesto, nada que pueda usar para negociar el camino a casa. Hazla caminar.”
“Eso seguiría arriesgándose a que la asaltaran,” suspiré, “¿Una chica bonita caminando por el costado del camino por la noche?”
“¡Te han atacado!”
“Es un poco diferente.”
“La única diferencia que veo es que se lo merecen y tú no. Quiero decir, no soy listo como ustedes, así que tal vez me estoy perdiendo algo.”
Negué con la cabeza, “No te estás perdiendo nada, Alec. Estamos viendo esto desde dos perspectivas muy diferentes. Realmente no creo en eso del “ojo por ojo.”“
Estaba empezando a sentir que estaba recuperando el control de la conversación nuevamente. Entonces Alec soltó su bomba.
“Entonces, ¿por qué diablos eres un supervillano?”
“Escape.” La palabra salió de mi boca casi de inmediato, antes de que tuviera la oportunidad de siquiera pensar en lo que significaba. No podría haberme tomado el tiempo de pensar antes de hablar, o podrían haber sabido que algo estaba pasando. Lisa casi seguramente lo hubiera hecho.
Pasaron unos momentos de tensión y eché un vistazo a Lisa y Brian. Lisa estaba mirando el diálogo, una pequeña sonrisa en su rostro, su mentón descansando en su palma. Brian era inescrutable, con los brazos cruzados frente a él, sin expresión real en su rostro.
Le expliqué: “Puedo lidiar con la vida real, si puedo dejarla atrás por esto. Pateando culos, haciendo un nombre para mí, pasando el rato con amigos. Divirtiéndome.”
De alguna manera me sorprendió, pero me di cuenta de que lo que estaba diciendo era verdad, así que ni siquiera tenía que preocuparme por alertar a Lisa. Un segundo después, me di cuenta de que podría haber sido un poco presuntuoso. “Quiero decir, suponiendo que seamos ami-”
“Si terminas esa oración,” me advirtió Lisa, “voy a darte una bofetada en la cabeza.”
Sentí el calor de un rubor en mis mejillas y oídos.
“Sí, Taylor, somos amigos,” dijo Brian, “Y apreciamos, o al menos, yo aprecio que hayas confiado en nosotros lo suficiente como para compartir tu historia.”
No estaba segura de qué decir en respuesta a eso. El hecho de que lo haya escuchado y no me haya molestado, significó muchísimo para mí. Solo Alec realmente se estaba entrometiendo demasiado en mis asuntos, y no lo estaba haciendo de una manera mezquina.
Brian frunció el ceño. “¿Supongo que ninguno de ustedes va a compartir su historia?”
Alec negó con la cabeza y estiró sus brazos sobre su cabeza antes de descansar sobre su estómago lleno, su silencio era respuesta suficiente.
Lisa, por su parte, sonrió y dijo: “Lo siento. Me agradan, chicos, pero voy a necesitar unos tragos antes de compartir ese bocado en particular, y no tendré edad para beber por unos años mas.”
“No parece justo que Taylor sea la única que comparte,” señaló Brian.
“Yo... no conté mi historia porque esperaba que ustedes correspondieran,” me apresuré a agregar, “Realmente, está bien.”
“¿Te prestas de voluntario, entonces?,” Lisa le preguntó a Brian, ignorando mis protestas.
Brian asintió, “Sí, supongo que sí.”
[1] Trigger Event o evento desencadenante en español. Un Trigger (lit. gatillo) se puede referir en la vida real a una cosa o evento que genera un estado de ansiedad extrema. Común en las personas con Síndrome de stress post traumático.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2017.01.20 07:18 novablinkicelance Libre comercio, NAFTA, lo que podemos esperar de Trump, y lo que debemos hacer como país

Estaba respondiendo a otro thread y mi respuesta se convirtió en su propio post, así que lo comparto. Me tomo casi tres horas y ya me quiero ir a dormir así que disculpen los errores editoriales. No hay TL:DR. Source: soy economista y estoy haciendo mi maestría en negocios.
El libre comercio es como un rompecabezas. Debes juntar varias piezas para ver la imagen completa. Primero voy a explicar los tipo de relaciones comerciales, luego el papel de los impuestos y subsidios, después cómo los impuestos y los subsidios juegan en las relaciones comerciales, posteriormente los beneficios del libre comercio, siguiente otras consideraciones comerciales, luego porqué hay restricciones comerciales a pesar de los beneficios, después lo que creo sucederá con Trump, y finalmente lo que debe hacer México.
Hay tres tipos de relaciones comerciales que pueden tener: libre comercio, tratado comercial, y sin relación comercial. Voy de lo más sencillo a lo más complejo.
Sin relación comercial: México no pueden vender productos y/o servicios en Estados Unidos y Estados Unidos no puede vender productos y/o servicios en México.
Libre comercio: Aunque el TLCAN quiere decir Tratado de Libre Comercio de América del Norte, no representa un "Libre Comercio" auténtico. Bajo un Libre Comercio, no hay impuestos a la compra o venta de productos y/o servicios entre dos países. Es decir, si eres una empresa Mexicana, puedes vender tu producto de la misma forma en California que si lo hicieras en Guadalajara sin algún tipo de restricción.
Libre comercio restringido: Esto es realmente lo que es el TLCAN y la mayoría de los tratados comerciales. Hay diferentes tipos de políticas públicas, las llamaré deliberadas y estructurales, que cambian los incentivos de las empresas y los individuos. Las deliberadas son impuestos a exportación, impuestos a importación, subsidios a exportación, subsidios a importación, y estándares de calidad. Ejemplos de estructurales son devaluación de la moneda (lo hace China), subsidios (México subsidia la electricidad y subsidiaba la gasolina), tasa de impuestos sobre la renta, etc... En los tratados de libre comercio generalmente se negocian las políticas deliberadas, pero las disputas comerciales incluyen ambas.
Antes de continuar, es importante entender los efectos de los impuestos y los subsidios. Los impuestos incrementan el precio y reducen el consumo de un producto o servicio. Generan ingresos para el gobierno que los impone. Los subsidios reducen el precio e incrementan el consumo de un producto o servicio. Generan pérdidas para el gobierno que los impone. Tanto los impuestos como los subsidios generan ineficiencias en una economía. Por ejemplo, vamos a suponer que un mercado vale $5 para los consumidores y $5 para los vendedores para un total de $10. Si el gobierno impone un impuesto de $2, pensarías que ahora el mercado va a valer $4 para los consumidores, $4 para los vendedores, y $2 para el gobierno. Es decir los $10 originales. La realidad es que el impuesto reduce el tamaño del mercado. Dependiendo de unas cosas que se llaman elasticidades, el tamaño puede reducir a $3, $3, y $2 por ejemplo. El $2 que perdiste se llama peso muerto. Los subsidios también generan peso muerto. Lo importante es entender que los impuestos y subsidios distorsionan mercados, y estas distorsiones generan pérdidas al mercado en general. También es importante entender que en algunas ocasiones, los impuestos y subsidios pueden hacer que un mercado gane, como son los impuestos a los pecados (alcohol, cigarro, comida chatarra) y los subsidios a actividades que generan beneficios sociales (educación pública, vacunas, salud). Cuando esto sucede, se dice que el impuesto o subsidio corrige una falla de mercado. Finalmente, el dinero de un subsidio tiene que venir de algún lado. Si queremos subsidiar el campo, el dinero para hacerlo es dinero que no se gastará en educación, salud, defensa, infraestructura, etc...
Regresamos a los tratados comerciales. En estos se negocian las reglas de cómo van a interactuar las economías. Por ejemplo, es normal que antes de un tratado comercial, hubiera un impuesto a las importaciones. Es decir, si alguien en México quiere comprar una TV en Estados Unidos, debe de pagar un impuesto del 30% sobre el valor de la TV en Estados Unidos para poder traerla a México. Este impuesto puede ser tan sencillo o complicado como quieras. Desde 30% generalizado a 300% a rollos de algodón proveniente de Egipto de más de 80 metros cuadrados y grosor superior a 1mm. En los tratados se busca quitar estos impuestos. Es normal buscar que un país quite un impuesto a cambio de que el otro país quite otro. Los subsidios operan de forma similar. Un país puede subsidiar su producción local de algún bien como productos agropecuarios. Casi todos los países lo hacen. En el tratado se puede buscar que un país reduzca sus subsidios a cambio de que otro país también lo haga. Esto puede ser tan complicado como quieras. Yo reduzco mis impuestos a tus estampas de Pokemon si tu reduces tus subsidios a tus aguacates. Otras cosas que se negocian son estándares que muchas veces se pueden usar como restricciones. Por ejemplo, recientemente México acepto permitir la importación de Carne Canadiense y Canadá quitó el requerimiento de Visa a Mexicanos.
¿Siguen conmigo? Genial. Ahora que ya entendimos los tratados, vamos a ver sus efectos. Primero, considera porqué un país colocaría impuestos o subsidios. El impuesto puede ser por varias razones. Las más comunes son que quiere reducir el consumo de un bien con efectos negativos (cigarros), recaudar dinero para pagar cosas (IVA, Predial), proteger a una industria local (impuesto a calzado Chino para proteger a la industria nacional), o volver equitativas las condiciones de competencia (impuesto a un producto que el otro país subsidia). No son exclusivas. Con un impuesto a los cigarros Chinos logramos los cuatro efectos mencionados. Los subsidios son para incrementar la producción o consumo de un bien bueno para la sociedad (vacunas o educación), apoyar a alguna industria (subsidios al campo), o volver equitativas las condiciones de competencia. Ya di algunos efectos y razones de impuestos y subsidios. Pero otras razones son las de industria clave. Por ejemplo, un gobierno puede decidir subsidiar las industria de alimentos porque son clave para el país. Por ejemplo, si México importara toda su comida de Estados Unidos y Trump decide terminar las relaciones comerciales, nos moriríamos de hambre, por eso México debe proteger su industria de alimentos. Se han hecho muchos argumentos de este tipo.
La siguiente pieza del rompecabezas es complicada de explicar, se llama ventaja comparativa. Vamos a imaginar una economía muy sencilla. Eres solo tu y produces pan y vino. Vamos a suponer que produces 2 piezas de pan y 2 botellas de vino. Un día llega tu vecino, que también produce 2 piezas de pan y 2 botellas de vino y te dice: "Mira, si yo me enfoco a producir pan, podría producir 6 piezas de pan, y si tu te enfocas a producir vino, podrías producir 6 botellas de vino. ¿Por que no nos enfocamos cada quien a lo suyo y luego intercambiamos? Así cada quien terminaría con 3 piezas de pan y 3 botellas de vino." Pensarías que tu vecino esta loco, pero esto sucede. Tu lo haz vivido seguramente. Mientras más haces algo, te vuelves mejor en hacerlo. Esto se llama especialización. A veces los beneficios no son equitativos. Igual y uno terminará con 3.5 piezas de pan y 3.5 botellas de vino y el otro con 2.5 piezas de pan y 2.5 botellas de vino. Pero prácticamente todos los economistas respetables están de acuerdo en los beneficios del libre comercio. Este es sólo un tipo de beneficios, pero hay muchos más como transferencias de tecnologías, mejores prácticas, estándares, cultura, etc...
Otra pieza importante en las relaciones comerciales es la inversión extranjera. Esta puede ser directa o indirecta. Un ejemplo de la directa es Audi construyendo una planta de autos en México. Un ejemplo de la indirecta es un extranjero comprando acciones de CEMEX o bonos del Gobierno del Estado de Veracruz (pobre iluso). Como podrás imaginar, hay políticas públicas que afectan estos tipos de inversión y en los tratados comerciales se pueden negociar estas políticas. Un ejemplo es el hecho de que extranjeros no podían comprar propiedades cerca de la playa Mexicana.
Ahora, uno de los grandes problemas del libre comercio es que los perjuicios son más visibles que los beneficios. Pero prácticamente siempre los beneficios son superiores a los perjuicios. Por ejemplo, vamos a suponer que México no tuviera tratados comerciales, entonces tu única opción de computadoras serían las Lanix (por simplicidad, voy a omitir el hecho de que los procesadores, sistema operativo, etc... se hacen en otro lado). Como Lanix es el único proveedor, puede cobrar como monopolio. De pronto, México entra en un tratado comercial con el mundo entero y ahora Apple, Dell, Lenovo, etc... pueden vender computadoras en México. Como Lanix no tenía competencia, es muy probable que no sea muy eficiente, entonces a la hora de competir, resulta que sus precios son más altos y empieza a perder mercado. Inmediatamente, Lanix publica en el Reforma que por el tratado de libre comercio, miles de empleados van a perder su trabajo. Esto es muy visible e inmediatamente puedes pensar que el gobierno debe subsidiar a Lanix o cobrar impuestos a las empresas extranjeras. ¿Pero a costa de que? ¿Quién gana y quién pierde? Con un subsidio a Lanix, gana Lanix y pierden los Mexicanos (ese subsidio se podría usar para otra cosa como educación o salud, o si no hay dinero, pues tendremos más impuestos). Con un impuesto a los extranjeros, pierden los Mexicanos (las computadoras van a ser más caras). Una y otra vez se ha demostrado que las pérdidas de los productores (Lanix) son inferiores a las ganancias de los consumidores (los Mexicanos). Por otro lado, también es posible que Lanix se ponga las pilas con la competencia, se vuelva más eficiente, y termine no solo manteniendo su mercado local, sino exportando al extranjero y generando más empleos locales. Esto ha sucedido con muchas empresas como Haier en China. Lo que quiero que se lleven es que las pérdidas son localizadas y los beneficios generalizados. Lanix va a perder $10 pero los consumidores Mexicanos va a ganar $30. Mientras que antes el mercado valía los $10 que perderá Lanix, ahora va a valer $20 (los $30 que ganan los consumidores Mexicanos menos los $10 que pierde Lanix). Pero los $10 se van a concentrar en una entidad (Lanix) o entidades (sus empleados) mientras que los $30 se dispersan en millones. Por eso Lanix y sus empleados se organizan mejor y hacen mejor presión.
Estas son las piezas. Y quiero dejar claro que estoy simplificando cursos enteros de economía en estos párrafos. Hay muchas sutilezas dentro de cada pieza. Pero lo que quiero que se queden es que con el libre comercio ganan ambas partes. Si bien las ganancias no son equitativas, ambas partes terminan mejor intercambiando que no haciéndolo. Ahora qué va a suceder entre México y Estados Unidos.
Veo muy difícil que Trump pueda tocar NAFTA por varias razones. Primero, hay más de 20 años de intereses comerciales de por medio. Estos intereses buscan que las cosas sigan como están. Segundo, como espero se hayan dado cuenta, un tratado comercial es algo complejo, se tendría que negociar punto por punto, esto toma tiempo. Tercero, Canadá es parte de NAFTA, así que debemos tomar en cuenta lo que Canadá quiera. Cuarto, una vez negociado el tratado, lo deben de aprobar los congresos, que a su vez pueden mandarlo de regreso a negociación. Quinto, es probable que Trump no pueda terminar las negociaciones antes de que termine su presidencia. Sexto, cualquier negociación hacia el lado proteccionista, va a generar pérdidas para alguna de las partes, y esto a su vez va a generar medidas retaliatorias. Esto se conoce como tit-for-tat. Tu me pones un impuesto a la carne de res, yo te pongo un impuesto a la carne de pollo. Ambas partes pierden con esto. Estas medidas generaran presión de las industrias afectadas.
La única forma en la que Trump podría lograr algo como lo que quiere de forma rápida sería retirándose de forma unilateral de NAFTA (esto no afecta su relación con Canadá porque Estados Unidos y Canada tienen un tratado comercial separado). Posteriormente, puede colocar su impuesto general a la importación o establecer los impuestos que le plazcan a productos Mexicanos. Esto lo tiene que aprobar el congreso de Estados Unidos. Esto también sería muy difícil para Trump por dos razones. Primero, la mayoría de los productos hechos en México no los compran los Americanos de forma directa, sino que lo compran a través de intermediarios. Segundo, muchos productos no son finales sino insumos de producción. ¿Qué creen que harán las empresas Americanas si de pronto Trump les quiere volver sus insumos 35% más caros?
Mi gran conclusión es que cualquier cosa que quiera hacer Trump será extremadamente difícil y tomará muchos años. Es muy probable que Trump salga de la Casa Blanca antes de que pueda concretar cualquier enmienda a NAFTA o política comercial de forma unilateral. Lo que debe hacer México es ser duro y lento en las negociaciones. También debe de ser pro-activo con sus mensajes. No seguir esperando a lo que diga Trump. México debe proponer el tono de las negociaciones desde ahora. No queremos tocar NAFTA, pero si Estados Unidos lo abre, estas son las industrias que vamos a tocar. Por ejemplo, México podría decir que una de los puntos que buscará negociar es la maquinaria pesada. ¿Saben quien exporta $6B de maquinaria pesada a México? Ohio. ¿Saben qué es Ohio? Un swing state. ¿Saben a quien afectaría esto? A los trabajadores y congresistas de Ohio. Pueden adivinar quien se opondrá a que toquen maquinaria pesada. Hay otras partidas que golpearían a otros estados republicanos como carne a Texas, maíz a Iowa, y Coca-Cola a Georgia. El mayor problema que veo a la situación actual es que la expectativa de las acciones puede generar tanto daño como las acciones en si. Ya sucedió esto con las plantas de Carrier y Ford. Por eso México debe dar certidumbre al mundo sobre lo que hará. Si Estados Unidos abre NAFTA, vamos a negociar duro y los dos vamos a perder. Esto se llama Grim Trigger en teoría de juego. Si México manda las señales adecuadas desde ahora, puede tanto dar certidumbre al mundo, como prevenir que Trump pueda hacer algo en primer lugar. Dudo que esto suceda dada la competencia de nuestro gobierno actual. Si fuera Peña Nieto, dejaría claro que México NO va a negociar NAFTA. Que si Estados Unidos quiere negociarlo, se tendrá que retirar de forma unilateral de NAFTA y que en cuanto lo haga, México va a imponer impuestos a productos Americanos como maquinaria pesada, carne, maíz, etc... Productos que golpeen estados republicanos. Entonces comenzaran las negociaciones. Este tipo de mensaje desarmará las negociaciones antes de que empiecen. Lo que puede pasar en caso de que Peña Nieto siga con su actitud actual es que siga la incertidumbre y baje la inversión como se ha hecho hasta el momento.
EDIT: Algo que olvidé mencionar es que si Estados Unidos se retira de NAFTA y cobra de forma unilateral un impuesto a productos Mexicanos, productos de otras partes del mundo sustituirán a los Mexicanos. En el mejor de los casos para Estados Unidos, empresas locales empezarán a surtir estos productos, pero esto tomará tiempo y será más costoso.
submitted by novablinkicelance to mexico [link] [comments]


2016.09.06 19:51 EDUARDOMOLINA Manuel Rico.- La SER y la libertad de expresión. Y ahora han llegado al mando de El País los liberales, que han decidido que formas parte de la anti-España si no defiendes que Rajoy debe gobernar, lo que está lastrando las secciones de Política y de Opinión, antes fueron las de Economía.

https://www.reddit.com/podemos/submit?selftext=true
"La SER me ha comunicado su decisión de prescindir de mi colaboración en Hora 25. Sería fácil culpar al malvado Cebrián, declararme represaliado por mi ideología de izquierdas o presentarme como una víctima más de una libertad de expresión en retroceso en España. Pero, aunque alguna de esas descripciones fuese cierta, el cuadro no debe ser pintado con brocha gorda.
Vayamos por partes (y con pincel algo más fino); en concreto, con tres partes: lo de Manuel Rico, lo del Grupo Prisa y lo del panorama mediático.
Por las responsabilidades que he ocupado en diversos medios de comunicación, me ha tocado contratar y despedir a muchos colaboradores. Los columnistas o tertulianos solemos ser gente con un altísimo concepto de nosotros mismos (al parecer hay algún caso en que ese juicio está incluso justificado). Nunca me ha ocurrido que llamase a Mengano para ofrecerle una colaboración y me respondiese: "No, hombre, no, ¿cómo me vas a contratar a mí? Quien es realmente brillante es Zutano. Llámalo a él, que va a funcionar mucho mejor que yo, Mira, te doy su móvil. Toma nota...". Y, sin embargo, cuando años después prescindes del mencionado Mengano, hay un porcentaje no menor de posibilidades de que considere que su salida certifica la muerte de la libertad de expresión en Occidente. Ese mismo periodista que aceptó encantado ir a la tertulia, dando por supuesto que su presencia era todo un acierto, no suele preguntarse si su salida es razonable porque ya eran repetitivos sus argumentos, porque hay gente mejor o porque sus ideas chocan frontalmente con la línea editorial del medio.
Empecé a colaborar con Hora 25 hace tres años. Un día recibí un correo de Pedro Blanco, a quien no conocía, preguntándome si me apetecía ir a la tertulia en verano. Me sentí halagado porque la SER era mi emisora e imagino que di por supuesto que era el mejor fichaje que podían hacer porque no les propuse ningún nombre alternativo. Al final de aquellos meses de estío, Àngels Barceló me propuso continuar durante la temporada, así que consideré confirmada la buena opinión que tengo sobre mi valía profesional y acepté feliz. Tomando una caña con ella y con Pedro, recuerdo que les comenté: "Mis ideas son a veces algo radicales para la SER y trabajo en infoLibre. Cuando tengáis que prescindir de mí, no hay problema. No voy a declararme víctima de nada. Lo único que pediré es que nos vayamos a tomar otras cañas".
A estas alturas, creo que mi argumento está bastante claro: la cadena SER puede contratar y despedir como tertuliano a quien le dé la gana. Ni el día que comencé a colaborar allí fue un día luminoso para la libertad de expresión en España, ni el día que prescindieron de mis servicios aquella se tiñó de luto. La SER es una empresa privada y responde ante sus accionistas y ante su audiencia. Sus oyentes son los que deben valorar la calidad del producto que reciben. Y, por supuesto, tengo la misma opinión de Àngels Barceló hoy que ayer: es una periodista excelente, íntegra a carta cabal. Con ella o con Pedro Blanco al frente del programa, siempre he opinado con absoluta libertad. Es simplemente un lujo trabajar con profesionales así.
Vamos con lo del grupo Prisa. Más allá de peripecias personales, creo que es una tragedia para la izquierda de este país el giro en la línea editorial de sus medios, y muy especialmente de El País. Pertenezco a una generación que se educó política y periodísticamente con ese diario, que llegó a tener una enorme calidad. Pero está ocurriendo con él lo mismo que en aquel cuento de Cortázar titulado La casa tomada. Primero, el grupo empezó a tener tantos intereses en el mundo de las editoriales, que algunas páginas de Cultura había que leerlas con precaución. Después, Prisa se expandió por Latinoamérica y el fervor de algún converso llevó a publicar aquella portada de un Chávez moribundo que no era Chávez, ejemplo paradigmático de cómo se informa sobre ciertos países. Luego, bancos y grandes empresas entraron directamente en el accionariado del grupo y hubo que dar por perdidas muchas páginas de Economía. Y ahora han llegado al mando del periódico los liberales, que han decidido que formas parte de la anti-España si no defiendes que Rajoy debe gobernar, lo que está lastrando muy seriamente las secciones de Política y de Opinión. Hasta las encuestas quedaron malparadas desde aquel día en que se consideró necesario apuntillar a Tomás Gómez y se publicó un sondeo en el que casi todos los madrileños se declaraban conocedores de su defenestración pocas horas después de que lo destituyesen en un día laborable, fenómeno que habría sido ciertamente único en la historia de la demoscopia.
El giro a la derecha del grupo Prisa es dramático porque desequilibra por completo el panorama mediático en España. La derecha (ya me perdonarán quienes piensan que esas categorías están muertas) siempre ha tenido una mayoría cuantitativa, pero la potencia y la credibilidad de El País y de la SER equilibraban la batalla mediática en términos cualitativos. Ese mundo se acabó. Y por eso nos encontramos con unanimidades como en las fallidas investiduras, cuando los cuatro periódicos editados en Madrid decidieron que el culpable del fracaso de Pedro Sánchez era Pedro Sánchez y que el culpable del fracaso de Mariano Rajoy también era Pedro Sánchez. Una forma de razonar que provoca grandes rasgamientos de vestiduras en las redes sociales. Y poco más.
Total, que la situación mediática es la siguiente: en un lado están las principales cadenas públicas y privadas de televisión, casi todas las radios, el 90% de los periódicos nacionales y provinciales y un sinfín de medios nativos digitales, desde los que están bien hechos hasta los que son bazofia empaquetada en formato de periódico. Y en el otro lado hay cuatro programas de tele en La Sexta y Cuatro, tres de radio y un puñado de medios digitales, la mayoría de ellos pequeños y con serias dificultades para alcanzar el equilibrio financiero.
¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Pues muy sencillo: somos responsables los editores, directivos de medios y lectores que afirmamos ser de izquierdas, que denunciamos la situación mediática, que nos llenamos la boca con la importancia de la libertad de prensa y que no hemos sabido o querido crear, defender o apoyar medios que reflejen esa visión del mundo (pudiendo hacerlo, claro). Somos responsables los miembros de esa izquierda divina que da en Twitter unas lecciones que te quedas boquiabierto. Una izquierda que en muchas ocasiones oculta bajo su divinidad una mentalidad minifundista y cainita. Ni más, ni menos.
He vivido esa experiencia en Público, el último intento de hacer un periódico de izquierdas en papel. Seguro que el editor cometió muchos errores (y muy especialmente en los ocho meses que precedieron a su cierre) y desde luego que los periodistas que desempeñamos cargos de responsabilidad pudimos hacerlo mejor (yo llegué a subdirector, así que me corresponde buena parte de la culpa). Pero también hay otro factor a tener en cuenta: si vendiese el doble en el quiosco, si lo comprasen todos aquellos que decían comprarlo o si lo hubiesen apoyado de verdad quienes lo ensalzaban como un medio clave ante la entonces ya incipiente deriva de El País, en cualquiera de esos supuestos Público sería hoy un periódico boyante.
A otro nivel, también se van acumulando ciertas experiencias frustrantes en infoLibre. El suscriptor de Podemos que anuncia su baja si sigue escribiendo Luis Arroyo, aquella fuente del PSOE que deja de ayudarte porque para su gusto eres demasiado podemita... ¿De verdad estamos tan ciegos como para pretender que se haga prensa de partido? El rival va ganando 5 a 1, pero algunos prefieren que no marque el delantero centro de su equipo porque un día le miró mal en un entrenamiento.
Y, sin duda, lo más difícil es explicar algo que a priori parece fácil de entender: la necesidad de que los lectores que puedan permitírselo paguen para que un medio sea libre e independiente. Me refiero libre e independiente de verdad, ya sabemos que todos nos proclamamos así en nuestros principios editoriales. Si usted quiere que un medio no esconda la noticia de que El Corte Inglés lleva cinco años sin pagar el impuesto de sociedades y además desea que ese mismo medio no dependa del poder político de turno, ¿cómo cree que se puede financiar? Parece evidente: el periodismo lo puede pagar El Corte Inglés (y las demás grandes empresas), lo puede pagar Moncloa o el Gobierno autonómico o local al mando o lo pueden pagar los lectores. No hay más.
Por supuesto, no hablo sólo de infoLibre. Habrá muchísimos ciudadanos a quienes no le guste este periódico o que prefieran otros medios y sólo puedan respaldar económicamente a uno de ellos. Porque, lógicamente, si todos los periodistas que nos quedamos en el paro pretendemos montar un periódico digital y tener miles de suscriptores, entonces estamos para encerrarnos. Sólo digo que si vamos perdiendo por goleada es en buena parte culpa nuestra: de los editores, de los directores y de los lectores de izquierda (como estoy en las tres categorías es fácil adivinar que me doy triplemente por aludido). Nuestra es la responsabilidad de crear medios potentes, creíbles y de calidad.
Finalizo. Efectivamente, la SER ha decidido prescindir de mi colaboración. Tiene todo el derecho del mundo y no me he convertido en ningún héroe de la libertad de prensa. Los oyentes juzgarán si esa decisión es o no acertada. Por mi parte solo tengo palabras de agradecimiento para Àngels Barceló y Pedro Blanco, a quienes seguiré escuchando donde quiera que hagan radio. Agradezco muchísimo todos los mensajes de apoyo recibidos, que me han animado a escribir este artículo, que creo que se puede resumir en una frase: esto no va de Manuel Rico, esto va de infoLibre. Apoyen, en la medida de sus posibilidades, a los medios cuya independencia quieran preservar. El éxito de la manifestación dependerá del número de manifestantes, no de quienes aplauden desde las ventanas."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.11.06 19:46 Retax7 Acerca del ultimatum de Cesar

La otra vez Cesar nos llamó uno a uno por teléfono, manifestándonos lo enojado que estaba con nosotros por no hacernos tiempos para juntarnos entre amigos. Nos dijo que eramos unos falsos y/o gobernados y que no valorabamos su amistad ni la de nadie y que eramos una mierda de amigos. Esto no era necesariamente cierto, pero la mente de cesar no fue diseñada para ser estudiada por simples humanos. Fue en ese entonces que nos dio un ultimatum: o nos juntabamos este finde o no nos juntabamos nunca más con él. El prestaba la casa, el resto lo conseguíamos nosotros.
Inmediatamente, organizamos una juntada, junto con la logística que eso conlleva. No era precisamente un desembarco en Normandía, pero había que coordinar la compra de carne, verduras, leña, bebidas y un lugar para guardarlas. El problema es que la única heladera que tenía espacio para guardar era la mía, pero hace meses que mi heladera había sido colonizada por la nación de la leche, un sachet vencido que había estado tanto tiempo en la heladera que había desarrollado inteligencia y lentamente colonizado mi heladera. Habiendo descartado mi heladera como fuente grupal de conserva de carne, tuvimos que coordinar una compra coordinada de carne el mismo día. Cesar nos presionaba para que no nos equivocáramos, decía que más nos valía organizar una buena juntada y que nadie fuera tan traidor de fallutearse, caso contrario... ya sabíamos.
Y así fue que llegó el jueves, todos billetera en mano, listas de compras preparadas y listos para emprender nuestro "shopping spree". Pero no iba a ser tan facil... Cesar nos llama y sin dar excusa, nos dice que en su casa no se puede, pero que si valorabamos su amistad, ibamos a buscar la forma de armar una juntada. Ahí es donde entra el chocobo negro.
El chocobo negro, alias "Boko" es otro de nuestros amigos. El mismo tiene dos particularidades que por separado son simpáticas, pero juntas son peor que un sharknado. El negro pasó toda su vida en un pueblito lejano sin tele, interet ni vecinos; con decir que la primera vez que se juntó con nosotros vió un bidet en el baño y nos preguntó “¿Por qué hay hidromasaje para bebes en el baño?”. Y ahí es donde entra su segunda cualidad... es garca. Pero no es garca voluntariamente, si no porque todas sus suposiciones se vuelven realidad. Combinen esto con pasar una vida aislada en un pueblo con 2 casas en las que lo único que hay para hacer es leer es cuentos infantiles y los mangas descartados que Eduardo, nuestro amigo otako, no pudo forzarse a leer. Como pueden adivinar, una imaginación libre fomentada por mangas berretas, junto con una maldición que hace que todo lo malo que profetice se cumpla no es buena combinación.
Bueh... la cosa es que Boko nos dijo que nos fueramos para su casa si queríamos, que no había ni internet ni electricidad, pero recientemente llegó el agua, luz solar y aire. Así que podíamos armar una juntada en su casa, si encontrábamos una forma de llegar. Normalmente la invitación sería rechaza amablemente, para que el negro no se sienta discriminado por vivir en el campo y se sienta uno de nosotros... bah, la verdad cruda es que es para que no se de cuenta que nos juntamos para reirnos de su imaginación desmedida y sus desgracias de su vida de campo... pero esos son cuentos para otra ocasión...
El viaje a la casa del negro no es complicado, solo largo y no hay ninguna línea de colectivos que pase remotamente cerca de un lugar en el que al menos conozcan el nombre de su pueblo natal. Aún así, conseguimos que ramiro, el taxi-remis del grupo de la época nos acercara, siempre y cuando le pagaramos la nafta, claro está.
Las tareas estaban distribuidas, ramiro tenía que comprar la verdura, yo la carne, ema las bebidas, boko nada porque no venden nada cerca de donde vive. A todo esto ya era viernes. Nuevamente Cesar, esta vez por el grupo de whatsapp. Lo que voy a escribir a continuación es la transcripción literal del mensaje que mandó:
"Chicos no voy a poder ir, pero hagan la juntada igual porque a la noche quiero comer asado y chori, así que cuando vuelvan, diganle a ramiro que pase por mi casa y me traiga lo que les sobre del medio día. También cuando estén en lo de boko, copien la peli que bajó "el negro" en un pen drive y traiganmela también. No tengo espacio en la máquina, pero dejenme el pen drive y se los llevo a la próxima juntada. Sepan disculpar, es que mi novia justo cumple años y quiere que yo vaya a festejar con ella"
Y esa es la historia del ultimatum de cesar y su gran caradurez. La historia de la travesía hacia la casa de boko es larga, y si a alguien leinteresa, algún día archivaré esas memorias y las compartiré aquí. Desde ya están invitados a compartir sus historias de sus amigos caraduras, siempre y cuando los renombren como "cesar", para respetar la continiudad.
submitted by Retax7 to Caracesar [link] [comments]


2015.07.20 18:44 SeDeCom Propuesta: Concursos públicos y cómo evitar que se otorguen "a dedo"

Los concursos públicos son algo que quien haya trabajado en (o para) la administración y se haya interesado un poco por el tema (como es mi caso), sabe que están, por sistema, abiertos a todo tipo de corruptelas. El problema radica básicamente en que en última instancia hay una persona o grupo de personas que eligen entre los candidatos quién gana el concurso. Y esto es fácilmente solucionable. He aquí la propuesta:
En lugar de que el resultado de la elección del puesto entre los candidatos recaiga sobre una o más personas, ha de confeccionarse un algoritmo para cada concurso público, indicando lo que se necesita y los baremos medibles para la elección (esto ya se hace), pero dichos baremos deben ser concretos y mensurables numéricamente. Esto es lo que se nos dice que es imposible, y nada más lejos de la verdad. Es posible que no sean tan efectivos como la opinión subjetiva de una persona, es posible, aunque no es demostrable de ningún modo, la subjetividad no está sujeta a la lógica (son opuestos), por tanto es indemostrable. También a la inversa. Por lo tanto queda en la opinión de cada uno qué método es más efectivo, yo por mi experiencia lo tengo claro, y lo explicaré en un apéndice posterior a la propuesta. Lo que sí está claro es que el sistema de que la valoración del candidato en algún momento esté sujeta a la subjetividad de una persona, convierte al sistema en intrínsecamente injusto, voluble y sobre todo, sensible a la prevaricación. Mientras que un sistema que recaiga enteramente en un algoritmo matemático puede dejar de lado valores "no mensurables" por ser de por sí abstractos o no cuantificables, pero no deja opción a la prevaricación.
Existen algunos puntos que deben tenerse en cuenta para conseguir que el sistema sea eficaz:
1.- El algoritmo debe estar compuesto por variables que estén comprendidas en un conjunto total conocido, y deben ser coherentes con las necesidades del concurso. De este modo no se puede establecer un baremo que cumpla exactamente un perfil conocido, para que la empresa a la que el político quiere otorgar el concurso tenga una ventaja clara sobre otras porque las variables puntuables se eligen pensando en dicha empresa.
2.- El algoritmo debe estar aprobado por al menos el 51% de las empresas que se presentan a concurso.
3.- No se admitirán empresas que no pertenezcan al sector indicado por el concurso (porque varias empresas de otros sectores pueden presentarse con programas absurdos simplemente para aceptar la validez del concurso por el anterior punto).
4.- No se admitirá como válido un concurso público donde solamente se presentan 3 empresas o menos (ya que puede darse el caso de acuerdos entre empresas del mismo sector, u oligarquías).
5.- Las empresas no elegidas pueden solicitar una revisión por un órgano controlador cuando la empresa adjudicada no sea la que esté entregando el mejor proyecto.
Dicho todo esto, voy a poner un ejemplo de lo que sería un concurso con este sistema (muy resumido):
Partimos de la situación de que la Junta de Andalucía necesita renovar la red informática de todos sus ayuntamientos. Para ello se presenta un concurso donde se especifican las necesidades de dicho proyecto y el algoritmo de puntuación, del tipo:
IMPRESCINDIBLES: 1.- Cumplimiento en materiales y mano de obra con las homologaciones ISO 9001. 2.- Cumplimiento con las medidas de seguridad europeas. VALORABLES: 1.- Importe del presupuesto ....................................... 15 puntos 2.- Plazo de ejecución ............................................. 10 puntos 3.- Empresas que no dispongan de concurso previo.................... 3 puntos 4.- Experiencia demostrada en obras similares ...................... 1 punto por cada obra 5.- Que la empresa sea del barrio de Camas (Sevilla)................ 30 puntos 
En el ejemplo anterior no es necesario que una persona valore variables abstractas, ya que todo es mensurable en números. Además, el punto 5 de las variables valorables va en contra de las normas (es evidente que se quiere entregar el concurso a una empresa concreta). Además, las empresas presentadas pueden denegar el concurso si un 50% vota en contra. Por último mencionar que todas las variables, tanto las imprescindibles como las valorables, pertenecen a un conjunto fijo de variables que se pueden utilizar, por lo que la del punto 5 no existiría en ese conjunto por ser demasiado específica. El total de variables utilizables no sería superior a 50, y la redacción de dicha lista o conjunto, podría llevarlo a cabo un conjunto de personas que hayan trabajado con concursos, empresas varias, y por último que pasen a ser analizadas por los ciudadanos y se vote o elija el mejor modelo propuesto.
Parece mucho trabajo, pero sólo hay que hacerlo una vez, y no olvidemos que ya no sólo es el tema de las elecciones "a dedo", sino que las empresas elegidas "a dedo" deben favores a los políticos, y por supuesto seguirán votando por ese partido aunque se dediquen a fusilar inmigrantes. Parece mucho trabajo, pero aunque sólo se implementase la mitad de lo que propongo ya sería un sistema más justo del que existe.
Como os dije, a continuación os expongo un apéndice que explica mi experiencia con las valoraciones humanas y las valoraciones hechas por algoritmos matemáticos. No leas más si no te interesa el tema. 
Existen muchos ejemplos, algunos de ellos muy importantes (véase la película Moneyball, por ejemplo) de cómo un algoritmo matemático sencillo puede valorar mucho mejor que una persona o un grupo de ellas, expertas en el tema, que llevan toda la vida haciendo eso. Mi caso es el siguiente: Yo trabajaba en una inmobiliaria y de vez en cuando un cliente nos pedía una valoración por escrito de su inmueble. En la compra venta de bienes inmuebles, al igual que en todo lo demás, es el propietario del bien el que pone el precio de venta, luego puede ser negociable o no, pero cada uno vende su inmueble por el dinero que diga. Cuando lo que pide un propietario por un apartamento de 40 metros cuadrados, mal ubicado y antiguo es 500.000 euros, evidentemente el apartamento no se va a vender, a menos que aparezca un "comprador caprichoso", como los vendedores decían, supongo que es el sueño de cualquier vendedor, y oye, nunca se sabe, tal vez el apartamento esté sobre un banco y lo compre una mafia de atracadores... Pero el 99% de las veces el inmueble no se vende nunca (hasta que baja de precio). Bueno, puestos en precedentes, en ocasiones el propietario, el vendedor, nos pide una opinión, y la inmobiliaria siempre le dice que el precio es muy alto (porque a la inmobiliaria no le interesan inmuebles de precio inflado que no se puedan vender, pero que haya que gestionar y a veces enseñar a los clientes). Aún así, hay gente que lleva muchos años en el negocio y que con una visita con calma al inmueble, pueden "adivinar" el precio con bastante precisión. En mi experiencia, también pueden equivocarse hasta un 30% del valor real. Nadie va a analizar tanto el inmueble como el comprador, ya que se va a hipotecar de por vida (generalmente) para pagarse el piso. Bien, el caso es que después de que uno de los expertos de la inmobiliaria (y yo mismo) digamos una cifra al aire, una cifra sincera, algún cliente pide una valoración sobre papel. Esto es algo que puede llevar unas 5 horas de cálculos. El mejor sistema se basa en elegir varios inmuebles que se acaben de vender y aplicar diferencias: superficie, antigüedad, materiales, servicios, instalaciones... eso engloba muchas cosas, como que sea un 4º piso sin ascensor o tenga o no piscina, pasando por tipo de calefacción o problemas de humedad. La lista total asciende a unas 120 variables. Además hay cosas como las vistas o el metro cuadrado de la zona, para lo que necesitas inmuebles de referencia en la misma zona o con las mismas vistas, y tienen que haberse vendido hace poco, ya que si no se han vendido puede tratarse de un inmueble con precio inflado, y la valoración no será correcta cuando quieres averiguar el precio real de mercado en ese momento. En fin, dicho todo esto, en mi experiencia las valoraciones a ojo fallan hasta en un 30%, aún por gente que lleva toda la vida en el negocio. Y un 30% es una diferencia de 60.000 euros en la mayoría de casos, lo que convierte un inmueble en una ganga o en algo imposible de vender. Cuando se aplican las matemáticas se disipan nuestros juicios "abstractos", nuestras emociones y nuestros prejuicios, y son tan importantes como un 30%. Cosas como el color de las paredes, el que se parezca a la vivienda donde nos criamos o que en ese momento haga mucho calor, influyen en nuestra valoración personal, pero no en las matemáticas.
Ésa es mi experiencia.
submitted by SeDeCom to podemos [link] [comments]


Pon tu Dedo en la Pantalla y Adivino tu Número / Sorprendente / Truco Te voy a olvidar - Yeison Jimenez - YouTube ¿PUEDES ADIVINAR QUIEN ES SOLO ESCUCHANDO SU VOZ ... ¡VOY A SER PAPÁ! Broma a MI MAMÁ! Le regalo el iPhone XS ... ADIVINARÉ TU NOMBRE EN 1 MINUTO YO PUEDO ADIVINAR TU NOMBRE EN UN MINUTO... Pepe Aguilar cuenta porque eligió a Christian Nodal y ... Latin Fresh - Voy A Toa - YouTube Voy a la casa del niño que insultó a mi hermana en ... A QUE ADIVINO LO QUE ESTAS PENSANDO-

Adivinanzas y Acertijos Populares - MexGrocer.com

  1. Pon tu Dedo en la Pantalla y Adivino tu Número / Sorprendente / Truco
  2. Te voy a olvidar - Yeison Jimenez - YouTube
  3. ¿PUEDES ADIVINAR QUIEN ES SOLO ESCUCHANDO SU VOZ ...
  4. ¡VOY A SER PAPÁ! Broma a MI MAMÁ! Le regalo el iPhone XS ...
  5. ADIVINARÉ TU NOMBRE EN 1 MINUTO
  6. YO PUEDO ADIVINAR TU NOMBRE EN UN MINUTO...
  7. Pepe Aguilar cuenta porque eligió a Christian Nodal y ...
  8. Latin Fresh - Voy A Toa - YouTube
  9. Voy a la casa del niño que insultó a mi hermana en ...
  10. A QUE ADIVINO LO QUE ESTAS PENSANDO-

Suscribete : https://goo.gl/29KCkf Si quieres mas videos cool, de todo tipo para que te diviertas y aprendas. Únete a mi cuenta de instagram : https://goo.gl... Hoy te mostraremos un truco matemático simplemente impactante, ¡usándolo puedes adivinar el nombre de cualquier persona! Calculadora: http://bit.ly/2YEKFZ6. Su canal: https://www.youtube.com/channel/UCZCoDdf9JOutDle33tffg4Q/videos ★ ¡Hazte Miembro del Canal! https://www.youtube.com/yosoyplex/join ¡Utiliza el ... EN ESTE VIDEO USTED VERA VOY A ADIVINAR TU NOMBRE EN UN MINUTO ESTO ES INCREIBLE Gracias por ver No se olvide de comentar como y suscribirse a MOre Video !!!! En este video usted verá que KARMA ... Escucha todos los éxitos de Yeison Jiménez aquí🎶 http://smarturl.it/YeisonJYTPlaylist Suscríbete para ver nuevos videos: http://smarturl.it/YeisonJSuscripcio... ¿PUEDES ADIVINAR QUIEN ES SOLO ESCUCHANDO SU VOZ? Adivina La Caricatura Challenge adivina voz reto VOZ DE LA CARICATURA test los simpson graviti falls adivin... En este video te muestro un truco realmente sorprendente. Si colocas tu dedo en la pantalla y sigues las indicaciones, adivino tu número. Disfrútalo!! Pepe Aguilar cuenta porque eligió a Christian Nodal para cantar con el y sus hijos a caballo en Jaripeo Sin Fronteras. Sigueme/Follow Me: https://www.instagr... extraido de URBAN CITY (Posso Music) a la venta YA!: http://itunes.apple.com/us/album/urban-city/id500728119 video producido por Mentes Modernas para http://... Hola, amigos! En esta ocasión le vamos a regalar el iPhone XS MAX a mi mamá, pero antes le haremos una broma diciéndole que voy a ser papá! MIS REDES SOCIALE...